Compartir

Diferencias entre lobos y perros

Miriam Arana - Auxiliar técnico veterinario especializada en homeopatía
Diferencias entre lobos y perros

Ver fichas de Perros

El perro se considera el mejor amigo del hombre, en cambio la percepción que tenemos del lobo es muy distinta, ya que aún sabiendo que tiene un ancestro en común con los canes, somos capaces de intuir que ambos animales albergan importantes diferencias. Obviamente estas diferencias se acortan si hablamos de perros nórdicos o bien híbridos entre perros y lobos, no obstante, si adquirimos una visión más amplia podemos afirmar que la línea que separa a perros y lobos es bastante gruesa y está bien definida.

¿Te gustaría saber más acerca de las diferencias entre lobos y perros? Entonces este artículo de ExpertoAnimal te resultará de gran utilidad.

También te puede interesar: Todo sobre los lobos de Juego de Tronos

La misma especie, con cambios evidentes

¿Sabías que tanto los lobos como los perros pertenecen a la misma especie zoológica? Se trata de la especie Canis lupus, a la que pertenecen todos los lobos y también el perro doméstico, cuyo nombre como subespecie es Canis Lupus familiaris.

La especie Canis lupus está formada en su mayoría por distintos tipos de lobos, como por ejemplo:

  • Lobo euroasiático (Canis lupus lupus)
  • Lobo ibérico (Canis lupus signatus)
  • Lobo ruso (Canis lupus comunnis)

Si bien la especie es la misma, esta clasificación más minuciosa en subespecies nos deja muy claro que entre el perro doméstico y todos los lobos existentes en la actualidad hay una amplia brecha. Esto se debe principalmente al proceso de domesticación que dio lugar a los perros, el cual no solo se hace evidente en el comportamiento de ambos animales sino que ha marcado importantes diferencias fisiológicas y anatómicas.

Diferencias anatómicas entre perros y lobos

El largo tiempo que separa a perros y lobos ha hecho que la mayoría de razas caninas presenten una apariencia distinta a la del lobo:

  • Mayor diversidad de tamaños: el tamaño de un lobo puede variar muy poco de un individuo a otro, en cambio, una raza canina respecto a otra puede presentar una gran diferencia en este aspecto.
  • Hocico: muchas razas caninas presentan el hocico corto, si bien la mordida puede ser más potente en estos casos, se han seleccionado mayoritariamente estos perros por cuestiones estéticas. Los lobos presentan siempre un hocico alargado.
  • Orejas: algunas razas caninas pueden presentar orejas caídas o colgantes, en cambio, todos los lobos tienen las orejas erguidas cuando son adultos, ya que los cachorros de lobo aún no las presentan erectas.
  • Pelaje: el lobo tiene un pelaje más corto que el del perro y presenta una variedad de colores muy escueta.

Diferencias en el estómago del lobo y del perro

Tanto el lobo como el perro son claramente carnívoros, no obstante, debido a la domesticación y a la variada dieta de muchos perros se han producido pequeños cambios en la fisiología o el funcionamiento del sistema digestivo.

Debido a la inclusión de hidratos de carbono en la dieta del perro, estos pueden digerir el almidón, en cambio, los lobos no podrían absorber adecuadamente los nutrientes que aportan numerosos alimentos aptos para perros.

Diferencias en el comportamiento

El comportamiento del lobo y del perro alberga también importantes diferencias entre las que podemos destacar las siguientes:

  • Socialización: los perros tienen una naturaleza sociable y disfrutan con el contacto de otras mascotas y de una buena familia humana. Los lobos son más territoriales y se muestran precavidos ante situaciones que desconocen o consideran peligrosas, como por ejemplo la presencia de humanos.
  • Ladrido: los lobos no ladran sino que gruñen y aúllan a la luna como popularmente siempre se ha dicho.
  • Lazos familiares: si bien ambos animales se mueven en manada, los lobos mantienen una estructura social muy compleja. Además, en la manada se establece una pareja reproductiva de lobos, la cual no se disuelve hasta que un miembro de la pareja muere o desaparece.
  • Comportamiento en la vida salvaje: los lobos son autosuficientes en la naturaleza y deben desarrollar más su instinto depredador. Así mismo, tampoco se reproducen en época de escasez de alimentos. El perro, en cambio, se ha acostumbrado a un entorno doméstico.

Cuidemos de las diferencias entre perros y lobos

La población de lobos es cada vez menor y esto se relaciona directamente con la presencia del ser humano. A pesar de que en algunas áreas son especies protegidas, en otras son cazados y utilizados para ser cruzados con perros.

Es importante tener conciencia de esto para evitar en la medida de lo posible que el lobo vuelva a ser considerado un animal en peligro de extinción y, por tanto, podamos seguir disfrutando de las diferencias entre perros y lobos, viendo a los segundos siendo libres y viviendo en su hábitat natural.

Si deseas leer más artículos parecidos a Diferencias entre lobos y perros, te recomendamos que entres en nuestra sección de Curiosidades del mundo animal.

Comentarios (1)

Escribir comentario sobre Diferencias entre lobos y perros

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Su valoración:
ROBERTO
COMO ES HABITUAL, MUY BUENO EL ARTICULO. GRACIAS POR SEGUIR COMPARTIENDO SUS CONOCIMIENTOS.

Diferencias entre lobos y perros
1 de 4
Diferencias entre lobos y perros