Compartir
Compartir en:

Habana

1 comentario
Habana

El gato de la Habana procede de la Europa del siglo XIX, más concretamente de Inglaterra dónde empezó a criarse seleccionando a los siameses marrones. Más adelante, los siameses marrones se mezclaron con el Chocolate Point y es cuando la raza adquiere las características que siguen buscando los criadores hoy en día.

Además hace falta añadir que su nombre, no proviene de Cuba como podríamos pensar sino que lleva ese nombre por su oscuro pelaje color tabaco.

Origen
  • Europa
  • Reino Unido
Clasificación FIFE
  • Categoría III
Características físicas
Peso medio
  • 3-5
  • 5-6
  • 6-8
  • 8-10
  • 10-14
Esperanza de vida
  • 8-10
  • 10-15
  • 15-18
  • 18-20

Apariencia Física

Suele pesar entre 2,5 y 4,5 kilogramos de peso, hablamos entonces de un gato de tamaño medio. Su cabeza es proporcionada y, por lo general, muestra dos impresionantes ojos verdes que destacan con su oscuro pelaje, arriba encontramos dos grandes orejas separadas que le ofrecen un aspecto de alerta constante. Aún así también puede tener ojos de colores muy diversos. El cuerpo es fuerte y proporcionado y el tacto del pelaje es suave, sedoso y fino. Uno de los atributos de la raza es el brillo exuberante del pelo.

El gato de la Habana solo lo encontramos de color marrón aunque puede variar ligeramente mostrando tonos castaños o avellana. El estandar de la raza, no obstante, difiere ligeramente según el país en el que se encuentre. Por ejemplo, en EEUU buscan unas características físicas gruesas y con presencia mientras que en Inglaterra y el resto de Europa buscan un estándar con un estilo más oriental o exótico.

Carácter

El gato de la Habana es un dulce compañero que te pedirá atenciones y afecto cada día. Se trata de un gato activo y muy vivo al que le gusta jugar y hacer cosas nuevas, eso se debe a la genética que le ha concedido el gato siamés, lo que hace que sea una raza de gato especialmente lista y cariñosa.

Muchas personas escogen al gato de la Habana por su particular forma de ser, suele tener afecto por un miembro concreto de la familia a quien le es fiel toda la vida. Si decides adoptar a un gato y tienes a tu alcance un ejemplar como este no te arrepentirás. El carácter independiente y a la vez sociable del Habana te enamorará.

Salud

Al igual que en todas las razas, recomendamos acudir al veterinario a temprana edad para que el gato de la Habana reciba sus vacunas y desparasitaciones pertinentes. El no hacerlo supone un riesgo aunque el animal viva dentro del hogar. Recuerda ponerle un Chip por si se pierde.

Se trata de una raza resistente aunque las enfermedades que más les afectan son:

  • Enfriamientos
  • Anomalías pulmonares o respiratorias
  • Endoparásitos

Cuidados

Aunque se trata de un gato muy activo se adapta bien a la vida en el interior del hogar. Además no requiere cuidados específicos pues tiene el pelaje corto y con un cepillado semanal será suficiente. Las actividades son una parte fundamental del gato de la Habana que necesita ejercitar su musculatura de forma diaria, por ese motivo, deberás dedicar tiempo a hacer ejercicio con él así como buscar un juguete con el que pueda entretenerse.

Llevar las vacunas al día y ofrecerle una alimentación sana nos dará como resultado un gato con un pelaje hermoso y un animal sano y fuerte. Además deberás protegerle del frío y la humedad excesiva.

Recuerda que castrar a tu gato es una opción inteligente y solidaria que nos recuerda la multitud de gatos que son abandonados diariamente. Evita infecciones, mal carácter y una camada sorpresa castrando a tu gato de la Habana.

Fotos de Habana

Artículos relacionados

Sube tu foto de Habana

Sube la foto de tu mascota
Fotos y comentarios (1)

Escribir comentario sobre Habana

1 comentario
havana echarri
mi gata amasa yte chupa los dedos y es una dulsura no lo tomen mal a la palabra chupa.......................

Habana
1 de 6
Habana