Compartir
Compartir en:

Trucos para enseñar a un gato

Trucos para enseñar a un gato

Ver fichas de Gatos

Los gatos al igual que los perros pueden aprender trucos. El proceso de entrenamiento es similar, aunque hay que tener en cuenta que el gato es un animal mucho más independiente. Además no será igual de sencillo entrenar a un gato adulto y sedentario que a uno joven.

Dar la pata, buscar la pelota, o girar en el suelo son algunos de los trucos que un gato puede aprender. Si tienes una buena relación con tu gato, puedes incorporar estos pequeños trucos para compartir más momentos con tu amigo. Verás lo gratificante que es ver a gato traer su pelota o darte la patita cuando llegues a casa.

Todos pueden, con paciencia, aprender trucos sencillos. Si estas interesado en aprender más sobre este tema, continúa leyendo este artículo de ExpertoAnimal, y descubrirás algunos trucos para practicar con tu gato.

También te puede interesar: Cómo enseñar a mi gato a dar la pata

¿Qué le puedo enseñar?

Al igual que los perros los trucos que le podemos enseñar a nuestro gato son infinitos. Depende mucho de nuestra imaginación y de lo colaborador que sea tu gato. Los trucos más habituales son sentarse, dar la pata, girar sobre sí mismo... Sin embargo un gato puede realizar otros trucos como ir al inodoro él solo o caminar sobre nuestras manos.

Los límites los ponéis tu gato y tu, aunque sé razonable y no le pidas a tu gato que realice posturas antinaturales ni acciones que no pueda entender. Es una cuestión entre tu gato y tu. Dependiendo de la confianza entre los podréis hacer más o menos trucos.

Recuerda que el momento de enseñar a tu gato debe ser un momento divertido. Nunca te enfades con él, es contraproducente y puede asustarse fácilmente. Debes tener paciencia y utilizar siempre el refuerzo positivo. Premiando con recompensas los comportamientos que queremos preservar.

Dar la pata

Enseña a tu gato a dar la pata paso a paso:

  • Con el premio escondido en la mano, estira el brazo delante del gato. Antes puedes enseñarle la comida para que desee comérsela.
  • Di "Saluda", "Hola" o "Patita", el comando que tu elijas.
  • Espera hasta que intente tocar con su patita tu mano. Si intenta cogerlo con la boca aleja tu mano y di "No".
  • Cuando toque con su pata tu mano, dale su recompensa.

Tras varias sesiones comenzará a hacerlo sin dudar. Quizás al principio le costará relacionar el comando pero es normal. Puedes eliminar las recompensas con el tiempo. Aunque siempre es conveniente repetir de vez en cuando una sesión y los premios.

Una vez domine el truco, puedes chocar su mano con la tuya en cualquier momento. Aunque no reciba comida todas las veces, es un movimiento sencillo y rápido que aprenderá enseguida.

Girar sobre si mismo

Podemos enseñarle a dar vueltas sobre si mismo antes de recibir un premio o también puede tumbarse en el suelo y girar.

Giro sencillo:

  1. El primero es relativamente sencillo. El gato girará sobre si mismo con las cuatro patas en contacto con el suelo.
  2. Para que nuestro gato gire, solo tenemos que girar nuestra mano sobre su cabeza, dejando que vea la recompensa.
  3. Dibujaremos en el aire el movimiento de las vueltas.
  4. Tu gatito seguirá con la vista y con el cuerpo el movimiento de tu mano. Utiliza las palabras "Gira", "Vuelta" o la que tu prefieras.
  5. Repítelo varias veces en diferentes sesiones.

Giro en el suelo:

  1. Este truco es un poco más difícil que el anterior pero con paciencia y esfuerzo todo se puede conseguir. Utilizaremos la misma técnica que en el caso anterior.
  2. Lo único que debemos enseñarle antes a nuestro gato es que se tumbe en el suelo. Una vez esté es esa posición repetiremos el giro con nuestra mano sobre alrededor de él.
  3. Tu gatito seguirá con la vista el movimiento y al final girará todo su cuerpo.

Recuerda siempre recompensar a tu gato. Especialmente durante el entrenamiento.

Buscar y traer juguete

Este truco es muy divertido y con él tu gato hará ejercicio dentro de casa, perfecto para gatos con sobrepeso. El truco consiste en lanzarle un juguete que le guste mucho y lograr que nos lo devuelva. Debe ser un objeto tipo ratón de tela, o pelota blandita. Lo esencial es que tu gato pueda cogerla con la boca con facilidad y no se rompa fácilmente. Puedes elegir uno que ya le guste mucho o intentar introducir un objeto nuevo.

Como bien sabrás, a los gatos les encanta acechar y al igual que los perros les gusta perseguir objetos. Será más sencillo enseñar este truco a un gato joven, ya que son más activos pero cualquiera puede aprender. Pasos a seguir:

  1. Enséñale el juguete y muévelo delante de el. Observarás que sus pupilas se dilatan y ya adopta la postura de acecho. Si no es así deberás darle el juguete varias veces y recompensarlo.
  2. Lanza el juguete. Intenta que la trayectoria sea lo más larga posible. Si tu gato no tiene espacio para correr probablemente no vaya a por ella y solo mire como la lanzas.
  3. Tu gato saldrá corriendo a por el juguete. Al principio jugará el solo con él. Debemos ir a por el juguete y repetir el lanzamiento.
  4. Muchos gatos ya traerán el juguete de vuelta ellos mismos. El mero hecho de que se lo vuelvas a lanzar es suficiente incentivo.
  5. Si no es así recompénsalo cada vez que te ofrezca o acerque el juguete.

Más que un truco es un juego entre los dos. A tu gato le encantará y es una buena forma de hacer ejercicio dentro de casa. En el exterior también puede realizarse pero tu gato tal vez no se sienta seguro del todo corriendo fuera. Una vez haya entendido el juego él mismo te traerá el juguete al sofá o a la cama.

Clicker

El clicker es una herramienta de entrenamiento que se utiliza normalmente con perros pero que es igual de útil con gatos. Otros animales como los delfines también son entrenados con él.

Es un pequeño aparato que emite un característico "Click" cuando se presiona. Se utiliza como refuerzo condicionado secundario. El ruido se asocia al comportamiento que deseemos. Normalmente nuestro gato lo asociará con comida.Si utilizamos el clicker junto con las recompensas, nuestro gato asociará ese sonido con que lo está haciendo bien. Aunque en ocasiones no reciba recompensa.

Es una herramienta útil y fácil de utilizar. Utilízalo solo para entrenar. Nunca en otras situaciones ni para atraer la atención de tu gato. Sólo debes utilizarlo cuando tu gato haga el truco que tu desees y se merezca una recompensa. Si no, puedes confundirlo y hacer que pierda interés.

Si deseas leer más artículos parecidos a Trucos para enseñar a un gato, te recomendamos que entres en nuestra sección de Educación avanzada, o que descargues nuestra app ExpertoAnimal, la aplicación para compartir conocimientos sobre el mundo animal y resolver todas tus dudas.

Comentarios (0)

Escribir comentario sobre Trucos para enseñar a un gato

¿Qué te ha parecido el artículo?

Trucos para enseñar a un gato
1 de 6
Trucos para enseñar a un gato