Compartir

El celo en los perros macho - Síntomas y cuánto dura

Por Eduarda Piamore, Técnica en psicología, educación y adiestramiento canino y felino. 4 junio 2019
El celo en los perros macho - Síntomas y cuánto dura

Ver fichas de Perros

Generalmente, solemos asociar el celo únicamente a las perras hembras, pues erróneamente interpretamos que el celo en los perros se da necesariamente a través de sangrados y ciclos de fertilidad. No obstante, si bien ocurre de forma diferente que en las perritas, el celo en los perros machos existe y es muy importante saber reconocer sus síntomas para evitar camadas no deseadas.

En este artículo de ExpertoAnimal, te invitamos a descubrir todo lo que necesitas saber sobre el celo en los perros machos para brindar un control reproductivos eficaz a tu mejor amigo. ¿Empezamos?

También te puede interesar: ¿Cuánto dura el celo de una perrita?

Primer celo en perros machos

Empecemos por el principio: ¿a qué edad empieza el celo en los perros machos? Al igual que ocurre con las perras, el primer celo en perros machos no tiene una fecha exacta, sino que puede variar significativamente según el tamaño, la raza, el organismo y el metabolismo de cada individuo.

En líneas muy generales, los perros machos suelen alcanzar su madurez sexual entre los seis y nueve meses de edad. No obstante, si queremos saber con precisión cuándo empieza el celo en los perros machos, necesitamos estar atentos a los cambios en su comportamiento que revelan su "despertar" a la madurez sexual.

Como el olfato de los perros es muy desarrollado, los canes machos pueden percibir a través de sus receptores olfativos las feromonas que las hembras eliminan a través de su orina cuando las perras están en celo. Por ello, cuando un perro haya alcanzado su madurez sexual y sea fértil, mostrará algunas alteraciones en su conducta al identificar que existen hembras fértiles en su entorno.

El celo en los perros macho - Síntomas y cuánto dura - Primer celo en perros machos

Comportamiento del celo en perros machos

Cuando un perro sexualmente maduro identifica que hay hembras fértiles en su entorno, su organismo empieza a producir y liberar una mayor cantidad de testosterona (la hormona sexual masculina). La elevada concentración de esta hormona en el organismo es la responsable por el típico comportamiento del celo en los perros machos, que refleja que este can está listo para reproducirse.

A continuación, repasamos los principales síntomas de que un perro macho está en celo:

  • Marcaje. La aparición del comportamiento de marcaje, acompañado de la conducta de levantar la pata para orinar, es uno de los síntomas más evidentes de que un perro ha alcanzado su madurez sexual. Cuando un perro macho entra en celo, veremos que tenderá a orinar en pequeñas cantidades en varios objetos, con cierta predilección por superficies verticales (puertas, muros, paredes, etc.). También es común que la orina del perro tenga un olor más fuerte que lo habitual cuando entra en celo.
  • Monta. Al sentir un intenso deseo sexual, el can suele tener la necesidad o la voluntad de aliviarlo y obtener placer a través del comportamiento de monta, ya sea con otros perros, con objetos y hasta con las piernas de sus tutores. No obstante, los perros también pueden montar por otros motivos, y el comportamiento de monta excesiva puede ser un síntoma de enfermedad, estrés o de problemas de socialización.
  • Territorialidad. Cuando tu peludo alcance su madurez sexual y entre en celo, verás que empezará a mostrarse más territorial. La territorialidad está presente en todos los animales y es esencial para su supervivencia, por lo que todos los canes, por más cariñosos que sean, mostrarán signos de territorialidad en su día a día con individuos extraños. Pero en los machos en celo, estos signos suelen ser aún más intensos y evidentes, pues necesitan garantizar que otros perros no interfieran en su territorio y en las hembras que en él se encuentran. Por ello, es posible que un perro macho en celo se comporte de forma más desconfiada, pudiendo incluso mostrarse agresivo con otros canes desconocidos.
  • Inquietud e hiperactividad. Un can sexualmente maduro que percibe la presencia de hembras fértiles en su entorno, se mostrará más inquieto, hiperactivo y/o nervioso que de costumbre. Lógicamente, su organismo le "pide" que vaya al encuentro de las hembras para aliviar su deseo sexual y garantizar la reproducción de su especie. Estas alteraciones en su conducta pueden conllevar a la destructividad o a los ladridos incesantes.
  • Intentos de escapismo. Durante el pico de actividad sexual, los perros machos pueden intentar escapar reiteradas veces para encontrarse con las hembras fértiles que perciben en su entorno.

Estos síntomas suelen repetirse siempre que un perro macho entre en un periodo de mayor actividad sexual. Así mismo, no necesariamente un perro macho mostrará todos estos síntomas cada vez que entre en celo al percibir una hembra fértil en su entorno, por lo que eventualmente sus tutores pueden tardar en darse cuenta de que sus perros están en celo.

Época de celo en los perros machos

Los perros machos no presentan ciclos fértiles como las hembras, que suelen entrar en celo dos veces por año, aunque esta frecuencia pueda variar según la raza y el organismo de cada perrita. Una vez que el perro macho alcanza su madurez sexual, se puede decirse que permanece en un celo constante, mostrando periodos de mayor o menor actividad.

Entonces, los perros machos, ¿cada cuánto entran en celo? Como mencionamos, el celo en los perros machos no se rige en ciclos fértiles como el celo en las perras, sino que un can macho está siempre preparado para reproducirse a partir del momento de alcanza su madurez sexual.

No obstante, el comportamiento de celo en los perros machos no necesariamente estará presente de forma continua o con la misma intensidad. Por lo general, los síntomas de celo en los perros machos aparecen tras la identificación de una hembra en celo. O sea, cuando el perro macho percibe los olores que emana el organismo de una hembra fértil en su entorno, entra en un pico de actividad reproductiva y empieza a revelar el típico comportamiento del celo en los perros machos.

Así mismo, las condiciones climáticas también pueden influenciar en los picos de actividad sexual en los perros machos. Como en las estaciones más frías, su cuerpo necesita almacenar energía, el comportamiento del can suele ser más ameno y estable, lo que también impacta en su actividad reproductiva. Aún así, es completamente posible que un macho muestre síntomas de celo durante el invierno o el otoño. Pero generalmente, el comportamiento del celo en los perros machos suele intensificarse durante la primavera y el verano.

El celo en los perros macho - Síntomas y cuánto dura - Época de celo en los perros machos

¿Cuánto tiempo dura el celo en los perros machos?

Como no se divide en ciclos fértiles, sino que es constante, la duración del celo en los perros machos puede extenderse a lo largo de toda su vida, siendo que el can podrá presentar picos de actividad sexual durante todo el año, dependiendo mayormente de los días fértiles de las perras que viven en su entorno.

Por ello, el ambiente suele ser un aspecto clave en la duración y la frecuencia del celo en los perros machos. Por ejemplo, si un can vive en un barrio donde existen muchas perritas sin castrar, es posible que presente síntomas de celo constantemente por percibir una alta o frecuente disponibilidad de hembras fértiles en su entorno.

Por el contrario, si donde el perro macho vive la mayoría de las hembras está castrada, estos picos serán menos frecuentes, y el comportamiento del can permanecerá más estable y calmado a lo largo del año.

¿Cómo evitar el celo en los perros machos?

Cuando evaluamos si debemos adoptar a un macho o a una hembra, es esencial que seamos conscientes de que un perro macho es fértil prácticamente durante toda su vida. Es decir, que puede entrar en celo en cualquier época del año y cruzarse con una o varias hembras fértiles, dando origen a camadas no planificadas que terminan empeorando la compleja problemática social que significa la sobrepoblación callejera.

Además, si el perro se escapa durante los picos de actividad sexual, corre el riego de extraviarse, sufrir un accidente y entrar en contacto con numerosos agentes patógenos en las calles. Por estas y varias otras razones, es perfectamente comprensible y deseable que los tutores se pregunten cómo prevenir o aliviar los síntomas de celo en los perros machos.

La única forma segura, fiable y asegurada de evitar el celo en los perros machos y prevenir las camadas no planificadas es mediante una intervención quirúrgica de castración o esterilización. No obstante, es importante que sepas que existen diferencias entre estos dos procedimientos, y solamente la castración es efectiva para controlar las alteraciones de conducta asociadas al celo en los perros machos.

Igualmente, siempre debes consultar con un veterinario para asegurarte sobre cuál es el procedimiento más adecuado para tu mejor amigo. Además de explicarte las ventajas de la esterilización y de la castración para perros machos, el veterinario también te ayudará a elegir la mejor edad para castrar a un perro.

El celo en los perros macho - Síntomas y cuánto dura - ¿Cómo evitar el celo en los perros machos?

Si deseas leer más artículos parecidos a El celo en los perros macho - Síntomas y cuánto dura, te recomendamos que entres en nuestra sección de Celo.

Escribir comentario sobre El celo en los perros macho - Síntomas y cuánto dura

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
2 comentarios
Su valoración:
Lucía
muy interesante :O
Rosa Serrano
Hola tengo un perrito Shitzu de 4 meses que monta a mi perrita bichón maltés de 1 año, en una ocasión se quedaron pegados (fue corto este tiempo) es posible que pese a ser joven el macho pueda dejar preñada a la hembra???

El celo en los perros macho - Síntomas y cuánto dura
1 de 4
El celo en los perros macho - Síntomas y cuánto dura

Volver arriba