menu
Compartir

Proptosis ocular en el perro - Tratamiento, causas y recuperación

 
Por Cristina Pascual, Veterinaria. 20 abril 2022
Proptosis ocular en el perro - Tratamiento, causas y recuperación

Ver fichas de Perros

La proptosis ocular es una de las urgencias oftalmológicas más importantes dentro de las especie canina. Consiste en el desplazamiento hacia adelante del globo ocular, que se produce como consecuencia de un traumatismo que origina la salida del ojo de su órbita. Aunque puede aparecer en cualquier raza, es especialmente frecuente en perros braquicéfalos.

Si quieres conocer más información sobre proptosis ocular en el perro, su tratamiento, causas y recuperación acompáñanos en el siguiente artículo de ExpertoAnimal, en el que hablaremos también de los síntomas y diagnóstico.

¿Qué es la proptosis ocular?

La proptosis o luxación anterior del globo ocular consiste en la salida del globo ocular fuera de la órbita como consecuencia de un traumatismo. Inmediatamente después de que el globo ocular se salga de su posición habitual en el espacio orbital, los párpados se cierran, impidiendo así que el ojo retorne a su sitio.

Como consecuencia, se producen los siguientes sucesos:

  • Se dificulta el retorno venoso, lo que origina congestión conjuntival.
  • La córnea se deseca y se producen úlceras severas (queratitis de exposición).
  • Se produce una uveítis asociada.
  • Puede producirse la rotura de los músculos extraoculares y, en consecuencia, se produce una hemorragia subconjuntival.
  • Puede afectarse el nervio óptico, por el propio traumatismo o por la inflamación que se genera, produciéndose ceguera.

Es importante señalar que la proptosis ocular es siempre una urgencia oftalmológica que requiere un tratamiento médico y quirúrgico inmediato para reducir el riesgo de la pérdida irreversible de visión. Incluso en los casos en los que no pueda recuperarse la visión, realizar un tratamiento rápido y correcto permitirá conservar el globo ocular y mantener la estética del animal.

Proptosis ocular en el perro - Tratamiento, causas y recuperación - ¿Qué es la proptosis ocular?
Imagen: Assisvet

Causas de la proptosis ocular en perros

La proptosis ocular en perro se produce como consecuencia de traumatismos que originan la salida del globo ocular de su órbita. Estos traumatismos incluyen:

  • Golpes en el cráneo
  • Atropellos
  • Peleas o mordeduras
  • Caídas, etc.

Se trata de un proceso que se produce con mayor frecuencia en perros de razas braquicéfalas (chatas) debido a que tienen globos oculares grandes, órbitas aplanadas y aperturas palpebrales muy amplias. En razas no braquicéfalas, el traumatismo necesario para producir la proptosis es mucho mayor.

Proptosis ocular en el perro - Tratamiento, causas y recuperación - Causas de la proptosis ocular en perros

Síntomas de la proptosis ocular en perros

Los signos clínicos que se pueden observar en el globo ocular prolapsado son:

  • Edema e inflamación de los párpados.
  • Córnea desecada.
  • Úlceras corneales.
  • Quemosis: edema en la conjuntiva que recubre el globo ocular.
  • Hemorragia subconjuntival.
  • Hifema: presencia de sangre en la cámara anterior.
  • Miosis (contracción de la pupila) o midriasis (dilatación de la pupila).

Diagnóstico de la proptosis ocular en perros

El diagnóstico de la proptosis ocular canina debe incluir los siguientes puntos:

  • Exploración oftalmológica: se debe realizar una exploración sistemática de todas las estructuras oculares para valorar la funcionalidad del ojo y poder así orientar el tratamiento y emitir un pronóstico.
  • Radiografía de cráneo: al producirse como consecuencia de un traumatismo, es importante realizar una radiografía de cabeza para descartar posibles fracturas de cráneo. Además, es especialmente relevante conocer si existe una fractura a nivel de la órbita, ya que en ese caso no será posible recolocar el globo ocular en su sitio.
  • Exploración general: se debe valorar el estado general del paciente y descartar cualquier alteración sistémica producida por el traumatismo que pueda comprometer la vida del animal.
Proptosis ocular en el perro - Tratamiento, causas y recuperación - Diagnóstico de la proptosis ocular en perros

Tratamiento de la proptosis ocular en perros

Como ya hemos mencionado en anteriores apartados, la proptosis ocular es una urgencia oftalmológica que requiere tratamiento inmediato para evitar la pérdida irreversible de la visión o, al menos, para evitar la enucleación (extirpación del globo ocular). Por ello es importante actuar con la mayor premura posible.

Los cuidadores que detecten o sospechen una posible proptosis ocular en su perro deben proteger el ojo para evitar que se deseque y se produzca un daño mayor. Para ello, se deben mojar unas gasas con suero o agua y colocarlas sobre el globo ocular prolapsado.

A continuación, se debe acudir de urgencias a un centro veterinario. Allí, el equipo veterinario se encargará de instaurar un primer tratamiento para evitar que se agrave el proceso.

La terapia médica de la proptosis ocular incluye:

  • Irrigar continuamente la córnea con suero salino y mantenerla húmeda y protegida con compresas frías.
  • Administrar corticoides por vía intravenosa para reducir la inflamación
  • Deshidratar el vítreo para que el globo ocular esté más blando y resulte más fácil reintroducirlo en el espacio orbitario
  • Si el prolapso es parcial, se puede sedar al animal e intentar reintroducir el globo ocular manualmente (sin forzarlo en ningún caso). No obstante, en la mayoría de ocasiones no suele funcionar y es necesario recurrir al tratamiento quirúrgico.

El tratamiento quirúrgico implica la recolocación del globo ocular en la órbita bajo anestesia general. Una vez reintroducido, se debe suturar el párpado superior al inferior (tarsorrafia o blefarorrafia) para mantener el ojo cerrado durante 15-20 días, ya que de lo contrario, el ojo se volvería a prolapsar inmediatamente como consecuencia de la inflamación.

No obstante, en algunos casos no es posible conservar el globo ocular y resulta necesario realizar una enucleación (extirpación del globo ocular). Generalmente, se recomienda la enucleación en los siguientes casos:

  • Rotura de más de 2 músculos extraoculares.
  • Avulsión del nervio óptico (sección parcial o completa del nervio).
  • Rotura corneal o escleral.
  • Hifema.
  • Secuela graves pasados 20 días de la tarsorrafia.

Recuperación de la proptosis ocular en perros

Durante la recuperación o el postoperatorio, se debe instaurar un tratamiento para combatir la inflamación y prevenir la infección:

  • Aplicar frío local inmediatamente después de la cirugía.
  • Administrar antiinflamatorios sistémicos (corticoides o AINEs): durante 7-10 días para reducir la inflamación intraocular, palpebral y del nervio óptico. No se recomienda administrarlos por vía oftálmica (en colirio) puesto que la córnea puede estar inflamada.
  • Administrar antibióticos sistémicos y/o tópicos.

La tarsorrafia o blefarorrafia se debe mantener entre 15-20 días. Pasado ese tiempo, se deben retirar los puntos y evaluar las posibles secuelas en el ojo afectado.

Proptosis ocular en el perro - Tratamiento, causas y recuperación - Recuperación de la proptosis ocular en perros

Secuelas de la proptosis ocular en perros

La proptosis ocular canina puede originar una serie de secuelas, en función de la gravedad del proceso y de la premura con la que se actúe. En concreto, las posibles secuelas que se pueden producir en el ojo afectado son:

  • Ceguera.
  • Estrabismo.
  • Úlceras corneales.
  • Queratoconjuntivitis seca.
  • Queratitis de exposición.
  • Glaucoma.
  • Ptisis bulbi: atrofia del globo ocular.
Proptosis ocular en el perro - Tratamiento, causas y recuperación - Secuelas de la proptosis ocular en perros

Pronóstico de la proptosis ocular en perros

El pronóstico para la preservación de la visión es de reservado a grave, puesto que la mayoría de los ojos prolapsados presentan ceguera irreversible debido al daño del nervio óptico o a los daños intraoculares. De hecho, tan solo el 20% de los ojos luxados conservan la visión.

No obstante, aunque se deba hacer todo lo posible por conservar la visión, se debe tener en cuenta que los perros se pueden adaptar a la visión con un solo ojo sin que esto afecte drásticamente a su calidad de vida.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Proptosis ocular en el perro - Tratamiento, causas y recuperación, te recomendamos que entres en nuestra sección de Problemas oculares.

¿Tienes contratado el Seguro de Responsabilidad Civil obligatorio para perros? Consiguelo al mejor precio rellenando el formulario con tus datos y los de tu mascota haciendo clic en este botón:

Bibliografía
  • Asociación de Veterinarios Españoles Especialistas en Pequeños Animales (AVEPA). Urgencias oftalmológicas
  • Mejía, E. (2008). Ortopedia, neurología y rehabilitación en pequeñas especies: perros y gatos. El Manual Moderno

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
Proptosis ocular en el perro - Tratamiento, causas y recuperación
Imagen: Assisvet
1 de 6
Proptosis ocular en el perro - Tratamiento, causas y recuperación

Volver arriba