menu
Compartir

¿Los perros pueden comer calabacín?

 
Por Laura García Ortiz, Veterinaria especializada en medicina felina. 20 octubre 2022
¿Los perros pueden comer calabacín?

Ver fichas de Perros

¿Qué verduras pueden comer los perros? ¿El calabacín se encuentra entre ellas? Debes saber que los perros son animales omnívoros facultativos, lo que significa que su principal fuente de alimento debe ser la carne y el pescado, pero también pueden comer en menor proporción alimentos más ricos en hidratos de carbono como los vegetales y las frutas.

El calabacín es una verdura repleta de propiedades que pueden resultar beneficiosas para nuestros compañeros caninos, pero, ¿cómo ofrecerlo? Si deseas conocer si los perros pueden comer calabacín o no, qué beneficios aporta, dosis y contraindicaciones, continúa leyendo este artículo de ExpertoAniamal.

También te puede interesar: ¿Los perros pueden comer manzana?

¿Es bueno el calabacín para los perros?

El calabacín es una planta de origen norteamericano que pertenece a la familia de las calabazas, es decir, a la familia de las cucurbitáceas. Crece a ras del suelo de forma arbustiva y su fruto es comestible, que es lo que realmente conocemos como calabacín. Debido a la versatilidad de su cultivo y facilidad, ha permitido que se extienda en gran parte del planeta, siendo una de las verduras más consumidas por los humanos. Pero, ¿los perros pueden comer calabacín? Sí, el calabacín es una verdura que puede comer tu perro, pero con moderación.

El calabacín puede ser bueno para los perros debido a su gran cantidad de beneficios y nutrientes, pero también contienen cucurbitacinas, que son unos compuestos que fundamentalmente se encuentran en las hojas, tallos y raíces de la planta, que otorgan un sabor amargo y cierta toxicidad para nuestros perros cuando estos penetran en el fruto. Por este motivo, el consumo de calabacín por parte de tu perro debe ser siempre moderado y teniendo en cuenta las condiciones que iremos comentando en este artículo.

Debes tener presente que el principal alimento que tu perro necesita es aquel elaborado específicamente para la especie canina, ya que asegura todos los nutrientes y la energía diaria que requiere un perro para el crecimiento, desarrollo y mantenimiento de sus funciones vitales. Dentro de estos alimentos específicos para perros encontramos el pienso, pero también comida casera elaborada por veterinarios especializados en nutrición. Escoger una alimentación u otra variará en función de vuestras necesidades, pero en todos los casos debe ser de calidad. Aprende Qué comen los perros en este otro artículo.

Beneficios del calabacín para perros

El calabacín es una verdura de sabor suvae siempre que no se encuentre amargo por el contenido de los compuestos que hemos mencionado en el apartado anterior, las cucurbitacinas. Esta verdura está repleta de antioxidantes como los carotenoides, unos compuestos que luchan frente a los radicales libres que causan envejecimiento y estrés oxidativo debido a que dañan el ADN y las células de tu compañero canino.

Los calabacines también ayudan a la digestión por su gran contenido de agua, previniendo el estreñimiento y ablandando las heces. Además, contienen fibra tanto soluble, para alimentar a las bacterias beneficiosas debido a los ácidos grasos de cadena corta que crean en el intestino, como insoluble, que reduce el estreñimiento debido a que aumentan el volumen de las heces. Todo esto previene enfermedades intestinales como la colitis, el intestino irritable o el intestino permeable.

El calabacín también es una fuente de vitaminas, destacando el aporte de la A, la C, la K y la B6, y de minerales importantes para el organismo como el cobre, el zinc, el magnesio y el fósforo. Otro beneficio del calabacín para los perros es que tiene pocas calorías, por lo que si tu can padece sobrepeso no le hará mal, es más, le saciará por su contenido en agua y fibra y no le subirá el nivel de azúcar debido a su bajo índice glucémico.

¿Cómo dar calabacín a mi perro?

El calabacín puede ser ofrecido al perro de formas diversas debido a que es una verdura bastante versátil. Eso sí, debes saber que el aporte de calabacín con respecto a la dieta habitual de tu perro no debe ser superior al 10 %, cuya dosis, por tanto, dependerá del tamaño del animal.

Aunque no es lo más frecuente en los calabacines que podemos comprar en los supermercados, algunos pueden contener semillas que deberemos quitar antes de ofrecérselos a nuestros perros. Así mismo, es conveniente evitar ofrecerles los calabacines amargos por las tóxicas cucurbitacinas.

Dicho lo anterior, ¿cómo dar calabacín a un perro? Siempre debemos retirar la piel y lavarlo para eliminar todo lo posible los compuestos pesticidas y suciedad que puede tener. Hecho esto, podemos administrar el calabacín de diferentes formas, como las siguientes:

  • Crudo: el calabacín crudo contiene mayores cantidades de vitamina A, pudiendo ser partido en pequeñas porciones o rayado por encima de su alimento principal (siempre que sea comida casera, ya que no es adecuado mezclar pienso con comida natural).
  • Cocido: cocinar el calabacín puede facilitar su consumo al volverlo más blando, de esta manera se puede añadir a la comida habitual (si es casera) o probar a ofrecérselo solo.
  • Al horno: el calabacín también puede ser cocinado al horno y tu perro disfrutará de sus beneficios y todo su sabor.
  • A la plancha: aunque la cantidad de aceite utilizada sea mínima, de esta forma se añade más grasa, por lo que resultará más apetitoso para tu perro, pero deberás tener en cuenta ese extra de calorías.
  • Triturado: tanto cocinado como crudo, puedes triturar el calabacín a fin de hacer una pasta o papilla y ofrecerla a tu perro junto con su comida casera para facilitar su ingestión.
¿Los perros pueden comer calabacín? - ¿Cómo dar calabacín a mi perro?

Efectos secundarios del calabacín para perros

El calabacín es una verdura segura y apta para los perros, tan solo hay que tener cuidado con evitar darles los calabacines más amargos debido a su contenido en cucurbitacinas, unos compuestos que pueden producir toxicidad gastrointestinal en nuestros compañeros caninos. Estos tóxicos pueden inducir a nuestros perros síntomas como la salivación excesiva o sialorrea, náuseas, letargo, desorientación, vómitos y diarrea, pudiendo acabar en un shock. Por este motivo, debes evitar los calabacines amargos para que tu perro no sufra estos síntomas y pueda disfrutar del sabor y de los beneficios que le otorga el calabacín en todas sus formas.

Contraindicaciones del calabacín para perros

Como acabamos de comentar, debemos prestar atención a su sabor para no ofrecer aquellos que sean amargos. Cuando este sabor está presente en un calabacín, debes evitar dárselo a tu perro, pues puede hacer que se encuentre mal y puede rechazarlo por su sabor desagradable. En este sentido, debes saber que los calabacines de mayor tamaño son los que tienen más probabilidad de contener estas sustancias tóxicas que otorgan el sabor amargo, por lo que lo mejor es que optes por los calabacines más pequeños, firmes y blandos. Así mismo, siempre deberías probarlo antes de dárselo a tu perro.

Tampoco está indicado el calabacín para perros que están pasando por un proceso diarreico, puesto que facilita el tránsito intestinal y puede empeorar este síntoma clínico.

Ahora que sabes que los perros pueden comer calabacín con moderación, no te pierdas este vídeo donde hablamos de las frutas:

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Los perros pueden comer calabacín?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Dietas caseras.

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
¿Los perros pueden comer calabacín?
1 de 2
¿Los perros pueden comer calabacín?

Volver arriba