Compartir

Foliculitis en perros - Causas, síntomas y tratamiento

 
Por María Besteiros, Auxiliar técnico veterinario y peluquera canina y felina. 27 marzo 2019
Foliculitis en perros - Causas, síntomas y tratamiento

Ver fichas de Perros

En este artículo de ExpertoAnimal vamos a hablar de una enfermedad dermatológica que afecta a los folículos pilosos. Se trata de la foliculitis en perros, una infección que puede aparecer en animales de todas las edades, quizás con mayor frecuencia en cachorros y jóvenes. Esta patología puede presentarse de forma superficial, más leve, o profunda y, por lo tanto, de mayor gravedad. Este dato es el que va a determinar el tratamiento que, como siempre, solo puede pautar el veterinario.

Sigue leyendo y descubre las causas de la foliculitis en perros, cómo curarla y algunos remedios caseros que se pueden aplicar como complemento al tratamiento veterinario.

También te puede interesar: Granos en perros - Causas y tratamiento

¿Qué es la foliculitis en perros?

La foliculitis en perros es una infección que comienza en la parte superficial de los folículos pilosos de los que nace el pelo, de ahí su nombre. Puede producir o no prurito. La foliculitis bacteriana en perros suele estar causada por un estafilococo. Es más habitual que se presente en la parte inferior del cuerpo, sobre todo en axilas, abdomen e ingles.

La foliculitis puede ser un trastorno primario o secundario a otras enfermedades como la sarna, la seborrea o la pioderma. Esto es así porque, en general, un animal sano va a contar con un buen sistema inmunitario y una barrera cutánea que lo defiende de patógenos. Es cuando se produce un fallo en estos mecanismos de protección, como sucede en una patología dermatológica, que se abre una vía de acceso para la aparición de trastornos como la foliculitis. En perros cachorros y jóvenes puede explicarse por un sistema inmunitario todavía inmaduro.

Foliculitis en perros - Causas, síntomas y tratamiento - ¿Qué es la foliculitis en perros?

Causas de foliculitis en perros

Entre las causas podemos hablar, como hemos dicho, de otras enfermedades que afectan a la piel. También es importante saber que un cepillado demasiado enérgico puede dañar los folículos pilosos y acabar desencadenando la enfermedad. Para prevenirlo es aconsejable que utilicemos un cepillo adaptado a las características de nuestro perro. El peluquero canino o el veterinario podrán recomendarnos los mejores utensilios.

Una higiene deficiente, seborrea, parasitosis por pulgas o ácaros, así como una alimentación de mala calidad pueden relacionarse con la aparición de foliculitis canina. El estrés, que va a perjudicar el funcionamiento del sistema inmunitario, también influye. Por último, problemas hormonales como el síndrome de Cushing o el hipotiroidismo, irritaciones y alergias son causas predisponentes de foliculitis.

Tipos de foliculitis en perros

La foliculitis en perros no siempre se presenta de la misma manera, por lo que podremos encontrarnos con cuadros leves y otros más graves. En la foliculitis leve lo que se observa en la piel son múltiples bultos de pequeño tamaño, con aspecto de granos, que se conocen con el nombre de pústulas y que se observan mejor en perros de pelo corto. En su centro se localiza el tallo del pelo. Estos pelos van a acabar cayendo, dejando una lesión llamada collarín epidérmico. Este sería el cuadro típico de la foliculitis superficial en perros, una infección muy común.

Cuando se produce afectación más profunda de la piel, se forman grandes forúnculos que acaban por abrirse, liberando pus, tras lo que se forma sobre ellos una costra. En los casos más graves de foliculitis profunda se desarrollan fístulas de drenaje. Si la foliculitis se cronifica observaremos alopecia, hiperpigmentación, es decir, un oscurecimiento de la piel, y liquenificación, que es su engrosamiento.

La foliculitis en la cabeza puede aparecer en la región nasal, el mentón o los labios.

¿Cómo curar la foliculitis en perros?

Si la foliculitis resulta secundaria a otras enfermedades, es básico diagnosticarlas y tratarlas. Los casos más leves pueden resolverse con baños con un champú limpiador que nos recetará el veterinario. Normalmente se prescriben un par de baños a la semana durante 15-20 días. Puede ser que esta aplicación tópica no sea suficiente, por lo que la foliculitis necesitaría tratamiento antibiótico.

En cambio, en la foliculitis profunda hay que utilizar productos tanto tópicos como sistémicos. Además, si el perro es de pelo largo se recomienda recortárselo en todas las zonas que se hayan visto afectada por la foliculitis. En estas razas es posible que la densidad del manto no permita que observemos los síntomas iniciales. Detectaremos solo descamación y pelo mate.

Los baños en estos casos más graves se recomiendan con una mayor frecuencia, incluso un par de veces al día hasta que se observe mejoría, momento en el que se puede seguir la pauta que hemos comentado para los casos de foliculitis leve. El tratamiento debe continuar hasta la completa recuperación. Además, se recomienda que los antibióticos que se receten se escojan en base a un cultivo y que se continúe con su administración un par de semanas tras la curación, ya que retirarlo antes de tiempo puede propiciar una recaída.

Foliculitis en perros - Causas, síntomas y tratamiento - ¿Cómo curar la foliculitis en perros?

Remedios caseros para foliculitis en perros

En este punto es importante señalar que antes de utilizar remedios naturales debemos tener un diagnóstico. Para la foliculitis, más que hablar de aplicar algún producto, la clave está en mantener la higiene de la piel y una alimentación de calidad en la que podemos añadir omega 3 por sus propiedades beneficiosas para la piel. Como ya hemos visto en los apartados destinados a las causas más comunes, la higiene pobre o una alimentación incorrecta pueden propiciar la aparición de esta infección, es por ello por lo que prestar atención a estos factores es tan importante. Así mismo, aunque la foliculitis canina esté provocada por una enfermedad, al margen del tratamiento veterinario, como remedio casero recomendamos ofrecer una dieta adecuada al animal igualmente, ya que esto no solo favorecerá su pronta recuperación, sino que le aportará un mejor estado de salud para el resto de su vida. Para ello, podemos optar por una dieta casera, basada en alimentación natural con ingredientes de calidad, como carnes, pescados, frutas y verduras. Consulta el artículo sobre "Beneficios de la comida casera para perros" y descubre cómo iniciarla.

Por otro lado, y siguiendo con los remedios caseros para la foliculitis en perros, la manzanilla o cualquier otro calmante natural como el té o la avena pueden aplicarse en pieles dañadas, siempre consultándolo con nuestro veterinario. Por supuesto, no sustituyen al tratamiento farmacológico prescrito.

Foliculitis en perros - Causas, síntomas y tratamiento - Remedios caseros para foliculitis en perros

¿La foliculitis en perros es contagiosa?

La foliculitis en perros no es contagiosa pero si su origen se debe a algún otro trastorno este sí podría serlo. Por ejemplo, si existe una parasitosis como la causada por pulgas, estas sí pueden picar a otros animales de la casa, seres humanos incluidos, y desarrollar en ellos una foliculitis.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Foliculitis en perros - Causas, síntomas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra sección de Problemas de la piel.

Escribir comentario sobre Foliculitis en perros - Causas, síntomas y tratamiento

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?

Foliculitis en perros - Causas, síntomas y tratamiento
1 de 4
Foliculitis en perros - Causas, síntomas y tratamiento

Volver arriba