menu
Compartir

¿Los gatos cambian de color al crecer?

 
Por Laura García Ortiz, Veterinaria especializada en medicina felina. 16 marzo 2021
¿Los gatos cambian de color al crecer?

Ver fichas de Gatos

Por lo general, un gato que nace de un color lo tendrá así para siempre, es algo que va en los genes, así como su color de ojos, su estructura corporal y en cierta mediada, su personalidad. Sin embargo, diversas situaciones, como la edad, la raza, enfermedades o momentos puntuales pueden alterar el aspecto o el color del pelaje de nuestro felino.

Si te preguntas: ¿por qué mi gato negro se está anaranjando?, ¿por qué mi gato está cambiando de color al crecer?, ¿por qué el pelo de mi gato se está volviendo más claro o mate? o, en otras palabras, ¿los gatos cambian de color al crecer?, sigue leyendo este artículo de ExpertoAnimal en el que te explicaremos todos los motivos que pueden hacer que el pelo de tu gato haya cambiado.

También te puede interesar: ¿Los bigotes de los gatos vuelven a crecer?

¿El color de los gatos puede cambiar?

El pelo de los gatos, aunque por genética está establecido que sea de un determinado color o colores, liso, ondulado, largo, corto, escaso o abundante, puede sufrir alteraciones que modificarán un poco su aspecto externo, aunque internamente nada haya cambiado.

Diversos motivos pueden hacer que el pelo de tu pequeño felino se vea distinto. Desde alteraciones ambientales hasta una enfermedad orgánica.

El color del pelo de tu gato puede cambiar por los siguientes factores:

  • Edad.
  • Estrés.
  • Sol.
  • Mala nutrición.
  • Enfermedad intestinal.
  • Enfermedad renal.
  • Enfermedad hepática.
  • Enfermedad endocrina.
  • Enfermedad infecciosa.
  • Enfermedad de la piel.

El cambio del pelo de un gato bebé a adulto

Aunque depende de la raza, por lo general los gatos no cambian de color al crecer, solamente se intensifica el tono o se cambia el pelo de bebé al pelo de adulto, pero manteniendo el color que genéticamente tienen heredado.

En determinadas razas, el color del pelo de los gatos cambia cuando van creciendo, por ejemplo:

Gatos himalayos y siameses

Las razas siamés e himalaya presentan un gen que produce melanina (el pigmento que colorea el pelo) según la temperatura corporal. De manera que cuando nacen son muy claros o casi blancos, debido a que durante la gestación todo su cuerpo ha presentado la misma temperatura corporal del interior de la madre.

A partir del nacimiento, el gen se activa y comienza a colorear las zonas que por lo habitual presentan menos temperatura que la temperatura corporal normal. Estas zonas son las orejas, la cola, la cara y las patitas.

Los gatos que se encuentran en altas temperaturas de verano pueden presentar un albinismo parcial en su cuerpo, ya que la temperatura aumenta y el gen deja de colorear dichas zonas al aumentar su temperatura media corporal (39 ºC).

El caso contrario, cuando las temperaturas son muy frías, el descenso de la temperatura corporal puede oscurecer mucho al felino.

Los siameses, además pueden desarrollar un proceso denominado leucotriquia periocular, cuando pelos alrededor de los ojos se vuelven blancos, despigmentándose. Este cambio se puede producir cuando el felino está mal alimentado, es una hembra gestante, gatitos que crecen muy rápido o cuando tienen alguna enfermedad sistémica.

¿Los gatos cambian de color al crecer? - El cambio del pelo de un gato bebé a adulto

Gatos khao manee

Los gatos de raza khao manee cuando nacen presentan una mancha oscura en su cabeza, pero cuando pasan unos meses, dicha mancha desaparece y todos los ejemplares adultos son totalmente blancos.

Gatos ural rex

Otro ejemplo son los gatos ural rex, que nacen siendo grisáceos y tras la primera muda van adquiriendo el color definitivo. Además, a los 3-4 meses les comienza a salir el pelo ondulado que caracteriza a la raza, pero no es hasta los 2 años de edad que el cambio se completa y adquieren el fenotipo de ural rex adulto.

Gatos ancianos

Por otra parte, cuando los gatos van cumpliendo años, con el proceso natural del envejecimiento el pelo puede adquirir un leve cambio de tonalidad y la aparición de canas. En los que más se suele notar es en los gatos negros, que adquieren una tonalidad más grisácea, y en los naranjas, que se vuelven más color arena o amarillento. Estas primeras canas pueden aparecer a partir de los 10 años.

Cambio en el pelo de tu gato por estrés

Los gatos son especialmente sensibles al estrés y cualquier alteración ambiental o comportamental de sus cercanos pueden resultarle de lo más estresante.

Un episodio de estrés más o menos grave en un gato puede causar lo que se conoce como efluvio telógeno, que consiste en que más folículos pilosos de lo normal pasan de la fase anágena de crecimiento a la fase telógena de caída. Además de mayor pérdida de pelo, el color del pelaje puede variar, en cierta medida se suele volver más pálido o aparecer canas.

Cambio en el color del pelo de tu gato por el sol

Las radiaciones de los rayos solares afectan al aspecto externo del pelo de nuestros gatos, en concreto afectan a la coloración y a la estructura del mismo. Los gatos adoran tomar el sol y no dudarán en ponerse al sol, si pueden, un rato todos los días. Esto hace que el pelo del felino baje de tonalidad, aclarándose. De manera que los gatos negros se vuelven marronáceos y los naranjas algo amarillentos. Si toman demasiado sol el pelo se puede volver quebradizo y seco.

Además de alterar el color del pelo, el exceso de rayos ultravioleta solares pueden predisponer a la formación de un tumor, el carcinoma de células escamosas, en los gatos blancos o casi blancos.

Cambio en el color de pelo de tu gato por mala nutrición

Los gatos son carnívoros, necesitan consumir diariamente tejido animal que le ofrezca las cantidades proteicas necesarias y todos los nutrientes esenciales que solo pueden obtener a partir de esta fuente. Un ejemplo son los aminoácidos esenciales fenilalanina y tirosina. Estos aminoácidos se encargan de sintetizar melanina, el pigmento que da color oscuro al pelo.

Cuando un gato lleva una dieta deficiente o baja en proteína animal, desarrolla deficiencias nutricionales. Entre ellas, la deficiencia de fenilalanina o tirosina y el pelo del gato cambia de color. Esto se observa bien en los gatos negros, cuyo pelo se vuelve rojizo por la falta de dichos nutrientes y la consecuente reducción en la producción de melanina.

Este cambio de color anaranjado-rojizo en los gatos negros se puede ver en otras deficiencias nutricionales, como el déficit de zinc y de cobre.

Cambio en el pelo de tu gato por enfermedad

Cuando un gato oscuro bien alimentado y que come abundante proteína animal comienza a anaranjarse, hay que descartar problemas a nivel de absorción intestinal que expliquen esa falta del aminoácido tirosina o fenilalanina. Estos problemas pueden ser por malabsorción intestinal, como los tumores intestinales, la enfermedad inflamatoria intestinal y las enteritis infecciosas.

Trastornos en la secreción y producción de ácidos biliares del hígado o enzimas en el páncreas también dificultan la digestión y la absorción de nutrientes. En ocasiones, estos procesos, junto con una enfermedad inflamatoria intestinal, pueden aparecer conjuntamente en el gato, denominándose triaditis felina.

Otras enfermedades que causan alteraciones en el color del pelo, apariencia o estado de la piel de nuestros gatos son las siguientes:

  • Enfermedad renal: en la insuficiencia renal crónica el pelo de nuestros gatos se suele tornar mate, más pálido, seco y sin vida.
  • Enfermedad hepática: el hígado es clave en la transformación del aminoácido esencial fenilalanina, obtenido por la dieta, en tirosina. Debido a esto, una enfermedad en el hígado como la lipidosis, una hepatitis o un tumor pueden afectar la buena funcionalidad de esta transformación y el felino negro se volverá anaranjado.
  • Ictericia: la coloración amarilla de la piel y mucosas de nuestro felino puede deberse a un problema hepático o con una anemia hemolítica y en ocasiones se puede reflejar en el pelo, especialmente si el felino es claro, volviéndose amarillento en cierta medida.
  • Enfermedades endocrinas: como el hiperadrenocorticismo (síndrome de Cushing) o el hipotiroidismo, menos frecuentes en los gatos que en los perros, pueden alterar la piel y el pelo de nuestro gato. En estos casos la piel se oscurece, se afina, pierden pelo (alopecia) o este se vuelve muy quebradizo.
  • Dermatitis atópica: esta enfermedad alérgica enrojece la piel de nuestro gato y el picor y el exceso de acicalamiento puede causar alopecia. También puede ser como consecuencia de una tiña o de parásitos externos.
  • Vitíligo: consiste en un cambio repentino o progresivo de la pigmentación de la piel y del pelo de los pequeños felinos. En este caso, el pelo se despigmenta, volviéndose completamente blanco. Es muy poco frecuente, afectando a menos de 2 gatos por cada 1000 y puede estar producido por la presencia de anticuerpos antimelanocitos, que se dirigen a los melanocitos e inhiben la producción de melanina y el consecuente oscurecimiento del pelo. Hace que el color del pelo de tu gato se transforme en blanco casi en su totalidad.
¿Los gatos cambian de color al crecer? - Cambio en el pelo de tu gato por enfermedad

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Los gatos cambian de color al crecer?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Curiosidades del mundo animal.

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?

¿Los gatos cambian de color al crecer?
1 de 6
¿Los gatos cambian de color al crecer?

Volver arriba