menu
Compartir

No tengo pienso, ¿qué le doy a mi perro?

 
Por Laura García Ortiz, Veterinaria especializada en medicina felina. 14 julio 2021
No tengo pienso, ¿qué le doy a mi perro?

Ver fichas de Perros

Si se da la casualidad de que te has quedado sin comida para tu perro, no puedes ir a comprarla o cualquier otra situación similar, seguro que te surge la duda: «si no tengo pienso, ¿qué le doy a mi perro?». Pues bien, los perros son animales omnívoros, adaptados a ingerir tanto alimentos cárnicos como aquellos ricos en hidratos de carbono, vegetales o frutas.

No obstante, hay que tener cuidado. En este artículo de ExpertoAnimal hablaremos de situaciones puntuales, pues darle a nuestro perro una dieta casera no balanceada puede llevarle a sufrir deficiencias nutricionales, poniendo en peligro su salud. Continua leyendo para saber más sobre qué alimentos humanos puede comer nuestro perro, así como cuáles debemos evitar.

También te puede interesar: Mi hurón no quiere comer pienso

Si no tengo comida para perro, ¿qué le puedo dar?

El perro es omnívoro, así lo confirman datos como su dentición. Si los comparamos con los gatos, ambos poseen un número similar de dientes incisivos y caninos, pero los perros tienen más molares y premolares, que les son útiles para triturar y masticar alimentos. Esto sugiere una dieta más variada y acostumbrada a más alimentos que la carne.

Gracias a este comportamiento alimentario, podemos preparar, en casos de urgencia, otra comida, aunque no sea específicamente canina, con los alimentos que tenemos por casa, siempre, por supuesto, que no se consideren prohibidos para ellos. Puedes consultar aquí un listado completo de alimentos prohibidos para perros.

Insistimos en que es una solución puntual, ya que no es opción dejarlos sin comer hasta conseguir alimento para perros, pues podríamos empeorar su salud, debilitarlos e incluso, si la situación se prolonga, provocar desequilibrios nutricionales y electrolíticos.

A continuación os proponemos algunas opciones de alimentos que pueden comer los perros en caso de urgencia por no tener comida para ellos.

No tengo pienso, ¿qué le doy a mi perro? - Si no tengo comida para perro, ¿qué le puedo dar?

Carne y pescado

Los perros pueden comer todo tipo de carne y de pescado, pero teniendo cuidado de que las piezas no contengan huesos que puedan astillarse en su aparato digestivo y causar daños ni espinas. Aunque en menor grado, estas también pueden ser dañinas, especialmente para perros pequeños.

Conviene ofrecerles la carne y el pescado cocinados y no crudos para evitar el riesgo de transmisión de patógenos como los parásitos. Por ejemplo, destaca el anisakis y tenias como Echinococcus granulosus en el pescado. Además, puede causarse una deficiencia de tiamina, también conocida como vitamina B1, al ingerir pescados o sus vísceras crudas.

Cereales y tubérculos

Los perros están diseñados para ingerir hidratos de carbono y poder aprovecharlos y digerirlos correctamente. En otras palabras, los carbohidratos son necesarios en su dieta. Los alimentos con mayores cantidades de hidratos de carbono que podemos ofrecerles son los siguientes:

  • Batata: presenta una elevada cantidad de nutrientes, como calcio, hierro, potasio, magnesio, manganeso, vitamina A y vitamina C, además de 20 gramos de hidratos de carbono por cada 100 gramos de batata.
  • Patata: pueden darse pequeños trozos de patata madura cocida, no frita ni de bolsa. Aportan 17 gramos de hidratos de carbono por cada 100 gramos de patata, además de vitamina C, potasio, magnesio, fósforo, calcio, hierro y zinc. Hay que evitar dar las patatas cuando están crudas o verdes, debido a que contienen solanina, un compuesto tóxico que bloquea la acetilcolinesterasa, aumentando la acetilcolina y provocando el incremento de las secreciones de los aparatos digestivo, respiratorio y urinario, el descenso del ritmo del corazón, la vasodilatación y el aumento de la actividad cerebral. Este mismo compuesto lo tienen también los tomates verdes, los tomatillos del diablo, los pimientos y las berenjenas crudas. Por eso hay que evitar dárselos a nuestros perros.
  • Arroz: resulta una buena fuente de hidratos de carbono, en concreto 28 gramos por cada 100 gramos de arroz, además de ser muy digerible y tener poca fibra. Entre los nutrientes principales que aporta están la vitamina B1, la B2, la B3, el fósforo, el manganeso, el selenio, el hierro y el zinc.

Verduras, legumbres y hortalizas

Las verduras son fuente de vitaminas, fibra e hidratos. Podemos darles a los perros las siguientes:

  • Calabaza: se trata de un alimento rico en fibra, vitaminas A,C, K y alfa y betacarotenos. Lo mejor es dársela al perro cocida y partida en pequeños trozos.
  • Zanahoria: es una hortaliza beneficiosa para los perros y muy digestible, además de contener diversos nutrientes, como calcio, fósforo, magnesio, sodio, hierro, vitaminas del complejo B, vitaminas A, E y K. Además, ayuda a prevenir el sarro.
  • Calabacín: este es un vegetal sano y recomendable para nuestros perros. Compuesto por un 95 % de agua y bajo en calorías, lo podemos dar cocido, asado, a la plancha o en crudo, triturado o en rodajas. En esta última opción puede servir como premio.
  • Brócoli: este vegetal presenta cantidades elevadas de vitaminas C, A, E y K y aporta sus propiedades cicatrizantes y protectoras de los huesos y de la visión de los perros.
  • Judía verde: esta leguminosa ofrece vitamina C, A y K, además de ácido fólico y fibra.
  • Coliflor: esta verdura ofrece vitaminas K, C, ácido fólico, potasio y manganeso. Posee propiedades anticancerígenas, por su contenido en isotiocianatos, y antiinflamatorias. Por este último beneficio es una ayuda para los perros mayores con artrosis.
No tengo pienso, ¿qué le doy a mi perro? - Verduras, legumbres y hortalizas

Frutas

Las frutas aportan mucha humedad y vitaminas. Podemos dar las siguientes a nuestros perros, pero en su justa medida y bajo ciertas condiciones:

  • Melocotón: es una de las frutas que más les gustan a los perros. Presenta un sabor suave y dulce y aporta vitaminas A, B12, B6 y B1, además de hidratación. Pero hay que tener cuidado de no darles ni la piel ni el hueso.
  • Manzana: fruta con gran contenido de agua, antioxidantes y vitaminas C y del grupo B. Además, aporta calcio, fósforo y potasio. Pero en este caso hay que evitar que el perro ingiera las semillas, pues contienen cianuro y podrían provocar una intoxicación, causando un proceso de falta de oxígeno a nivel tisular al bloquear la enzima encargada de la respiración en las mitocondrias de las células. Esto puede acabar con la vida de nuestros perros.
  • Plátano: una pequeña porción de esta fruta para perros pequeños y hasta un plátano entero para perros grandes les aporta vitaminas K, A, C, E, B1, B2, B3, B6 y B9, además de potasio, fibra y taninos con acción astringente.
  • Chirimoya: en pequeñas cantidades por su alto contenido en azúcar, podemos darles a nuestros perros un poco de esta fruta, sin las pepitas, ya que contiene vitaminas del grupo B, como la B1, la B3 o la B9, y vitamina A, así como mucha fibra y minerales.
  • Fresa: los perros pueden comer sin peligro fresas, pero sin pasarse. Estas coloridas frutas les aportan vitaminas C, K, B1, B6, fibra, antioxidantes y minerales como el cobre y el magnesio.
No tengo pienso, ¿qué le doy a mi perro? - Frutas

No tengo pienso, ¿qué puede comer mi perro?

Si un día te ves sin pienso o sin el alimento habitual que consuma tu perro, puedes prepararle un plato de comida con algunos de los ingredientes que hemos mencionado, habituales en las despensas de nuestros hogares. Te dejamos algunas ideas de recetas caseras a modo de guía:

Si deseas leer más artículos parecidos a No tengo pienso, ¿qué le doy a mi perro?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Problemas de alimentación.

Bibliografía
  • Elices, R. (2010). Atlas de nutrición y alimentación práctica en perros y gatos. Editorial Servet.

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?

No tengo pienso, ¿qué le doy a mi perro?
1 de 4
No tengo pienso, ¿qué le doy a mi perro?

Volver arriba