¿Los perros pueden tomar paracetamol?

¿Los perros pueden tomar paracetamol?

Algunos cuidadores tienen la mala costumbre de acudir a su propio botiquín cada vez que su perro presenta alguna sintomatología que se les asemeja a una dolencia humana, como puede ser un catarro o unos vómitos. Así, medican a sus perros con fármacos comunes de uso humano, como pueden ser el ibuprofeno, el paracetamol o la aspirina, sin ser conscientes de que están poniendo en peligro a sus perros.

Por eso, en este artículo de ExpertoAnimal vamos a centrarnos en explicar si los perros pueden tomar paracetamol y qué es lo que sucede si medicamos a nuestros perros por nuestra cuenta. ¡Descúbrelo a continuación!

Medicar a los perros

Aunque no debiera hacer falta decirlo, tan solo los profesionales de la veterinaria pueden prescribir medicamentos para los animales de compañía. No es correcto suponer que lo que funciona en humanos va a hacerlo también en perros.

Es cierto que hay fármacos cuyo principio activo sirve tanto a humanos como a perros pero siempre, insistimos, será el veterinario quien nos los recete. Incluso fármacos de uso tan común y aparentemente tan inofensivos como lo puede ser el paracetamol, tienen efectos diferentes según la especie, ya que se van a metabolizar y eliminar, o no, de manera distinta.

Además, incluso aunque pudiésemos compartir determinados fármacos con nuestros perros, la dosis no tiene por qué ser la misma, precisamente por lo que hemos explicado de que es diferente su metabolización. A la pregunta de si los perros pueden tomar paracetamol, la respuesta es sí, pero siempre bajo estricto control veterinario, como veremos en el siguiente apartado.

El paracetamol

El paracetamol es un fármaco muy habitual en los botiquines de todos los hogares. Se puede comprar sin receta médica, no suele tener efectos secundarios, se utiliza como analgésico para aliviar el dolor leve o moderado y como antipirético para bajar la fiebre.

Quizás esta facilidad de adquisición y uso nos hace olvidar que se trata de un fármaco y, como tal, presentará una serie de efectos secundarios que, en los perros, van a ser más graves que en los humanos. Además, tal y como hemos comentado, no se metaboliza igual en todas las especies, y en el perro puede dañar el hígado, provocando el cuadro clínico que veremos en el siguiente apartado.

Entonces, ¿los perros pueden tomar paracetamol? Sí, pero nunca sin consultarlo con nuestro veterinario, ya que la dosis y el tiempo de administración deben estar pautados por él. De todas formas, en la actualidad contamos con alternativas con mejores resultados en perros y menos riesgos para su salud.

La intoxicación en perros por paracetamol

Por lo tanto, hay que insistir, el veterinario será el único profesional responsable de prescribir la medicación de nuestro perro. Como hemos dicho, solo él va a decidir si nuestros perros pueden tomar paracetamol. Si medicamos a nuestro perro con paracetamol por nuestra cuenta corremos el riesgo de intoxicarlo, lo que podría tener incluso consecuencias fatales. Los síntomas que pueden observarse en un perro intoxicado por paracetamol son los siguientes:

  • Vómitos
  • Debilidad
  • Dolor abdominal
  • Salivación
  • Anorexia
  • Depresión
  • Dificultad respiratoria

Si observamos estos síntomas y le hemos dado paracetamol a nuestro perro o pensamos que puede haberlo ingerido accidentalmente, debemos acudir al veterinario, informándole de lo que se ha tomado. El mayor problema del paracetamol en perros es el daño al hígado. También se puede producir hemólisis, proceso que consiste en la rotura acelerada de los glóbulos rojos. La bilis y la hemoglobina que se originan de esta rotura se acumulan en el organismo, provocando un color amarillento en las mucosas (ictericia) y la excreción de una orina marrón por su contenido en hemoglobina.

Dependiendo de las circunstancias el veterinario decidirá el tratamiento más adecuado, que puede consistir en provocar el vómito, suministrar fluidoterapia o incluso realizar una transfusión de sangre. En los casos más graves el perro puede fallecer. Esto debe hacernos reflexionar sobre la importancia de no medicar jamás a nuestro perro por nuestra cuenta.

Precauciones con los medicamentos

Hemos visto que los perros pueden tomar paracetamol solo bajo control veterinario, así que, para evitar accidentes que pueden tener consecuencias fatales, es conveniente observar las siguientes precauciones:

  • No medicar nunca a nuestro perro si no es bajo prescripción veterinaria.
  • Guardar siempre los medicamentos lejos del alcance de nuestros perros.
  • Cuando tengamos que medicarlos, debemos hacerlo siempre siguiendo escrupulosamente las indicaciones de nuestro veterinario, en cuanto a dosis y duración del tratamiento.
  • Si sospechamos que nuestro perro ha podido ingerir una cantidad elevada de paracetamol o se la hemos dado nosotros, debemos trasladarlo al veterinario inmediatamente.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Los perros pueden tomar paracetamol?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Prevención.