menu
Compartir

Lumbalgia en perros - Diagnóstico y tratamiento

 
Por Laura García Ortiz, Veterinaria especializada en medicina felina. 15 abril 2021
Lumbalgia en perros - Diagnóstico y tratamiento

Ver fichas de Perros

La lumbalgia en los perros consiste en un proceso doloroso localizado en la zona lumbosacra, es decir, en la zona comprendida entre las 3 últimas vértebras lumbares (L5, L6 y L7) y el hueso sacro (que conecta la pelvis con la columna vertebral). Puede ser causado por diferentes procesos o enfermedades, por lo que el diagnóstico preciso requiere de pruebas de imagen, pero sin olvidar una correcta exploración neurológica y examen físico. El tratamiento dependerá de la causa.

Sigue leyendo este artículo de ExpertoAnimal para conocer más sobre la lumbalgia en perros, sus causas, síntomas, diagnóstico y tratamiento.

¿Qué es la lumbalgia en los perros?

Se define como lumbalgia al dolor situado en la parte más posterior de la espalda de nuestro perro, cerca de su cola, en la musculatura de la zona lumbosacra de la columna vertebral canina. Además, la lumbalgia conlleva un aumento de la tensión, el tono y la rigidez de los músculos de dicha zona del perro.

Dicho dolor surge como un mecanismo nervioso por activación de las vías nerviosas que transmiten el dolor y por el desarrollo de un proceso inflamatorio y de contractura muscular. En ocasiones se puede comprimir la raíz del nervio causando pinzamientos e incluso protrusiones medulares y hernia discal.

Causas de lumbalgia en los perros

El origen de la lumbalgia en los perros puede explicarse por los siguientes procesos y enfermedades:

  • Sobrecarga muscular.
  • Traumatismo.
  • Fractura por osteoporosis.
  • Pinzamiento.
  • Artrosis.
  • Edad avanzada.
  • Escoliosis.
  • Trastornos inflamatorios de las vértebras, infecciones o tumores.
  • Espondilitis anquilosante.
  • Hernia discal lumbar.
  • Estenosis lumbosacra o cauda equina.

¿Existe alguna predisposición para el desarrollo de lumbalgia en perros?

Por una parte, aunque cualquier perro, independiente de su raza, sexo y edad puede desarrollar lumbalgia a lo largo de su vida, sí es verdad que se ve con más frecuencia en los perros mayores, debido al desgaste natural de los huesos y las articulaciones por la edad o por fenómenos de artrosis u osteoporosis. Con respuesta al sexo del perro, se ve con la misma frecuencia en machos que en hembras.

Por otra parte, sí que se puede ver con mayor frecuencia en las siguientes razas de perros:

  • Teckel: debido a su larga espalda, tiene predisposición a sufrir hernias de disco.
  • Bulldog francés: tiene predisposición a la espondilitis anquilosante.
  • Labrador, pastor alemán u otras razas grandes: están más predispuestos al desarrollo de estenosis lumbosacra, también llamada síndrome de la cauda equina.

En resumen, los perros de razas condrodistróficas, es decir, los perros que presentan columna larga y piernas cortas, son más propensos al desarrollo de hernias discales por la tensión que produce esa particular anatomía en los discos intervertebrales. En cambio, los perros de razas de tamaño grande están más predispuestos al desarrollo de artrosis en las vértebras o espondilosis conforme pasan los años.

Lumbalgia en perros - Diagnóstico y tratamiento - Causas de lumbalgia en los perros

Síntomas de la lumbalgia canina

Si un perro presenta lumbalgia, pueden aparecer los siguientes síntomas:

  • Molestias.
  • Dolor.
  • Inflamación.
  • Contractura muscular.
  • Hormigueo.
  • Alteraciones en la sensibilidad.
  • Reducción en la movilidad y la actividad.
  • Incomodidad.
  • Entumecimiento.
  • Aumento de la temperatura en la zona por la inflamación.
  • Cambios en el estado de ánimo.
  • Depresión.
  • Sobrepeso.

El signo clínico que siempre suelen manifestar es el dolor, especialmente cuando se ha producido un pinzamiento, protrusión, espondilitis o una hernia discal. Este dolor lo podemos detectar en estados iniciales cuando nuestro perro deja de corretear, le cuesta subir escaleras, anda más despacio y en general, está menos activo. Posteriormente no tendrá tantas ganas de pasear, se mantendrá mucho tiempo en reposo y se quejará con un chillido cuando toquemos la zona en los casos más graves.

Además, en los casos más graves como en las afectaciones de la médula espinal o la hernia de disco, puede reducirse o desaparecer la señal nerviosa, causando parálisis.

Lumbalgia en perros - Diagnóstico y tratamiento - Síntomas de la lumbalgia canina

Diagnóstico de lumbalgia en perros

El diagnóstico de lumbalgia en perros debe basarse en la combinación de signos clínicos, examen neurológico y el diagnóstico por imagen, a fin de encontrar la causa específica que le está provocando el dolor de espalda a nuestro perro.

Los signos clínicos pueden localizar la lesión a la zona de la espalda posterior, lo que junto con un completo análisis neurológico con la comprobación de los reflejos espinales, la sensibilidad y las respuestas, se podrá localizar la lesión en los segmentos medulares de la zona lumbosacra (L4-S3).

El diagnostico por imagen, en concreto la radiografía, permitirá observar el aspecto de las vértebras de la zona, a fin de observar cambios característicos de espondilitis anquilosante, cambios indicativos de infección o inflamación u otras de las causas que se pueden observar por esta técnica de imagen.

Sin embargo, para obtener un diagnóstico preciso y definitivo de lo que le está pasando a nuestro perro deberemos realizar técnicas de imagen avanzadas como la resonancia magnética o la tomografía computarizada.

Tratamiento de lumbalgia en perros

El tratamiento de lumbalgia en perros dependerá de la causa originaria. Sin embargo, siempre se suelen aplicar fármacos para reducir el dolor y las molestias, como los antiinflamatorios. Además, algo que reconforta a estos perros es la aplicación de calor en la zona, como con soportes térmicos toraco-lumbares que sirven, también, como protección de la región afectada.

Por otro lado, la rehabilitación y la fisioterapia son excelentes para los problemas de lumbalgia en perros, y especialmente después de operaciones quirúrgicas para mejorar la recuperación y obtener mejores resultados. La cirugía, por su parte, se limitará a los casos más graves que tengan solución quirúrgica, así como a hernias discales que compriman la médula y la terapia conservadora no sea suficiente.

Además, el sobrepeso y la obesidad por la menor movilidad deben prevenirse con piensos adecuados para la pérdida de peso y dar solamente el pienso que necesita según sus condiciones particulares.

Lumbalgia en perros - Diagnóstico y tratamiento - Tratamiento de lumbalgia en perros

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Lumbalgia en perros - Diagnóstico y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra sección de Otros problemas de salud.

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?

Lumbalgia en perros - Diagnóstico y tratamiento
1 de 4
Lumbalgia en perros - Diagnóstico y tratamiento

Volver arriba