Compartir

¿Cómo jugar con un cachorro?

Por Jungla Luque, Etóloga y adiestradora canina. 26 mayo 2020
¿Cómo jugar con un cachorro?

Ver fichas de Perros

El juego es una parte importante en la vida del perro, desde cachorro hasta que envejece. Esto es debido a que el perro es un animal social, el cual aprende mediante las interacciones con los demás, por lo tanto, el juego es una pieza clave para el aprendizaje que le acompañará el resto de la vida.

Por esta razón, como te explicamos en este artículo de ExpertoAnimal, saber cómo jugar con un cachorro es necesario para su educación básica, así como consecuentemente para evitar que desarrolle problemas de comportamiento que perjudicarían su bienestar y la convivencia con tu mascota.

También te puede interesar: ¿Cómo jugar con un gato?

La importancia del juego en los cachorros

El juego es fundamental para el correcto desarrollo y bienestar de tu cachorro. Contrario a lo que se pueda pensar muchas veces, no es un capricho opcional ofrecerle a tu peludo jugar con él, pues esta actividad forma instintivamente parte de su aprendizaje y proceso madurativo. No por nada vemos cómo los cachorros juegan con sus hermanos y madre y, por ende, forma parte de su comportamiento natural. Veamos entonces cuáles son los principales beneficios que le aporta el juego a tu mascota, así como a tu relación con él:

  • Se ejercita físicamente: el juego es una actividad física que implica el uso de la musculatura. Además, ayuda a fortalecer los huesos y evita que tu perro sea hiperactivo por falta de ejercicio.
  • Es un medio de socialización: a través del juego, tu cachorro aprende a interaccionar y relacionarse con otros, por lo que es necesario para tener sus necesidades sociales cubiertas.
  • Aprende autocontrol: al jugar, un cachorro debe mesurar su fuerza de forma proporcional a la actividad, así como, poco a poco, aprende a inhibir el mordisco con la guía adecuada.
  • Aprende a tolerar la frustración: el juego implica también que tu cachorro tenga que superar retos, los cuales hará que tu mascota reconozca sus límites y se vuelva más tolerante a la frustración cuando no consiga una recompensa a la primera.
  • Previene problemas de comportamiento: sin duda, el juego es un medio para que tu perro descargue tensión, estrés y no se encuentre aburrido, elementos fundamentales para que tu cachorro de adulto no desarrolle la mayoría de problemas de comportamiento y, por ende, sea un perro que se sienta seguro y equilibrado.
  • Pasa un rato de calidad contigo: por último (y no menos importante), el juego actúa como refuerzo social, el cual asocia contigo. De esta forma, tu perro te verá como alguien divertido y en el que confiar, fortaleciendo su vínculo afectivo contigo.

Además, jugar con tu perro cachorro le ayudará a socializar correctamente. En este otro artículo sobre ¿Cómo socializar un cachorro correctamente?, te explicamos más sobre el tema.

¿Cómo jugar con un cachorro? - La importancia del juego en los cachorros

¿Cuánto tiempo jugar con un cachorro?

No existe un período de tiempo estrictamente establecido de cuánto tiempo jugar con un cachorro, pues el tiempo variará en función de la energía, tipo de juego y edad que tenga el pequeño. Debemos tener en cuenta que los cachorros empiezan a jugar a partir de las cuatro semanas de edad, pero no es hasta las doce semanas de vida que este no empieza a acortar sus hábitos de sueño progresivamente, ya que de media, un cachorro puede dormir entre 18 o 20 horas diarias.

Esto quiere decir que pese que los cachorros se encuentren en una etapa muy movida, se cansan con facilidad, pudiendo jugar como mucho unos 20 minutos aproximadamente, hasta que se agotan y adormecen de nuevo. Por lo tanto, a medida que tu cachorro crezca, este tendrá más aguante, hasta llegar a los 40-50 minutos en los que puede divertirse un perro adulto sin cansarse.

Como decíamos, jugar también les ayuda a ejercitarse. Es también interesante conocer ¿Cuánto ejercicio debe hacer un cachorro?

Tipos de juegos con cachorros

Existen múltiples opciones de juegos que puedes realizar con tu cachorro. Veamos las principales:

  • Tira y afloja: este juego es muy recomendable, pues es un modo de saciar su instinto de “caza”, a la vez que se ejercita y entretiene contigo. Cuando juegues con tu perro a que agarre una cuerda y le trates de “quitar”, es importante que le incentives a que lo suelte (enseñándole otra cuerda en movimiento o comida), para premiarlo una vez lo haga, a su vez, trata de darle una consigna oral como “suelta”. De esta forma, evitarás que tu perro desarrolle un problema de protección de recursos, y aprenderá que tú no le quieres robar el juguete. Además, enseñarle a soltar también es necesario por si se diera el caso que algún día agarrase algo inapropiado.
  • Persecución: jugar a perseguir una pelota u otro juguete también será un modo de que se canse y de saciar su instinto. Puedes alternarlo con el tira y afloja, por ejemplo, lanzándole la cuerda cada vez que la suelte, para así reforzar esta conducta.
  • Olfatorio: el juego de olfato es aquel que tiene como objetivo estimular este sentido a través de la búsqueda de comida o un juguete mediante la nariz. Este juego se puede realizar, por ejemplo, mediante una alfombra de olfato (adquirible en tiendas o hecha de forma casera) en la que se esconden premios, escondiendo algo valioso en una caja, vasos, etc. De modo que tu cachorro tenga que usar el olfato para encontrarlo. En el proceso, puedes añadir alguna consigna oral, como “busca” o “juguete”, para que lo asocie con la actividad.
  • Juego propioceptivo: las actividades dirigidas a estimular la propiocepción, son aquellas dirigidas a usar los sentidos internos del organismo, es decir, la percepción del propio movimiento, equilibrio, tono muscular, etc. Esta clase de juegos, por lo tanto, se componen por circuitos en los cuales el perro tiene que superar retos distintos, como superar distintas alturas, obstáculos y terrenos diversos (blandos, irregulares…).
  • Juegos de inteligencia: esta clase de juegos son aquellos en los que el perro tiene que resolver un problema o superar un reto para conseguir un objetivo (normalmente, un premio). Son beneficiosos porque estimulan mentalmente a tu cachorro y crean patrones de conducta a partir del ensayo y error que adoptará en varias situaciones de su vida.
  • Juego en solitario: es de vital importancia que tu cachorro aprenda también a entretenerse solo ya desde temprana edad mediante actividades como extraer comida de un Kong, buscar comida escondida, cuerdas, huesos para roer… en un espacio en el cual se sienta tranquilo y seguro. De este modo, si el cachorro aprende a estar solo sin depender del propietario, se podrá prevenir el desarrollo de la ansiedad por separación cuando tenga que quedarse solo en casa.

Si lo que te preguntas es cómo cansar a un cachorro en casa, puede que te resulte útil este otro artículo de ExpertoAnimal sobre 6 juegos para jugar con tu perro en casa.

¿Cómo jugar con un cachorro? - Tipos de juegos con cachorros

¿Cómo jugar con un cachorro? - Pautas y recomendaciones

Cuando quieras jugar con tu cachorro, es muy importante que sigas una estructura clara que tu mascota pueda entender para evitar malentendidos.

Inicia tú el juego

Para iniciar el juego, deberás siempre fijarte en si tu cachorro está receptivo a ello, es decir, respeta su espacio y descansos. De la misma manera, la iniciativa siempre debes marcarla tú, indicándole con alguna consigna como, “¡Vamos a jugar!”, ya que en tu día a día con la convivencia con tu mascota, se darán situaciones en las cuales tu cachorro te exigirá que juegues con él y, del mismo modo que tú debes tener en cuenta su espacio y límites, él debe aprender a respetarte también.

Contrariamente, si accedes siempre a sus deseos, aprenderá que siempre se sale con la suya y cuando quieras corregirlo será más complicado, pues puede que insista en llamarte la atención de formas indeseadas (rompiendo cosas, ladrando, mordiéndote los pies…). Por lo tanto, si tu perro te pide jugar, muéstrate indiferente e ignóralo, y una vez haya desistido, invítalo a jugar.

Enséñale a no morder

Durante la actividad de juego, deberás educarlo para que aprenda a inhibir la mordida. Con esta finalidad, cada vez que te muerda fuerte, deberás decir algo con lo que entienda que te ha hecho daño, como “¡ay!” y dejarás de jugar, de esta manera, asociará el morder fuerte con que se acaba la diversión y aprenderá a mesurarse.

Juguetes apropiados para cachorros

Los juguetes o elementos de juego que utilices, deberán ser variados para despertar su curiosidad. Y, obviamente, seguros e inocuos para tu mascota, sin elementos tóxicos o con los que pueda hacerse daño (por ejemplo, un palo o una piña podría astillarse y hacerle heridas en la boca). Del mismo modo, si el juguete está roto o deteriorado, será mejor que te deshagas de este, pues podría poner en riesgo a tu cachorro al poder hacerse daño o atragantarse si se desprende algún trozo.

Además, no debes permitir que tu cachorro juegue con elementos cotidianos a los que no quieres que se acostumbre, como zapatillas (aunque esté vieja, podría buscarse una nueva que no quieres que rompa), papel, muebles… Ofrécele alternativas más adecuadas.

Juegos adaptados a sus capacidades

Seguidamente, deberás tener en cuenta que las actividades que le supongan un reto, como los juegos de inteligencia u olfato, deberán estar adaptados a sus capacidades, pues lo interesante es encontrar un punto de equilibrio entre que no sea demasiado fácil para evitar que se aburra, pero tampoco demasiado difícil para evitar que se frustre y lo asocie como algo negativo.

Finaliza tú el juego

Le la misma forma que el inicio, deberás ser tú quien le indique el fin del juego una vez veas que tu cachorro se encuentra tranquilo después de jugar, pero no lo suficiente como para que abandone él la actividad (debes ir un paso por delante). Es aconsejable que se lo comuniques mediante alguna señal o consigna como “¡ya está!” para que lo entienda y, no ceder si este sigue insistiendo en jugar por los motivos que se han comentado anteriormente. Debe entender que la actividad tiene un inicio y un fin.

Por último, es recomendable, que siempre tenga acceso a una zona de descanso y diversión en solitario, porque si tiene la necesidad de jugar y no puedes estar por él, debe respetarlo y conocer que tiene alternativas para entretenerse a su aire, sin recurrir a jugar con elementos indeseados (plantas, muebles, etc.).

Para más información, puedes consultar este otro artículo sobre ¿Cómo educar a un cachorro?

¿Cómo jugar con un cachorro? - ¿Cómo jugar con un cachorro? - Pautas y recomendaciones

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Cómo jugar con un cachorro?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Juegos y Diversión.

Bibliografía
  • Shojai, A. (2020). All the ways a puppy likes to play. The spruce pets. URL recuperado el 22/05/2020 en: https://www.thesprucepets.com/puppy-play-how-puppies-play-2804905
  • Robertson, J., & Pope, E. (2011). Exercising Your Puppy: A Gentle & Natural Approach (Gentle Dog Care) (1.a ed.). Poundbury, UK: Veloce Publishing Ltd.

Vídeos relacionados con ¿Cómo jugar con un cachorro?

1 de 3
Vídeos relacionados con ¿Cómo jugar con un cachorro?

Escribir comentario sobre ¿Cómo jugar con un cachorro?

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Su valoración:
Jose Aguilar
Hola, me gustaría leer un artículo referente a los mejores juguetes para perros
Jungla Luque
Hola Jose,

Muchas gracias por tu interés, tienes a tu disposición en ExpertoAnimal varios artículos sobre juguetes para perros que podrían ser de tu agrado. De todas formas, más a delante continuaremos añadiendo más contenido al respecto.

¡Un saludo!

¿Cómo jugar con un cachorro?
1 de 4
¿Cómo jugar con un cachorro?

Volver arriba