menu
Compartir

¿Los dragones existen?

Por Nick A. Romero H., Biólogo y educador ambiental. 27 abril 2021
¿Los dragones existen?

La mitología de diversas culturas por lo general incluye la presencia de animales fantásticos que, en algunos casos, pueden ser un símbolo de inspiración y belleza, pero en otros pueden representar fuerza y temor por las características que poseen. Un ejemplo vinculado a este último aspecto es el dragón, palabra que proviene del latín draco, -ōnis, y este a su vez del griego δράκων (drákōn), que significa 'serpiente'.

Estos animales han sido representados con grandes tamaños, cuerpos semejantes a reptiles, enormes garras, con alas y la peculiaridad de escupir fuego por sus bocas. En algunas culturas el símbolo de los dragones está asociado al respeto y la benevolencia, mientras que en otras se relaciona con muerte y destrucción. Pero todo relato, por más fantasioso que parezca, puede tener un origen vinculado a la existencia de una criatura similar que permitió la creación de las diversas historias. Te invitamos a seguir leyendo este interesante artículo de Expertoanimal para que despejes la duda y descubras si los dragones existen o no.

¿Los dragones existen o existieron alguna vez?

Estos animales realmente no existen ni existieron en la vida real, o al menos no con las características que arriba hemos mencionado. Los mismos han sido producto de narraciones mitológicas que forman parte de tradiciones milenarias en diferentes culturas, pero, ¿por qué los dragones no existieron? En principio, podríamos decir que si un animal con estas características realmente hubiese existido junto a nuestra especie, se habría hecho muy difícil, por no decir imposible, nuestro desarrollo en la tierra. Además, si bien la producción de procesos físicos, tales como la corriente eléctrica y la luminiscencia, pueden estar presentes en ciertos animales, la producción de fuego no entra dentro de estas posibilidades.

Los dragones han existido desde hace miles de años, pero como parte de tradiciones culturales, tales como las europeas y orientales. En las primeras, generalmente se han asociado a alegorías de lucha, de hecho, en muchos relatos europeos los dragones eran devoradores de dioses. Por su parte, para la cultura oriental, como la china, estos animales se relacionan más bien con seres llenos de sabiduría y respeto. Por todo ello, podemos precisar que más allá del imaginario cultural de algunas regiones, los dragones no son animales que realmente existen o existieron alguna vez.

¿De dónde viene el mito de los dragones?

La verdadera historia del origen del mito de los dragones seguramente ha estado asociada por un lado al hallazgo de ciertos fósiles de animales que se extinguieron, los cuales poseyeron características particulares, sobre todo en cuanto al tamaño; y, por otro lado, a la similitud real de ciertos grupos antiguos con especies vivas que también llamaban la atención por sus enormes tamaños asociados a una gran ferocidad. Conozcamos algunos ejemplos en cada caso.

Fósiles de dinosaurios voladores

Uno de los grandes hallazgos en la historia de la paleontología es el de los fósiles de dinosaurios, los cuales sin duda han representado algunos de los grandes acontecimientos en la ciencia evolutiva de estos y otros animales. Muy probablemente, debido al poco desarrollo científico que existía inicialmente, cuando se encontraban restos óseos de dinosaurios no era descabellado pensar que podían pertenecer a un animal que coincidía con la descripción de los dragones. Recordemos que estos eran representados principalmente como grandes reptiles. Particularmente, los dinosaurios del orden de los Pterosaurios, que fueron los primeros vertebrados en conquistar el cielo y de los cuales se consiguieron los primeros fósiles hacia finales de 1 800, encajaban muy bien en la descripción de los dragones, ya que algunos de estos saurópsidos llegaron a presentar tamaños enormes.

Conoce a los tipos de dinosaurios voladores que existieron en este otro artículo.

Descubrimiento de nuevas especies de reptiles

Por otro lado, recordemos que, antiguamente, cuando se iniciaron las primeras exploraciones hacia áreas no conocidas, en cada una de estas zonas se encontró una particular diversidad de especies vivas, tal es el caso de algunos países como India, Sri Lanka, China, Malasia, Australia, entre otros. Aquí se reportaron, por ejemplo, cocodrilos de dimensiones extremas, que llegaban a pesar hasta 1 500 kilos, con longitudes de 7 metros o más. Estos hallazgos realizados en una época con un desarrollo científico también incipiente, pudieron dar orígenes a mitos o fortalecer los existentes. Además, es importante tener en cuenta que los cocodrilos prehistóricos que se han identificado superaban considerablemente el tamaño de los actuales.

Aunado a lo anterior, es importante destacar el papel que por ejemplo la cultura cristiana ha tenido en la historia de los dragones. Particularmente, podemos leer en la biblia que se hace referencia a estos animales en algunos pasajes de este texto, lo que sin duda ha contribuido a promover la creencia de su existencia.

Descubre todos los tipos de cocodrilos en este otro post.

Tipos de dragones reales

Aunque hemos dicho que no existen los dragones tal y como describen las leyendas, cuentos e historias, lo cierto es que sí hay animales reales conocidos como "dragones", pero con un aspecto totalmente distinto. Así pues, en la actualidad, existen algunas especies que son conocidas de forma común como dragones, conozcamos cuáles son:

  • Dragón de Komodo. Una especie emblemática, y que además puede causar en cierta medida el temor que se supone causaban los míticos dragones, es Varanus komodoensis, conocido como dragón de Komodo. Este es un lagarto nativo de Indonesia y considerado el mayor del mundo debido a que alcanza hasta 3 metros de longitud. Su excepcional tamaño y agresividad, además de su muy dolorosa mordida, seguramente le atribuyeron el mismo nombre de la criatura voladora que lanzaba fuego.
  • Dragón volador. También podemos mencionar a una lagartija del orden Squamata, que es conocida como el dragón volador (Draco volans). Este pequeño animal, además de su relación con los reptiles, presenta unos pliegues unidos a sus costillas, los cuales pueden extender como si fuesen alas, permitiéndole planear de un árbol a otro, lo que sin duda ha influido en su nombre común.
  • Dragón de mar foliado. Otra especie aunque nada aterradora es el dragón de mar foliado (Phycodurus eques), cuyo nombre se debe a una aparente similitud con fantástico y legendario dragón. Se trata de un pez emparentado con los caballitos de mar, que posee ciertas prolongaciones que, al desplazarse en el agua, recuerda a la mitológica criatura.
  • Dragón azul. Finalmente, podemos mencionar a Glaucus atlanticus, conocido como el dragón azul, el cual es un gasterópodo que puede apreciarse como una especie de dragón volando debido a sus peculiares prolongaciones. Además, tiene la capacidad de ser inmune al veneno de otros animales marinos y es capaz de devorar a otras especies incluso de mayor tamaño que el propio.

Todo lo anteriormente expuesto pone de manifiesto la fantasía y el aspecto mítico inherente al pensamiento humano, lo cual al ser conjugado con la extraordinaria diversidad animal ha estimulado sin duda alguna la creatividad humana, generando relatos, historias, narraciones que, aunque no sean totalmente ciertas, llevan implícitas una forma de relacionarse y maravillarse ante el grandioso y variopinto mundo animal.

Cuéntanos, ¿conocías a los tipos de dragones reales que acabamos de presentar?

¿Los dragones existen? - Tipos de dragones reales

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Los dragones existen?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Curiosidades del mundo animal.

Bibliografía
  • González, F. (2012). Los dragones sí existen. ABC Science. Disponible en: https://www.abc.es/ciencia/abci-dragones-existen-201202200000_noticia.html
  • Kruszelnicki, K. (2021). Dinosaurios y gente de las cavernas. ABC Science. Disponible en: https://www.abc.net.au/science/articles/2005/04/14/1334145.htm
  • La Santa Biblia (2007). Versión Reina Valera. Colombia: Grupo Nelson.
  • Leal, C. (2014). ¿Existieron alguna vez los dragones? Biobio Chile. Disponible en: https://www.biobiochile.cl/noticias/2014/10/05/existieron-alguna-vez-los-dragones.shtml
  • Real Academia Española. (2014). Diccionario de la lengua Española. 23 a edición. Disponible: https://dle.rae.es/drag%C3%B3n

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Su valoración:
Adair
Excelente punto de vista bien por ustedes
Nick A. Romero H.
Hola, muchas gracias por leer nuestros artículos.

¿Los dragones existen?
1 de 2
¿Los dragones existen?

Volver arriba