Otros problemas de salud

Épulis en perros - Síntomas y tratamiento

 
Laura García Ortiz
Por Laura García Ortiz, Veterinaria especializada en medicina felina. 2 julio 2024
Épulis en perros - Síntomas y tratamiento
Perros

Ver fichas de Perros

¿Has notado un bulto en la encía del perro que tienes como compañero? Esto puede tratarse de un épulis o epulidos. El épulis en perros es el tumor benigno más importante en la boca de nuestros compañeros caninos, con una prevalencia del 25-30%. Ocurre con una mayor frecuencia en los perros de edad avanzada y puede provocar sintomatología clínica en el perro afectado como molestias, dolor o dificultades en la masticación, entre otros signos. Si quieres conocer más información sobre los tipos de épulis en perros, sus causas, diagnóstico y tratamiento, te invitamos a continuar leyendo nuestro artículo de ExpertoAnimal.

Índice
  1. ¿Qué es épulis en perros?
  2. Síntomas de épulis en perros
  3. Tipos de épulis en perros
  4. Causas de épulis en perros
  5. ¿La épulis en perros es contagiosa?
  6. Diagnóstico de épulis en perros
  7. Tratamiento para épulis en perros

¿Qué es épulis en perros?

A diferencia de la especie felina, en la que este tipo de tumor es raro, los épulis son las neoplasias benignas más frecuentes en la boca del perro. Básicamente, consisten en un crecimiento no canceroso en las encías de nuestros perros que se origina en el tejido conectivo del ligamento periodontal, localizándose generalmente el bulto en el margen labial del diente o en el espacio interdental.

Estos épulis suelen ser masas aisladas, firmes y de crecimiento progresivo. Aunque la mayoría suelen ser inofensivos, algunos pueden causar incomodidades, molestias o dolor al perro afectado. Sobre todo, cuando el tamaño es grande o se encuentran muy cerca de los dientes. Los épulis son tumores o masas tumorales que aparecen en las encías de los perros, pero que no provienen de los dientes.

Épulis en perros - Síntomas y tratamiento - ¿Qué es épulis en perros?
Imagen: Clínica Veterinaria

Síntomas de épulis en perros

Aunque los épulis en perros son crecimientos benignos, pueden provocar sintomatología en el perro afectado, especialmente aquellos que han crecido mucho o que se encuentran en una zona más sensible o muy pegados a los dientes.

Los signos clínicos que puede presentar un perro con épulis son los siguientes:

  • Masas o crecimientos visibles en la encía del perro, con superficie lisa o rugosa, color rosa claro a rojo más oscuro y de cualquier tamaño.
  • Mal aliento que puede originarse por el acúmulo de bacterias dentro y alrededor de las masas.
  • Sangrado gingival debido a las masas en las encías, pudiendo provocar su sangrado al morder o masticar.
  • Dificultad para masticar o comer por el crecimiento de la masa.
  • Dolor o malestar que pueden provocar cambios en el comportamiento del perro, mostrando mayor irritabilidad, retracción y menos ganas de jugar.
  • Hinchazón facial debido a la masa y la inflamación cuando crecen cerca de los dientes y causan su infección.
  • Hipersalivación o sialorrea.
  • Pérdida de peso por comer menos por dificultades o dolor.

Tipos de épulis en perros

No existe el épulis dental en perros ni el épulis gingival en perros como tal, sino que las masas pueden afectar además de a las encías, pegarse al diente, causando un mayor dolor e incomodidad al animal. Sin embargo, el épulis en la especie canina se puede diferenciar en tres tipos: fibroso, osificante o acantomatoso.

  • Épulis fibroso en perros: es el más frecuente en el perro bóxer y consiste en un grupo de células del estroma del ligamento periodontal. Estos épulis en perros suelen presentar una forma pedunculada.
  • Épulis osificante en perros: se originan por el mismo tipo celular que en el caso anterior pero, además, presenta elevada cantidad de una matriz de tipo osteoide en el estroma del ligamento periodontal. Se caracterizan por crecer de forma lenta, estar algo calificados y presentar una base más ancha.
  • Épulis acantomatoso en perros: también presenta el mismo tipo de células que en los dos casos anteriores, pero con una clara diferencia: se comporta de forma invasiva pudiendo producir osteólisis o destrucción ósea. Al ser un tumor benigno no produce metástasis pero se producen con frecuencia recidivas de tipo local. El tratamiento de estos épulis en perros debe ser quirúrgico por su carácter agresivo.

Causas de épulis en perros

Hay razas, como el golden retriever, el pastor alemán o algunas braquicéfalas como el bóxer, que tienen una mayor prevalencia de padecer épulis. Aun así, en el origen y las causas del épulis en los perros intervienen:

  • La edad y sistema inmunitario: los perros de avanzada edad presentan una mayor prevalencia de desarrollar épulis principalmente por la debilidad natural del sistema inmunológico con la edad del perro y a una mayor susceptibilidad al desarrollo de enfermedades. Esto incluye también a perros de cualquier edad con un sistema inmune debilitado por alguna enfermedad o inanición.
  • La genética.
  • Las lesiones bucales e higiene bucal: la higiene dental inadecuada predispone a la acumulación de sarro y a la inflamación de las encías, aumentando el riesgo de que el canino desarrolle épulis.
  • Los desequilibrios hormonales: hay algunos trastornos hormonales como el hiperadrenocorticismo o síndrome de Cushing que también pueden promover el crecimiento de este tumor.
  • La inflamación crónica bucal: las lesiones bucales como consecuencia de morder objetos muy duros pueden ocasiones heridas en la boca y las encías que pueden provocar algún tipo de crecimiento anormal en el proceso de cicatrización.

¿La épulis en perros es contagiosa?

No, no son contagiosas las masas de épulis en perros nunca, pues no se trata de una enfermedad infecciosa causada por un agente etiológico de tipo bacteriano, vírico, parasitario o fúngico que se puede transmitir de perro a perro o incluso de perro a personas, lo que se conoce como zoonosis.

En el caso del épulis en perros, como ya hemos dicho, se trata de un tumor, es decir, de un grupo de células del organismo del perro que se multiplican más rápido de lo normal, acumulándose formando una masa.

Diagnóstico de épulis en perros

Para diagnosticar el épulis en los perros se debe acudir a un centro veterinario para que el profesional realice un correcto y exhaustivo examen bucal. Así, solo él podrá encontrar los épulis y su grado de inflamación circundante y observar el resto de la boca para ver si hay más lesiones o alteraciones.

Además del examen físico y de la anamnesis o preguntas al cuidador, a veces son necesarias pruebas complementarias como la biopsia para diferenciar épulis de tumores malignos o la radiografía para observar las raíces dentales y los huesos circundantes para valorar su estado y para poder realizar un buen diagnóstico diferencial con otros problemas.

El diagnóstico diferencial del épulis en perros incluye patologías como el papiloma bucal, el melanosarcoma y la hiperplasia gingival.

Puede que te interese echarle un vistazo al siguiente post de ExpertoAnimal sobre los "Tumores en perros: tipos, síntomas y tratamiento".

Tratamiento para épulis en perros

El tratamiento de los épulis en perros puede ser médico o quirúrgico, siendo este último el que más comúnmente se realiza para acabar con este problema bucal en perros. A la hora de determinar el mejor tratamiento para el épulis de un perro, se tienen en cuenta factores como la ubicación, el tamaño, el número y el grado de afectación a los dientes.

Tratamiento médico de épulis en perros

Para reducir la inflamación y el dolor o para preparar el tejido para una posterior cirugía, se pueden utilizar medicamentos antiinflamatorios. El empleo de antibióticos también puede ser recomendado en el caso de que haya infección o para prevenir posteriores procesos infecciosos.

Además, se deberá realizar una buena higiene bucal y revisiones periódicas en el veterinario para prevenir futuros épulis e inflamaciones.

Cirugía de épulis en perros

La cirugía de extirpación del épulis es el método de tratamiento más eficaz y frecuente en la terapia de este problema en perros.

Se trata de una cirugía con anestesia general en la que el cirujano elimina cuidadosamente las masas con una escisión simple, en los casos de crecimientos pequeños, o mediante una escisión extendida cuando las masas presentan un mayor tamaño para poder eliminar todo el tejido, siendo necesario a veces la extracción de partes óseas o dientes adyacentes.

Cuando la cirugía no es posible, se puede utilizar la crioterapia o la terapia con láser que permite una eliminación más precisa de los crecimientos que reduce el riesgo de infección y el sangrado y agiliza la recuperación del tejido.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Épulis en perros - Síntomas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra sección de Otros problemas de salud.

¿Tienes contratado el Seguro de Responsabilidad Civil obligatorio para perros? Consiguelo al mejor precio rellenando el formulario con tus datos y los de tu mascota haciendo clic en este botón:

Escribir comentario
Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
Imagen: Clínica Veterinaria
1 de 2
Épulis en perros - Síntomas y tratamiento