menu
Compartir

Enfermedades que transmiten las ratas a los gatos

 
Por Laura García Ortiz, Veterinaria especializada en medicina felina. 21 agosto 2021
Enfermedades que transmiten las ratas a los gatos

Ver fichas de Gatos

Nuestros pequeños felinos poseen un gran instinto cazador, aunque sea menos fuerte, por tener comida en casa sin esfuerzo, que el de sus ancestros, los gatos del desierto, que subsistían solo de las presas que cazaban. De todas formas, algunos gatos de interior siguen cazando insectos, reptiles e incluso pequeños mamíferos que entren en su hogar, como los ratones y las ratas. En principio, esto parece beneficioso, al contribuir a eliminar plagas sin tener que contratar a un profesional, pero no es oro todo lo que reluce.

No solo algunos insectos pueden picar a nuestros gatos y producirles daños e incluso la muerte, como las abejas o los alacranes. La ingesta de ratas puede suponer la transmisión de enfermedades, también zoonóticas, es decir, con potencial de afectar al ser humano. Por ello hay que evitar que las ratas y los gatos entren en contacto. En este artículo de ExpertoAnimal recopilamos las principales enfermedades que transmiten las ratas a los gatos y damos algunos consejos para prevenirlas.

Toxoplasmosis

Las ratas pueden tener quistes de Toxoplasma gondii, un parásito del grupo de los coccidios que tiene al gato y a otros felinos como hospedadores definitivos, es decir, en ellos se completa el ciclo, pero también pueden afectar a otros animales de sangre caliente, incluidas las personas. En otras palabras, la toxoplasmosis es una zoonosis.

Cuando un gato ingiere una rata infectada, el parásito se dirige a su intestino delgado, donde se reproduce de forma sexual, eliminando sus formas de diseminación en el medio, llamadas ooquistes, en las heces del gato. Este parásito también dispone de un ciclo extraintestinal en el que se multiplica de forma asexual en el interior de las células de diversos tejidos, causando signos clínicos. Generalmente, estas localizaciones son el sistema nervioso, el digestivo, los ojos, la piel, la musculatura, el corazón y el aparato respiratorio. En muchos casos no se aprecia sintomatología, pero los gatos más jóvenes y los inmunosuprimidos o con retrovirus están más predispuestos a manifestarla.

El gran problema de la toxoplasmosis en el ser humano está en las mujeres durante el embarazo, ya que puede dañar al feto y causarle graves complicaciones, entre las que destaca el aborto o, si llegan a nacer, el bajo peso, la afectación del sistema nervioso, la visión, la audición o los órganos.

Enfermedades que transmiten las ratas a los gatos - Toxoplasmosis

Tularemia

Los roedores como las ratas pueden actuar como reservorios de la bacteria Francisella tularensis, contagiando a los gatos y causándoles signos clínicos como los siguientes:

  • Fiebre.
  • Deshidratación.
  • Anorexia.
  • Secreción ocular y nasal.
  • Aumento del tamaño del hígado (hepatomegalia).
  • Aumento del tamaño del bazo (esplenomegalia).
  • Dolor muscular.
  • Úlceras en lengua y paladar.

Además, los gatos pueden contagiar a sus cuidadores. En las personas se producen varios tipos de tularemia, que son glandular, oculoglandular, ulceroglandular, orofaríngea, neumónica y septicémica.

Enfermedades que transmiten las ratas a los gatos - Tularemia

Leptospirosis

Las ratas también pueden ser portadoras de la bacteria leptospira, responsable de la leptospirosis. Mientras que los gatos son menos susceptibles de contraer la enfermedad en su forma moderada o grave, los humanos somos más sensibles, desarrollando signos clínicos como fiebre, vómitos, escalofríos, dolores de cabeza, anemia, ictericia y erupciones, llegando incluso a requerir hospitalización en numerosas ocasiones.

La principal vía de transmisión de estas bacterias es la orina de las ratas, con la que pueden contactar nuestros gatos, así como la ingesta de los roedores. La leptospira en los gatos, tras diseminarse a través de la sangre, se suele dirigir con mayor frecuencia al riñón, provocando síntomas leves, aunque, si se produce una inflamación hepática y renal, hay estudios que han relacionado la leptospirosis felina con la enfermedad renal crónica. Otros signos que podemos observar son los siguientes:

  • Fiebre.
  • Poliuria.
  • Diarrea.
  • Deshidratación.
  • Vómitos.
  • Mal aliento.
Enfermedades que transmiten las ratas a los gatos - Leptospirosis

Hantavirus

Las ratas, así como otros roedores, pueden portar el hantavirus, un virus capaz de provocar graves consecuencias en el ser humano, pero no en los gatos, que solo actúan como portadores asintomáticos. El contagio se produce a través de polvo contaminado con sus excrementos o mediante su saliva, orina y heces. El hantavirus en los humanos causa dos formas clínicas, que son la fiebre hemorrágica con síndrome renal y el síndrome pulmonar por hantavirus, potencialmente grave.

Peste

En las ratas puede encontrarse la bacteria Yersinia pestis, que es el agente responsable de la peste. Los gatos se infectan cuando ingieren ratas que la portan, mientras que los humanos se contagian tras la picadura de pulgas procedentes de las ratas infectadas. Los signos clínicos que sufren los gatos son los siguientes:

  • Vómitos.
  • Diarrea.
  • Fiebre.
  • Dolor muscular.
  • Anorexia.
  • Depresión.
  • Tos.
  • Aumento del tamaño de los nódulos linfáticos.
  • Lesiones bucales.

Como curiosidad, cabe destacar que en la Edad Media, durante la Inquisición, el papa Inocencio VIII mandó que se persiguiesen y se sacrificasen gatos. Esta orde se prolongó durante varios siglos, con lo que se eliminó prácticamente la totalidad de su población. La consecuencia fue un aumento del número de ratas, hecho que influyó en la peste negra del siglo XIV.

Intoxicación por raticidas

Es común usar raticidas o rodenticidas para acabar con las ratas, especialmente en aquellos lugares donde el riesgo de plagas es más elevado o para proteger las cosechas, aunque también se pueden encontrar raticidas en las ciudades. El principal problema de estos productos es que no solo van a acabar con la rata, sino que suponen un gran riesgo para nuestros gatos si entran en contacto con las ratas envenenadas.

Si las ingieren parcial o totalmente, el veneno les causará graves daños. Generalmente, los rodenticidas actúan a nivel de los factores de la coagulación sanguínea, por lo que los signos clínicos son los derivados de un efecto anticoagulante, es decir:

  • Hemorragias internas y externas.
  • Palidez de las mucosas.
  • Debilidad.
  • Pulso débil.
  • Alteración de la frecuencia cardiaca.
  • Disnea.
  • Anemia.
Enfermedades que transmiten las ratas a los gatos - Intoxicación por raticidas

¿Cómo evito que mi gato coma ratas?

Como hemos visto, es importante que los gatos no traigan o ingieran ratas, por su bien y por el nuestro. Por este motivo hay que procurar que no salgan al exterior ni estén en contacto con ratas. Si nuestro gato acostumbra a salir, es difícil controlarlo cuando no estamos con él, pero, al menos, debemos procurar que, cuando salga, lo haga sin apetito ni sed. Asegurándonos de que haya comido bien antes, disminuimos el riesgo de que cace.

Si sucede lo contrario, es decir, si son las ratas las que entran en casa, debemos contratar a una empresa de desratización o, si son casos aislados, no dejaremos el trabajo de eliminación a nuestro pequeño felino, sino que intentaremos echar a los roedores con nuestros medios, como el uso de trampas, siempre manteniendo nuestra seguridad y evitando que nuestro gato entre en contacto con ellos.

Enfermedades que transmiten las ratas a los gatos - ¿Cómo evito que mi gato coma ratas?

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Enfermedades que transmiten las ratas a los gatos, te recomendamos que entres en nuestra sección de Otros problemas de salud.

Bibliografía
  • American Veterinary Medical Association. Leptospirosis en perros y gatos. Disponible en: https://ebusiness.avma.org/files/productdownloads/Lepto_Sp.pdf
  • Surprise My Cat (2021). Toxoplasmosis felina, ¿Son peligrosos los gatos para las embarazadas? Disponible en: https://shop.surprisemy.cat/blogs/catterblog/toxoplasmosis-gatos-embarazadas

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?

Enfermedades que transmiten las ratas a los gatos
1 de 6
Enfermedades que transmiten las ratas a los gatos

Volver arriba