Compartir

Cuidados del dragón barbudo o Pogona vitticeps

Por Eduarda Piamore, Técnica en psicología, educación y adiestramiento canino y felino. 28 febrero 2019
Cuidados del dragón barbudo o Pogona vitticeps

Ficha del animal: Dragón Barbudo

El dragón barbudo (Pogona vitticeps) es uno de los tipos de lagartos que han ganado mayor popularidad como mascota en las últimas décadas, siendo actualmente la especie más reconocida del género de las pogonas. Por su pequeño tamaño, carácter dócil y alta sociabilidad, los dragones barbudos suelen ser más fáciles de manipular y cuidar que otros lagartos más grandes y territoriales, como pueden ser las iguanas.

Además, los dragones barbudos requieren cuidados relativamente simples para mantener su buena salud y bienestar, por lo que pueden ser recomendables incluso para los tutores menos experimentados o de 'primer viaje'. Si estás pensando en adoptar a un lagarto de esta especie como mascota, te invitamos a seguir leyendo este artículo de ExpertoAnimal, donde te enseñaremos los principales cuidados del dragón barbudo o Pogona vitticeps.

También te puede interesar: Alimentación del dragón barbudo

¿Cómo preparar el terrario para dragón barbudo?

Si has decidido adoptar a un dragón barbudo, una de las primeras providencias que deberás tomar será acondicionar tu hogar para recibir a tu nuevo compañero y ofrecerle condiciones óptimas para su desarrollo físico y cognitivo, ya que ahí pasará gran parte de sus días.

Los dragones barbudos no suelen superar los 60 cm de largo en la edad adulta, pesando cerca de 400 a 450 gramos. Los machos son algo más grandes que las hembras y muestran unas protuberancias en ambos lados de su cola, lo que facilita diferenciar los individuos de cada sexo en esta especie. A pesar de su pequeña talla, el dragón barbudo es activo, se mueve rápidamente y le encanta escalar. Por ello, necesitarás adquirir un terrario para dragón barbudo de al menos 200 litros, con dimensiones mínimas de 100 cm de largo x 40 cm de altura x 40 cm de profundidad, para un único individuo. Así, si pretendes crear a una pareja de pogonas, las dimensiones mininas son de 130 cm de largo x 50 de altura y 50 de profundidad. Es muy importante que el terrario tenga su propia tapa para evitar que los lagartos se escapen, especialmente durante tu ausencia.

Después de elegir el terrario ideal para tu dragón barbudo, es momento de enriquecerlo con elementos que ayuden a recrear el hábitat natural de estas pogonas y estimulen su actividad física y mental. Además de dejar a su disposición un comedero y un bebedero, también podrás añadir ramas, plantas artificiales, piedras y cuevas o pequeños refugios, dando la posibilidad a a tu lagarto para que no solo se ejercite y se divierta, sino que también cuente con un lugar seguro y abrigado donde descansar.

Además, también necesitarás elegir el lugar más adecuado para situar el terrario de tu pogona. Por supuesto, tu lagarto no debe quedar expuesto a la intemperie, ya que se podría enfermar fácilmente. Lo mejor es ubicar su terrario en una habitación que cuente con buena luminosidad natural y se pueda ventilar con facilidad, ya que ello facilitará la manutención de una temperatura óptima en el terrario y facilitará la higiene del hogar.

Al momento de preparar el terrario para tu dragón, también te aconsejamos esparcir una buena cama de arena o tierra seca en el fondo, antes de posicionar las ramas, plantas y demás complementos. A continuación, hablaremos más sobre las condiciones óptimas de temperatura y humedad en el terrario de un dragón barbudo.

Cuidados del dragón barbudo o Pogona vitticeps - ¿Cómo preparar el terrario para dragón barbudo?

Condiciones óptimas para el terrario de un dragón barbudo

Los dragones barbudos son originarios de los desiertos y bosques secos de Oceanía, más precisamente de Australia. Estos lagartos se sienten muy cómodos en la tierra o en la arena y necesitan el calor para sobrevivir, pero también están habituados a una amplia variedad térmica, ya que las temperaturas en el desierto pueden variar entre los 30 ºC y 40 ºC por el día, y alcanzar hasta unos 4 ºC o 5 ºC por la noche.

De esta forma, dentro de los cuidados del dragón barbudo debemos tener muy presente la temperatura. Así, las temperaturas óptimas del ambiente de una pogona deben conservarse entre los 24 ºC y 35 ºC, y es importante que el terrario cuente con una zona más cálida e iluminada, y otra más fresca. Para ello, necesitarás posicionar una lámpara de luz ultravioleta (UVB) de valor 10.0 como máximo, en uno de los extremos o rincones del terrario de tu lagarto. La iluminación artificial es esencial, no solo para mantener el ambiente cálido, sino también para proporcionar la cantidad de radiación que el dragón barbudo necesita para sintetizar vitamina D, absorber calcio y conservar una buena salud.

Por lo general, se recomienda dejar la lámpara encendida durante 10-12 horas, siempre durante el día y la tarde. Durante las noches, es muy importante apagar la iluminación artificial para permitir que la temperatura descienda y que el lagarto descanse.

Si vives en una región con inviernos muy duros, deberás poner atención también a la temperatura ambiental de tu hogar, evitando que baje de los 24 ºC. En meses muy fríos, un buen sistema de calefacción podrá ser tu gran aliado, pero recuerda pulverizar agua limpia al menos dos veces al día en la casa, para evitar que el aire se reseque demasiado y pueda provocar problemas respiratorios o dérmicos en tu dragón.

Alimentación del dragón barbudo

Los dragones barbudos son omnívoros y disfrutan recibiendo una dieta variada y fresca, que incorpore proteínas de origen animal, frutas y verduras. En su hábitat natural, la alimentación del dragón barbudo es muy diversa, adaptándose de forma excelente a las condiciones ambientales y a la disponibilidad de alimentos en su entorno.

En las tiendas especializadas en animales de compañía exóticos es posible encontrar piensos para dragones barbudos. La gran ventaja de esta solución, además de su practicidad, es que estos productos contienen proporciones equilibradas de todos los nutrientes esenciales para esta especie. No obstante, no es aconsejable limitar la dieta de tu dragón barbudo solo a este tipo de producto industrializado, y sí complementar su alimentación con alimentos frescos y naturales.

Si bien a estos lagartos les encantan los vegetales, basar su dieta en el consumo de plantas, frutas y verduras es un grave error que puede conducir a déficits nutricionales y consecuentes problemas de salud. Los dragones barbudos necesitan ingerir proteínas animales de alta calidad y alto valor biológico, para desarrollar correctamente su masa muscular y mantener un metabolismo estable.

Las mejores fuentes de proteínas para un dragón barbudo son:

Respecto a los productos vegetales, las mejores frutas y verduras para pogonas, así como cereales, son:

  • Albaricoque
  • Alfafa
  • Apio
  • Arroz cocido
  • Acelga
  • Berro
  • Boniato
  • Brócoli
  • Borraja
  • Diente de león
  • Judías
  • Lentejas
  • Soja
  • Calabacín
  • Calabaza
  • Cardo
  • Col
  • Coles de bruselas
  • Endibia
  • Escarola
  • Espárrago
  • Guisantes
  • Kiwi
  • Moras
  • Frambuesas
  • Higos
  • Mandarina
  • Mango
  • Maíz
  • Manzana
  • Melón
  • Hojas de morera
  • Papaya
  • Pepino
  • Pimiento
  • Plátano
  • Puerro
  • Rábano
  • Remolacha
  • Repollo
  • Rúcula
  • Tomate
  • Uvas
  • Zanahoria

Para brindar la mejor alimentación a tu dragón barbudo, es esencial consultar un veterinario especializado en este tipo de reptiles. El profesional también podrá evaluar la necesidad y los beneficios de administrar ciertos suplementos y vitaminas en la dieta de tu lagarto con la finalidad de ofrecer los cuidados para tu Pogona vitticeps más adecuados.

Cuidados del dragón barbudo o Pogona vitticeps - Alimentación del dragón barbudo

Cuidados de salud de un dragón barbudo

Cuando cuentan con un ambiente positivo y los cuidados apropiados, los dragones barbudos raras veces se enferman y pueden vivir hasta unos 15 años en cautividad. Los problemas de salud más comunes en estos lagartos son las infestaciones de ectoparásitos (garrapatas y ácaros, principalmente), las enfermedades bucales y la salmonela.

Por lo general, la principal causa de enfermedades en el dragón barbudo es una higiene deficiente de su terrario y/o en su ambiente. El cúmulo de residuos alimentarios y excrementos favorece la proliferación de bacterias, hongos, parásitos y diferentes agentes patógenos en el espacio de tu mascota. Por ello, un cuidado esencial de la salud del dragón barbudo es limpiar regularmente sus deposiciones y restos de comida, cambiar diariamente su agua y realizar una higienización completa de todo el terrario al menos 2 veces al mes. Puedes utilizar agua tibia y jabón neutro para lavar el terrario, evitando los productos químicos corrosivos.

Las deficiencias nutricionales también pueden conllevar a numerosos problemas de salud en las pogonas. Una alimentación desequilibrada debilita su sistema inmunológico, dejándolas expuestas a diversas enfermedades. El consumo de alimentos prohibidos y plantas tóxicas puede provocar graves trastornos digestivos y cuadros de envenenamiento. Por lo que reforzamos la necesidad de ofrecer una nutrición completa y equilibrada con el fin de garantizar los mejores cuidados a tu dragón barbudo. Si observas que la piel de tu dragón ha cambiado de color o textura, se muestra reseca o presenta fisuras, debes saber que estos pueden ser signos de deficiencia de calcio o vitaminas, por lo que debes consultar rápidamente a un veterinario especializado.

Por otro lado, es esencial recordar que el dragón barbudo es sociable y necesita desarrollar no solo sus capacidades físicas, sino también sus habilidades cognitivas y emocionales. Además de enriquecer su terrario, necesitarás reservar un tiempo especial de tu día para interactuar con tu pogona. Muchos cuidadores más experimentados recomiendan adoptar siempre a parejas de dragones barbudos, ya que suelen vivir mejor al estar acompañados.

Por último (y no menos importante), resaltamos que los reptiles pueden desarrollar problemas digestivos, respiratorios y oftalmológicos de forma asintomática, o sea, sin presentar signos visibles de enfermedad. Por ello, los cuidados con la salud de un dragón barbudo deben incluir visitas preventivas al veterinario cada 6 meses.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cuidados del dragón barbudo o Pogona vitticeps, te recomendamos que entres en nuestra sección de Cuidados básicos.

Escribir comentario sobre Cuidados del dragón barbudo o Pogona vitticeps

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Su valoración:
cernicalo
hola Eduarda. Tengo una tortuga de tierra de mas de 35 años y quisiera tener información sobre cuidados, alimentacion etc Siempre la a han cuidado mis padres y este año la notan apatica con la comida.
Eduarda Piamore
Hola!!! Gracias por tu comentario!
La falta de apetito es un síntoma común a muchas enfermedades en las tortugas de tierra. Por ello, lo ideal es que la lleves a tu tortuga al veterinario especializado para identificar qué ocurre en su organismo y por qué no demuestra interés por su comida.
También es importante que observes si la dieta que le estás proporcionando es adecuado a los requerimientos nutricionales de su edad.
Para ello, te sugiero leer nuestro artículo sobre la alimentación de las tortugas de tierra, donde podrás averiguar si estas dando una nutrición completa a tu tortuga.
Aquí te dejo el link al artículo: https://www.expertoanimal.com/alimentacion-de-las-tortugas-de-tierra-22447.html
Por otra parte, te comento que los cuidados específicos para una tortuga de tierra pueden variar según su especie. Si no sabes la especie de tu tortuga, nuevamente la forma más fiable de hacerlo es consultar a un veterinario especializado en reptiles. Pero también tenemos un artículo para ayudarte a diferenciar las principales tortugas de tierra, y lo puedes acceder a traves de este link: https://www.expertoanimal.com/especies-de-tortugas-de-tierra-20336.html

Espero haberte ayudado.
Saludos
Eduarda

Cuidados del dragón barbudo o Pogona vitticeps
1 de 3
Cuidados del dragón barbudo o Pogona vitticeps

Volver arriba