menu
Compartir

¿Por qué mi gato huele mal?

 
Por Laura García Ortiz, Veterinaria especializada en medicina felina. 18 octubre 2021
¿Por qué mi gato huele mal?

Ver fichas de Gatos

Nuestros pequeños felinos se lavan con mucha frecuencia, por lo que su cuerpo no suele desprender malos olores. Sin embargo, en ocasiones podemos notar cómo el olor corporal de nuestro gato cambia, volviéndose fuerte e incluso muy desagradable.

Esto puede responder a enfermedades o a infecciones que requieren atención veterinaria, por lo que, ante un cambio en el olor corporal de tu gato, debes acudir a un centro veterinario para encontrar la causa y poder tratarla.

Continúa leyendo este artículo de ExpertoAnimal si te interesa saber por qué mi gato huele mal, a qué se debe y cómo solucionarlo.

También te puede interesar: ¿Por qué a mi gato le huele mal la boca?

¿Cómo es el olor corporal normal de un gato?

Como nosotros y otros animales, los gatos desprenden un olor particular y característico según el ejemplar. Sin embargo, este olor es prácticamente imperceptible para las personas. El olor corporal normal de un gato recuerda ligeramente al heno fresco, lo que resulta agradable y transmite limpieza, frescura y serenidad.

Este olor lo consiguen gracias a que pasan mucho tiempo al día acicalándose, momento en el que la saliva proveniente de sus glándulas salivales desprende un componente desodorante. Además de para limpiarse, los gatos se acicalan por instinto de supervivencia, para eliminar todo vestigio de olor que pueda atraer a los depredadores hacia ellos.

Por este motivo, nuestros gatos no suelen oler a nada ni mucho menos mal. Así que, si notamos que nuestro gato huele raro o mal, debemos acudir a un centro veterinario para que averigüen de dónde viene este cambio en su olor corporal y ponerle solución.

¿Por qué mi gato huele mal? - ¿Cómo es el olor corporal normal de un gato?

¿Por qué mi gato huele mal?

¿Por qué mi gato huele a pescado, mi gato huele a pis o mi gato huele a podrido? Son muchas las causas de estos cambios en su olor corporal. Entre las principales encontramos las siguientes.

Otitis

Las infecciones e inflamaciones del oído, además de ser muy dolorosas para tu pequeño felino, producen un olor muy desagradable debido a la acumulación de cerumen, secreciones y microorganismos. Puedes sospechar que tu gato presenta este problema si lo ves rascándose mucho las orejas y si, al acercarte, el olor desagradable se hace mucho más intenso.

Generalmente, las otitis en los gatos con frecuencia son debidas a ácaros óticos, especialmente a Otodectes cynotis, aunque también pueden ser causadas por microorganismos como bacterias y algunos hongos u objetos extraños que se han introducido en el pabellón auricular. La mejor forma de prevenirlo es mediante una higiene exhaustiva y semanal de los oídos de tu gato.

Halitosis

La halitosis o mal aliento es una posible causa de mal olor en tu gato. El mal olor bucal puede ser debido a problemas a nivel de los dientes o de las encías, como el sarro, la gingivitis, la enfermedad periodontal, la caries o la gingivoestomatitis crónica felina.

Además, cuerpos extraños en la boca, restos acumulados de comida o espinas pueden hacer heridas o lesiones en los tejidos blandos de la boca de nuestros gatos y predisponer a la contaminación bacteriana, con la consecuente infección, formación de un absceso bucal y mal olor secundario.

Problemas digestivos

Una mala salud intestinal puede hacer que tu gato tenga flatulencias y desprenda gases de olor desagradable. Algunos alimentos que pueden causar intolerancia y problemas digestivos en los gatos son la leche y los granos. Enfermedades intestinales y estomacales o infecciones y parasitosis digestivas también pueden producir este efecto.

Incontinencia

La incontinencia urinaria o fecal consiste en que el gato no puede controlar sus esfínteres uretrales y anales. Por tanto, la micción y la defecación incontroladas son una causa clara de mal olor corporal. Esta incontinencia puede deberse a problemas neurológicos o a traumatismos, como accidentes, entre otros motivos.

Glándulas anales

Estas glándulas se sitúan bajo la cola de nuestros gatos, a los lados del ano, y segregan un líquido de olor fétido. El problema aparece cuando las glándulas anales se obstruyen, se llenan y eliminan ese líquido, haciendo que el gato desprenda un olor muy desagradable.

Maduración sexual

Los gatos macho no castrados, cuando llegan a la pubertad, comienzan a emitir un olor intenso característico por la acción de la hormona testosterona. Por este motivo, si tienes un gato joven que últimamente está desprendiendo un olor más fuerte y algo desagradable, puede ser por motivo hormonal.

Problemas cutáneos

Las ulceraciones contaminadas por daño profundo en la piel pueden causar mal olor en los gatos, así como los hongos o ciertas dermatitis como la dermatitis húmeda. Los parásitos externos también predisponen a las infecciones cutáneas y a la producción de mal olor corporal en los felinos.

¿Qué hacer si mi gato huele mal?

Además de llevarlo al veterinario si sospechas que la causa del mal olor es alguna de las que hemos mencionado en el apartado anterior, si te preguntas cómo hacer que mi gato huela bien, ten en cuenta los siguientes consejos:

  • Lo primero es prevenir el mal olor con hábitos higiénicos rutinarios cuyo objetivo es evitar infecciones bucales y auriculares.
  • Los problemas digestivos se pueden prevenir alimentando a tu gato con comida específica para él y en su justa cantidad según sus necesidades individuales.
  • La desparasitación también es clave para evitar los parásitos que pueden causar daño directo en la piel y predisponer a infecciones que causan el mal olor corporal.
  • La higiene del pelo también es importante, aunque se acicalen, para ayudarles a eliminar el pelo muerto y evitar que se acumulen detritus y suciedad que puede predisponer al mal olor.
  • También es importante que beban suficiente agua, ya que beber poco puede causar mal aliento por reducción en la formación de saliva, que es clave para arrastrar las bacterias causantes del mal olor.
  • Por otra parte, en tu centro veterinario te darán las pautas de tratamiento específicas según el problema de salud que esté padeciendo tu gato. Puede ser necesario el uso de fármacos o cambios de dieta y de estilo de vida.
¿Por qué mi gato huele mal? - ¿Qué hacer si mi gato huele mal?

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Por qué mi gato huele mal?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Otros problemas de salud.

Bibliografía
  • Cartagena, J. C. (2021). Las 105 consultas más frecuentes en la clínica veterinaria. Grupo Asís Biomedia, S. L.

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?

¿Por qué mi gato huele mal?
1 de 3
¿Por qué mi gato huele mal?

Volver arriba