Compartir

¿Cómo nacen los pingüinos?

 
Por Paula Martínez, ATV y Psicóloga con un máster en Neurociencia cognitiva. 9 septiembre 2019
¿Cómo nacen los pingüinos?

Los pingüinos, esas curiosas aves que destacan por ser tan diferentes al resto de las especies avícolas, son animales únicos y muy interesantes en cuanto al apareamiento se refiere, por su anatomía, sus costumbres o el hecho de ser un ave incapaz de volar. En este artículo, no obstante, nos centraremos en el nacimiento de estos curiosos animales y detallaremos todo el proceso, desde la puesta hasta la eclosión.

¿Quieres saber cómo nacen los pingüinos? Hay muchos mitos, y también verdades, que son bastante populares acerca del nacimiento de los pingüinos. Por ejemplo, ¿son mamíferos o ponen huevos? ¿Cuántos pingüinos puede tener una hembra pingüina cada vez? Todo esto y más detalles sobre los pingüinos es lo que os contamos en ExpertoAnimal.

También te puede interesar: ¿Cómo se reproducen los pingüinos?

Reproducción de los pingüinos

Los pingüinos son una de las especies animales más conocidas por sus costumbres referentes al apareamiento. Esto se debe a que son monógamos, pues una vez eligen a una pareja reproductora esta será la misma durante toda sus vidas. También es muy interesante el ritual de cortejo llevado a cabo por los machos pingüinos para conseguir que la hembra los elija. En este cortejo, el macho realiza acciones que muestran sus dotes para construir un nido, le lleva alimentos a la hembra, demostrando que podrá mantener a las crías, o se acicala para mostrar sus atractivos a su potencial pareja.

Una vez que la hembra se ha decidido por un macho, la pareja de pingüinos será capaz de encontrarse entre grupos muy numerosos, juntándose cuando empiece la época de cría, la cual suele darse de forma anual[1]. En este momento, se produce una cópula en la que el macho fecunda a la hembra.

Tras la fecundación, en el interior de la hembra se desarrolla un huevo, que es desovado en un nido que la pareja ha preparado para ello. En este momento comienza el período de incubación, a menudo llevado a cabo por el macho.

Para más detalles sobre el cortejo o la cópula, no te pierdas este otro artículo: "¿Cómo se reproducen los pingüinos?".

¿Cómo nacen los pingüinos? - Reproducción de los pingüinos

¿Cómo nacen los pingüinos?

Cuando el esperma y el óvulo se unen se forma un cigoto que va desarrollándose dando lugar a un embrión, el cual se encuentra dentro de una cáscara protectora, el huevo. Estos huevos permanecen unos pocos días en el interior de la madre, durando esta fase muy poco tiempo, pues donde realmente van a madurar es en el exterior del vientre materno. Por ello, los pingüinos son animales ovíparos, ya que nacen de huevos incubados en el medio. De esta forma, la gestación de los pingüinos se inicia en el interior pero finaliza en el exterior.

Los huevos de pingüino son depositados en un nido para ser incubados por los padres. El periodo de incubación de los pingüinos puede durar entre 34 y 65 días. Durante este período, los polluelos van desarrollándose hasta estar listos para romper el cascarón.

Cuando llega el momento de la eclosión, los pingüinos bebés tienen que romper el huevo con el pico y salir al exterior. Esto han de hacerlo solos, aunque puede resultarles duro y trabajoso. El proceso de nacimiento de los pingüinos suele durar horas, pues en ese momento aún están terminando de absorber los nutrientes que contiene el saco vitelino adherido a la cáscara del huevo. Una vez que salen del huevo, son muy vulnerables, ya que, además de tener un tamaño muy reducido, carecen de plumaje y de grasa corporal, por lo que son muy sensibles al frío. Por este motivo, hasta que no desarrollan sus plumas y ganan peso han de ser cuidados por sus padres, los cuales, aparte de proporcionarles alimento, se aseguran de que estén abrigados y a salvo de depredadores.

Huevos de pingüino: cómo son y quién los incuba

Las puestas no suelen estar formadas por más de dos huevos, además, en caso de que haya más de uno, normalmente un único huevo llega a eclosionar. Si ambos huevos llegan a término, en general, una de las crías no sobrevive durante mucho tiempo después del nacimiento.

El huevo de un pingüino es grande en comparación con el de otras aves, algo lógico, pues un pingüino es bastante más grande que casi cualquier otro ave. Son de color blanco, aunque su tonalidad puede variar ligeramente en función de la especie de pingüino, igual que su tamaño.

¿Quién incuba los huevos de pingüino?

Tanto la madre como el padre pueden cuidar los huevos de pingüino, de hecho, en la mayoría de especies ambos progenitores se turnan para llevar a cabo la incubación. Durante esta fase, los padres no los incuban sentándose sobre ellos, sino que rodean los huevos con su cuerpo, abrigándolos con su plumaje para mantenerlos a una temperatura constante de 36 ºC y balanceándolos para asegurar un buen desarrollo de las futuras crías. Puesto que los padres suelen turnarse, cuando uno de los pingüinos está empollando el huevo, el otro se dispone a alimentarse. Precisamente por este mecanismo, en el que el pingüino no se sienta sobre el huevo y solo uno de ellos lo cuida, difícilmente eclosionará más de un huevo en caso de existir.

El tiempo de incubación oscila entre los 34 y los 65 días, siendo normalmente menos tiempo de incubación en las especies de menor tamaño debido a que en ellas se da una maduración más rápida de los embriones.

¿Cuáles son las partes de un huevo de pingüino?

Los huevos de pingüino tienen las mismas partes que el resto de huevos de aves, las cuales son:

  • Cáscara: esta es la barrera protectora que separa el embrión del mundo exterior, protegiéndolo de golpes y también del contacto con sustancias tóxicas o nocivas para el feto. Combinada con la cáscara rígida se encuentra la cutícula, siendo la composición de esta principalmente proteica, cuya función más importante es permitir la respiración del embrión, reglando la entrada y salida de oxígeno y dióxido de carbono. Además, el interior está recubierto por una membrana, denominada membrana testácea, que crea una cámara de aire, permitiendo un mayor aislamiento.
  • Clara o albumen: se trata de la sustancia predominante, pues un 60 % del peso de un huevo es de la clara. Es un saco albuminoideo, que actúa como fuente de alimento para el feto. Tiene 4 capas: la fina exterior densa, la gruesa fluida, la intermedia densa y la fina inferior fluida.
  • Yema: se trata del óvulo, es desde el que, si ha sido fecundado, se desarrollará el embrión que será el polluelo. Su estructura es en forma de diversas capas de vitelo, tanto blanco como amarillo, llegando a un núcleo denominado disco germinal, recubierto este por una membrana llamada membrana vitelina y latebra. Es muy rica en nutrientes, poseyendo grandes cantidades de lípidos, minerales y vitaminas, que son los que sustentan al polluelo en desarrollo.
  • Chalazas: estas son dos estructuras que permiten que la yema se fije a la clara, quedando en el centro del huevo, para que así la ditribución de nutrientes sea uniforme.

¿Cuál es el nombre de la cría de pingüino?

Los pingüinos bebés reciben el nombre de polluelos, al igual que otras muchas crías de aves. También se suele hacer referencia a ellos simplemente como “cría de pingüino” o popularmente “pingüino”, no existiendo un término técnico específico para la especie.

¿Cómo nacen los pingüinos? - Huevos de pingüino: cómo son y quién los incuba

Incubación del pingüino emperador

Decíamos en el apartado anterior que en la mayoría de las especies de pingüinos los padres se turnan para incubar los huevos. Pues bien, esto no ocurre con el pingüino emperador, ya que solo el macho se encarga de incubar los huevos. Además, otro factor que varía de esta especie al resto es que los Aptenodytes forsteri mantienen a sus huevos a una temperatura de 31 ºC aproximadamente, inferior a la mencionada anteriormente.

Nacimiento de un pingüino: vídeo

En el siguiente vídeo, compartido en el canal Penguins International, podemos observar cómo nacen los pingüinos de una forma mucho más visual.

¿Cómo cuidan a sus crías los pingüinos?

Los pingüinos son unos padres excelentes, pues cuidan con mimo de sus crías. Parte de estos cuidados se hacen de forma comunitaria, en las conocidas como guarderías de pingüinos. Estas guarderías basan su eficacia en la colaboración de todo el grupo de pingüinos, que vigilan a los polluelos, los mantienen calientes y se turnan para ir en busca de alimento, no dejando nunca a las crías sin supervisión.

Otro de los cuidados principales de los pingüinos bebés es su alimentación. Para ello, los padres pescan el alimento, lo digieren parcialmente y después lo regurgitan para que los polluelos puedan consumirlo. La alimentacion de las crías es labor tanto del padre como de la madre, ya que se reparten los cuidados de una forma bastante equitativa. Así, el que no se encarga de mantener caliente al polluelo ha de encargarse de buscar comida y viceversa.

Cuando los pequeños pingüinos son lo suficientemente mayores para comenzar a moverse sin riesgo de congelarse, pues ya habrán desarrollado su plumaje y ganado peso, comenzarán a aprender a valerse por sí mismos. Es entonces cuando comienzan a acompañar a sus padres en las incursiones para buscar comida, aprendiendo así a pescar y poder alimentarse por sí solos. El momento en que se independizan cambia entre especies y también varía según lo rico que sea el entorno, pues en lugares con más fácil acceso al alimento, los pingüinos se independizan antes que en aquellos donde escasea.

¿Qué comen los pingüinos bebés?

Un pingüino es un animal completamente carnívoro, pues su alimentación está basada en exclusiva en alimento de origen animal. En su dieta encontramos principalmente el krill, que es un pequeño crustáceo que se encuentra en las aguas antárticas[2], y una gran variedad de peces, así como algunos cefalópodos, moluscos y poliquetos.

Este alimento lo suelen pescar o atrapar los pingüinos adultos a una profundidad comprendida entre los 20 y los 200 metros por debajo del nivel del mar, algo que varía sensiblemente en función del hábitat y la región geográfica en que vive cada población de pingüinos. Una vez pescado, como hemos indicado en el apartado anterior, el padre o la madre que haya llevado a cabo dicha tarea lo digiere ligeramente y lo regurgita para introducirlo en la boca del polluelo.

Otras curiosidades de los pingüinos

Ahora que sabes cómo nacen los pingüinos y cómo cuidan a sus crías, sigue leyendo para ampliar tu información sobre pingüinos y descubrir algunas curiosidades más:

¿Cómo se desplazan los pingüinos?

Esta es una especie conocida por ser un ave que es incapaz de volar o al menos no como se suele entender el término volar. Algunas especies de pingüinos "vuelan" por medio de largos saltos, pero esto no se debe a que, como otras aves, batan sus alas y se mantengan en el aire por ello, sino simplemente a la fuerza con la que son capaces de autopropulsarse.

Son increíbles nadadores, pues normalmente necesitan desplazarse en el agua para ir en busca de alimento. En el agua pueden ser realmente rápidos, hecho que contrasta con la lentitud con la que se mueven cuando lo hacen caminando. A veces, también se deslizan por el hielo, poniendo sus vientres contra las placas de hielo, las cuales son resbaladizas. Además, cuando nadan suelen hacerlo a favor de la corriente, pues esto favorece que se muevan lo suficientemente deprisa como para atrapar a sus presas.

¿Cómo duermen los pingüinos?

Un pingüino no duerme como lo hacemos los humanos. Normalmente, los pingüinos no duermen durante mucho tiempo seguido como nosotros, sino que reparten su tiempo de sueño en pequeñas siestas durante todo el día y la noche. Estas siestas son muy diferentes entre las distintas especies de pingüinos, variando la frecuencia y duración de las mismas entre ellos. Sin embargo, en todos se da el mismo modo de descanso, cuando necesitan dormir los pingüinos duermen agrupados, pues esto hace que estén más protegidos de posibles amenazas. Además, es vital que lo hagan acompañados para no morir congelados, pues al estar con más pingüinos se dan calor unos a otros.

Duermen de pie, pues si se tumbaran su cuerpo estaría mucho más expuesto al frío que transmite el suelo, aunque si viven en lugares más cálidos, como los pingüinos que habitan el sur de África, pueden dormir tumbados. Algunos también son capaces de dormir mientras están en el agua, manteniéndose a flote y echando siestas muy cortas, pues de lo contrario, cuando migran y no pisan tierra firme en mucho tiempo no podrían descansar.

¿Cómo nacen los pingüinos? - Otras curiosidades de los pingüinos

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Cómo nacen los pingüinos?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Curiosidades del mundo animal.

Referencias
  1. Encyclopedia Britannica. Penguin. Natural history. Disponible en: https://www.britannica.com/animal/penguin/Natural-history#ref48925
  2. Greenpeace. 10 cosas sorprendentes sobre el desconocido krill de la Antártida. Disponible en: https://es.greenpeace.org/es/noticias/10-cosas-sorprendentes-sobre-el-desconocido-kril-de-la-antartida/
Bibliografía
  • Williams, Tony D. (1995). The Penguins. Oxford, Reino Unido: Oxford University Press
  • Tree of Life Web Project. (2007). Aptenodytes forsteri. Emperor Penguin. Version 21 March 2007 (temporary).

Escribir comentario sobre ¿Cómo nacen los pingüinos?

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?

¿Cómo nacen los pingüinos?
1 de 4
¿Cómo nacen los pingüinos?

Volver arriba