menu
Compartir

Enfermedad de Gumboro en aves - Síntomas y tratamiento

 
Por Laura García Ortiz, Veterinaria especializada en medicina felina. 25 febrero 2021
Enfermedad de Gumboro en aves - Síntomas y tratamiento

Ver fichas de Gallos y gallinas

La enfermedad de Gumboro es una infección viral que afecta principalmente a los pollitos entre las primeras 3 y 6 semanas de vida. También puede afectar a otras aves como los patos y los pavos, por ello es una de las enfermedades más comunes en aves de corral. La enfermedad se caracteriza por afectar a los órganos linfoides, con especial gravedad a la bolsa de Fabricio de las aves, con lo que causa una inmunodepresión al afectar a la producción de las células inmunitarias. Además, se producen procesos de hipersensibilidad de tipo III con daños en riñones o arterias de pequeño calibre.

Sigue leyendo este artículo de ExpertoAnimal para saber exactamente qué es la enfermedad de Gumboro en aves, sus síntomas y tratamiento.

¿Qué es la enfermedad de Gumboro?

La enfermedad de Gumboro es una enfermedad infecciosa y contagiosa de las aves, que afecta clínicamente a los pollitos de 3 a 6 semanas de vida, aunque también puede afectar a los pavos y a los patos. Se caracteriza principalmente por la atrofia y necrosis de la bolsa de Fabricio (un órgano linfoide primario de las aves que se encarga de producir linfocitos B), lo que causa una inmunosupresión en dichas aves.

Se trata de una enfermedad con una gran importancia sanitaria y económica que afecta a la avicultura. Presenta una alta morbilidad, contagiándose entre el 50 y 90 % de las aves. Por su gran acción inmunosupresora, favorece las infecciones secundarias y compromete la vacunación.

El contagio se realiza por contacto con las heces de los pollos infectados o por agua, fómites y alimentos contaminados por las mismas.

¿Qué virus causa la enfermedad de Gumboro en las aves?

La enfermedad de Gumboro está causada por el virus de la bursitis infecciosa aviar, perteneciente a la familia Birnaviridae y al género Avibirnavirus. Se trata de un virus muy resistente en el medio, a la temperatura, al pH entre 2 y 12 y a los desinfectantes.

Es un virus ARN que presenta un serotipo patógeno, el serotipo I, y otro no patógeno, el serotipo II. El serotipo I incluye cuatro patotipos:

  • Cepa clásicas.
  • Cepas de campo suaves y vacunales.
  • Variantes antigénicas.
  • Cepas hipervirulentas.

Patogenia de la enfermedad de Gumboro en aves

El virus entra por vía oral, llega al intestino donde se replica en los macrófagos y linfocitos T de la mucosa del intestino. Después, comienza la primera viremia (virus en sangre) a las 12 horas de la infección. Pasa al hígado donde se replica en los macrófagos hepáticos y los linfocitos B inmaduros de la bolsa de Fabricio.

Tras el proceso anterior, ocurre la segunda viremia para, a continuación, replicarse en los órganos linfoides de la bolsa de Fabricio, timo, bazo, glándulas harder del ojo y tonsilas cecales. Esto causa destrucción de células linfoides, lo que provoca una incapacidad del sistema inmune. Además, se produce una hipersensibilidad de tipo 3 con depósito de complejos inmunes en riñón y en arterias de pequeño calibre, causando nefromegalia y microtrombos, hemorragias y edemas, respectivamente.

Síntomas de la enfermedad de Gumboro en las aves

En las aves se pueden producir dos formas clínicas de la enfermedad: subclínica y clínica. Dependiendo de la presentación, los síntomas de la enfermedad de Gumboro pueden variar:

Forma subclínica de la enfermedad de Gumboro en aves

La forma subclínica se produce en los pollitos de menos de 3 semanas que presentan una baja inmunidad materna. En estas aves se produce un bajo índice de conversión y ganancia media diaria, es decir, como están más débiles, necesitan comer más pero, sin embargo, no ganan más peso. Así mismo, se produce un aumento del consumo de agua, inmunodepresión y diarrea leve.

Forma clínica de la enfermedad de Gumboro en aves

Esta forma aparece en los pollos de 3 a 6 semanas, caracterizándose por mostrar los siguientes síntomas:

  • Fiebre.
  • Depresión.
  • Plumas erizadas.
  • Pica.
  • Prolapso de cloaca.
  • Deshidratación.
  • Pequeñas hemorragias en musculatura.
  • Dilatación de uréteres.

Además, se produce un aumento del tamaño de la bolsa de Fabricio en los 4 primeros días, posteriormente se producen congestión y hemorragias de los 4 a los 7 días y finalmente disminuye de tamaño por la atrofia y depleción linfoide, provocando la inmunosupresión que caracteriza la enfermedad.

Enfermedad de Gumboro en aves - Síntomas y tratamiento - Síntomas de la enfermedad de Gumboro en las aves

Diagnóstico de la enfermedad de Gumboro en las aves

El diagnóstico clínico nos hará sospechar de una enfermedad de Gumboro, o bursitis infecciosa, ante síntomas similares a los indicados en pollitos de 3 a 6 semanas de edad, debiendo hacer un diagnóstico diferencial con las siguientes enfermedades de las aves:

El diagnóstico se realizará tras la extracción de muestras y su envío al laboratorio para la realización de pruebas laboratoriales directas en busca del virus e indirectas en busca de anticuerpos. Las pruebas directas incluyen:

  • Aislamiento vírico.
  • Inmunohistoquímica.
  • ELISA de captura de antígeno.
  • RT-PCR.

Las pruebas indirectas consisten en:

  • AGP.
  • Seroneutralización viral.
  • ELISA indirecto.

Tratamiento para la enfermedad de Gumboro en aves

El tratamiento para la bursitis infecciosa es limitado. Debido al daño que se produce en los riñones, muchos fármacos están contraindicados por sus efectos secundarios en el riñón. Por ello, el uso de antibióticos preventivos de infecciones secundarias ya no se puede hacer hoy en día.

Por todo esto, no hay tratamiento para la enfermedad de Gumboro en las aves y el control de la enfermedad se debe hacer mediante medidas preventivas y de bioseguridad, como son:

  • Vacunación con vacunas vivas en animales en crecimiento 3 días antes de la pérdida de la inmunidad maternal, antes de que esos anticuerpos bajen de 200; o inactivadas en reproductoras y gallinas de puesta para aumentar la inmunidad maternal para los futuros pollitos. Así pues, hay vacuna contra la enfermedad de Gumboro, pero no para combatirla una vez que el pollito ha sido infectado, sino para prevenir que se desarrolle.
  • Limpieza y desinfección de la granja o el hogar.
  • Control de los accesos a la granja.
  • Control de insectos en el pienso y camas que pueden vehiculizar el virus.
  • Prevención de otras enfermedades debilitantes (anemia infecciosa, marek, deficiencias nutricionales, estrés...)
  • Medida de todo dentro-todo fuera, que consiste en separar en espacios distintos a los pollitos procedentes de lugares diferentes. Por ejemplo, si un santuario animal rescata pollitos de distintas granjas, es preferible mantenerlos separados hasta comprobar que están todos sanos.
  • Seguimiento serológico para evaluar las respuestas vacunales y la exposición al virus de campo.
Enfermedad de Gumboro en aves - Síntomas y tratamiento - Tratamiento para la enfermedad de Gumboro en aves

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Enfermedad de Gumboro en aves - Síntomas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra sección de Enfermedades víricas.

Bibliografía
  • Portal Veterinaria. La enfermedad de Gumboro (I). Disponible en: https://www.portalveterinaria.com/avicultura/articulos/11277/la-enfermedad-de-gumboro-i.html
  • Portal Veterinaria. La enfermedad de Gumboro (II). Disponible en: https://www.portalveterinaria.com/articoli/articulos/11297/la-enfermedad-de-gumboro-y-ii.html
  • El sitio avícola. Enfermedad infecciosa de la Bursa (Gumboro). Disponible en: https://www.elsitioavicola.com/publications/6/enfermedades-de-las-aves/270/enfermedad-infecciosa-de-la-bursa-gumboro/

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?

Enfermedad de Gumboro en aves - Síntomas y tratamiento
1 de 3
Enfermedad de Gumboro en aves - Síntomas y tratamiento

Volver arriba