Compartir

¿Cómo quitarle el hipo a mi gato?

 
Eduarda Piamore
Técnica en psicología, educación y adiestramiento canino y felino
¿Cómo quitarle el hipo a mi gato?

Ver fichas de Gatos

Probablemente todos sabemos lo molesto puede resultar un ataque de hipo. Al igual que nosotros, nuestros mininos también pueden verse afectados por estos movimientos bruscos e involuntarios. Si bien el hipo en los gatos no es muy frecuente, a ellos tampoco les resulta una sensación agradable.

Por lo general, los gatos suelen recuperarse rápidamente de los hipos, por lo cual, en principio, es recomendable no intervenir y dejar que su organismo se recomponga naturalmente. Pero si observamos que los hipos se vuelven muy intensos o que el animal demuestra síntomas de malestar o dificultad para respirar, puede ser importante ayudarles a controlar esta situación. Desde luego, te aconsejamos consultar a tu veterinario de confianza si observas que tu felino tiene hipo con cierta frecuencia o con mucha intensidad. No obstante, en este artículo de ExpertoAnimal, te enseñamos cómo quitar el hipo a un gato y también te damos algunos consejos para prevenir esta situación incómoda.

También te puede interesar: Quitar el hipo del perro

¿Por qué mi gato tiene hipo?

El sonido inspiratorio y la sensación característica del hipo son el resultado de dos fenómenos orgánicos naturales que ocurren de forma involuntaria. La base del hipo (o su primera parte) sucede a partir de un movimiento involuntario del diafragma, que consiste en una contracción brusca e intermitente. Esta contracción involuntaria genera un cierre temporal y muy rápido de la epiglotis, lo que produce el característico sonido “hip”.

Si bien los ataques de hipos aparecen bruscamente, sin que podamos identificar una causa específica, lo cierto es que algunas conductas pueden favorecer su desarrollo. En los gatos, las causas más frecuentes del hipo son:

  • Comer o beber muy rápidamente.
  • Atracones o consumo excesivo de comida.
  • Formación de bolas de pelo en el tracto gastrointestinal.
  • Reacciones alérgicas.
  • Hiperactividad, ansiedad, estrés o excitación excesiva.
  • Trastornos metabólicos (como el hipertiroidismo y el hipotiroidismo) que pueden conllevar a una sobreexcitación, a la hiperactividad o a un incremento del estrés.
  • La exposición al frío puede favorecer la contracción involuntaria del diafragma, provocando hipo en gatos.

Las dos primeras causas hacen que el gato tenga hipo después de comer, de manera que si este es tu caso no dudes en observarlo durante la hora de la comida para comprobar si efectivamente ingiere el alimento demasiado rápido.

¿Cómo quitarle el hipo a mi gato? - ¿Por qué mi gato tiene hipo?

¿Qué hacer si mi gato tiene hipo?

Como hemos mencionado, el hipo en los gatos suele ser inofensivo y dura pocos segundos, ya que el organismo está preparado para recomponerse naturalmente. Por ello, normalmente lo mejor es no intervenir y observar atentamente para garantizar que el minino se recupera satisfactoriamente.

Si constatamos que tiene cualquier dificultad para recuperarse, o vemos que el gato siempre tiene hipo, lo ideal es acudir a la clínica veterinaria. En ocasiones, los tutores pueden tener dificultades para diferenciar el hipo de los ruidos que el gato puede producir al quedar con algún cuerpo extraño atascado en su garganta, por ello, antes de emplear cualquier método casero, es mejor contar con la atención especializada de un veterinario.

No obstante, es fundamental que todos los tutores adopten algunas medidas preventivas para evitar que sus gatos experimenten un ataque de hipo. A continuación, resumimos algunos consejos básicos para evitar que tu minino tenga hipo.

Tips para prevenir el hipo en gatos

  • Evitar que el agua y la comida sean ingeridas muy rápidamente: si bien el mal hábito de comer muy rápidamente es más frecuente en los perros, los gatos también pueden tener hipo por este motivo. Para evitar que ello suceda, se recomienda ofrecer su alimento y su agua en recipientes más altos, que reduzcan el riesgo de un atracón por requerir mayor esfuerzo para alcanzar el contenido en su interior. También es importante establecer una rutina regular en la alimentación de tu gato, evitando exponerlo a periodos de prolongado ayuno.
  • Prevenir la acumulación de bolas de pelo en su tracto gastrointestinal: aunque el hipo suele ser inofensivo, si está asociado a la dificultad de eliminar las bolas de pelo, merece especial atención. La acumulación de bolas de pelo en el tracto gastrointestinal del gato puede provocar vómitos, estreñimiento y otras molestias digestivas. Por ello, es esencial garantizar que el gato consiga expulsar las bolas de pelo de su organismo. En este sentido, la hierba gatera suele ayudarlo a purgarse, además de cepillar regularmente el manto del gato para evitar la ingesta excesiva de pelos.
  • Descartar posibles alergias: si observas que tu gato siempre tiene hipo o hipos muy intensos, es recomendable consultar a tu veterinario de confianza sobre las pruebas de alergia para gatos. En muchos mininos, el hipo puede ser un síntoma de alergias, por ello, es importante confirmar si tu gato tiene alguna alergia e identificar qué agente provoca esta reacción hipersensible para establecer un tratamiento especifico o una dieta hipoalergénica.
  • Cuidarlo del frío: los gatos son sensibles al frío y las bajas temperaturas pueden perjudicar gravemente su salud, además de provocar un cuadro de hipotermia. Si queremos evitar el hipo y cuidar la salud de nuestro minino, es importante no exponerlo al frío y prestar mucha atención al acondicionamiento de nuestro hogar.
  • Proporcionar un ambiente positivo: el estrés y los sentimientos negativos son muy perjudiciales para la salud de nuestros mininos. Por ello, una crianza saludable debe incluir un ambiente positivo en el que el gato se sienta seguro y encuentre las condiciones óptimas para su desarrollo.
  • Ofrecerle una adecuada medicina preventiva: las alergias y los trastornos metabólicos pueden afectar la conducta y provocar estados de ánimo desfavorables en nuestros mininos. Para diagnosticarlas tempranamente y evitar el agravamiento de sus síntomas, es esencial proporcionar una adecuada medicina preventiva a nuestros mininos, realizando visitas al veterinario cada 6 meses y respetando su carta de vacunación y desparasitaciones periódicas.

¿Cómo quitarle el hipo a mi gato? - Tips para prevenir el hipo en gatos

Hipo en gatos pequeños o recién nacidos

Como sucede con los gatos adultos, cuando los gatos bebés tienen hipo, en general, es por una respuesta involuntaria del diafragma tras la ingesta excesiva de leche o tras haber ingerido la leche con mucha intensidad y muy rápido. Así, es habitual ver a los gatos recién nacidos con hipo, o a los gatos pequeños que empiezan a iniciarse en el alimento sólido o a los gatos huérfanos que deben ser alimentados con biberón. Ahora bien, si se ha descartado esta causa y se desconoce por qué un gato pequeño tiene hipo, debido a su corta edad, es imperativo acudir al veterinario lo antes posible para encontrar el motivo.

¿Cómo quitarle el hipo a mi gato? - Hipo en gatos pequeños o recién nacidos

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Cómo quitarle el hipo a mi gato?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Otros problemas de salud.

Escribir comentario sobre ¿Cómo quitarle el hipo a mi gato?

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?

¿Cómo quitarle el hipo a mi gato?
1 de 4
¿Cómo quitarle el hipo a mi gato?

Volver arriba