Compartir

Reproducción del pez payaso

Por Zorayda Coello, Periodista especializada en el mundo animal. 27 abril 2017
Reproducción del pez payaso

Si hace unos años el pez payaso no era muy conocido, la películo "Buscando a Nemo" se ha encargado de popularizarlo. De nombre científico Amphiprion ocellaris, su intenso color naranja cruzado de franjas blancas lo convierten en un espécimen bastante colorido de los arrecifes de coral que habita en el océano Pacífico y el Índigo.

Popular como pez de acuario, la vida en libertad es muy distinta a la que lleva en cautiverio, produciendo variaciones en distintos aspectos de su comportamiento, como el apareamiento y la reproducción. Si te interesa saber cómo es la reproducción natural del pez payaso, sigue leyendo este artículo de ExpertoAnimal.

También te puede interesar: Cuidados del pez payaso

Morfología del pez payaso

Lo primero que debes saber es que los peces payaso poseen una particularidad y es que son hermafroditas protàndricos, es decir, nacen con órganos sexuales tanto masculinos como femeninos. Al principio, todos los ejemplares son machos pero pueden convertirse en hembras cuando la ocasión lo requiere.

La sociedad del pez payaso se basa en un matriarcado: se reúnen en pequeños grupos ocupando la misma anémona, que es su hogar, y donde el mandato lo lleva una hembra de gran tamaño y comportamiento belicoso. A ella le sigue en jerarquía un macho de menor tamaño, el único con derecho a participar en el ritual reproductivo. El resto de cardumen está formado por machos más pequeños.

Lo curioso es que, cuando la hembra muere o es por alguna razón expulsada, el macho de mayor tamaño inicia un proceso de cambio de sexo que lo convierte en la hembra alfa, y pasa a ocupar su anterior puesto otro de los machos que vivan en esa anémona, el que tenga un comportamiento más dominante y agresivo. De ese modo, cuando la situación lo requiere cualquiera de los machos pequeños puede transformarse en hembra alfa, solo debe esperar su turno en la jerarquía.

Todo este proceso asegura las posibilidades de reproducción, ciclo que se inicia cuando la temperatura de las aguas aumenta.

Reproducción del pez payaso - Morfología del pez payaso

Selección de la anémona

Antes de poner los huevos, la hembra y el macho seleccionan un lugar adecuado para ello, que suele ser en la base de una anémona o incluso en un coral. Los payasos prefieren vivir en las anémonas porque sus tentáculos son urticantes (los cuales no les afectan), por lo que mantienen a raya a los depredadores al tiempo que se camuflan en ellas. A cambio, protegen a la anémona de cualquier invasor.

Al seleccionar el lugar, la pareja comienza un ritual de limpieza bastante exhaustivo, eliminando cualquier resto de alga, retraen la anémona a mordiscos de ser necesario, y si esta tiene en su superficie un espacio un poco ahuecado mucho mejor.

Los peces pasan horas y de ser necesario algunos días preparando el sitio que se convertirá en el nido, y ahuyentan de forma violenta a cualquiera que se aproxime, incluso si el animal en cuestión no tiene ninguna intención con respecto al nido.

Ritual de desove

Unas horas después de terminar la limpieza del nido, empieza el ritual de desove. La fertilización de los peses payaso es externa, es decir, la hembra deja caer los huevos en el área de la anémona que ha despejado y después de esto el macho los fertiliza.

El desove o puesta suele ocurrir a mediodía. Antes de liberar los huevecillos la hembra inspecciona una y otra vez el lugar elegido para ello. El nerviosismo de ambos peces aumenta durante este proceso, hasta que la hembra por fin dejar caer los huevos para que el macho haga su trabajo.

Se cuentan entre 300 y 500 huevecillos, que se adhieren a la superficie de la anémona mediante un filamento. Llevará un máximo de 10 días que los huevos eclosionen y den paso a cientos de alevines.

Reproducción del pez payaso - Ritual de desove

Vigilancia de los huevos

Durante el desarrollo de los embriones, el trabajo de los padres no ha terminado. Sobre todo el macho, que permanecerá cerca del nido doblando la vigilancia contra posibles intrusos. El nivel de agresividad aumenta, llegando a atosigar a otros animales para que cambien su rumbo solo por encontrarse a poca distancia del nido.

El padre también se encargará de limpiar los huevos, barriéndolos con su cola y devorando a aquellos que se hayan podrido para que no contaminen al resto. Esta etapa es muy estresante para los padres pero afortunadamente no dura mucho, pues en pocos días los alevines estarán listos para nacer.

Eclosión

Los huevos eclosionarán siempre en horas de la noche para reducir el riesgo de ser atacados por algún depredador, al décimo día. El nerviosismo de los padres también contribuirá a la eclosión, pues comienzan a agitar sus aletas entre los huevos. De ser necesario, ayudarán a muchos a nacer succionando las cáscaras.

Al eclosionar los alevines saldrán inmediatamente del nido para iniciarse en la alimentación del pez payaso, que consiste principalmente en algas o plancton. Después de 7 días, dejarán el nido y a los padres para unirse a su propio grupo de peses payaso. Todos los alevines nacidos serán machos y se convertirán en hembras solo aquellos que demuestren ser los más feroces tras unirse a un grupo.

Fotografía de keywordsking.com

Reproducción del pez payaso - Eclosión

Últimos descubrimientos

Aunque el hermafroditismo es muy común en los peces que viven en los corales, los expertos se han sentido intrigados por la manera en que el pez payaso cambia de sexo y cuáles son los factores que contribuyen a esta transformación. Sobre todo, lo que más llama la atención es que el payaso es capaz de cambiar de sexo en secuencia, es decir, todos los ejemplares son candidatos a cambiar de sexo cuando llegue su turno.

Recientemente, científicos de la Kaust, universidad de Arabia Saudita, han descubierto parte del mecanismo que utiliza el payaso para restaurar el "orden" en su grupo social, y es mediante una manipulación genética de sus hormonas sexuales.

Al desaparecer la hembra del grupo, el cerebro del macho envía señales a los órganos sexuales para prepararse al cambio. Si se trata del macho elegido para convertirse en hembra, el cuerpo comenzará a liberar la enzima aromatasa, responsable del aumento de nivel de estrógenos.

Gracias al afecto de la aromatasa, los testículos del pez se reducen y se desarrollan los ovarios, dando paso a una hembra en muy poco tiempo. En conclusión, son los factores ambientales y el cambio en la estabilidad social del grupo lo que estimula el cambio de sexo.

Si deseas leer más artículos parecidos a Reproducción del pez payaso, te recomendamos que entres en nuestra sección de Gestación.

Escribir comentario sobre Reproducción del pez payaso

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
betta
Muy interesante y bonitas imagenes
Zorayda Coello
¡Muchas gracias!

Reproducción del pez payaso
1 de 4
Reproducción del pez payaso

Volver arriba