Compartir

Curiosidades sobre los hámsteres

Por Eduarda Piamore, Técnica en psicología, educación y adiestramiento canino y felino. 27 septiembre 2018
Curiosidades sobre los hámsteres

Ver fichas de Hámsteres

Por su adorable aspecto y su carácter inquieto, los hámsteres suelen llamar la atención y despertar mucha curiosidad, especialmente entre los más pequeños. No obstante, es importante informarnos bien si estamos valorando la tenencia este precioso animal, solo de esta forma podemos aprender a reconocer sus necesidades, comportamiento y características especiales.

Por ese motivo, si estás pensando en adoptar a un hámster como mascota o te interesa saber más sobre estos encantadores roedores, te invitamos a seguir leyendo este artículo de ExpertoAnimal para descubrir 10 increíbles curiosidades sobre los hámsteres.

1. Existen muchas especies de hámsteres

Aunque los hámsteres puedan resultar muy parecidos a simple vista, existen hasta 24 especies distintas. En la actualidad, las más populares como animal de compañía son:

Conocer las particularidades de cada especie es fundamental para saber proporcionar los cuidados apropiados. Además de la información que puedes encontrar en ExpertoAnimal, te aconsejamos consultar con un veterinario especializado en animales exóticos o pequeños mamíferos para aclarar tus posibles dudas e informarte mejor sobre los cuidados y las necesidades específicas de cada tipo de hámster.

Curiosidades sobre los hámsteres - 1. Existen muchas especies de hámsteres

2. Los hámsteres son muy propensos a padecer estrés

En estado silvestre, los hámsteres son presas fáciles para muchos depredadores, por este motivo se mantienen constantemente alertas y son capaces de reaccionar rápidamente ante cualquier peligro. Por ello, estos pequeños roedores son especialmente propensos a padecer estrés y requieren un ambiente muy positivo para sentirse cómodos y seguros.

El estrés en los hámsteres tiene muchas causas posibles, como el sedentarismo, una estimulación mental deficiente, una higiene insuficiente en su jaula, los déficits nutricionales y algunas patologías que provocan dolor o alteran sus sentidos. Por ello, es muy importante estar atento a los síntomas de estrés en los hámsteres y acudir rápidamente a un veterinario al reconocer cualquier alteración en la conducta o en el aspecto de tu mascota.

3. Tienen una esperanza de vida muy corta

Aunque la longevidad de un hámster varía según su raza, las condiciones de su ambiente y los cuidados proporcionados por su tutor, lo cierto es que estos pequeños roedores suelen tener una corta esperanza de vida. De forma general, se estima que un hámster puede vivir entre dos y cuatro años, aunque algunos individuos pueden alcanzar los cinco o seis años de edad.

Este es un aspecto muy importante a tener en cuenta antes de adoptar a un hámster como mascota, en especial cuando nos lo ha pedido un niño. Aunque estos roedores suelan requerir cuidados más sencillos en relación a su salud y bienestar, no podrán acompañarnos tanto tiempo como un gato o un perro, por ejemplo.

Por ello, antes de adoptar un hámster para un niño, será fundamental explicarle previamente que todos los animales cumplen su propio ciclo de vida y que los hámsteres solo podrán estar con nosotros por unos pocos años. En ExpertoAnimal descubrirás además un artículo muy especial sobre cómo explicarle a un niño la muerte de su mascota redactado por nuestra psicóloga.

Curiosidades sobre los hámsteres - 3. Tienen una esperanza de vida muy corta

4. Las hembras pueden comerse a las crías que consideran débiles

El canibalismo animal ha sido motivo de numerosas investigaciones científicas y, aún actualmente, no es posible afirmar con total seguridad cuáles son las causas exactas de este comportamiento observado en diversas especies. En los hámsteres, este fenómeno despierta especial curiosidad y preocupación, pero de forma general, podemos afirmar que se debe a que la progenitora las considera débiles o incapaces de sobrevivir.

No obstante, también existen otras causas posibles para este comportamiento, como el estrés de alimentar y criar camadas muy grandes, los déficits nutricionales, la presencia de machos en la jaula, la falta de espacio o el hecho que alguna cría nazca demasiado lejos del nido.

Si quieres asegurarte que todos los pequeños hámsteres sobrevivan, te recomendamos leer nuestro artículo "cómo evitar que la hembra coma a sus crías". Además, si has tenido que separar a una de las crías de la camada para evitar que su progenitora lo coma, te enseñamos los cuidados esenciales para una cría de hámster.

5. Podemos saber el sexo de un hámster mirando su cola

Difícilmente podemos diferenciar un hámster macho de una hembra con solo mirar su aspecto, pero saber el sexo de tu roedor es más fácil de lo que te imaginas. El principal método consiste en observar la zona perianal del roedor, que está justo debajo de su cola, y ejercer una leve presión para separar el pelo de la piel. En los machos, esta región es más protuberante que en las hembras, gracias a la presencia de los testículos, además observamos que la distancia entre el ano y la papila genital (pene) es más grande. No obstante, también podemos guiarnos por la glándula umbilical para ayudar a determinar el sexo de nuestros hámsteres. Los machos presentan un "ombligo" más visible que las hembras.

No obstante, lo ideal es esperar a que el hámster alcance su madurez sexual para poder determinar su sexo con seguridad. Por lo general, estos pequeños roedores maduran y se tornan sexualmente activos con mucha rapidez. Pasados 30 a 50 días después de su nacimiento, los hámsteres ya estarán preparados para aparearse y generar sus propios descendientes. Por ello, es muy importante ser consciente con respecto al control reproductivo de nuestros hámsteres. Para evitar camadas indeseadas, lo mejor es mantener machos y hembras en jaulas separadas.

Curiosidades sobre los hámsteres - 5. Podemos saber el sexo de un hámster mirando su cola

6. Sus dientes jamás dejan de crecer

Los dientes de los hámsters, así como de otros roedores, jamás dejan de crecer, por ello, el animal necesita desgastarlos constantemente para mantener una longitud óptima y simétrica. En estado silvestre, los hámsteres se encargarían de buscar pequeños trozos de tronco o ramas de los árboles para mantener su dentición. No obstante, en el caso de los hámsteres domésticos, son los tutores quienes deben encargarse de ofrecer estos elementos a sus animales de compañía.

Por lo general, se recomienda ofrecer ramas orgánicas de árboles frutales a los roedores domésticos, pero lo ideal es consultar a tu veterinario de confianza sobre cómo suplir adecuadamente esta necesidad en tu hámster. También es muy importante asegurarte sobre el origen orgánico de las ramas que ofreces a tu mascota, ya que los pesticidas pueden intoxicar su organismo. Descubre los principales cuidados de los dientes del hámster.

7. A los hámsteres les gusta una dieta variada

Los cuidados y la alimentación del hámster son aspectos esenciales en su crianza, que nos permiten fortalecer su sistema inmunológico, prevenir enfermedades y brindarles una óptima calidad de vida. Los hámsteres son animales omnívoros que disfrutan al recibir una dieta variada y equilibrada que supla integralmente sus necesidades nutricionales.

Por ello, aunque existan piensos comerciales para hámsteres que facilitan el trabajo de brindarle los nutrientes de forma equilibrada, es muy interesante y altamente beneficioso incluir alimentos frescos, naturales y de origen orgánico en la dieta de tu roedor, como cereales, legumbres, frutos secos, frutas y verduras beneficiosas para su salud. Por supuesto, mantendremos los alimentos prohibidos para los hámsteres fuera de su dieta.

Curiosidades sobre los hámsteres - 7. A los hámsteres les gusta una dieta variada

8. Son animales crepusculares

Aunque varía ligeramente según la especie, la mayoría de hámsteres domésticos son nocturnos o crepusculares, por ese motivo, no es extraño observar que se mantienen especialmente activos al atardecer, durante la noche o por la mañana. Si nos fijamos, los hámsteres son poseedores de unos ojos especialmente grandes, dominados por bastones, células fotorreceptoras responsables de la visión cuando existe poca luminosidad en el ambiente.

Así pues, evita molestarles durante el día, cuando se encuentren durmiendo plácidamente, y dedícales más tiempo por la tarde o temprano por la mañana, cuando se produce el momento de máxima actividad.

9. Adoran explorar

Los hámsteres son animales especialmente curiosos y adoran excavar y olfatear el entorno en el que viven. Ellos utilizan principalmente el bigote para detectar los distintos elementos que introducimos en su espacio y recopilar información. Así mismo, no olvidemos que estos roedores suelen cavar madrigueras en estado silvestre, motivo por el cual nunca deben faltar túneles y nidos en su espacio.

Curiosidades sobre los hámsteres - 9. Adoran explorar

10. Son muy inteligentes

Al igual que muchos otros roedores, los hámsteres son animales especialmente inteligentes. Además de disfrutar de unos sentidos muy bien desarrollados, como son el olfato y el oído (especialmente importantes para la comunicación social) los hámsteres son capaces de aprender trucos y ejercicios de forma sencilla, utilizando el refuerzo positivo como recompensa por sus acciones, algo que les permite asociar fácilmente ciertos acontecimientos. El clicker para perros, por ejemplo, puede ser una buena herramienta a utilizar durante el aprendizaje.

Si deseas leer más artículos parecidos a Curiosidades sobre los hámsteres, te recomendamos que entres en nuestra sección de Curiosidades del mundo animal.

Bibliografía
  • Haidarliu S & Ahissar E (1997). Spatial organization of facial vibrissae and cortical barrels in the guinea pig and golden hamster. Journal of Comparative Neurology, 385: 515-527.
  • Hubrecht, R. and Kirkwood, J. (Eds.) (2010). The UFAW Handbook on The Care and Management of Laboratory and Other Research Animals (8th Ed.) UFAW: UK
  • Keeble, E. and Meredith, A. (2009). BSAVA Manual of Rodents and Ferrets BSAVA: UK
  • Jian-Xu Z., Cheng C., Heng G., Zhong-Shun Y., Lixing S., Zhi-Bin Z. and Zn-Wang W., (2003). Effects of weasel odor on behavior and physiology of two hamster species. Physiology & Behaviour 79: 549-552.
  • Rowell, T. E., (1960). On the retrieving of young and other behaviour in lactating golden hamsters. Proceedings of the Zoological Society, London, 135, 265-282.

Escribir comentario sobre Curiosidades sobre los hámsteres

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Su valoración:
Gina
Demasiado adorables ❤

Curiosidades sobre los hámsteres
1 de 6
Curiosidades sobre los hámsteres

Volver arriba