menu
Compartir

Problemas y lesiones de columna en gatos

 
Por Laura García Ortiz, Veterinaria especializada en medicina felina. 30 junio 2021
Problemas y lesiones de columna en gatos

Ver fichas de Gatos

Nuestros pequeños felinos presentan una columna vertebral que les permite multitud de movimientos. Además, sujeta su esqueleto y les dota de una enorme flexibilidad. Por eso cuando la columna se ve afectada por procesos infecciosos, tumorales o inflamatorios, entre otros, las consecuencias pueden llegar a ser graves.

Así, si notas que tu gato reacciona exageradamente cuando le acaricias la espalda, se muestra reacio a moverse o a saltar o no quiere que le toques el lomo, puede ser un indicio de que algo le está ocurriendo en la columna.

Sigue leyendo este artículo de ExpertoAnimal para conocer cuáles son los principales problemas y lesiones de columna en gatos.

También te puede interesar: Problemas en las uñas de los gatos

¿Cómo es la columna vertebral de los gatos?

La columna vertebral es una parte del esqueleto de los gatos que está constituida por vértebras y se prolonga desde el cuello hasta la cola. Es la estructura clave que soporta el cuerpo de los gatos. En otras palabras, es la base de la estabilidad del organismo felino.

Los gatos presentan 7 vértebras cervicales, 13 vértebras torácicas, 7 vértebras lumbares, 3 vértebras sacras y unas 22 vértebras caudales.

Juntas forman una columna vertebral hiperflexible, más que la de cualquier otro animal, con discos intervertebrales muy suaves y también flexibles. Además, sus escápulas no están unidas a los miembros torácicos, sino que se encuentran libres, lo que les ofrece más agilidad y la capacidad de saltar y de hacer movimientos más complicados.

Gracias a esta columna y al resto de su esqueleto, los gatos son unos animales, además de flexibles, ligeros, musculosos y fuertes, pero, en cierta manera, frágiles. Este es el motivo por el que la columna vertebral puede sufrir diversos trastornos.

A continuación comentamos los principales problemas y lesiones de columna en gatos.

Problemas y lesiones de columna en gatos - ¿Cómo es la columna vertebral de los gatos?

Artrosis

La artrosis es una enfermedad crónica y degenerativa que afecta especialmente a los gatos mayores, ya sea por genética o por traumatismos previos que predisponen a su desarrollo. El sobrepeso y la obesidad también favorecen el desgaste articular de la enfermedad.

En concreto, se trata de una degeneración del cartílago, la cápsula articular y el hueso alrededor de la articulación afectada. Una de las localizaciones más frecuentes de la artrosis en los gatos es la zona de la columna lumbar, siendo una de las causas de lumbalgia y de que los gatos se muevan menos y dejen de subir a las alturas, ya que la enfermedad les produce dolor y molestias.

Pese a ser un trastorno muy común, es de las enfermedades de columna en gatos mayores bastante infradiagnosticada.

Infección vertebral

La infección vertebral, en concreto de los discos intervertebrales, se llama discoespondilitis. Estos discos actúan como amortiguadores cartilaginosos, evitando que las vértebras se rocen entre sí. Es un problema de columna en gatos poco frecuente, pero no por ello hay que obviarlo.

Cuando patógenos, principalmente bacterias, llegan a estos discos, causan infección e inflamación. La consecuencia son signos clínicos como:

  • Dolor espinal.
  • Proliferación de tejido fibroso.
  • Subluxaciones o fracturas vertebrales.
  • Compresión de la médula espinal, que origina paresia, alteración de la marcha o ataxia e incluso parálisis.

Los focos de infección primarios a partir de los cuales, por vía hematógena, llegan los microorganismos a la zona de la columna vertebral son la cavidad oral, la piel, el aparato respiratorio, el tracto genitourinario y las válvulas cardiacas.

Fracturas vertebrales

Las fracturas de las vértebras pueden ocurrir por diversas causas. En concreto, en los gatos suelen deberse a caídas desde gran altura, por ejemplo a consecuencia del conocido síndrome del gato paracaidista, o por traumatismos debidos a atropellos o peleas.

Las fracturas pueden ocasionar problemas medulares e infecciones secundarias, así como dañar los tejidos blandos de alrededor, lo que repercutirá gravemente en la salud de nuestro pequeño felino. En los peores casos tendrá que pasar por quirófano. El animal puede manifestar signos neurológicos, como reducción o ausencia de reflejos espinales y déficit de propiocepción, además de dolor intenso.

Problemas y lesiones de columna en gatos - Fracturas vertebrales

Tumores

Las vértebras también pueden verse afectadas por procesos tumorales. En los gatos los más frecuentes son:

  • Linfosarcoma: se trata de tumor de linfocitos y células mesenquimales que afectan a los cuerpos vertebrales, especialmente en los gatos menores de cinco años con leucemia felina. En vez de mostrar rotura del hueso, este tumor suele formar una masa epidural que puede ser infiltrativa.
  • Osteosarcoma: es el tumor vertebral más frecuente en el gato. Se trata de un tumor primario que suele diagnosticarse en gatos de edad avanzada. Normalmente es muy agresivo, provocando reacción perióstica y metástasis a otros órganos como, por ejemplo, los pulmones.

Además, los tumores pueden traer asociados signos neurológicos si se ve afectada la médula espinal.

Hernia discal

La hernia discal se produce cuando el disco intervertebral sale de su localización y comprime la médula ósea. La mayoría de las hernias discales en gatos son asintomáticas. Cuando los animales presentan síntomas, estos se deben a protusiones discales de los discos localizados entre las vértebras L5-L6, L6-L7 y L7-sacro. Si se detectan signos neurológicos por afectación medular, estaremos ante una de las lesiones de columna en gatos cuyo tratamiento pasa por una intervención quirúrgica.

Angiomatosis vertebral

La angiomatosis vertebral es una malformación poco frecuente en la que se forman muchos angiomas, que son masas no cancerosas que crean vasos sanguíneos. Pero, aunque se trate de un proceso benigno, puede producir signos neurológicos si afecta a los segmentos medulares de la zona.

Realizando una radiografía es posible visualizar fenómenos de proliferación ósea. El tratamiento, si es necesario, consiste en la descompresión quirúrgica.

Síndrome de hiperestesia

La hiperestesia felina consiste en un aumento de la sensibilidad en la piel de forma anormal. No es una enfermedad común y, cuando se ve, suele ser en casos de gatos muy estresados. Tampoco es una enfermedad grave ni mucho menos letal, pero no tiene tratamiento.

Su origen puede estar en alteraciones de la actividad eléctrica cerebral que controlan el comportamiento del aseo, la actividad y los instintos. Los gatos afectados presentan lesiones musculares en la columna vertebral que pueden contribuir a las molestias. Los signos clínicos incluyen:

  • Sensibilidad excesiva a las caricias, que se manifiesta mediante espasmos musculares en el lomo.
  • Autolesiones.
  • Carreras y saltos.
  • Pupilas dilatadas.
  • Persecución de la cola.
  • Tras un episodio de hiperestesia algunos gatos convulsionan.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Problemas y lesiones de columna en gatos, te recomendamos que entres en nuestra sección de Otros problemas de salud.

Bibliografía

Harvey, A. y Tasker, S. (eds). (2014). Manual de Medicina Felina. Ed. Sastre Molina, S.L. L ́Hospitalet de Llobregat, Barcelona.

Martín, P. Una aproximación a la discoespondilitis. Disponible en: https://www.imveterinaria.es/uploads/2018/06/aproximacion_discoespondilitis_1840_20180621110928.pdf

Martínez, A., Mateo, I. y Pumarola, M. Angiomatosis vertebral en un gato. Disponible en: https://www.clinvetpeqanim.com/img/pdf/1075356455.pdf

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?

Problemas y lesiones de columna en gatos
1 de 3
Problemas y lesiones de columna en gatos

Volver arriba