menu
Compartir

Ciclosporina para perros - Dosis, usos y efectos secundarios

 
Por Cristina Pascual, Veterinaria. 10 febrero 2022
Ciclosporina para perros - Dosis, usos y efectos secundarios

Ver fichas de Perros

La ciclosporina es un fármaco inmunosupresor que se emplea para tratar procesos alérgicos y enfermedades inmunomediadas que afectan a diversos aparatos y sistemas. Se trata de un fármaco con una elevada eficacia y seguridad, al que suelen asociarse afectos secundarios leves y reversibles. Sin embargo, su elevado coste hace que no suela emplearse como fármaco de primera elección en terapias inmunosupresoras.

Si quieres conocer más acerca de la ciclosporina para perros, no te pierdas el siguiente artículo de ExpertoAnimal en el que hablamos sobre su dosis, usos y efectos secundarios.

¿Qué es la ciclosporina?

La ciclosporina, también conocida como ciclosporina A, es un fármaco inmunosupresor, es decir, un fármaco que se emplea con objeto de reducir la respuesta del sistema inmunitario. En concreto, se trata de un inmunosupresor selectivo que actúa específica y reversiblemente sobre los linfocitos T.

Se trata de un fármaco de elevada eficacia y seguridad para su uso en perros, aunque tiene un coste económico notablemente superior al de otros inmunosupresores, como los corticoides.

Actualmente, se encuentra disponible en el mercado en tres presentaciones diferentes:

  • Cápsulas blandas para su administración por vía oral
  • Solución oral
  • Pomada oftálmica
Ciclosporina para perros - Dosis, usos y efectos secundarios - ¿Qué es la ciclosporina?
Imagen: holliday-scott.com

¿Para qué sirve la ciclosporina en perros?

Como hemos explicado, la ciclosporina es un potente inmunosupresor. Actúa uniéndose a los linfocitos T e inhibiendo la producción de interleuquina-2 (IL-2) y otras citoquinas que intervienen en la activación del sistema inmunitario. Por este motivo, la ciclosporina se emplea como tratamiento inmunosupresor en aquellas patologías que requieren una modulación del funcionamiento del sistema inmunitario, como es el caso de los procesos alérgicos y las enfermedades inmunomediadas. En el siguiente apartado, hablaremos más específicamente sobre los usos de la ciclosporina en los perros.

A pesar de la eficacia y la seguridad de la ciclosporina, no suele ser un fármaco de primera elección en los tratamientos inmunosupresores debido a su elevado coste. En perros medianos-grandes, el tratamiento con ciclosporina puede oscilar entre 180 y 600 € al mes (dependiendo de la dosis), lo que hace que muchos cuidadores no puedan asumir el coste terapéutico. Por este motivo, la ciclosporina se suele emplear en pacientes que no toleran o no responden a otros fármacos inmunosupresores más asequibles, como son los corticoides.

Usos de la ciclosporina para perros

Tal y como hemos apuntado en el apartado anterior, la ciclosporina se emplea como tratamiento en patologías que requieren una terapia inmunosupresora. En concreto, la ciclosporina en perros se usa en:

Dosis de ciclosporina para perros

La dosis de ciclosporina en perros depende de varios factores:

  • Vía de administración.
  • Patología que se deba tratar y su gravedad.
  • Respuesta del paciente.

Dosis de ciclosporina por vía oral para perros

La dosis recomendada de ciclosporina por vía oral (tanto cápsulas como solución oral) es de 5 mg/kg de peso corporal. Siempre se debe administrar al menos 2 horas antes o después de las comidas.

En concreto, la posología de la ciclosporina por vía oral es la siguiente:

  • Inicialmente, el tratamiento se debe administrar a diario hasta que se detecte una mejoría clínica del animal, lo cual suele suceder en un plazo de 4 semanas. Si pasadas 8 semanas no se detecta mejoría, se debe suspender el tratamiento.
  • Una vez controlados los signos clínicos, el fármaco se puede administrar en día alternos como dosis de mantenimiento. Durante este periodo, el veterinario/a debe hacer controles regulares y ajustar la dosis en base a la respuesta clínica observada.
  • Cuando se controlen los síntomas, el veterinario/a podrá pautar el tratamiento cada 3 o 4 días.
  • Cuando la enfermedad esté controlada, se puede cesar el tratamiento. En caso de que los signos clínicos reaparezcan, se puede reanudar el tratamiento con una dosis diaria.

Dosis de ciclosporina por vía oftálmica para perros

Antes de aplicar la pomada oftálmica se debe limpiar el ojo de posibles restos de suciedad y exudados empleando soluciones no irritantes. Tras ello, se debe aplicar 1 cm de pomada en el ojo afectado y repetir la aplicación cada 12 horas.

La duración del tratamiento con pomada oftálmica de ciclosporina depende de la severidad del proceso y de la respuesta obtenida.

Efectos secundarios de la Ciclosporina para perros

La ciclosporina es un fármaco seguro. De hecho, su ficha técnica indica que las reacciones adversas suelen ser leves y transitorias, y se presentan en raras o muy raras ocasiones. Además, habitualmente no requieren la interrupción del tratamiento y suelen remitir espontáneamente después de finalizar la terapia.

No obstante, como cualquier fármaco, la ciclosporina no está exenta de efectos secundarios. Las reacciones adversas más frecuentes asociadas a su administración son:

  • Trastornos gastrointestinales: anorexia, vómitos, heces mucosas o blandas y diarrea.
  • Letargo o hiperactividad.
  • Hiperplasia gingival: la mayoría de perros en tratamiento con ciclosporina desarrollan unas proliferaciones en las encías. No obstante, no suelen ser molestas y desaparecen al retirar el tratamiento.
  • Hipertricosis: crecimiento excesivo del pelo.
  • Enrojecimiento e hinchazón del pabellón auricular.
  • Debilidad o calambres musculares.
  • Diabetes mellitus: se ha observado muy raramente, principalmente asociado a la raza west highland terrier.
  • Enrojecimiento de los ojos, blefarospasmo (cierre del ojo por dolor ocular), conjuntivitis e irritación ocular.

Contraindicaciones de ciclosporina para perros

A pesar de la eficacia y seguridad de la ciclosporina, existen determinadas situaciones en las que su uso puede ser contraproducente. A continuación, destacamos las principales contraindicaciones de la ciclosporina en los perros:

  • Alergia a la ciclosporina o a alguno de los excipientes del fármaco.
  • Cachorros de menos de 6 meses de edad o de menos de 2 kg de peso.
  • Perros con historia clínica de tumores malignos.
  • Vacunación: no se deben administrar vacunas (ni vivas ni inactivadas) durante el tratamiento ni en las dos semanas previas o posteriores al mismo, ya que el fármaco puede interferir con la eficacia de la vacunación.

La ciclosporina atraviesa la barrera placentaria y se excreta con la leche. Por ello, no se recomienda el empleo de este fármaco en perras gestantes o en lactación. No obstante, cuando se considere necesario se podrá instaurar un tratamiento con ciclosporina en perras reproductoras tras una evaluación positiva del riesgo/beneficio realizada por un veterinario/a.

Sobredosis o intoxicación por ciclosporina en perros

La sobredosis o intoxicación por ciclosporina en perros puede producirse por ingestión accidental del fármaco o por errores en la administración por parte de los cuidadores. Pese a que las reacciones adversas asociadas a la sobredosificación no son muy graves, es importante detectarlas a tiempo y acudir al veterinario/a para que instaure el tratamiento más apropiado.

En concreto, las reacciones que se puede observar en casos intoxicación por dosis 4 veces superiores a la dosis recomendada o por sobredosificación durante 3 meses, son:

  • Hiperqueratosis en el pabellón auricular.
  • Lesiones callosas en las almohadillas plantares.
  • Pérdida de peso o disminución de la ganancia de peso.
  • Hipertricosis: crecimiento excesivo del pelo.
  • Aumento de la velocidad de sedimentación eritrocitaria y reducción del número de eosinófilos.

Siempre que detectes cualquiera de estos síntomas, no dudes en acudir a tu veterinario/a de confianza. Pese a que no existe un antídoto específico para la ciclosporina, se podrá instaurar un tratamiento sintomático que controle los signos de la intoxicación por ciclosporina en perros. Generalmente, los síntomas son reversibles en un plazo de 2 meses.

En cualquier caso, recuerda la importancia de mantener cualquier producto medicamentoso alejado de tus animales y seguir minuciosamente la pauta instaurada por tu veterinario/a. Esta será la manera más sencilla de evitar los casos de sobredosis o intoxicación por ciclosporina.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Ciclosporina para perros - Dosis, usos y efectos secundarios, te recomendamos que entres en nuestra sección de Medicamentos.

¿Tienes contratado el Seguro de Responsabilidad Civil obligatorio para perros? Consiguelo al mejor precio rellenando el formulario con tus datos y los de tu mascota haciendo clic en este botón:

Bibliografía
  • Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS). Ficha técnica o resumen de las características del producto: Optimmune pomada oftálmica. Disponible en: https://cimavet.aemps.es/cimavet/pdfs/es/ft/1054+ESP/FT_1054+ESP.pdf
  • Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS). Ficha técnica o resumen de las características del producto: Atopica 100 mg/ml solución oral para gatos y perros. Disponible en: https://cimavet.aemps.es/cimavet/pdfs/es/ft/2367+ESP/FT_2367+ESP.pdf
  • Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS). Ficha técnica o resumen de las características del producto: Atopica 100 mg cápsulas blandas para perros. Disponible en: https://cimavet.aemps.es/cimavet/pdfs/es/ft/1524+ESP/FT_1524+ESP.pdf

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
Ciclosporina para perros - Dosis, usos y efectos secundarios
Imagen: holliday-scott.com
1 de 2
Ciclosporina para perros - Dosis, usos y efectos secundarios

Volver arriba