menu
Compartir

¿Los perros pueden comer frijoles?

 
Por Cristina Pascual, Veterinaria. 23 enero 2023
¿Los perros pueden comer frijoles?

Ver fichas de Perros

Los frijoles, también conocidos como alubias, fabes, judías o habichuelas, son las semillas de una planta trepadora denominada Phaseolus vulgaris. Su cultivo comenzó en Sudamérica alrededor del año 7 000 a.C., pero actualmente se trata de una legumbre producida y consumida en todos los continentes del mundo.

Sin duda, los frijoles se encuentran entre las legumbres más importantes de nuestra gastronomía y de la cocina mexicana, entre otras, pues son los protagonistas de innumerables guisos, potajes y pucheros. Pero, ¿y nuestros perros? ¿Es cierto que pueden comer frijoles los perros? Si quieres descubrirlo, no te pierdas el siguiente artículo de ExpertoAnimal, en el que explicaremos si los perros pueden comer frijoles o no.

También te puede interesar: ¿Los perros pueden comer higos?

¿Pueden comer frijoles los perros o no?

Los frijoles o alubias son legumbres ampliamente utilizadas en la gastronomía de muchos países del mundo, como España y México, no solo por su sabor, sino también por su gran valor nutricional. Pero, ¿sabes qué pasa si un perro come frijoles? ¿Los frijoles les hacen daño a los perros? Te lo contamos a continuación.

Lo cierto es que los frijoles se encuentran en la lista de alimentos aptos para los perros, puesto que aportan numerosos beneficios nutricionales y no contienen ninguna sustancia que resulte tóxica para su organismo. No obstante, para garantizar que el aporte de frijoles resulta saludable y seguro para los perros, es necesario tener en cuenta una serie de consideraciones, las cuales explicaremos con detalle en los siguientes apartados.

Beneficios de los frijoles para los perros

Como hemos mencionado, los perros pueden comer frijoles (alubias o judías) puesto que tienen un gran valor nutricional. A continuación, mencionamos los principales beneficios que supone incluir esta legumbre en la dieta de los perros:

  • Es una gran fuente de proteínas. Además, a pesar de ser una proteína de origen vegetal, aporta una buena cantidad de aminoácidos esenciales (que son aquellos aminoácidos que el organismo no es capaz de sintetizar y necesitan ser ingeridos a través de la dieta).
  • Contiene un alto porcentaje de carbohidratos con bajo índice glucémico. Estos carbohidratos tardan más tiempo en digerirse, de manera que suponen un aumento más paulatino de los niveles de glucosa en sangre y permiten un mejor control de la liberación de insulina postpandrial.
  • Apenas contienen grasa, lo que permite incluirlos en la dieta de los perros sin aumentar en gran medida el valor energético de la ración.
  • Aportan fibra. Aunque es un nutriente que los perros no pueden digerir, resulta fundamental en su dieta, puesto que regula la ingesta, mejora el tránsito intestinal y contribuye al mantenimiento de la microbiota intestinal.
  • Son fuente de minerales, como el calcio, el selenio, el hierro, el magnesio, el zinc, el potasio y el fósforo.
  • Aportan vitaminas del grupo B, como la vitamina B1 (tiamina), B3 (niacina) y B6 (piridoxina).
  • Contienen compuestos fenólicos, unos compuestos bioactivos con poder antioxidante.

¿Cómo dar frijoles a un perro?

Ahora que sabemos que los perros pueden comer frijoles, es preciso que expliquemos de qué manera debemos ofrecerlos para que su aporte sea seguro y beneficioso. En primer lugar, hablaremos sobre las formas en las que este alimento se puede incluir en la dieta de los perros:

  • Si tu perro consume habitualmente un pienso comercial, puedes optar por introducir los frijoles en su dieta ofreciéndolos a modo de premio o recompensa. Si estás buscando una alternativa a los típicos premios comerciales, los frijoles para perros pueden ser una buena opción. Eso sí, nunca los mezcles con su pienso, como explicamos en este post: "¿Es bueno combinar pienso con comida casera?".
  • Por el contrario, si tu perro habitualmente consume una ración casera, puedes optar por incluir los frijoles como un ingrediente más en su ración diaria. En este caso, deberás combinar las judías o frijoles con otros ingredientes que sean fuente de proteína animal, grasa, carbohidratos, vitaminas y minerales, para así conseguir una ración balanceada y acorde a las necesidades de tu perro. Hablamos de ello en este artículo: "¿Qué comen los perros?".

En segundo lugar, debemos hablar sobre la preparación y el cocinado de los frijoles. ¿Te estás preguntando si los perros pueden comer frijoles molidos cocidos? Te lo contamos a continuación.

¿Cómo preparar frijoles para perros?

La proteína y los carbohidratos presentes en las legumbres se digieren y asimilan mejor cuando se cocinan, puesto que el proceso de cocinado aumenta la digestibilidad del alimento. Por ello, los frijoles se deben ofrecer siempre cocinados. Para prepararlos, la mejor opción es que tú mismo/a pongas los frijoles a remojo (unas 8-12 horas) y después los cuezas hasta que tengan una textura blanda. Si lo prefieres, puedes optar por utilizar frijoles en conserva, siempre y cuando no contengan ningún ingrediente que resulte perjudicial para los perros (como sal, ajo, cebolla, especias, aditivos, etc.). En caso de usar frijoles en conserva, recuerda retirar el líquido de gobierno y enjuagar los frijoles con abundante agua antes de ofrecerlos.

En cuanto a la variedad, los perros pueden comer frijoles bayos, blancos, pintos, negros, etc. En general, todas la variedades resultan aptas para los perros.

¿Los perros pueden comer frijoles? - ¿Cómo dar frijoles a un perro?

Dosis de frijoles para perros

En caso de que decidas ofrecer los frijoles a modo de premio, puedes aportarlos una vez a la semana o cada dos semanas. La cantidad dependerá del tamaño de tu perro y de la variedad de los frijoles, aunque como referencia, puedes ofrecer 3-5 frijoles en perros pequeños, 5-8 en perros medianos y 8-10 en perros grandes.

En caso de que optes por incluir los frijoles en la ración diaria, la cantidad dependerá de las necesidades nutricionales y energéticas de tu perro, que variarán fundamentalmente en función de su edad y su actividad diaria. Para garantizar que la ración es equilibrada y que la proporción de los distintos alimentos que aportas es óptima, te recomendamos que solicites la ayuda de un veterinario especialista en nutrición animal.

Efectos secundarios de los frijoles para perros

El principal efecto negativo asociado al consumo de frijoles es la producción de flatulencias o exceso de gases en el intestino. Por lo demás, el aporte de frijoles no tiene por qué provocar ningún perjuicio en la salud de los perros, siempre que se ofrezcan de la manera adecuada.

 

Contraindicaciones de los frijoles para perros

Aunque los frijoles son un alimento apto para los perros, existen ciertas situaciones en las que su aporte puede ser contraproducente:

  • Perros con alergias o intolerancias alimentarias.
  • Perros con un aparato digestivo especialmente sensible a los cambios de dieta.

Ahora que sabes cómo y en qué casos los perros pueden comer frijoles, no te pierda este vídeo en el que hablamos de las frutas y verduras que NO deben comer:

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Los perros pueden comer frijoles?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Dietas caseras.

Bibliografía
  • Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA). Alubias, Phaseolus vulgaris. Disponible en: https://fen.org.es/MercadoAlimentosFEN/pdfs/alubias.pdf
  • Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA). Inventario Español de los Conocimientos Tradicionales relativos a la Biodiversidad Agrícola: Phaseolus vulgaris. Disponible en: https://www.conecte.es/media/com_concibe/files/Phaseolus%20vulgaris.pdf

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
¿Los perros pueden comer frijoles?
1 de 2
¿Los perros pueden comer frijoles?

Volver arriba