Enfermedades degenerativas

Espondilosis en perros - Síntomas y tratamiento

 
Cristina Pascual
Por Cristina Pascual, Veterinaria. 22 abril 2022
Espondilosis en perros - Síntomas y tratamiento
Perros

Ver fichas de Perros

La espondilosis deformante es un proceso degenerativo que afecta a la columna vertebral de los perros, caracterizado por la formación de unos sobrecrecimientos óseos en la parte inferior y lateral de las vértebras. Generalmente aparece en perros de edad avanzada, aunque puede afectar a perros más jóvenes cuando sufren algún proceso que genera inestabilidad a nivel de la columna vertebral.

Si quieres conocer más acerca de la espondilosis en perros, no te pierdas el siguiente artículo de ExpertoAnimal en el que explicaremos los aspectos más importantes sobre su tratamiento y síntomas.

Índice

  1. ¿Qué es la espondilosis en perros?
  2. Causas de la espondilosis en perros
  3. Síntomas de espondilosis en perros
  4. Tipos de espondilosis en perros
  5. Diagnóstico de la espondilosis en perros
  6. Tratamiento de la espondilosis en perros
  7. Prevención de la espondilosis en perros
  8. ¿Cuánto puede vivir un perro con espondilosis?

¿Qué es la espondilosis en perros?

La espondilosis o espondilosis deformante es una enfermedad degenerativa y de desarrollo lento que afecta a la columna vertebral de los perros. Se trata de un proceso no infeccioso ni inflamatorio, que se caracteriza por la aparición de unos sobrecrecimientos óseos, también llamados osteofitos, en la parte inferior y lateral de las vértebras que se presentan como respuesta al envejecimiento o a la inestabilidad espinal.

Aunque se puede producir a lo largo de toda la columna vertebral, lo más frecuente es que se produzca a nivel torácico, lumbar o lumbosacro.

Causas de la espondilosis en perros

Aunque la etiología de la espondilosis deformante no está bien definida, su origen parece estar relacionado con el envejecimiento y la inestabilidad espinal.

Con la edad, los tejidos blandos encargados de estabilizar la columna vertebral degeneran y pierden elasticidad, produciéndose en consecuencia una inestabilidad a nivel espinal. Lo mismo ocurre cuando se producen microtraumatismos repetidos, alteraciones en la marcha (cojeras), presión continua sobre las articulaciones vertebrales o sobrepeso, al ser todas ellas situaciones que producen un exceso de tensión en la columna vertebral. En cualquier caso, el organismo responde creando estas formaciones óseas que unen unas vértebras a otras para contrarrestar la inestabilidad espinal.

En este punto, cabe mencionar los distintos factores que predisponen a la aparición de la espondilosis deformante canina:

  • Edad: el número de lesiones se duplica en perros adultos y se triplica en los perros geriátricos, en comparación con los perros jóvenes. No obstante, aunque la edad avanzada sea un factor favorable para la aparición de espondilosis, no es del todo decisivo, dado que también es posible detectarla en perros jóvenes.
  • Trabajo: las razas de trabajo o deportistas se ven más frecuentemente afectadas por la espondilosis deformante.
  • Tamaño: las razas grandes y pesadas también están más predispuestas a sufrir este tipo de lesiones.
  • Castración: aparentemente, la prevalencia de estas lesiones es mayor en los perros castrados que en los perros enteros.

Normalmente, se considera que un perro ha alcanzado la vejez a partir de los 8 años de edad. Sin embargo, no todos muestra signos de ello. Por ello, te recomendamos consultar este artículo con las 10 señales de vejez en perros a fin de ofrecerle los mejores cuidados en esta nueva etapa.

Síntomas de espondilosis en perros

La gran mayoría de los perros con espondilosis no presentan sintomatología asociada, es decir, se mantienen asintomáticos. De hecho, en muchas ocasiones la espondilosis se diagnostica como un hallazgo incidental al realizar un estudio radiográfico de la columna por algún otro motivo.

Cabe mencionar que, aunque estos crecimientos óseos sean muy grandes, no suelen invadir el canal vertebral y, por ello, no producen compresión medular. Sin embargo, cuando las formaciones óseas se localizan a nivel lateral, pueden llegar a comprimir las raíces nerviosas que salen de la columna vertebral (compresión radicular), lo cual sí que pude originar signos clínicos como:

  • Dolor: se manifiesta con posturas antiálgicas (posturas para aliviar el dolor) o rechazo al movimiento. También suelen mostrar dolor a la palpación en la salida de las raíces nerviosas.
  • Rigidez.
  • Debilidad en el tercio posterior.
  • Cojera.

Tipos de espondilosis en perros

La espondilosis canina se conoce por diversos nombres, entre los que se incluyen:

  • Espondilosis deformante
  • Espondilosis reumatoide
  • Espondilosis osificante
  • Espondilosis anquilosante
  • Artritis hipertrófica degenerativa
  • Enfermedad lumbosacra degenerativa del perro

No obstante, todos estos términos se refieren a la misma patología, es decir, son distintas formas de referirse al mismo proceso.

Diagnóstico de la espondilosis en perros

El diagnóstico de espondilosis deformante canina es sencillo y se realiza por medio de radiografía. No obstante, es importante incluir un examen neurológico completo dentro del protocolo diagnostico para poder detectar posibles daños neurológicos producidos por la espondilosis.

En la exploración radiográfica, la espondilosis se observa en forma de protrusiones (osteofitos) del borde inferior de las vértebras hacia los extremos anterior y posterior de las vértebras adyacentes. A medida que progresa, adquiere un aspecto en forma de gancho que comúnmente recibe el nombre de “pico de loro”. En los casos más avanzados, se llega a formar un puente que une los cuerpos de las vértebras a nivel ventral. Cuando únicamente se observa un osteofito aislado en una vértebra, se suele hablar de espondiloartrosis canina.

Ante este tipo de lesiones, es importante realizar un diagnóstico diferencial con otros procesos que también cursan con la formación de hueso nuevo, como los tumores vertebrales o la espondilitis. No obstante, un simple examen radiológico permitirá distinguir la espondilosis de estas otras patologías.

Espondilosis en perros - Síntomas y tratamiento - Diagnóstico de la espondilosis en perros

Tratamiento de la espondilosis en perros

La espondilosis es un proceso degenerativo para el que no existe un tratamiento curativo, aunque por lo general, los perros con estas lesiones no presentan sintomatología y no requieren ningún tratamiento específico.

No obstante, en los pacientes que presenten sintomatología es importante instaurar un tratamiento para aliviar el dolor o los signos neurológicos asociado a la espondilosis. El manejo terapéutico de estos pacientes puede incluir:

  • Analgesia: en función del grado de dolor, se pueden administrar antiinflamatorios no esteroideos (AINES) como el meloxicam u opioides como el tramadol.
  • Tratamiento quirúrgico: en ocasiones es necesario recurrir a un procedimiento quirúrgico para descomprimir las raíces nerviosas.
  • Condroprotectores: aportan nutrientes para reducir la degeneración de las articulaciones intervertebrales.
  • Programa de rehabilitación: puede incluir fisioterapia, laserterapia, acupuntura, etc.
  • Manejo dietético: es importante manejar correctamente la alimentación de estos animales, para evitar la obesidad o sobrepeso.

Prevención de la espondilosis en perros

Prevenir la aparición de espondilosis en los perros es complicado, puesto que se trata de una patología degenerativa que, en la mayoría de los casos, aparece como consecuencia de la edad. No obstante, existen una serie de medidas preventivas que se pueden tener en cuenta para retrasar su aparición:

  • Prevenir el sobrepeso u obesidad con un correcto manejo dietético durante toda la vida del animal.
  • Evitar ejercicios o trabajos agresivos que puedan originar inestabilidad o lesiones a nivel de la columna vertebral.
  • En perros deportistas o de trabajo, mantener una buena rutina de calentamiento y estiramiento antes y después del ejercicio físico, respectivamente.
  • Tratar de forma temprana cualquier proceso que pueda originar tensión o inestabilidad de la columna vertebral.

¿Cuánto puede vivir un perro con espondilosis?

Como hemos explicado a lo largo del artículo, la espondilosis es un proceso que habitualmente cursa sin sintomatología. Por tanto, si te estás preguntando cuánto puede vivir un perro con espondilosis, debes saber que en la mayoría de los casos no se trata de una patología que condicione la esperanza de vida de los animales que la padecen.

No obstante, en casos muy avanzados se puede producir una compresión severa de las raíces nerviosas que origine dolor intenso o signos neurológicos graves. En estos casos, la eutanasia puede llegar a ser una alternativa válida por motivos de bienestar animal.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Espondilosis en perros - Síntomas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra sección de Enfermedades degenerativas.

¿Tienes contratado el Seguro de Responsabilidad Civil obligatorio para perros? Consiguelo al mejor precio rellenando el formulario con tus datos y los de tu mascota haciendo clic en este botón:

Bibliografía
  • Mejía, E. (2008). Ortopedia, neurología y rehabilitación en pequeñas especies: perros y gatos. El Manual Moderno
  • Pérez, M., Verde, M.T., Unzueta, A. (2003). Lesiones radiográficas y participación de factores individuales en la espondilosis deformante y la esclerosis vertebral en perros. Rev. AVEPA; 23(1):18-24

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 de 2
Espondilosis en perros - Síntomas y tratamiento