menu
Compartir

Enfermedades virales en gatos

Por Carla Moreira, Veterinaria. 1 septiembre 2022
Enfermedades virales en gatos

Ver fichas de Gatos

Al igual que las personas, los gatos también pueden sufrir infecciones producidas por virus. Estos patógenos son seres muy simples y pequeños, pero que pueden causar una serie de enfermedades en los gatos, desde gripe hasta leucemia. Son parásitos celulares obligados, es decir, completamente dependientes de otra célula para reproducirse. Su estructura básica se compone simplemente de algún tipo de ácido nucleico (material genético) y una envoltura hecha de proteínas (cápside). Algunos virus, especialmente los que infectan a los animales, también tienen una envoltura exterior de fosfolípidos (grasas).

Los virus son organismos microscópicos extremadamente pequeños y, por lo tanto, la mayoría de las veces solo se pueden ver con un microscopio electrónico. Son muy conocidos por las enfermedades que provocan en los animales, las cuales pueden causar diversos síntomas como fiebre, vómitos, diarrea, estornudos, secreción nasal y ocular, letargo o falta de apetito, entre otros. Para ayudarte a identificarlos, en este artículo de ExpertoAnimal hablaremos de los principales tipos de virus en gatos y las enfermedades que causan.

Peritonitis infecciosa felina (FIP)

La peritonitis infecciosa felina (PIF) es una enfermedad sistémica causada por un coronavirus felino entérico. Esta patología se puede clasificar en dos formas de presentación: húmeda y seca. La primera se caracteriza por la acumulación de líquido en la cavidad torácica y/o abdominal debido a la mala circulación sanguínea. La segunda forma tiene signos clínicos inespecíficos como letargo, falta de apetito, fiebre y pérdida de peso.

La enfermedad se transmite a través del contacto con las heces del gato portador y el virus rara vez se elimina a través de la saliva u otros fluidos corporales. Tras la ingestión, el virus infecta las células del epitelio intestinal y se propaga al resto del organismo, provocando los síntomas de la enfermedad.

Tratamiento

Lamentablemente, la PIF no tiene cura, de manera que el tratamiento está enfocado en tratar los síntomas producidos. Por ello, puede ser necesario adaptar la alimentación del gato, administrar antibióticos u otros fármacos, fluidoterapia o drenaje de efusiones pleurales. En caso de sospechas de esta enfermedad viral, es preciso acudir al centro veterinario.

Complejo respiratorio felino

La gripe felina, también conocida como complejo respiratorio felino, tiene varios agentes causales: virus (herpesvirus, calicivirus, reovirus) y bacterias ( Chlamydia psittaci, Pasteurella multocida, Mycoplasma felis, Bordetella bronchiseptica ). Estos patógenos afectan a los ojos y las vías respiratorias superiores del gato (nariz, faringe, laringe y tráquea) y pueden llegar a los bronquios. Los síntomas más comunes son:

  • Secreción nasal y ocular.
  • Estornudos.
  • Fiebre.
  • Falta de apetito.
  • Deshidratación.

Los gatitos más jóvenes pueden infectarse por contacto directo con la madre, otros gatos enfermos o portadores sanos. Los cachorros son más susceptibles porque aún no están vacunados, además de por tener un sistema inmunológico en desarrollo. Los gatos que salen a la calle son más propensos a contraer la enfermedad.

Tratamiento

El tratamiento de esta enfermedad viral en gatos dependerá del agente causal, de manera que pueden emplearse antibióticos, fluidoterapia, antivirales e incluso colirios. Nuevamente, será el veterinario quien decida qué tratamiento establecer.

Enfermedades virales en gatos - Complejo respiratorio felino

Panleucopenia infecciosa felina

Otro de los virus en gatos más habitual es el que desarrolla esta patología. El causante de la panleucopenia infecciosa felina es el parvovirus felino, que provoca varios síntomas en el animal, como fiebre, anorexia, vómitos, diarrea y dolor abdominal. Se trata de una enfermedad infecciosa que suele manifestarse en grupos de gatos, como criaderos, exhibiciones de animales o colonias de gatos callejeros. ¡Sí!, este virus también afecta a los gatos salvajes.

La transmisión se realiza, en general, por inhalación de gotas de secreciones infectadas suspendidas en el propio ambiente y por ingestión del virus. En la lengua de los animales enfermos se pueden observar lesiones inflamatorias que generalmente conducen a la ulceración, especialmente en los bordes de la lengua. Las membranas mucosas, como la conjuntiva ocular y oral, están anémicas (pálidas). La deshidratación puede conducir a la muerte si no se trata adecuadamente.

Tratamiento

Todavía no existe tratamiento capaz de combatir el virus que provoca esta enfermedad en los gatos, de manera que se enfoca en ayudar al animal a vencerlo por sí mismo. Por ello, las medidas que se establecen se centran en mejorar el sistema inmune. Puede ser necesaria la fluidoterapia, trasfusiones de plasma o sangre, modificar al alimentación y administrar fármacos como antibióticos, antieméticos o inmunomoduladores.

Enfermedades virales en gatos - Panleucopenia infecciosa felina

Leucemia felina (FelV)

La leucemia felina es una enfermedad infecciosa que se transmite directamente a través de fluidos corporales, verticalmente (de madre a hijo) y posiblemente iatrogénicamente (producida por el humano) a través de agujas o instrumentos quirúrgicos contaminados y transfusiones de sangre. El virus de la leucemia felina (FeLV) es un retrovirus oncogénico e inmunosupresor de distribución mundial, que puede afectar tanto a gatos domésticos como salvajes. Sin duda, es una de las enfermedades virales en gatos más graves.

La infección por el virus de la leucemia felina depende de factores relacionados con el animal, como su inmunidad, enfermedades concomitantes, condiciones ambientales y edad. Los gatos mayores de un año tienen menos probabilidades de infectarse con FeLV debido a la inmunidad adquirida durante su vida.

No todos los gatos infectados muestran síntomas, pero la enfermedad suele causar una variedad de trastornos neoplásicos y degenerativos, incluidos linfomas, sarcomas, inmunodeficiencia y enfermedades hematopoyéticas. Las manifestaciones de la leucemia viral felina se atribuyen a los efectos oncogénicos e inmunosupresores del retrovirus, incluyendo signos clínicos inespecíficos como fiebre, letargo, linfadenopatía, anemia, glomerulonefritis y atrofia tímica, con la consiguiente alta tasa de mortalidad. Este virus puede desarrollar en gatos neoplasias de los ganglios linfáticos o de la médula ósea y signos gastrointestinales inespecíficos como pérdida de peso, diarrea y vómitos.

Tratamiento

Como ocurre en casos anteriores, la leucemia felina no tiene cura. Sin embargo, sí es posible que el gato disfrute de una buena calidad de vida durante años si la enfermedad se detecta a tiempo y se sigue el tratamiento estipulado por el veterinario. Dicho tratamiento puede requerir la administración de antivirales e inmunomoduladores, modificaciones en la dieta, reducir al máximo el estrés y otros cuidados que garanticen el bienestar del animal enfermo. Por supuesto, también será necesario controlar al gato para evitar que contagie a otros.

Enfermedades virales en gatos - Leucemia felina (FelV)

Inmunodeficiencia felina (FIV)

El virus de la inmunodeficiencia felina (FIV) pertenece al mismo género que el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH). Sin embargo, el FIV es extremadamente específico de esta especie y solo se replica en células felinas, por lo que no hay riesgo de que los gatos enfermos infecten a las personas ni a otros animales.

El principal modo de transmisión se da por inoculación del virus a través de saliva o sangre, mediante mordeduras o heridas secundarias a disputas territoriales o hembras en celo. Los gatos arrojan grandes cantidades de partículas virales a través de su saliva, por lo que un simple mordisco puede ser suficiente para que el virus se transmita de un gato a otro. El contagio por el uso colectivo de cuencos de comida y el lamido mutuo son formas poco probables de transmisión, ya que el virus es relativamente inestable en el medio ambiente y los gatos estarían expuestos a niveles muy bajos del virus.

Después de la infección, los gatos desarrollan inmunodeficiencia, potenciando la acción de las infecciones oportunistas. Pueden presentarse con signos inespecíficos como fiebre, letargo, disfunción gastrointestinal, estomatitis (llagas en la boca), gingivitis, dermatitis, conjuntivitis y enfermedades respiratorias. En las etapas finales, es común encontrar enfermedades en la boca y los dientes, como úlceras y necrosis, neoplasias como linfoma, insuficiencia renal, enfermedad neurológica y debilidad general, similar al síndrome de inmunodeficiencia humana adquirida (SIDA).

Tratamiento

El sida felino tampoco tiene cura, pero esto no significa que el animal no pueda tener una buena vida durante años. En este caso, el tratamiento se basa en controlar los síntomas y evitar que el gato sufra infecciones secundarias. Así mismo, es común la administración de antiinflamatorios y la modificación de la dieta para reforzar el sistema inmune.

Enfermedades virales en gatos - Inmunodeficiencia felina (FIV)

Rinotraqueítis felina

La rinotraqueítis felina es otra de las enfermedades virales en gatos más graves y con mayor tasa de mortalidad. Se trata de una patología provocada por un herpesvirus, un calicivirus o incluso por ambos. Es una enfermedad contagiosa que afecta a las vías respiratorias altas, siendo mucho más común en gatos bebés o en adultos imnunodeprimidos.

La rinotraqueítis felina produce síntomas respiratorios, como tos y estornudos, así como dificultad para tragar, secreción nasal y ocular. Es común que aparezcan infecciones secundarias, sobre todo bacterianas. En caso de estar causada por el calicivirus, son comunes también las heridas bucales.

Tratamiento

La rinotraqueítis es potencialmente mortal, por ello es imprescindible acudir cuanto antes al centro veterinario. Tiene cura y el tratamiento suele basarse en fluidoterapia, administración de antibióticos, analgésicos y colirios, así como en tratar las posibles infecciones secundarias que hayan podido desarrollarse.

Enfermedades virales en gatos - Rinotraqueítis felina

¿Cómo tratar virus en gatos?

Como hemos visto, el tratamiento de los virus en gatos se basa en una terapia de apoyo, donde el animal debe recibir medicación acorde a sus síntomas. El uso de antivirales se realiza en gatos positivos para FelV y con signos clínicos de la enfermedad (AZT es el más utilizado), además de fármacos inmunomoduladores.

Los gatos afectados por virus deben recibir hidratación, alimentación constante, antieméticos (en caso de vómitos) y antibióticos (en caso de infección secundaria), según prescripción médica veterinaria.

La prevención sigue siendo la mejor manera de evitar estas enfermedades. Lamentablemente, no existen vacunas para la peritonitis infecciosa felina en todos los países, pero sí para todos los demás virus mencionados en este artículo, que son las vacunas cuádruple y quíntuple felina. Los gatos deben vacunarse a partir de los sesenta días de edad, requiriendo un refuerzo a los veintiún días de la primera dosis y, posteriormente, refuerzos anuales. No te pierdas este post sobre el Calendario de vacunas para gatos.

¿Existen remedios caseros para los virus en gatos?

No, no existen remedios caseros para los virus descritos aquí. Lo más importante es ofrecer a los felinos enfermos un lugar seguro para el descanso, la hidratación y una alimentación equilibrada, como ya hemos comentado.

Ahora que ya conoces las principales enfermedades virales en gatos y los virus que las provocan, te recomendamos el siguiente vídeo en el que te explicamos cómo saber si a un gato le duele algo, ya que no siempre es fácil:

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Enfermedades virales en gatos, te recomendamos que entres en nuestra sección de Enfermedades víricas.

Bibliografía
  • Massitel, IL. (2021). Peritonitis infecciosa felina: revisión. PubVet, v.15, n.1. Disponible en file:///C:/Users/carlamoreira/Downloads/peritonite-infecciosa-felina-revisatil.pdf. Consultado el 10/08/2022.
  • Daniel, A. G. T. (2015). Enfermedades del tracto respiratorio anterior en gatos. Boletín de Mascotas, Agener União, v. 3. Disponible en: https://s3-sa-east-1.amazonaws.com/vetsmart-contents/Documents/DC/AgenerUniao/Doencas_Trato_Respiratorio_Anterior_Gatos.pdf. Consultado el 10/08/2022.
  • Latif, H. A. (2009). Panleucopenia infecciosa felina. Rvdo. cientifico Electrónica Med. veterinario, no. 12. Disponible en: http://www.faef.revista.inf.br/imagens_arquivos/arquivos_destaque/M740Ww1C8nWhuyp_2013-6-21-12-3-43.pdf. Consultado el 10/08/2022.

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Su valoración:
Anny Santos
hola! tengo 9 gatos, y uno de ellos lo adopte quando era bebe de la calle, pero no sabia que estaba enfermo( tiene diarrea desde hace 3 meses, como aquosa, y quando le tocamos su barriga se le sale las eces,ademas tenia el anus inflamado) estoy muy preocupada com mi gato y siento que a contagiado a mis otros gatos, queria llevarlo para el veterinario pero aqui en portugal una consulta pasa mas de los 40 euros y no tengo posibilidad economica, este asunto me a dado mucha ansiedad por un largo tiempo y no se que hazer, hasta e tenido la idea de abandonar a mis gatos, pero seria una desicion que me marcaria, algun consejo?
Enfermedades virales en gatos
1 de 6
Enfermedades virales en gatos

Volver arriba