Compartir

¿Los gatos pueden comer avena?

 
Por Eduarda Piamore, Técnica en psicología, educación y adiestramiento canino y felino. 31 enero 2019
¿Los gatos pueden comer avena?

Ver fichas de Gatos

El término "avena" designa diversas especies de plantas herbáceas, dos de las cuales son ampliamente cultivadas como alimento y forraje (Avena sativa y Avena bizantina). Como cereal, es uno de los ingredientes más consumidos en los desayunos y más utilizados en la panadería tradicional, en la elaboración de panes, galletas y tortas.

Actualmente, son muchos los tutores que optan por incorporar recetas caseras en la dieta de sus felinos y se preguntan si los gatos pueden comer avena. En este artículo de ExpertoAnimal, te explicaremos si los gatos pueden comer avena, qué beneficios podría tener su consumo y algunas precauciones que debemos considerar antes de ofrecer este cereal a nuestros felinos.

También te puede interesar: Alimentos prohibidos para las cobayas

¿Es buena la avena para los gatos?

Entre las propiedades nutricionales de la avena, destacamos el alto contenido en proteínas vegetales, vitaminas, fibras y grasas vegetales. No obstante, todas sus variedades contienen gluten (aunque en menor cantidad que el trigo), pudiendo generar reacciones adversas en los felinos intolerantes a esta sustancia.

A pesar de contener hidratos de carbono, su ingesta moderada puede ser recomendada inclusivo para aquellos gatos con sobrepeso, pues su alto contenido en fibra ayuda a regular los índices elevados de glucosa y colesteroles en la sangre, además de proporcionar saciedad.

Por ello, la avena es un buen alimento para los gatos, siempre que respetemos cantidades adecuadas a su tamaño, peso y estado de salud. En dosis moderadas, su introducción en su dieta nos ayudará a ofrecerles una nutrición completa y equilibrada a nuestros mininos. Pero un consumo excesivo podría conllevar a algunos problemas digestivos, como diarreas o gases.

Por esta razón, es muy importante contar con la orientación de un veterinario para saber las dosis ideales de avena que puedes ofrecer a tu felino, considerando su edad, tamaño, peso y estado de salud. Además, con la ayuda de un veterinario, podrás detectar y descartar de forma pronta la posibilidad de que tu gato padezca alergia alimentaria o intolerancia al gluten.

¿Los gatos pueden comer avena? - ¿Es buena la avena para los gatos?

Beneficios de la avena para gatos

Además de ser un alimento altamente nutritivo, la avena también es considerada como una hierba curativa, con propiedades beneficiosas para la piel y el organismo del felino.

A continuación, resumimos los principales beneficios de la avena para los gatos:

  • Sus proteínas de alto valor biológico pueden ser fácilmente asimiladas, permitiendo que el gato las digiera con facilidad y las aproveche óptimamente.
  • Mejora la salud y el aspecto de la piel y los pelos, pues contiene vitaminas del complejo B, ácido fólico y minerales como hierro, manganeso y hierro. El agua de avena para gatos resulta una buena solución casera para aportar brillo a su pelaje y mantener su piel sana.
  • Sus fibras auxilian en la regulación de los niveles de colesterol y los azúcares en la sangre, pudiendo prevenir y ayudar en el tratamiento de la diabetes en gatos.
  • Es rica en ácido fólico y biotina, dos nutrientes esenciales para estimular la producción de glóbulos rojos en la sangre, la sintetización del hierro consumido en la alimentación y la oxigenación de los tejidos del cuerpo.
  • Su alto contenido de fibras solubles también favorecen la digestión y el tránsito intestinal, siendo un excelente remedio casero para el estreñimiento en gatos y problemas digestivos como diarreas, gases y vómitos.
  • La avena también proporciona un leve efecto calmante, pudiendo ser ofrecida cocinada para aliviar o prevenir cuadros de estrés, hiperactividad, nerviosismo o ansiedad en los gatos.

¿Cómo preparar avena para gatos?

Si bien la avena es un buen alimento para los gatos, no siempre nuestros felinos la aceptarán con facilidad. La avena cruda para los gatos resulta poco atractiva y difícil de digerir, pudiendo provocar trastornos digestivos.

Por ello, lo mejor es ofrecer la avena cocinada a nuestros felinos. Recuerda que la leche no es un alimento adecuado para los gatos, ya que la mayoría de los felinos adultos no poseen las enzimas necesarias para digerir la lactosa. Por lo tanto, cocinaremos la avena en agua, tan solo unos 5 o 6 minutos.

Esta técnica también puede ser empleada para preparar una papilla de avena para gatos bebés o ancianos, ya que suelen ser fáciles de digerir y no requieren gran esfuerzo de masticación. Lógicamente, no agregaremos azúcar, endulzantes ni otros aditivos químicos que puedan perjudicar la salud de nuestros felinos.

Otra excelente idea es incorporar la avena en recetas caseras que preparemos para nuestros gatos, pudiendo también combinarla con otros ingredientes beneficiosos para los gatos, como la cúrcuma o la canela. En ExpertoAnimal, te enseñamos a preparar unas sabrosas recetas gourmet que son una de las mejores opciones para preparar copos de avena para gatos.

Respecto a la cantidad recomendada de avena para los felinos, lo ideal es consultar un veterinario para identificar las dosis óptimas y la mejor manera de incorporar este alimento en la dieta de tu gato, considerando las características y necesidades específicas de su organismo, y la finalidad de su consumo.

¿Los gatos pueden comer avena? - ¿Cómo preparar avena para gatos?

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Los gatos pueden comer avena?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Dietas caseras.

Escribir comentario sobre ¿Los gatos pueden comer avena?

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?

¿Los gatos pueden comer avena?
1 de 3
¿Los gatos pueden comer avena?

Volver arriba