Compartir

La mamba negra, la serpiente más venenosa de África

 
Miriam Arana
Auxiliar técnico veterinario especializada en homeopatía
La mamba negra, la serpiente más venenosa de África

La mamba negra es una serpiente que pertenece a la familia de las Elapidae, lo que significa que entra en una categoría de serpientes altamente venenosas, de la que no todas pueden formar parte y de la que sin lugar a dudas la mamba negra es la reina.

Pocas serpientes son tan atrevidas, tan ágiles y tan impredecibles como la mamba negra, con un alto peligro añadido a estas características, su mordedura es letal, y aunque no es la serpiente más venenosa del mundo (esta especie se encuentra en Australia), ocupa el segundo lugar de esta lista. ¿Quieres saber más acerca de esta fascinante especie? Entonces no te pierdas este artículo de Experto Animal donde te hablamos de la mamba negra, la serpiente más venenosa de África.

También te puede interesar: Los 10 animales más venenosos del mundo

¿Cómo es la mamba negra?

La mamba negra es una serpiente originaria de África y se encuentra distribuida en las siguientes zonas:

  • Noreste de la República Democrática del Congo
  • Etiopía
  • Zambia
  • Somalia
  • Este de Uganda
  • Sudán del Sur
  • Malaui
  • Tanzania
  • Sur de Mozambique
  • Zimbabue
  • Botsuana
  • Kenia
  • Namibia

Se adapta a una gran cantidad de terrenos que van desde los bosques más poblados hasta los desiertos semiáridos, aunque rara vez vive en aquellos terrenos que superan los 1.000 metros de altitud.

Su piel puede variar desde el color verde hasta el gris, pero recibe su nombre por el color que se observa en el interior de su cavidad bucal, completamente negro. Puede llegar a medir 4,5 metros de longitud, pesa aproximadamente 1,6 kilogramos y disfruta de una esperanza de vida de 11 años.

Se trata de una serpiente diurna y altamente territorial, que cuando ve amenazada su guarida es capaz de alcanzar una velocidad sorprendente, de 20 km/hora.

La mamba negra, la serpiente más venenosa de África - ¿Cómo es la mamba negra?

La caza de la mamba negra

Obviamente una serpiente de estas características es un gran depredador, pero actúa a través del método de la emboscada.

La mamba negra espera a la presa en su guarida permanente, advirtiéndola principalmente a través de la vista, entonces, levanta gran parte de su cuerpo sobre la tierra, muerde a la presa, libera el veneno y se retira. Espera a que la presa sea víctima de la parálisis ocasionada por el veneno y muera, posteriormente se acerca y la ingiere, digiriéndola completamente en un plazo medio de 8 horas.

En cambio, cuando la presa muestra algún tipo de resistencia, la mamba negra ataca de una forma algo distinta, sus mordeduras son más agresivas y reiteradas, causando de esta forma la muerte de su presa de una forma más rápida.

La mamba negra, la serpiente más venenosa de África - La caza de la mamba negra

El veneno de la mamba negra

El veneno de la mamba negra se denomina dendrotoxina, se trata de una neurotoxina que actúa principalmente causando parálisis de los músculos respiratorios a través de la acción que ejerce sobre el Sistema Nervioso.

Un ser humano adulto sólo necesita de 10 a 15 miligramos de dendrotoxina para morir, en cambio, con cada mordedura, la mamba negra libera 100 miligramos de veneno, por lo tanto, no cabe duda de que su mordedura es completamente letal. No obstante, conocerla a través de la teoría resulta fascinante, evitarla, resulta imprescindible para seguir vivo.

La mamba negra, la serpiente más venenosa de África - El veneno de la mamba negra

Si deseas leer más artículos parecidos a La mamba negra, la serpiente más venenosa de África, te recomendamos que entres en nuestra sección de Curiosidades del mundo animal.

Escribir comentario sobre La mamba negra, la serpiente más venenosa de África

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?

La mamba negra, la serpiente más venenosa de África
1 de 4
La mamba negra, la serpiente más venenosa de África

Volver arriba