Compartir

¿Por qué mi perro vomita y tiene diarrea?

Por María Besteiros, Auxiliar técnico veterinario y peluquera canina y felina. 7 junio 2018
¿Por qué mi perro vomita y tiene diarrea?

Ver fichas de Perros

Los vómitos y las diarreas son procesos relativamente comunes en perros y, en ocasiones, pueden preocupar a sus cuidadores, sobre todo si no remiten, aparece sangrado en vómito o heces o empeora el cuadro clínico con otros síntomas como anorexia, apatía o fiebre.

En este artículo de ExpertoAnimal vamos a explicar por qué un perro vomita y tiene diarrea. Veremos las causas más probables, pues son muy numerosas, y pueden ir desde una sencilla indigestión sin mayores complicaciones hasta una grave enfermedad vírica, como la parvovirosis, pasando por enfermedades de otros sistemas, como el renal, que pueden repercutir en el digestivo.

También te puede interesar: ¿Por qué mi cobaya tiene diarrea?

Los vómitos y la diarrea

Para explicar por qué un perro vomita y tiene diarrea lo habitual es centrarse en su sistema digestivo, ya que las causas más habituales de este trastorno tienen su origen en una disfunción gastrointestinal que, por lo tanto, va a poder afectar al estómago, al intestino delgado o al grueso, lo que producirá algunas variaciones en el aspecto del vómito o de la diarrea.

Hay que distinguir entre vómito y regurgitación, pues el primero, el que nos ocupa, es el que se produce con esfuerzo, por lo que veremos movimientos abdominales y sonidos, mientras que en la regurgitación la comida o el líquido sale solo. También hay que saber que entenderemos por diarrea las deposiciones frecuentes y líquidas. Además, podemos distinguir la presencia de sangre. En las heces, la sangre fresca recibe el nombre de hematoquecia, mientras que la digerida, que aparecerá con un color oscuro, se llamará melena.

Debemos prestar atención a todos estos datos para, llegado el caso, transmitir toda la información a nuestro veterinario para llegar al diagnóstico y, en consecuencia, al tratamiento. Que nuestro perro vomite de manera puntual o incluso tenga diarrea sin presentar más síntomas y manteniendo su ánimo intacto no es preocupante, pero si estos episodios se repiten en un corto período de tiempo o se producen de forma recurrente durante semanas o meses, es motivo de consulta veterinaria, lo mismo que si nuestro perro mostrase, además, otros síntomas.

¿Por qué mi perro vomita y tiene diarrea? - Los vómitos y la diarrea

Las causas principales de vómitos y diarrea

Observando a nuestro perro tendremos la información que hemos mencionado para comunicársela a nuestro veterinario. Con todo esto, el examen de nuestro perro y las pruebas que considere pertinentes, nuestro veterinario discriminará entre las muy diversas causas que explican por qué nuestro perro vomita y tiene diarrea. Las más comunes son las siguientes:

  • Infecciones: tanto las causadas por bacterias como por virus o protozoos, producen vómitos y diarrea y deben ser tratadas por un veterinario.
  • Indigestión: los perros tienen tendencia a comer en exceso, incluyendo productos cuestionables como restos de consumo humano o basura y, aunque su estómago está preparado para algunos de estos "comestibles", no es extraño que acaben provocándoles diarrea y vómitos que suelen remitir espontáneamente.
  • Intolerancias o alergias alimentarias: en estos casos veremos vómitos y diarrea de forma crónica, además de otros síntomas más frecuentes como los picores. Requiere seguimiento veterinario, la realización de pruebas de alergia para perros y la implementación de una dieta hipoalergénica.
  • Medicamentos: algunos fármacos producen alteraciones digestivas que se traducen en diarrea y vómitos. Debemos informar a nuestro veterinario si nuestro perro está medicándose, así como proporcionarle el nombre del medicamento y su dosis. Será necesario suspender o cambiar el tratamiento.
  • Enfermedades subyacentes: en ocasiones, hay trastornos, como puede ser la enfermedad renal, que entre las consecuencias que ocasionan en el organismo incluyen los vómitos y la diarrea. Suelen detectarse en una analítica de sangre y este síntoma remitirá en función de cómo podamos controlar la enfermedad que está detrás.
  • Obstrucciones: por el carácter glotón de los perros no es raro que lleguen a ingerir objetos como huesos o juguetes que produzcan una obstrucción en algún punto del sistema digestivo. En las ocasiones en las que el objeto puede causar daños y no es factible que salga solo, es necesario recurrir a la intervención quirúrgica.
  • Intoxicaciones: la ingestión de algunos productos puede causar un cuadro de envenenamiento entre cuyos síntomas se pueden contar los vómitos y la diarrea. Suelen ser urgencias veterinarias con peligro para la vida del perro.
  • Parásitos: en los casos muy graves de parasitosis o cuando esta se da en animales especialmente vulnerables pueden observarse vómitos y, sobre todo, diarrea. El veterinario, examinando las heces, será capaz de determinar ante qué tipo de parásito nos encontramos y administrar el desparasitador adecuado. En este punto es importante resaltar la pertinencia de establecer un adecuado calendario de desparasitaciones.
  • Estrés: en casos de estrés muy graves o cuando este se prolonga en el tiempo, el perro puede presentar vómitos y diarrea y va a necesitar la ayuda de un profesional.

Ante la cantidad de causas posibles para el vómito y la diarrea en perros vamos a fijarnos, en los siguientes apartados, en tres situaciones concretas a modo de ejemplo.

Mi perro vomita y tiene diarrea con sangre

Hemos visto como la sangre puede aparecer en las heces en forma fresca (hemactequia) o digerida (melena). Este aspecto nos ayuda a localizar el lugar de procedencia de la misma, lo que va a facilitar el explicar por qué nuestro perro vomita y tiene diarrea, en este caso, con sangre.

Fresca la veremos en afecciones del tramo inferior del sistema digestivo (intenstino grueso, recto y ano), mientras que, si aparece digerida, procederá de estómago, intestino delgado e incluso de vías respiratorias que acaba en el sistema digestivo por deglución.

La presencia, también, de vómitos, nos orienta a diagnosticar un trastorno gastrointestinal. Además, debemos fijarnos si nuestro perro presenta otros síntomas o, al contrario, mantiene el ánimo. Será nuestro veterinario quien tenga que determinar la causa exacta de entre todas las posibles para poder iniciar el tratamiento adecuado.

¿Por qué mi perro vomita y tiene diarrea? - Mi perro vomita y tiene diarrea con sangre

Mi perro vomita, tiene diarrea y no come

Vómitos, diarrea y anorexia, es decir, ausencia de apetito, describen el cuadro típico de los trastornos gastrointestinales. Es fácil entender que, con "dolor de barriga" nuestro perro no quiera comer. Como hemos visto, puede tratarse de una situación puntual que no reviste gravedad causada por, por ejemplo, un atracón.

Estos casos leves remiten de manera espontánea en unas horas y solo si el perro empeora o el cuadro no cesa debemos acudir a nuestro veterinario para que indague en el porqué nuestro perro vomita y tiene diarrea. Durante estos episodios no debemos ofrecerle agua ni alimentos a nuestro perro ya que, si está vomitando y come o bebe, vomitará todo lo que le demos.

Una vez pasadas unas horas ya podremos ofrecerle un poco (¡poco!) de agua para que dé solo un par de tragos. Si pasada una media hora no ha vomitado quiere decir que la tolera y podremos darle un poco más. En estos casos leves el perro no suele deshidratarse. En un par de horas sin vómitos ni diarreas podremos ofrecerle comida. Si el episodio ha sido muy leve esta comida puede ser la suya, pero en poca cantidad, como un puñado, para ver si su organismo la acepta bien.

Cuando ha habido vómitos durante una horas es mejor reiniciar la alimentación con una dieta especial, más digestiva, como pueden ser las que se encuentran en las clínicas veterinarias. También podemos darle un poco de arroz, jamón o pollo cocido, sin sal ni salsas, o yogur natural sin azúcar. Una vez resuelto el episodio, la prevención es fundamental para los casos de diarrea y vómitos que podemos evitar, como los producidos por comer demasiada cantidad o alimentos poco adecuados.

Podemos seguir las siguientes recomendaciones:

  • Evitar el acceso de nuestro perro a sustancias potencialmente tóxicas como detergentes o insecticidas pero, también, a comida humana, pues algunos alimentos no son aptos para que los perros los consuman, o a basura. Así mismo debemos evitar que jueguen con objetos potencialmente peligrosos que pudieran ser tragados. Descubre además 10 cosas comunes en el hogar que pueden matar a tu gato.
  • Acostumbrarlo a su comida y que esta sea de calidad, en la dosis recomendada por el fabricante.
  • Seguir el calendario de vacunaciones y desparasitaciones recomendado por nuestro veterinario ya que así evitaremos algunas infecciones graves provocadas por virus y, también, el efecto negativo de los parásitos intestinales.
  • No medicar nunca a nuestro perro sin prescripción veterinaria. Incluso los fármacos más comunes en medicina humana pueden ser incluso mortales para un perro ya que no los metabolizan igual que el organismo humano.
  • Ofrecer unos adecuados hábitos de vida que eviten el estrés.
  • Acudir al veterinario cuando los vómitos y/o la diarrea contienen sangre y no remiten o el perro presenta más síntomas. Además, a partir de aproximadamente los 7 años de vida es recomendable que nuestro perro pase una revisión veterinaria anual en la que se le realice, como mínimo, una analítica de sangre. En ella es posible detectar enfermedades en estadíos tempranos, susceptibles de producir vómitos y diarrea.

Mi cachorro vomita y tiene diarrea

Por último, atendemos en este apartado la situación particular de los cachorros, por su especial vulnerabilidad. Las causas que originan trastornos gatrointestinales en ellos van a ser fundamentalmente las mismas que las que explican por qué un perro adulto vomita y tiene diarrea. La particularidad es que los cachorros, especialmente los más jóvenes, pueden deshidratarse con facilidad y, además, por la inmadurez de su sistema inmunológico, son más propensos a que las enfermedades y los parásitos les provoquen daños más graves que los que les pueden ocasionar a un perro adulto.

Por ello es necesario ser escrupulosos con el cumplimiento del calendario de desparasitaciones y vacunas, las medidas de seguridad y, en este caso, cuando se presentan vómitos y diarrea, sí debemos contactar con nuestro veterinario, sobre todo cuando estos fluidos aparecen sanguinolentos, pues pueden indicar la presencia de la parvovirosis canina, enfermedad vírica potencialmente mortal que se caracteriza por vómitos y diarrea profusa con aspecto sanguinolento.

¿Por qué mi perro vomita y tiene diarrea? - Mi cachorro vomita y tiene diarrea

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Por qué mi perro vomita y tiene diarrea?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Otros problemas de salud.

Escribir comentario sobre ¿Por qué mi perro vomita y tiene diarrea?

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
fula0803
😢

¿Por qué mi perro vomita y tiene diarrea?
1 de 4
¿Por qué mi perro vomita y tiene diarrea?

Volver arriba