Perros

Leonberger

Leonberger

El leonberger es una antigua raza canina originada en Alemania, donde ha sido históricamente entrenada para cumplir funciones de vigilancia y protección. No obstante, su temperamento sereno y particularmente amable con los niños han impulsado su popularidad como perro familiar más allá de su país natal y, hoy en día, podemos encontrar ejemplares de esta raza en todos los continentes.

Si estás interesado en adoptar a un peludo de esta raza, o sencillamente te gusta explorar el universo canino, sigue leyendo esta ficha de ExpertoAnimal y descubre mucho más sobre las características del leonberger, su comportamiento, cómo debe ser la educación y los cuidados que necesita para disfrutar de una buena calidad de vida.

Origen
  • Europa
  • Alemania
Clasificación FCI
  • Grupo II
Características físicas
Altura
  • 15-35
  • 35-45
  • 45-55
  • 55-70
  • 70-80
  • Más de 80
Peso adulto
  • 1-3
  • 3-10
  • 10-25
  • 25-45
  • 45-100
Esperanza de vida
  • 8-10
  • 10-12
  • 12-14
  • 15-20
Actividad física recomendada
  • Baja
  • Media
  • Alta
Ideal para
Recomendaciones
  • Arnés
Clima recomendado
Tipo de pelo
Nivel de adiestramiento
Índice
  1. Origen del leonberger
  2. Características del leonberger
  3. ¿Cómo es el cachorro leonberger?
  4. Carácter del leonberger
  5. Cuidados del leonberger
  6. Educación del leonberger
  7. Salud del perro leonberger
  8. ¿Dónde adoptar un leonberger?

Origen del leonberger

Como decíamos, esta raza de perro fue creada en tierras germanas, más concretamente en la localidad de Leonberg, en Baden-Wurtemberg, que es hoy el tercer estado de Alemania en términos tanto de extensión territorial como de densidad demográfica. Así mismo, estamos hablando de una raza bastante antigua, cuyos orígenes remontan a los años 30 y 40 del siglo XIX, cuando el cabildo de dicha localidad, Heinrich Essig, tenía intenciones de desarrollar una nueva "clase" de perros cuyo aspecto se asemejaba al máximo al de un león (¡de ahí viene el nombre de estos peludos!). A propósito de esto, descubre en este otro post Perros que parecen leones.

Para cumplir su propósito, el Heinrich Essig empezó cruzando una hembra terranova de color blanco y negro con un macho de la raza San Bernardo conocido por el nombre “Barry”, pero posteriormente incluiría también a un perro de montaña de los Pirineos para acercarse más al resultado estético que deseaba. Finalmente, tras realizar varios cruces selectivos, los primeros ejemplares denominados “leonberger” nacieron alrededor del año 1846 y rápidamente empezaron a ser requeridos en otras localidades de la región de Baden-Wurtemberg, donde en el mismo siglo XIX ganaron bastante popularidad como perros labriegos.

No obstante, su popularidad e incluso su supervivencia se vieron severamente afectadas por los efectos de las dos Guerras Mundiales en Europa, y han sido necesarios años de trabajo de criadores especializados para devolver al leonberger su merecido reconocimiento como un excelente perro de vigilancia y compañía.

En la década de los 50, la raza ganó el reconocimiento oficial de mayor federación canina del mundo, la Fédération Cynologique Internationale (FCI), que la incluyó en la Sección 2.2 (molosoides, perros tipo montaña) del extenso Grupo 2, donde se reúnen todos los perros de tipo pinscher, schnauzer, molosoides, perros de montaña y los boyeros suizos. Así mismo, la población mundial de perros leonberger empezó a revertir la tendencia descendente a partir de la década de los 70, cuando se comienza a registrar un aumento sostenido en el nacimiento de camadas año tras año. Y según los datos publicados en el sitio web de la Worldwide Independent Leonberger Databases, desde el 2018 se registran alrededor de 4 000 individuos nacidos cada año.

Características del leonberger

Se trata de un perro imponente, de talla gigante y musculatura bien desarrollada, pero que muestra una estructura corporal muy armónica y una elegancia que percibimos a simple vista. La altura a la cruz en los machos es de 75-76 cm, pero son aceptables variaciones desde 72 hasta 80 cm, y el peso debe situarse entre 35 y 50 kg. En las hembras, la medida ideal es de 70 cm, aceptándose un rango entre 65 y 75 cm; el peso queda entre 30 y 50 kg. Es uno de los perros más grandes del mundo.

La cabeza del perro leonberger es más profunda que amplia y resulta visiblemente más larga que redonda. El cráneo es ligeramente arqueado visto tanto de frente como de perfil, y el stop (depresión naso-frontal) es moderadamente marcado, pero a la vez muy perceptible. Esta raza también tiene un rasgo muy distinguido que se conoce como “nariz de carnero” y que se caracteriza por un hocico bastante largo, pero no terminado en punta, y una caña nasal amplia y ligeramente arqueada, pero no hundida, que culmina en una trufa de color negro.

Los ojos del leonberger son de tamaño mediano, ovalados, y su color puede variar desde un castaño claro hasta un marrón oscuro o café. Las orejas también son medianas, carnosas y colgantes, tienen una inserción alta y están colocadas no muy atrás. A su vez, la boca de estos perros destaca por los labios negros y adherentes que protegen unas poderosas mandíbulas con mordida de tijera completa.

Colores del leonberger

El manto bastante largo, liso o ligeramente ondulado y con buen volumen debido a la abundante lanilla interna, es uno de los rasgos más característicos del leonberger. En los miembros inferiores se observan plumas visibles, mientras que los miembros posteriores revelan unos “pantalones” bien marcados. Además, los individuos machos suelen desarrollar una importante melena en la región del pecho y cuello.

La cola que el leonberger suele llevar colgada en línea recta cuando está en reposo, pudiendo doblarla ligeramente sin sobrepasar la línea de la espalda cuando está en movimiento, también está recubierta por abundante pelo. Los ojos, por lo contrario, no deben estar cubiertos por el pelaje.

Respecto de los colores del leonberger, el estándar de la FCI define como aceptables el típico amarillo color de león, el rojo, el pardo rojizo, el color arena o crema y todas sus combinaciones, siempre con la característica máscara negra. También se permite que los pelos tengan puntas negras, pero el color negro no puede ser predominante. Y aunque no sean deseables, pueden aceptarse una fina raya blanca o una pequeña mancha blanca en el pecho, así como una pequeña cantidad de pelos blancos en sus dedos. No se admiten las combinaciones de negro con fuego, negro plateado o el color venado.

¿Cómo es el cachorro leonberger?

Si te preocupa saber si un leonberger cachorro es auténtico, puedes poner atención a los colores aceptados en esta raza (que mencionamos arriba) y te ayudará saber que la FCI considera los siguientes rasgos como no aceptados:

  • Trufas y/o almohadillas pardas.
  • Despigmentación excesiva en los labios.
  • Ojos sin tonalidades de castaño/marrón o café.
  • Cola enroscada o llevada muy alta.
  • Ausencia de la máscara facial.
  • Mucha predominancia del color blanco en el pelaje.

En general, son cachorros peludos, que incluso parecen pequeños leones, activos y de tamaño grande. Si el cachorro leonberger que has adoptado resulta ser mestizo, ¡no pasa absolutamente nada! De todas formas tendrás a tu lado a un excelente compañero, que te dará lo mejor de sí mismo cada día y presentará los rasgos de comportamiento que mencionaremos en el siguiente apartado. Por tanto, ser o no de raza pura no es lo verdaderamente importante, sino poder cubrir las necesidades del perro para que sea feliz.

La infancia es un periodo crítico del desarrollo físico, cognitivo, sensorial y social de todos los perros, y es el momento más recomendable para dar inicio a su socialización y educación en general para fomentar una buena convivencia con otros individuos y mayor adaptabilidad a una diversidad de estímulos y entornos. Hablando específicamente de los cachorros leonberger, es fundamental poner atención a su actividad física y alimentación tanto para garantizar que sus huesos y músculos se desarrollen correctamente, algo que resulta esencial para prevenir enfermedades osteoarticulares comunes en estos perros, como para combatir el sobrepeso que es un factor de riesgo para múltiples patologías y que afecta con cierta facilidad a canes glotones y robustos como el leonberger.

Carácter del leonberger

Si bien el perro leonberger ha ganado mucha popularidad como animal de compañía y puede ser un gran compañero para los niños, es importante tener en cuenta que esta raza no fue creada únicamente con este fin, sino que ha sido históricamente entrenada para cumplir funciones de guardia y vigilancia. Entonces, aunque el carácter del leonberger sea tranquilo y denote mucha confianza en sí mismo, no debemos dejar de socializarlos desde que son cachorros para prevenir problemas de comportamiento asociados a la territorialidad y la protección de recursos.

La timidez excesiva, así como la inseguridad y la agresividad, son consideradas por la FCI como faltas descalificantes y suelen indicar problemas en el proceso de crianza y educación del leonberger, así como la exposición sistemática a métodos educativos contraproducentes, como el encierro y los castigos físicos, y otros tipos de maltrato animal.

Cuidados del leonberger

Como comentábamos, un correcto proceso de socialización será clave para que el perro leonberger aprenda a convivir armoniosamente con otros individuos y una diversidad de estímulos y entornos, previniendo una conducta insegura, posesiva o incluso agresiva. Por tanto, es uno de los primeros cuidados que debemos aplicar. Pero este no es el único factor crítico en la educación del leonberger, pues es muy recomendable enseñarle al menos las ordenes básicas de obediencia desde una temprana edad, las cuales constituyen el primer escalón del adiestramiento de los perros y permiten un mejor desarrollo de sus habilidades físicas y cognitivas, además de favorecer un comportamiento más equilibrado dentro y fuera del hogar. No obstante, hablaremos de ello en el siguiente apartado.

Aunque no sea un perro particularmente enérgico o deportista, el leonberger necesita practicar ejercicio físico moderado de forma regular para mantener un peso saludable y prevenir el sobrepeso y la obesidad, que suelen tener alta incidencia en canes de sus características. Los paseos diarios, combinados con una estimulación mental y un ambiente enriquecido, también resultan indispensables para combatir los síntomas de estrés y aburrimiento, así como los problemas de conducta asociados a la destructividad y la agresividad. En ExpertoAnimal te proporcionamos algunas ideas de juegos, estímulos y actividades que enriquecerán el día a día de tu mejor amigo: "Todo sobre el enriquecimiento ambiental en perros".

Por último, pero no menos importante, vale la pena recordar que el mantenimiento del manto del leonberger requiere tiempo y dedicación por parte de sus tutores. Es importante mantener una buena rutina de cepillados, que puede llegar a ser diaria en las épocas de muda, para evitar la formación de nudos y la acumulación de pelos muertos e impurezas en el pelaje. Aquí te ofrecemos algunas Recomendaciones para cepillar correctamente el pelo de tu perro, y recordamos la importancia de emplear cepillos apropiados al tipo de pelaje de cada can. No olvides también que los baños excesivos perjudican la salud de tu mejor amigo, pues contribuyen a la eliminación de la capa de grasa natural que recubre y protege su piel y pelaje, por lo que los baños deben darse solamente cuando el animal esté realmente sucio y siempre empleando productos de higiene propios para uso canino.

Educación del leonberger

A pesar de su carácter naturalmente sereno, el leonberger puede ser bastante obstinado y algo difícil de adiestrar. Esto sumado a sus grandes dimensiones y fuerza física puede hacer que su proceso educativo y manejo diario resulte un tanto complejo para principiantes o personas con poca experiencia en la crianza de perros de talla grande. Así mismo, con la paciencia y el correcto uso del refuerzo positivo, es totalmente posible adiestrar a un perro leonberger y enseñarle las normas básicas de comportamiento para una buena convivencia en el hogar, pero es crucial que empieces a educar a tu peludo desde su llegada al hogar, preferiblemente mientras aún es un cachorro, pero la misma regla se aplica a los canes adultos. Si no sabes bien cómo empezar, echa un vistazo a nuestro artículo sobre Cómo educar a un cachorro.

También es fundamental dar inicio a la socialización del perro leonberger en sus primeros meses de vida y preferiblemente antes de que cumpla tres o cuatro meses de edad, ya que en este periodo crítico se produce el reconocimiento de las especies amigas. Puedes empezar presentando a tu cachorro a otros perros y animales de confianza, que sepas que están sanos, vacunados y desparasitados, hasta que completes las vacunas obligatorias y puedas empezar a pasearlo por la calle para que interactúe con una mayor variedad de individuos. Igualmente, si has decidido adoptar a un leonberger adulto o si no has tenido la oportunidad de socializar a tu mejor amigo en el momento más oportuno, en ExpertoAnimal te brindamos algunos Consejos de socialización para perros adultos.

Ahora concentrándonos en el adiestramiento del leonberger, que no es lo mismo que la educación, debes seguir una lógica progresiva para adiestrar a tu perro, empezando por las órdenes más básicas y trabajándolas una a una en sesiones cortas de 10 a 15 minutos diarios, hasta que tu peludo sea capaz de asimilarlas y reproducirlas de una manera fluida. Para ayudarte, hemos preparado esta Iniciación al adiestramiento canino.

Salud del perro leonberger

Cuando recibe una alimentación equilibrada y una adecuada medicina preventiva, el leonberger se convierte en un perro fuerte y muy resistente que puede disfrutar de una esperanza de vida de 12 a 15 años.

No obstante, existe una enfermedad degenerativa que tiene gran incidencia en esta raza e inclusive lleva su nombre. Nos referimos a la polineuropatía ancestral de parálisis del leonberger, que afecta al sistema nervioso periférico y cuyos principales síntomas incluyen:

  • Debilidad muscular.
  • Fatiga progresiva (principalmente en las extremidades posteriores).
  • Ronquera.
  • Tos.
  • Dificultades para tragar.

Además, como todos los perros de talla grande, el leonberger tiene cierta predisposición genética a desarrollar enfermedades osteoarticulares, en especial la displasia de cadera y de codo, y se ha reportado una significativa tendencia al hipotiroidismo canino y al entropión.

Finalmente, promover buenos hábitos alimentarios resulta fundamental para prevenir problemas de salud potencialmente mortales, como la torsión gástrica, que está directamente relacionada con el comportamiento glotón, que es muy común tanto en el perro leonberger como en sus antepasados directos, es decir, el terranova, el San Bernardo y el perro de montaña de los Pirineos.

¿Dónde adoptar un leonberger?

El abandono de animales de compañía y la sobrepoblación callejera son problemas muy serios que afectan incluso los países más desarrollados, y al contrario de lo que muchos piensan, hay una gran cantidad de perros de raza que son recogidos de las calles todos los meses. Por ello, si te gustaría compartir tu hogar con un leonberger, tienes la oportunidad no solo de cumplir tu deseo, sino también de ayudar a un peludo que tanto necesita un hogar y el amor de una persona que lo quiera. Entonces, antes de acudir a un criadero, sugerimos que te pongas en contacto con refugios o protectoras de animales ubicados cerca de tu domicilio para conocer los perros que están disponibles para adopción. Y si tienes dudas sobre el proceso de adopción y los requisitos para llevarlo a cabo, te invitamos a leer el siguiente artículo: "¿Cómo adoptar un perro?".

Sin embargo, si optas por acudir a un criadero, aunque desde ExpertoAnimal no alentamos la compraventa de animales, recomendamos que hagas todas las averiguaciones necesarias para asegurarte de que el establecimiento esté debidamente registrado ante las autoridades correspondiente y cumpla con las normativas sanitarias, higiénicas y éticas exigidas para la crianza digna de perros. Además, recuerda verificar anticipadamente si el establecimiento asume el compromiso de permitir que los cachorros permanezcan junto a su madre y sus hermanos hasta completar el periodo de destete, ya que una separación prematura suele provocar dificultades de aprendizaje y problemas de conducta en la edad adulta.

Por último, ten presente que los perros mestizos de leonberger pueden ser también excelentes compañeros de vida. Así pues, no los descartes por no ser de "raza pura", porque a la hora de adoptar lo más importante es las características del perro y nuestro estilo de vida, no su estética.

Bibliografía
  • FCI. Estándar Nº. 145: Leonberger. Versión digital en español (pdf): https://www.fci.be/Nomenclature/Standards/236g03-es.pdf
  • ACK. The Breed Standard: Leonberger. Disponible en: https://www.akc.org/dog-breeds/leonberger/
  • International Leonberger Union. Breed history, temperament & care. Sitio web official (en inglés): https://www.leonbergerunion.com/the-breed.html
  • Worldwide Independent Leonberger Databases. Mean Kinship and genetic history of the Leonberger. Disponible en: http://leonberger-database.com/index.html

Fotos de Leonberger

Artículos relacionados

Sube la foto de tu Leonberger

Sube la foto de tu mascota
Escribir comentario
Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Cómo valorarías esta raza?
1 comentario
Su valoración:
Fredy
Q raza es mi perro e
1 de 7
Leonberger