Compartir

¿Cómo cuidar el pelo de un perro pomerania?

Por Eduarda Piamore, Técnica en psicología, educación y adiestramiento canino y felino. Actualizado: 1 septiembre 2018
¿Cómo cuidar el pelo de un perro pomerania?

Ver fichas de Perros

Los perros pomerania son los más pequeños representantes de la familia de los Spitz, destacando además de entre todas las razas de perros toy. Una de sus características más llamativa y encantadora es su pelaje voluminoso, con intenso brillo y suave al tacto, que le ofrece el aspecto de un "pequeño león".

Existen diversos tipos de pelo en los perros y cada uno de ellos requiere cuidados específicos para su óptimo mantenimiento y adecuada higiene. El exuberante manto del pomerania está formado por dos capas: una interna y densa, formada por pelo corto y lanoso, y otra externa, donde se observa un pelaje lago, recto, liso y sedoso, bien separado entre sí.

Por ello, si bien estos perros requieren cuidados relativamente sencillos en su día a día, necesitan especial atención para el correcto mantenimiento de su pelaje. En este artículo de ExpertoAnimal, te explicaremos cómo cuidar el pelo del perro pomerania para su preservar la belleza y la salud de su bello y voluminoso manto.

También te puede interesar: Cuidados del pomerania

La muda de pelo del pomerania y el mantenimiento del pelaje

La muda de pelo del pomerania más importante se da durante su infancia, en especial entre sus cuatro y ocho meses de vida. En este periodo, estos perros pueden perder prácticamente todos su pelaje, pero no debemos asustarnos, ya que se trata de un proceso natural.

La finalidad de esta intensa muda es, básicamente, cambiar su pelaje "provisional" de cachorro por el manto de adulto. Además de la caída de pelo, podemos observar que algunos individuos también muestran un cambio en el color de su pelaje. Este último fenómeno es más común en los pomerania de pelaje anaranjado, fuego o pardo, donde se puede notar más fácilmente la alteración de tonalidad. No obstante, también puede suceder en los ejemplares de color negro o blanco, aunque sea menos habitual.

Para agilizar el proceso de la muda y mantener una óptima higiene en el hogar, se recomienda realizar cepillados diarios. De esta manera, retiramos los pelos muertos y la suciedad de su pelaje. Además, si empezamos a cepillar a nuestro can desde su etapa de cachorro, favorecemos su habituación a esta rutina de higiene que será esencial para el mantenimiento de su pelaje durante toda su vida.

Durante este período, los pomerania necesitarán especial atención para conservar su buen estado salud y no exponerse al frío intenso u otras condiciones desfavorables. Para proteger a tu pomerania de las bajas temperaturas, es importante mantener una temperatura del hogar estable y mantenerlo bien abrigado con ropa especiale para perros pequeños.

Tras completar sus ocho o nueve meses de vida, ya se puede considerar que el pomerania tiene su manto de adulto. No obstante, su pelaje seguirá creciendo y "llenándose" hasta que el perro alcance sus tres años, aproximadamente. Durante esta segunda fase de crecimiento de su pelaje, se recomienda cepillar su pelaje al menos tres veces a la semana para un adecuado mantenimiento.

Concluido el desarrollo del pelaje de tu pomerania, a partir de sus tres años de vida, los cepillados pueden ser realizados al menos dos veces por semana para eliminar el pelo muerto y evitar la formación de nudos. A continuación, te explicamos cómo elegir el cepillo ideal para cuidar el pelo de tu pomerania.

Cuidar el pelo de un pomerania: los cepillados

Actualmente, son varios los tipos de cepillos para perros que existen y cada uno de ellos ofrece una finalidad distinta y un beneficio específico. Como el pelaje del pomerania está compuesto por una doble capa, es fundamental elegir un cepillo o peine que permita un excelente mantenimiento en ambas partes del manto.

Para ello, debemos evitar el uso de los famosos cepillos "furminator", ya que puede causar la ruptura de su estructura capilar. Lo ideal para cuidar el pelo de un perro pomerania es combinar varios utensilios distintos, pero con acciones complementarias, como las que te explicamos:

  • Peine o rastrillo metálico: estos productos sirven especialmente para desenredar el pelaje, deshaciendo los nudos que pueden formarse. Al emplearlos, debemos ser muy cuidadosos para no lastimar al animal mientras intentamos quitar los nudos, aunque generalmente suelen tener protección. También cepillaremos suavemente, empezando por las puntas y avanzando hacia el centro, con el objetivo de no dañar excesivamente el manto y romper el pelo.
  • Cepillo de doble capa, de púas largas o de cardas suaves: estos cepillos son ideales para el cepillado regular del pelo del pomerania. Al cepillar, debemos realizar movimientos suaves y continuos, respetando siempre el sentido a favor del pelo para no provocar la ruptura del pelo. Debemos elegir uno suave, de buena calidad, con puntas redondeadas.

Si tienes dudas sobre cómo realizar correctamente el cepillado del pelo de tu pomerania, te aconsejamos leer nuestras recomendaciones para cepillar el pelo de un perro.

¿Cómo cuidar el pelo de un perro pomerania? - Cuidar el pelo de un pomerania: los cepillados

¿Se puede cortar el pelo a un pomerania?

Una pregunta frecuente de los tutores de perros pomerania es si pueden cortar el pelo de su perro y con qué frecuencia deberían hacerlo. Algunas visitas periódicas a la peluquería canina pueden ayudar a mantener el largo ideal de su pelaje.

La frecuencia de estos "cortes higiénicos" dependerá del ritmo de crecimiento del manto de cada pomerania, que depende no solo de su propio metabolismo, sino también de la condiciones ambientales. De la misma forma, para saber cuánto tiempo tarda a crecer el pelo de un pomerania, deberás estar atento al ritmo de crecimiento propio de tu can. Podemos calcular que, después de uno o dos meses de cortar su pelaje, el perro recuperará el tamaño del pelaje anterior al corte.

No obstante, no se recomienda rapar al pomerania, ya que su pelaje cumple una función muy importante a la hora de proteger su piel y su cuerpo, además de ayudarle a gestionar correctamente el calor. Si decidimos rapar a un pomerania, además de exponerlo al frío en invierno y a padecer un golpe de calor en verano, así como quemaduras, también podríamos dañar a sus folículos filosos (pequeñas glándulas de la piel que concentran células madres, permitiendo el crecimiento del pelo e influyendo directamente en su calidad).

¿Con qué frecuencia se puede bañar a un pomerania?

Los baños regulares son importantes para mantener una óptima higiene en el pelaje del pomerania, pero no deben ser dados con excesiva frecuencia. Por lo general, se recomienda bañar a tu pomerania cada dos o tres meses, o bien cuando el perro esté realmente sucio y necesite limpiarse. Al bañar excesivamente a tu perro, estarás eliminando la oleosidad natural que reviste y protege todo su cuerpo, dejándolo más vulnerable a numerosas enfermedades y problemas de piel. Además, los lavados constantes pueden perjudicar la calidad de su pelaje, quitando brillo y suavidad.

Antes de empezar a bañar a tu pomerania en casa, será esencial elegir los productos idóneos para el cuidado de su pel. Para un pomerania cachorro, lo ideal es utilizar productos específicos elaborados para esta primera etapa canina. Y si has adoptado recientemente a un pomerania cachorro, recuerda también que su primer baño solo puede realizarse tras completar su primer ciclo de vacunas y desparasitaciones internas y externas. Existen algunas excepciones, pero para ello aconsejamos consultar con un veterinario.

Cuando tu mejor amigo alcance la edad adulta, encontrarás una gran variedad de champús y acondicionadores elaborados para perros de pelo largo, algunos incluso para brindar mayor volumen a su pelaje. Recuerda siempre realizar un cepillado previo al baño, ya que se hace más complicado retirar la suciedad y deshacer los nudos con el pelaje mojado. Si tienes dudas sobre este proceso, en ExpertoAnimal también tenemos un artículo especial para enseñarte cómo bañar a tu perro en casa correctamente.

Al terminar el lavado completo, será imprescindible secar bien el manto y la piel de tu pomerania para evitar que el can tenga frío o acumule la humedad, lo que favorece la proliferación de microorganismos. El secador será un aliado muy útil para proporcionar un óptimo secado al pelaje de tu pomerania, pero antes de utilizarlo necesitarás acostumbrar a tu perro al secador de forma positiva.

¿Cómo cuidar el pelo de un perro pomerania? - ¿Con qué frecuencia se puede bañar a un pomerania?

Otros cuidados del perro pomerania

Además de cuidar el pelo de un pomerania, será esencial proporcionarle los cuidados necesarios para preservar su buena salud y mantenerlo física y mentalmente bien estimulado, puesto que todo ello repercute en su bienestar y, al mismo tiempo, en un buen aspecto físico.

Si has decidido adoptar a un peludo de esta raza, te invitamos a conocer los cuidados del perro pomerania para proporcionar una excelente calidad de vida a tu mejor amigo. Recuerda también que todos los perros, independiente de su raza, deben recibir una adecuada medicina preventiva durante toda su vida.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Cómo cuidar el pelo de un perro pomerania?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Cuidado del pelo.

Bibliografía
  • Estándar-FCI N° 97, SPITZ ALEMANES, INCLUIDOS KEESHOND Y POMERANIA (Deutsche Spitze, inklusive Keeshond und Pomerania) del 25.01.2013 / ES, FEDERATION CYNOLOGIQUE INTERNATIONALE (AISBL) - Disponible en: http://www.fci.be/Nomenclature/Standards/097g05-es.pdf

Escribir comentario sobre ¿Cómo cuidar el pelo de un perro pomerania?

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Karla
Como cuidar perro pequinez
Eva López (Editor/a de ExpertoAnimal)
Hola Carla, puedes consultar este artículo: https://www.expertoanimal.com/cuidados-del-perro-pekines-22720.html. Un saludo

¿Cómo cuidar el pelo de un perro pomerania?
1 de 3
¿Cómo cuidar el pelo de un perro pomerania?

Volver arriba