menu
Compartir

Raquitismo en perros - Síntomas y tratamiento

 
Por Laura García Ortiz, Veterinaria especializada en medicina felina. 27 abril 2021
Raquitismo en perros - Síntomas y tratamiento
Imagen: Vagcel

Ver fichas de Perros

El raquitismo en perros consiste en una alteración a nivel óseo desencadenado por un déficit o alteración en los niveles de vitamina D, calcio o fósforo de nuestros perros. Este trastorno esquelético se caracteriza por la pérdida de dureza, aspecto y consistencia de los huesos, causando deformaciones óseas.

El origen de esta enfermedad puede ser muy diverso, desde deficiencias en la lactación, alimentación inadecuada, a enfermedades intestinales, congénitas, o parasitarias. El diagnóstico se consigue mediante la exploración física del perro, así como analíticas y radiografías. El tratamiento busca corregir los niveles vitamínicos y minerales y prevenir las futuras apariciones del trastorno. Continua leyendo este artículo de ExpertoAnimal para conocer más sobre el raquitismo en perros, sus síntomas, diagnóstico y tratamiento.

También te puede interesar: Raquitismo en gatos - Síntomas y tratamiento

¿Qué es el raquitismo en perros?

El raquitismo es una enfermedad producida cuando los niveles de fósforo o calcio no son los adecuados (cociente Ca/P inferior a 1) y hay una deficiencia de vitamina D, por lo que estos nutrientes no se absorben y los huesos no se mineralizan correctamente, provocando alteraciones óseas consistentes en una debilidad, deformación y mayor suavidad de los huesos. Sin embargo, el cartílago de crecimiento se ensancha.

Esta enfermedad se produce en los cachorros, pudiendo mostrar la deformación solo en las patas, por alteración de su forma y estructura normal, apareciendo arqueadas. Las alteraciones óseas aparecen con mayor frecuencia en las extremidades y en las costillas del perro.

Causas de raquitismo canino

El origen de la falta de vitamina D que causa raquitismo en los perros puede ser:

  • Raquitismo hipofosfatémico: defecto renal en el que no se reabsorbe el suficiente fósforo.
  • Síndrome de fanconi: por excreción de fósforo a nivel renal.
  • Raquitismo vitamina D dependiente tipo 1: por defecto en la conversión del calcidiol a calcitriol (forma activa de la vitamina D).
  • Raquitismo vitamina D dependiente tipo 2: defecto hereditario en el receptor del calcitriol.
  • Alimentación inadecuada: una dieta deficiente en vitamina D, calcio o fósforo por no alimentarlo con un alimento completo para perros que debe incluir esta vitamina y minerales en su composición.
  • Lactación deficiente: cuando los cachorros no toman leche durante el tiempo mínimo o la toman en pequeña cantidad y si la perra no produce suficiente leche o la produce con poca cantidad de calcio, puede aparecer esta enfermedad.
  • Enfermedades parasitarias: los parásitos usan la vitamina D para su desarrollo, pudiendo producir deficiencias.
  • Malabsorción intestinal: enfermedad inflamatoria intestinal, linfagiectasia, tumores u otras alteraciones intestinales pueden alterar la absorción normal de los nutrientes y causar un déficit de esta vitamina, así como de otros nutrientes.

Síntomas de raquitismo en los perros

El raquitismo es más frecuente en los perros de razas grandes, debido al rápido crecimiento que tienen y a las altas necesidades energéticas y nutricionales en dicha etapa. Los signos clínicos y lesiones que se produce en un perro con raquitismo son las siguientes:

  • Espesamiento de la epífisis de los huesos, apareciendo dolorosas y blandas.
  • Huesos acortados o alargados.
  • La diáfisis de los huesos se curvan lateralmente.
  • Raquis hundida.
  • Los miembros parecen en X por el peso de los animales y los huesos deformados.
  • Emplantillamiento.
  • Cojeras.
  • Debilidad del tercio posterior.
  • Pérdida de fuerza física.
  • Abultamiento a nivel de las epífisis costales (rosario raquídico).
  • Dolor o molestias.
Raquitismo en perros - Síntomas y tratamiento - Síntomas de raquitismo en los perros
Imagen: Sohu

Diagnóstico del raquitismo canino

El diagnóstico del raquitismo en perros se debe basar en el aspecto general del perro, fijándonos en las alteraciones que se ven a simple vista en las extremidades o en las costillas y confirmar mediante diagnóstico por imagen y analítica de sangre.

Diagnóstico por imagen - radiografía simple

La prueba de imagen ideal para el diagnóstico del raquitismo canino es la radiografía simple, en la que se podrán ver las alteraciones óseas como:

  • Engrosamiento de la epífisis distal del cúbito y del radio.
  • Corticales óseas de aspecto normal.
  • Densidad ósea reducida.
  • Línea epifisaria agrandada, pudiendo llegar a los 5-10 mm. Esto es un signo patognomónico. Si se observa, indica raquitismo.

Hemograma y bioquímica sanguínea

En la analítica sanguínea se pueden ver las siguientes alteraciones:

  • Bajo calcio (hipocalcemia).
  • Anemia.
  • Aumento del fósforo.
  • Cociente Ca/P < 1.
  • Fosfatasa alcalina aumentada.

Tratamiento del raquitismo en los perros

El tratamiento del raquitismo canino va a depender de la causa que lo origine, sin embargo, corregir y mantener los niveles de vitaminas y minerales es siempre necesario. También se deben controlar los problemas asociados, como el dolor o las molestias. De este modo, según la causa, el tratamiento a seguir será:

  • Suplementos: el raquitismo de origen alimentario o por deficiencias, se debe tratar con suplementación de vitamina D, calcio o fósforo según qué sea lo que necesite el perro.
  • Tratar una enfermedad: si la causa es una enfermedad que causa malabsorción intestinal, se debe tratar específicamente a fin de mejorar esa absorción para poder captar todos los nutrientes de forma eficaz.
  • Buena alimentación: la mejor manera de prevenir esta enfermedad es dando una dieta completa y equilibrada comercializada para perros, a fin de asegurarnos que le alimentamos con todos los nutrientes que necesitan a sus correctas proporciones.
  • Desparasitación: también deben ser desparasitados de forma rutinaria a fin de evitar parásitos que alteren los niveles de vitamina D.
  • Leche maternizada: si se detectan problemas en la lactación, se debe empezar a alimentar al perro con leche sustitutiva para la especie canina.
  • Antiinflamatorios: cuando la enfermedad causa dolor o molestias, se deberían usar opioides o antiinflamatorios no esteroideos a fin de mejorar su estado.
Raquitismo en perros - Síntomas y tratamiento - Tratamiento del raquitismo en los perros

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Raquitismo en perros - Síntomas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra sección de Otros problemas de salud.

Bibliografía
  • D. Tapia. (2013). Raquitismo. Disponible en: https://es.slideshare.net/DianaTapiaGiler/raquitismo-20824145
  • J. Rueda, A.L. Fernández. Osteodistrofias en el perro y en el gato. Disponible en: https://ddd.uab.cat/pub/clivetpeqani/11307064v9n1/11307064v9n1p1.pdf

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?

Raquitismo en perros - Síntomas y tratamiento
Imagen: Vagcel
Imagen: Sohu
1 de 3
Raquitismo en perros - Síntomas y tratamiento

Volver arriba