Compartir

¿Por qué mi chihuahua no come? - Causas y qué hacer

 
Por Noelia Manjón, Redactora científica especializada en zoología. 29 enero 2019
¿Por qué mi chihuahua no come? - Causas y qué hacer

Ficha del animal: Chihuahua

La alimentación del chihuahua puede suponer un auténtico reto para algunos cuidadores novatos. Si has observado que tu perro chihuahua ha dejado de comer o que de repente rehuye de su alimento habitual, es motivo de preocupación. Son muchas las causas que pueden provocar la inapetencia: desde un simple capricho hasta un problema de salud. Para averiguarlo, necesitaremos analizar el resto de pistas o signos que el can nos dé. Así, dependiendo de la causa que hallemos, podremos encontrar la solución más rápida e idónea.

En este artículo de ExpertoAnimal explicaremos por qué un chihuahua no come, detallando las diversas causas que explican este comportamiento y algunas soluciones. Aún así, recuerda que siempre será recomendable visitar a un veterinario para confirmar un buen estado de salud si la situación se mantiene en el tiempo.

También te puede interesar: ¿Por qué mi hámster no come?

¿Por qué mi chihuahua no quiere comer pienso?

Para encontrar una solución efectiva, primero debemos saber por qué nuestro perro ha dejado de mostrar apetito. Habitualmente el problema no es que el chihuahua no coma nada, sino que lo que no come es su pienso. Esto es fundamental para averiguar si lo que le pasa al perro es que se está aprovechando de una conducta aprendida para hacerse con un alimento más apetecible o si lo que le ocurre es algo más grave.

Para diferenciar un problema orgánico de un capricho debemos observar con atención su comportamiento. Si el perro solicita comida humana pero no quiere la suya, es un signo claro de que se trata de un capricho, no de un problema de salud. Cuando los perros se encuentran mal, generalmente no tienen hambre ni aceptan casi ningún alimento. Si tu chihuahua es un "caprichoso" mostrará mucho ímpetu por la comida sabrosa.

Por el contrario, cuando un chihuahua se encuentra mal por alguna enfermedad, solemos apreciar diversos síntomas que indican que algo no macha bien. Si tu chihuahua se muestra triste, con síntomas de enfermedad tales como fiebre, vómitos o diarrea y no quiere comer ni su pienso ni otro alimento, probablemente está enfermo. Es entonces cuando hay que visitar al veterinario lo antes posible para averiguar la causa e iniciar de forma pronta un tratamiento efectivo, de ello dependerá un mejor pronóstico.

Repasaremos las formas de identificar la causa de inapetencia en el perro chihuahua:

  • Si el chihuahua no muestra interés por el pienso seco, pero sí por la comida humana, la causa es seguramente una conducta aprendida.
  • Si tu pequeño amigo no come nada en todo el día y está triste, probablemente se debe a una enfermedad.
  • Revisa también las otras causas que pueden provocar la falta de apetito para comprobar si alguna coincide con lo que puede estar sucediendo.

Mi chihuahua no quiere comer ni beber y está triste

Como hemos señalado en el apartado anterior, diversos síntomas pueden alertarnos e indicarnos que el chihuahua se encuentra mal, motivo que explica por qué su apetito disminuye. Por ello, antes de realizar ningún paso, debemos asegurarnos de que el perro está sano.

Pero, ¿cuándo debemos preocuparnos? Si el chihuahua siempre ha comido bien y de repente deja de mostrar apetito o éste disminuye y se muestra desanimado, debemos empezar a mostrar preocupación, ya que la pérdida de apetito es uno de los primeros signos de enfermedad en los perros.

Acudiremos al veterinario si el chihuahua no come ni bebe y muestra alguna de las siguientes señales:

  • Falta de apetito
  • Nula ingesta de agua
  • Pérdida de peso
  • Letargo
  • Fiebre
  • Exceso de sueño
  • Temblores
  • Vómitos
  • Diarrea
  • Depresión

Es probable que un perro que muestra estos síntomas padezca alguna enfermedad. Lo más común es la gastritis, la gastroenteritis, la presencia de parásitos internos y/o externos o bien una infección. Así mismo, existen muchas otras causas. Lo fundamental es visitar al veterinario para que averigüe por qué el chihuahua no come y está triste.

Otro aspecto que también podría ocurrir es que tuviera dolor o molestias en la boca. Los chihuahuas son propensos a desarrollar sarro y problemas bucales, por lo que una molestia de este tipo puede provocar que tu pequeño deje de comer. Comprueba si hay ulceras, dientes en mal estado, hinchazón, objetos entre los dientes o cualquier otro indicio extraño en su boca que pueda causar dolor.

Si verificas que tu pequeño can tiene uno o varios de los síntomas descritos o no tienes claro de dónde procede su falta de apetito y su tristeza, te recomendamos que visites al veterinario para que solucione el problema cuanto antes y tu chihuahua vuelva a comer como antes.

¿Por qué mi chihuahua no come? - Causas y qué hacer - Mi chihuahua no quiere comer ni beber y está triste

Mi chihuahua no quiere comer pienso, pero sí otra comida

Lo más habitual es que esta diminuta raza decida dejar de comer repentinamente porque se ha aburrido de su pienso diario y pretende conseguir algo más apetitoso con una de sus mejores armas: el chantaje. Sabe que, si no se come su pienso seco, le ofrecerás otra comida, como aquel maravilloso día en el que le cambiaste el pienso por otro tipo de comida más apetecible, como comida húmeda, paté, salchichas, jamón cocido, o pollo.

Esto es un grave error, ya que entraremos en un bucle de luchas donde el inteligente chihuahua sabe muy bien cómo utilizar sus armas para conseguir un alimento sabroso. Por ello, es importante educar a nuestro perro y enseñarle cuál es su comida y los horarios de toma de alimento.

¿Cómo hacer que mi chihuahua coma sus croquetas? - PASO A PASO

Si hemos visitado a un veterinario para descartar una posible patología, lo más probable es que nos encontremos ante una conducta aprendida. Te ofrecemos algunos consejos para reeducar al chihuahua:

Puedes probar a introducir caldo de pollo (sin cebolla y sin sal), comida húmeda para perros o pequeños trozos de comida casera junto a su pienso para motivarle a comerse las croquetas. Disminuye la dosis en cada toma hasta que se coma solo su pienso, sin acompañante apetecible.

Esta solución puede no ser efectiva, pues puede que el chihuahua decida únicamente comerse los trozos de comida o lamer lo que le gusta. Si esta primera técnica no funciona, comienza a fijar pautas concretas de alimentación y ponte de acuerdo con todos los miembros del hogar para que sigan los mismos pasos:

  1. Ofrécele su cuenco con la cantidad de comida habitual durante aproximadamente 15 minutos en cada una de sus tomas diarias. Si el perro no come, retírale la comida.
  2. Tras este primer paso, no optaremos por darle nosotros el pienso de nuestra mano, acompañarlo con algo de comida humana que le guste o insistirle en que coma.
  3. Ignora por completo las llamadas de atención del chihuahua que aparecerán a continuación y a lo largo del día. Este es el paso más difícil y en el que tu diminuto can sabe que caerás. Por eso, es muy importante que no te dejes llevar y que todos los miembros de la casa os mantengáis firmes sin darle otra comida o no conseguiréis nada.
  4. Si el chihuahua aguanta un día entero sin comer, le daremos un poco de comida que le guste para evitar que le baje el azúcar, pues los perros tan pequeños no deben estar más de un día sin comer. Es importante que se quede con hambre, porque sin hambre nunca acudirá al pienso y aguantará siempre a que demos este paso.
  5. El ejercicio también ayudará a motivar al perro y aumentar su apetito. Por ello, mantén una rutina proactiva con horarios establecidos tanto para los paseos como para las horas de comer.
  6. Repite el proceso las veces que sean necesarias hasta que el perro lo entienda y se acostumbre.
  7. Por último, recuerda que ocasionalmente es recomendable cambiar su dieta para motivarle y enriquecer su alimentación, por lo que de vez en cuando, como un día a la semana, podemos ofrecerle comida húmeda o casera.

También te puede interesar nuestro artículo sobre la cantidad de comida para un chihuahua.

¿Por qué mi chihuahua no come? - Causas y qué hacer - Mi chihuahua no quiere comer pienso, pero sí otra comida

Otras causas y soluciones que explican por qué un chihuahua no come

Existen otros posibles motivos que expliquen por qué el chihuahua ha dejado de comer, sin que ello implique un capricho o una enfermedad. A continuación mostramos otras causas que se deben tener en cuenta:

  • Alimentación de mala calidad o en mal estado: esto puede provocar que el can rechace su pienso y que desarrolle problemas de salud y carencia de nutrientes, vitaminas o proteínas. Los chihuahuas deben comer un pienso especial para perros de raza pequeña. Cuida su alimentación y revisa la composición del pienso que le ofreces para saber si es adecuado y de buena calidad.
  • Aburrimiento o falta de interés: también es posible que a tu exquisito chihuahua no le motive el pienso que le das sencillamente porque, como nos puede pasar a los humanos, no le gusta. Prueba a introducir poco a poco un nuevo pienso de calidad para saber si éste es el problema.
  • Cambio de dieta: los cambios de dieta pueden provocar que el chihuahua no acepte el nuevo pienso y que incluso le produzca problemas digestivos. Por eso, el cambio de alimentación del chihuahua debe realizarse paulatinamente, mezclando el pienso viejo con el nuevo hasta que finalmente mantengas solo el nuevo.
  • Alteración de su rutina: cualquier cambio en su rutina diaria puede provocar estrés o cambios de humor que afecten a sus ganas de comer, como podría ser una mudanza o la pérdida de un ser querido.
  • Sobrealimentación: recuerda que los perros de raza mini comen lo correspondiente a su peso. Aunque a ti te pueda parecer poca cantidad, no debes ofrecerle más de la cantidad recomendada por tu veterinario o por el fabricante, pues le estarás sobrealimentando, con todo lo que eso conlleva, como problemas de sobrepeso y obesidad. Calcula los gramos y raciona la dosis en, al menos, dos tomas al día. Si tienes dudas de las dosis, puedes consultar con tu veterinario o revisar la tabla nutricional que aparece en la mayoría de los envases de pienso, donde se indica la cantidad de gramos que debemos ofrecer al perro según su peso, edad y nivel de actividad.
  • Falta de ejercicio: la falta de quema de calorías y energía puede provocar que tu perro no quiera comer. Opta por realizar paseos antes de comer y motívale con juegos para que le entre más apetito.

¿Te has quedado con ganas de más? Descubre también en ExpertoAnimal 10 curiosidades sobre los chihuahua, te sorprenderán, ¡garantizado!

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Por qué mi chihuahua no come? - Causas y qué hacer, te recomendamos que entres en nuestra sección de Problemas de alimentación.

Escribir comentario sobre ¿Por qué mi chihuahua no come? - Causas y qué hacer

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?

¿Por qué mi chihuahua no come? - Causas y qué hacer
1 de 3
¿Por qué mi chihuahua no come? - Causas y qué hacer

Volver arriba