menu
Compartir

Anorexia en perros - Causas, diagnóstico y tratamiento

 
Por Cristina Pascual, Veterinaria. 9 noviembre 2021
Anorexia en perros - Causas, diagnóstico y tratamiento

Ver fichas de Perros

La anorexia en los perros consiste en la falta total de apetito. No se trata de una enfermedad en sí misma, sino de un signo clínico que acompaña a múltiples enfermedades. Para corregirla, es necesario realizar un diagnóstico preciso de la patología que la está causando, instaurar un tratamiento específico y ofrecerle a nuestro perro una dieta más palatable para tratar de incrementar su apetito e interés por la comida.

Si quieres conocer más sobre la anorexia en perros, te recomendamos que leas el siguiente artículo de ExpertoAnimal en el que te explicamos sus posibles causas, diagnóstico y tratamiento.

¿Qué es la anorexia en los perros?

La anorexia en los perros consiste en una pérdida total del interés por la comida, o lo que es lo mismo, una falta total de apetito. La anorexia es un signo clínico común a múltiples patologías. Es decir, no se trata de una enfermedad en sí misma, sino de la manifestación de una enfermedad en concreto.

¿Cómo saber si un perro sufre anorexia?

No podemos hablar de síntomas de anorexia en los perros porque, como decimos, la anorexia ya es un signo clínico, no una enfermedad. Ahora bien, para saber si un perro verdaderamente está experimentando anorexia, es importante que diferenciemos este término de otros como la «hiporexia» y la «disrexia». La hiporexia consiste en una disminución parcial del apetito o un menor interés por la comida del habitual. La disrexia hace referencia a un “apetito caprichoso”, por el que el perro rechaza su comida habitual, pero ingiere otro tipo de alimentos.

Dicho lo anterior, sabremos que un perro sufre anorexia cuando no quiera comer absolutamente nada. En función del tiempo que lleve sin comer, se observará, también, una pérdida de peso más o menos notable.

Causas de anorexia en perros

La anorexia es un signo clínico muy inespecífico, lo que significa que puede aparecer asociada a múltiples patologías. A continuación, explicamos las principales patologías y situaciones patológicas en las que podemos observar anorexia en perros:

  • Fiebre: el Centro Regulador Hipotalámico (CRH) actúa como “termostato” regulando la temperatura corporal. Cuando el CRH detecta un incremento de la temperatura corporal, intentar disminuir la producción endógena de calor, para lo cual disminuye el apetito (entre otras cosas). Es por ello que cualquier causa que desencadene fiebre (tanto agentes infecciosos como causas no infecciosas) podrá producir anorexia.
  • Dolor: cualquier proceso que cause dolor o malestar en un perro podrá producir anorexia. Debemos prestar especial atención al dolor abdominal, dolor en el raquis (fundamentalmente por hernias de disco cervicales) o dolor musculoesquelético.
  • Estrés: el estrés y la ansiedad ocasionados, por ejemplo, por la soledad o la separación de sus tutores, puede ser una causa de anorexia en los perros.
  • Patologías digestivas: cualquier enfermedad que afecte al tracto gastrointestinal puede producir anorexia, empezando por alteraciones en la cavidad oral (lesiones en la mucosa bucal o patologías dentarias). La enfermedad periodontal suele ser una causa habitual de anorexia en perros ancianos. El megaesófago y la gastritis crónica son causas habituales de anorexia en perros adultos.
  • Patologías hepatobiliares: los primeros signos que se observan en enfermedades hepáticas como la hepatitis crónica o los shunts portosistémicos son signos inespecíficos como la anorexia.
  • Pancreatitis: la inflamación del tejido pancreático origina un fuerte dolor abdominal que, a su vez, puede dar lugar a anorexia.
  • Enfermedad renal crónica (ERC): los pacientes con ERC suelen presentar anorexia como consecuencia de la uremia (acúmulo de toxinas urémicas en sangre) y la anemia. Debemos considerar la ERC como posible diagnóstico diferencial especialmente en casos de anorexia en perros ancianos.
  • Patologías endocrinas: como hipoadrenocorticismo (Síndrome de Addison), hiperparatiroidismo o cetoacidosis diabética.
  • Anemia: en los perros anémicos podemos encontrar signos clínicos generales como anorexia, letargo y debilidad.
  • Tumores: algunos tumores pueden originar signos muy inespecíficos, como anorexia y pérdida de peso. Por tanto, debemos considerar los tumores como posible diagnóstico diferencial, especialmente en casos de anorexia en perros adultos.
  • Tratamientos quimioterápicos: los fármacos antitumorales no solo actúan frente a las células cancerígenas, sino también frente a células sanas de tejidos que se multiplican muy activamente, como es el caso del epitelio gastrointestinal. Esto hace que algunos fármacos quimioterápicos tengan toxicidad gastrointestinal y originen anorexia.
  • Otros tratamientos: algunos fármacos como los AINEs (Antiinflamatorios No Esteroideos), la amiodarona, el metimazol o los acidificantes urinarios como el cloruro amónico puede producir anorexia como efecto secundario.

Diagnóstico de la anorexia en perros

Como ya hemos comentado, la anorexia es un signo clínico que podemos observar en múltiples patologías caninas. Por tanto, cuando un perro presente anorexia será necesario determinar cuál es la causa que la está produciendo para poder corregirla. El protocolo diagnóstico de un perro con anorexia debe incluir:

  • Anamnesis: tu veterinario/a te realizará una serie de preguntas a fin de encaminar las posibles causas de anorexia en tu perro.
  • Exploración física completa: incluyendo la inspección, palpación, percusión y auscultación. Será especialmente importante prestar atención a la existencia de puntos de dolor y a la presencia de fiebre.
  • Pruebas complementarias: dependiendo de los posibles diagnósticos diferenciales, tu veterinario/a podrá realizar distintas pruebas complementarias, incluyendo técnicas de diagnóstico laboratorial (análisis de sangre o de orina, diagnóstico microbiológico, etc.) y técnicas de diagnóstico por imagen (radiografía, ecografía, TAC o resonancia).

Tratamiento para la anorexia en perros

Una vez que se ha diagnosticado la causa concreta que está originando la anorexia, será necesario instaurar un tratamiento específico. Por tanto, el tratamiento de la anorexia dependerá de la causa o patología específica que la esté provocando, pudiendo ser farmacológico o quirúrgico en función de la causa. Siempre que exista, se instaurará un tratamiento etiológico; en caso de que no exista, habrá que limitarse a instaurar un tratamiento sintomático para controlar los signos clínicos de la enfermedad que se trate.

Además de instaurar un tratamiento específico frente a la patología causante de la anorexia, intentaremos incrementar el interés de nuestro perro por la comida empleando varias estrategias. A continuación, te explicamos algunos remedios caseros para la anorexia en perro.

Remedios caseros para la anorexia en perro

Para corregir la anorexia en perros, además de instaurar un tratamiento frente a la causa específica, tenemos que intentar aumentar la palatabilidad de su dieta. Debemos tener en cuenta que cuanto más atractiva y apetitosa sea la comida, más posible será que la ingiera. Para aumentar la palatabilidad, podemos emplear varias estrategias:

  • Comida húmeda: los perros suelen mostrar un mayor interés por la comida húmeda que por el pienso seco, por lo que puedes optar por ofrecerle su pienso habitual en la presentación húmeda para intentar incrementar su interés por la comida. En este otro artículo te ayudamos a escoger la mejor comida húmeda para perros.
  • Dieta casera: como normal general, los perros habituados a una dieta basada en pienso comercial suelen mostrar especial interés por la dieta casera. Puedes optar por ofrecerle comida casera, aunque primero es importante que consultes con un veterinario/a especialista en nutrición animal para evitar cualquier consecuencia indeseada. Compartimos un vídeo con una receta muy sencilla, apta para problemas digestivos y a la que recomendamos añadir proteína de origen animal para hacerla más completa.
  • Incremento del porcentaje de grasa o proteína del alimento: generalmente, las dietas ricas en grasa y proteína resultan más palatables para los perros. No obstante, recuerda consultar con tu veterinario antes de modificar los valores de estos nutrientes en la dieta de tu perro, ya que puede tener consecuencias muy negativas en caso de enfermos renales o con pancreatitis.

En cualquier caso, debemos recordar que el estrés es una de las causas que origina anorexia en los perros. Por ello, es importante que en los animales con el apetito disminuido no forcemos la ingesta de alimentos, ya que podemos originar un estrés que agrave aún más la anorexia.

En caso de que la anorexia no remita con el tratamiento y la dieta más palatable, será necesario realizar una alimentación asistida mediante sonda nasogástrica o tubo de esofagostomía, gastrotomía o yeyunostomía.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Anorexia en perros - Causas, diagnóstico y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra sección de Otros problemas de salud.

Bibliografía
  • Davidson, M. G., Davidson, M. G., Else, R. W., Lumsden, J. H. (2000). Manual de patología clínica en pequeños animales. Ediones S.
  • Nelson, R.W., Couto, C.G. (2014). Medicina interna de pequeños animales. Elsevier.

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?

Anorexia en perros - Causas, diagnóstico y tratamiento
Anorexia en perros - Causas, diagnóstico y tratamiento

Volver arriba