menu
Compartir

¿Cómo animar a un perro triste?

 
Por Marta Sarasúa, ATV y etóloga especializada en modificación de conducta. 12 febrero 2024
¿Cómo animar a un perro triste?

Ver fichas de Perros

Si tienes un perro en casa o alguna vez has convivido con alguno, te habrás dado cuenta enseguida de que son animales muy vivaces, juguetones y enérgicos, especialmente los cachorros y los perros jóvenes. Por lo general, adoran salir a correr, dar largos paseos por el campo y, en función de su raza, edad y carácter, pueden incluso ser grandes nadadores o unos deportistas natos.

Es por esto que, cuando nuestro perro se muestra más apático de lo habitual, nos suele resultar muy llamativo y preocupante su comportamiento y es normal que nos preguntemos qué le puede estar pasando. Los perros, al igual que las personas, pueden experimentar tristeza ante ciertas situaciones y esta es una emoción completamente natural. Sin embargo, no debemos considerar la tristeza como algo normal en nuestro peludo y ante un cambio en su comportamiento, es importante investigar cuáles son las causas para poder trabajar sobre ellas. Si has identificado alguna de las posturas de un perro triste, en este artículo de ExpertoAnimal te contamos cuáles pueden ser los motivos y te ayudamos a saber cómo animar a un perro triste,¡no te lo pierdas!

También te puede interesar: ¿Por qué mi conejo está triste?

¿Por qué mi perro está triste?

La tristeza es una emoción básica que no solo las personas experimentamos, sino que compartimos con muchos animales, incluidos nuestros perros. Los canes son animales muy sociables y ante algunas situaciones, como por ejemplo una separación o la muerte de un compañero (humano o de otra especie), pueden sentir tristeza y alterar su comportamiento.

La tristeza, por muy "natural" que sea, es una emoción involuntaria y desagradable, por lo que, como tutores, es importante que sepamos identificarla en nuestros peludos y actuar en consecuencia. Como siempre, el primer paso para poder ayudar a un perro triste es saber el motivo o la causa por la que el animal está experimentado dicha emoción. Algunas posibilidades a tener en cuenta son:

  • Cambios repentinos en su entorno: los perros son animales de hábitos que se sienten mucho más tranquilos y seguros cuando conocen y son capaces de controlar el entorno en el que viven, es decir, cuando su ambiente es más o menos predecible. Una alteración brusca de su rutina puede hacer que el perro se estrese y se sienta triste o nervioso. Por ejemplo, una mudanza, un cambio de familia o la entrada o salida de algún miembro de la unidad familiar (un nacimiento, la adopción de otro perro, una defunción, etc.) puede resultar desconcertante para el animal, quien deberá habituarse poco a poco a la nueva situación.
  • Dolor: una causa muy frecuente de comportamiento apático es la aparición de algún tipo de dolencia. Normalmente, cuando un perro no se encuentra bien, rechaza comer y pasa mucho tiempo echado, por lo que puede dar la sensación de que está triste.
  • Educación poco coherente o basada en castigos: educar adecuadamente a un perro es un proceso complejo que requiere tener conocimientos actualizados sobre comportamiento y lenguaje canino, así como mucha paciencia y empatía. Cuando los tutores cambian constantemente las normas, piden a sus perros comportamientos incoherentes o basan su educación en castigar todo aquello que no les gusta, los animales pueden sentirse confundidos, asustados y entrar en un estado de indefensión aprendida, caracterizado por la apatía.
  • Experiencias negativas o traumáticas: las vivencias negativas que causan miedo en el perro pueden provocar un estado anímico posterior que puede interpretarse como tristeza. Por ejemplo, si durante el paseo tu peludo ha tenido una pelea con otro perro o si algo le ha asustado (cohetes, tormenta, etc.) es posible que al llegar a casa se esconda o se quede echado en su cama. Igualmente, los canes que son rescatados de situaciones de maltrato o que llegan a casa desde una protectora, pueden experimentar durante un tiempo este estado de miedo y tristeza al llegar a su nuevo hogar.

Aunque estas pueden ser algunas causas, existen otros motivos por los que tu perro puede estar triste y es importante que te tomes un tiempo en analizar bien su comportamiento para poder ayudarle. Hablamos de ello en este post: "Mi perro está decaído, ¿qué puede ser?".

¿Cómo alegrar a un perro triste?

Una vez identificada la causa que explica por qué tu perro está triste, resulta mucho más sencillo saber cómo animarlo. En función de si es cachorro o adulto, a continuación te explicamos cómo animar a un perro triste:

¿Cómo animar a un cachorro triste?

Los cachorros son divertidos, traviesos y juguetones por naturaleza, pero también son muy sensibles y pueden sentirse abrumados y confundidos ante su llegada a un nuevo hogar. Piensa que ser separado de su madre y/o hermanos y dejar atrás todo aquello que conoce supone un cambio muy brusco en su vida y esto puede llevar al animal a experimentar una sensación de ansiedad o tristeza.

A veces, los cachorros lloriquean y se muestran asustados durante los primeros días que pasan con su nueva familia, especialmente durante las noches y si han sido adoptados demasiado pronto (es decir, con una edad inferior a las ocho o nueve semanas). Para poder ayudarles en este proceso, es imprescindible dedicar tiempo a establecer un buen vínculo con el peludo y hacerle sentir seguro, enseñándole poco a poco que puede confiar plenamente en ti.

Algunas recomendaciones para animar a un cachorro triste son:

  • No lo dejes solo demasiado tiempo cuando aún es muy pequeño, ya habrá tiempo de enseñarle a tolerar la soledad.
  • Juega con él con frecuencia, pero durante pequeños periodos de tiempo para evitar que se canse en exceso.
  • No le castigues por mordisquear los muebles o hacerse pis, en lugar de eso, enséñale comportamientos alternativos y refuérzalos. Aquí te explicamos cómo: "¿Cómo enseñar a un cachorro a no morder?".
  • Respeta sus momentos de descanso; los cachorros deben dormir muchas horas, no le despiertes ni le molestes.
  • Pasad juntos ratitos de caricias y tranquilidad, ¡no todo es correr y jugar!
  • No tengas prisa por enseñarle trucos de obediencia, a esta edad es más importante enseñarle a socializar y dejar que juegue y experimente con su entorno.
  • Habitúale poco a poco a los sonidos, olores, objetos y personas con las que se va a ir encontrando durante su vida, para evitar que adquiera miedos y fobias. En este post te explicamos "Cómo socializar a un cachorro".
  • Asegúrate de proporcionarle una alimentación de calidad, adaptada a su peso y edad.

¿Cómo alegrar a un perro adulto o anciano triste?

Si tu perro está triste desde que llegó adoptado a casa y lleva poco tiempo contigo, es posible que esté confundido y sienta miedo ante su nuevo entorno, especialmente si se trata de un animal que ha vivido experiencias negativas en su pasado (aislamiento, malos tratos, etc.). En este caso, lo más importante es no tener prisa y dejar que el animal vaya adaptándose a su propio ritmo. Muchos tutores, preocupados ante esta situación, tratan de forzar constantemente la interacción con el perro, lo que hace que este todavía se sienta más cohibido. Por tanto, en estos casos, para animar a un perro triste no es recomendable atosigarlo constantemente con caricias, juegos o palabras agradables porque lo acabaremos agobiando. Por supuesto que es recomendable iniciar juegos juntos y tratar de darle cariño, pero hay que ir poco a poco y tener paciencia.

Si tu perro ha cambiado de manera repentina su comportamiento y se muestra triste cuando antes no lo estaba, sigue estos pasos:

  1. Analiza su estado de salud. Revisa y toca todo su cuerpo (patas, hocico, boca, orejas, etc.) por si tuviera algún elemento clavado o alguna herida dolorosa.
  2. Si no parece tener ningún problema de salud, prueba a ofrecerle alguna actividad que sepas que le encanta. Por ejemplo, ¿quiere salir a pasear?, ¿se pone contento si le ofreces algo de comida?, ¿le apetece jugar con la pelota?
  3. Háblale de manera pausada, tal y como lo haces habitualmente, nunca le grites ni le fuerces a jugar o a moverse si no quiere.
  4. Si nada de lo anterior surte efecto, deja a tu perro descansar y vuelve a intentarlo más tarde.

Ten en cuenta también que los perros de avanzada edad no tienen la vitalidad y energía que un can joven, por lo que es normal que pasen más tiempo echados y descansando, aunque antaño fueran perros muy activos. Además, algunas patologías afectan con mayor frecuencia a animales viejos, como las artrosis o el síndrome de disfunción cognitiva, lo que también puede causar un estado de mayor apatía en los peludos senior.

¿Cómo animar a un perro triste? - ¿Cómo alegrar a un perro triste?

Mi perro sigue triste, ¿qué hago?

En el caso de que no consigas animar a tu cachorro o a tu perro adulto y este continúe mostrando una actitud triste y apática, debes acudir a un centro veterinario para que un profesional lo valore. En ocasiones, no encontrarás heridas ni lesiones físicas evidentes, pero sí existe la posibilidad de que tu perro se encuentre mal y por eso no le apetezca hacer nada. El veterinario le realizará las pruebas pertinentes y determinará si el perro padece, o no, algún problema de salud.

Si el diagnóstico es negativo y tu peludo está sano, el siguiente paso es buscar la ayuda de un profesional etólogo. El etólogo es el especialista en comportamiento canino y es quien mejor puede asesorarte si tu perro está triste. Analizando muy a fondo las posibles causas de su comportamiento y estudiando una serie de factores, el etólogo te propondrá unas pautas para que puedas ayudar a tu perro triste de la manera más efectiva posible.

Ten en cuenta que, en ocasiones, los tutores pueden confundir la tristeza con algún problema de comportamiento, el cual les resultaría difícil de trabajar sin asesoramiento profesional. Por ejemplo, si tu perro llora, aúlla o rasca la puerta cada vez que se queda solo en casa, no significa que, simplemente, te echa de menos y está triste. Lo más probable en este caso es que sufra ansiedad por separación, un problema conductual que va mucho más allá de la simple tristeza. Así pues, si tu perro llora cuando te vas, consideras que está triste por ello y quieres saber cómo animarlo, no te pierda este vídeo:

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Cómo animar a un perro triste?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Problemas mentales.

¿Tienes contratado el Seguro de Responsabilidad Civil obligatorio para perros? Consiguelo al mejor precio rellenando el formulario con tus datos y los de tu mascota haciendo clic en este botón:

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
¿Cómo animar a un perro triste?
1 de 2
¿Cómo animar a un perro triste?

Volver arriba