Compartir

¿Los perros pueden comer miel?

 
Por Eva López, Editora de ExpertoAnimal. 4 noviembre 2019
¿Los perros pueden comer miel?

Ver fichas de Perros

La miel es uno de esos productos naturales que se han utilizado para tratar múltiples dolencias desde siempre. Sus excelentes propiedades la convierten en un remedio casero perfecto para combatir problemas de garganta, aportar energía, abrir el apetito o cicatrizar heridas. Ahora bien, ¿todos estos beneficios son aplicables a los perros? Es decir, ¿la miel es buena para tu perro?

En este artículo de ExpertoAnimal hablaremos sobre los usos de la miel en perros, explicaremos si pueden consumirla y en qué casos puede resultar perjudicial. Sigue leyendo para descubrir con nosotros si los perros pueden comer miel o no.

También te puede interesar: ¿Los perros pueden comer pan?

¿La miel es buena para los perros?

Sí, en general la miel es buena para los perros, tanto adultos como cachorros y ancianos. Ahora bien, es importante aclarar que no todas las mieles que encontramos en el mercado son adecuadas para los canes debido a que no todas presentan las mismas propiedades. Así, recomendamos descartar la miel elaborada al por mayor, de venta en supermercados y excesivamente procesada. Este tipo de miel tiene muy poco de natural y podemos comprobarlo observando su color y textura que, normalmente, es transparente. La miel natural no es totalmente traslúcida.

Dicho lo anterior, podemos deducir que la mejor miel para perros (y para nosotros) es la artesanal y ecológica, independientemente del tipo de miel que queramos utilizar. Esta miel mantiene intactas casi todas sus propiedades, no tiene azúcares añadidos, conservantes ni edulcorantes artificiales.

Tipos de miel de abeja para perros

Lo cierto es que casi todos los tipos de miel de abeja son buenos para los perros, ya que cada uno de ellos presenta propiedades comunes y particulares que pueden beneficiar el estado de salud de estos animales. Así, si tienes en casa algún bote de miel pura, no dudes en utilizarla también con tu perro. Los únicos tipos de miel que es mejor descartar son aquellos elaborados a partir del néctar de las plantas tóxicas para perros, como la miel de marihuana. No obstante, como decimos, son una minoría.

Uno de los tipos de miel de abeja que más dudas suscita a la hora de utilizarlo en canes es la miel de manuka, muy apreciada en la medicina natural para humanos. Pues bien, veremos a continuación si esta miel es buena para los perros y para qué sirve.

Miel de manuka para perros

Este tipo de miel se ha popularizado en los últimos años por sus excelentes propiedades. La miel de manuka está considerada como una de las mejores mieles que existen para cicatrizar heridas y aliviar dolores estomacales por sus increíbles efectos. Estos mismos resultados pueden apreciarse en los animales, de manera que la miel de manuka sí es buena para los perros.

Miel de maple para perros

La miel de maple no es un tipo de miel de abeja. Sin embargo, por su textura y color, muchas personas creen erróneamente que sí y se preguntan si pueden tomarla los perros. Esta sustancia también recibe el nombre de jarabe de arce y, como indica, se extrae de la savia de este árbol. Si adquirimos miel de maple pura, ecológica y sin azúcar añadido, también podremos dársela a los perros, ya que posee vitaminas, minerales y antioxidantes.

¿Los perros pueden comer miel? - Tipos de miel de abeja para perros

Propiedades y beneficios de la miel para perros

Como hemos comentado en el apartado anterior, cada tipo de miel goza de propiedades particulares que se traducen en distintos beneficios. De todas formas, en general, todas las mieles cuentan con beneficios comunes y es de ellos de los que hablaremos. Así pues, la miel es buena para los perros por los siguientes beneficios:

  • Es fuente de energía debido a los azúcares naturales que contiene (fructosa y glucosa principalmente). 100 gramos de miel contienen 300 calorías.
  • Es rica en minerales, siendo los más notorios el calcio, el fósforo, el magnesio, el potasio y el sodio.
  • Contiene vitamina C y algunas vitaminas del grupo B.

Esta riqueza en nutrientes se traduce en un sinfín de propiedades medicinales aplicables, también, a la medicina veterinaria. De esta forma, la miel actúa como tónico para el corazón, posee propiedades relajantes, calmantes, diuréticas, laxantes, antiinflamatorias, antioxidantes, antisépticas, antimicrobianas y cicatrizantes.

Usos de la miel en perros

Tras repasar los beneficios de la miel para perros, podemos deducir que son muchos los problemas de salud que podemos tratar o prevenir. Así mismo, la miel es apta para perros recién adoptados que rechazan el alimento, para cachorros o para perros ancianos enfermos. Veamos, cómo podemos aprovechar todas sus propiedades y, por ende, qué usos tiene la miel en perros:

Miel para perros con tos

Gracias a sus propiedades calmantes, antiinflamatorias y antisépticas, la miel es un excelente remedio para aliviar los síntomas de infecciones en las vías respiratorias o inflamaciones. Así, podemos preparar miel con limón para perros con tos y/o dolor de garganta u ofrecer una cucharadita de miel antes de ir a dormir.

Eso sí, si tu can tiene tos, no has visitado al veterinario y observas que no remite tras utilizar este remedio, te recomendamos visitar al especialista lo antes posible para encontrar la causa. La miel por sí sola no puede combatir una infección grave, además, la tos podría ser por haber contraído traqueobronquitis infecciosa.

Miel para curar heridas en perros

Junto con el azúcar, la miel forma parte de los mejores remedios caseros para cicatrizar en heridas en perros. Tanto es así que cada vez más veterinarios los utilizan en casos de heridas no muy profundas, de úlceras leves o de quemaduras también leves. Para utilizar la miel como cicatrizante en perros, simplemente se debe colocar una capa de miel sobre la herida y dejar que actúe, sin taparla y evitando que el perro la lama.

Miel para perros cachorros

La miel también es buena para los cachorros porque les aporta energía, vitaminas, minerales y antioxidantes, todo nutrientes necesarios para su correcto desarrollo. Sin embargo, su uso se vuelve todavía más interesante en cachorros desnutridos o que han perdido el apetito. La miel proporciona a estos pequeños un extra de glucosa y fructosa y, además, se trata de un alimento que abre el apetito precisamente por estos tipos de azúcares.

Miel para perros enfermos o convalecientes

También por la energía que aporta gracias a sus azúcares, la miel es un alimento muy recomendado para perros enfermos o convalecientes. Además, durante algunos procesos de recuperación es habitual observar a los canes que rechazan la comida. Pues bien, una buena forma de conseguir que vuelvan a comer es mezclar miel con yogur natural (sin azúcar) y ofrecer esta preparación. El yogur es rico en probióticos, indispensables para favorecer el equilibrio de la flora intestinal y fomentar una adecuada recuperación.

En perros convalecientes hospitalizados o que están recibiendo suero por vía intravenosa, podemos diluir la miel en agua y ofrecer la solución con una jeringa, introduciéndola directamente en la boca. Por supuesto, todos estos remedios deben administrarse bajo la supervisión del veterinario.

Miel para perros con anemia

La miel posee hierro, sin embargo, hay otros alimentos con más cantidad de este mineral que permiten reponer su deficiencia en casos de anemia. La miel es buena para perros anémicos debido a la energía que les aporta, puesto que la falta de hierro tiende a producir en el animal un estado de cansancio y debilidad. Esta energía permite combatir esta debilidad y fomenta la correcta recuperación.

Miel para perros con estreñimiento

Debido a sus propiedades laxantes y a que la miel está considerada un alimento prebiótico, favorece la eliminación de la materia fecal acumulada y ayuda a combatir el estreñimiento en perros. Los alimentos prebióticos estimulan el crecimiento de las bacterias beneficiosas que se encuentran en los intestintos porque actúan como alimento para ellas. De esta forma, al equilibrar la flora intestinal se consigue fomentar la evacuación.

En el siguiente artículo encontrarás más Remedios caseros para el estreñimiento en perros.

¿Los perros pueden comer miel? - Usos de la miel en perros

Contraindicaciones de la miel para perros

Aunque los perros pueden comer miel y ya hemos visto que es buena para tratar y prevenir múltiples problemas de salud, también existen casos en los que es mejor evitarla. De esta forma, en perros diabéticos es mejor consultar con el veterinario debido al índice glucémico de la miel.

Hasta el momento, no se conocen más contraindicaciones de la miel. No obstante, en casos de enfermedades renales o de hipertensión, es mejor consultar con el especialista.

¿Cómo dar miel a un perro?

En función del uso que quieras darle, puedes dar miel a tu perro directamente o diluirla. Para diluirla, puedes escoger entre agua, zumo de limón o infusión de manzanilla.

En caso de dar miel a tu perro directamente, no recomendamos superar las dos cucharaditas diarias. Nuevamente, insistimos en verificar con el veterinario su administración y en consultar con él la dosis de miel para perros adecuada.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Los perros pueden comer miel?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Dietas caseras.

Bibliografía
  • USDA. Honey. U.S. Department of Agriculture.
  • Knowles, Gemma. (2016). Cocina Sana para tu Perro. Madrid, España: Esfera Libros.

Escribir comentario sobre ¿Los perros pueden comer miel?

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?

¿Los perros pueden comer miel?
1 de 3
¿Los perros pueden comer miel?

Volver arriba