Compartir

Conejo californiano

28 junio 2019
Conejo californiano

Además de ser unos animales encantadores, los conejos resultan excelentes compañeros para personas de todas las edades y con diferentes personalidades, gracias a su carácter amable y gran inteligencia. Y si estás evaluando la posibilidad de adoptar a un lagomorfo como mascota, necesitas conocer más sobre el conejo californiano, una raza de origen estadounidense que destaca un manto suave y su temperamento muy cariñoso con sus familiares.

En esta ficha del ExpertoAnimal, te contaremos todo sobre el origen, las características físicas y el carácter del conejo californiano. Además, podrás conocer los cuidados fundamentales para proporcionar una vida sana y feliz a tu compañero lagomorfo. Recuerda que en ExpertoAnimal podrás descubrir muchas otras razas de conejos en nuestras fichas completas.

Origen
  • América
  • Estados Unidos

Origen del conejo californiano

Como su nombre adelante, el conejo californiano es una raza desarrollada en California, en los Estados Unidos, durante la década de 20. Su desarrollo es atribuido al Sr. George West, quien habría cruzado de forma selectiva conejos himalayos con conejos American chinchilla para obtener una nueva raza que destacara un manto denso y, a la vez, suave y delicado. Además, algunas teorías afirman que las primeras crías obtenidas de estos cruces podrían haber sido cruzadas con conejos de Nueva Zelanda para obtener el aspecto que, en la actualidad, caracteriza al conejo californiano.

riginalmente, la raza es desarrollada y "promocionada" pensando en la explotación no solo de su pelaje, sino que también de su carne, cuyo consumo era bastante popular en los comienzos del siglo XX. Pero a partir de la segunda mitad de este siglo, los conejos californianos también comienzan a ganar popularidad como animales de compañía.

Características físicas del conejo californiano

El rasgo más característico de los conejos californianos es su abundante manto formado por dos capas de manto que, a pesar de ser denso y grueso, debe resultar suave y agradable al tacto. Respecto al color del pelaje, la ARBA solo reconoce el patrón estándar, que consiste en la base blanca con pigmentación de color negro en su nariz, su cola, en sus pies y orejas. No obstante, el British Rabbit Council (BRC) del Reino Unido también reconoce a los conejos californianos con pigmentación en color marrón oscuro, chocolate, lila y azul, además de la tradicional variedad estándar.

Estos lagomorfos también destacan un cuerpo robusto con la musculatura bien desarrollada, soliendo pesar entre 3,5 y 4 kg en la edad adulta. Sus orejas son largas, pudiendo medir hasta 3 cm, tienen las puntas redondeadas y generalmente están erguidas, como una señal de que el conejo californiado está alerta a su entorno. Además, destaca unos ojos de color rojo que tienen un tamaño mediano.

Una interesante curiosidad sobre el metabolismo del conejo californiano, es que la pigmentación de su pelaje puede reaccionar de diferentes maneras según el clima del lugar donde residen. Cuando viven en ciudades más frías, estos conejos suelen mostrar más partes oscuras en su cuerpo, mientras en el pelaje de los californianos que habitan en regiones más temperadas o cálidas, claramente predomina la base blanca con las clásicas zonas pigmentadas.

Carácter del conejo californiano

Tan famoso como la peculiar pigmentación de su manto, es el carácter amigable y cariñoso que caracteriza al conejo californiano, convirtiéndolo en una de las mejores razas de conejos para familias con niños. Estos lagomorfos destacan por ser muy curiosos, disfrutando enormemente de estar sueltos y explorar su entorno libremente. Pero debemos estar atentos para que no lleguen a esconderse en lugares peligrosos, además de tener un ambiente seguro y debidamente delimitado para evitar que nuestro conejo se escape.

A pesar de su gran curiosidad, los conejos californianos pueden mostrarse un poco tímidos al llegar a su nueva casa o al encontrarse por primera vez con alguna persona o un animal desconocido. Afortunadamente, estos adorables roedores suelen ser muy fáciles de socializar, por lo que con la ayuda del refuerzo positivo y contando con un entorno favorable, rápidamente se adaptan a su ambiente y se muestran predispuestos a interactuar con su nueva familia. Lógicamente, al igual que cualquier animal de compañía, los conejos californianos también necesitan tener sus momentos de tranquilidad respetados, en especial al momento de descansar y alimentarse.

Además, el conejo californiano es poseedor de una gran inteligencia y, cuando son bien estimulados, suelen mostrarse muy predispuestos al aprendizaje. Por ello, al adoptar a un conejo, es importante comprometerse con su educación y estimulación mental, presentándole diferentes ordenes de obediencia, trucos, tareas y actividades variadas.

Cuidados de un conejo californiano

Uno de los principales cuidados del conejo californiano es el mantenimiento de su pelaje delicado. Lo ideal es cepillarlo al menos tres veces por semana, utilizando siempre un cepillo apropiado para evitar romper la fibra de sus pelos suaves. Tu conejo necesitará habituarse con esta experiencia completamente nueva para él, por ello, deberás tener paciencia y actuar de forma calmada para tranquilizarlo antes de empezar a cepillarlo. No olvides que los lagomorfos son muy sensibles y están siempre alertas, pudiendo asustarse con cierta facilidad. La idea es hacer que tu conejo asimile las sesiones de acicalado como momentos de relajación, mimos y confianza mutua.

Como ya hemos mencionado en el apartado anterior, será muy importante estimular la mente de tu conejo californiano, tanto para educarlo como para prevenir los síntomas de estrés o aburrimiento. Para enseñarle nuevas tareas, actividades o trucos, te aconsejamos utilizar el clicker, el mismo aparato que solemos emplear para facilitar el adiestramiento de perros y gatos. Además, puedes utilizar pequeños trozos de frutas y verduras buenas para su salud como un refuerzo positivo, para premiarlo y estimular que siga persistiendo en su aprendizaje.

Además de trabajar su inteligencia, los conejos californianos también necesitan hacer actividad física para fortalecer su cuerpo y gastar energía para conservar un comportamiento estable. Lo ideal es que salgan de su jaula al menos 2 o 3 veces por día y cuenten con un espacio abierto y seguro donde puedan correr, saltar y explorar su entorno. Va le recordar que los ejercicios físicos también serán indispensables en la gestión de un peso saludable, previniendo las complicaciones derivadas de la obesidad en los conejos.

Una buena higiene también es uno de los cuidados clave para los conejos (los californianos, inclusive), evitando que entre en contacto con microorganismos posiblemente patógenos. Lo ideal es limpiar diariamente los excrementos, el heno mojado y los residuos de comida de su jaula. Los bebederos y comederos deben ser lavados al menos tres veces por semana, y será necesario higienizar toda la jaula de tu lagomorfo al menos una vez por semana.

Alimentación del conejo californiano

Los conejos californianos necesitarán una nutrición completa y equilibrada para desarrollar plenamente sus capacidades físicas, cognitivas, emocionales y sociales. La alimentación del conejo debe suplir completamente los requerimientos nutricionales específicas de cada etapa de su vida, evitando que sufran las consecuencias negativas de posibles deficiencias nutricionales. El heno será el elemento más importante de la dieta de los conejos adultos, gracias a su alto contenido de fibra que estimulan el tránsito intestinal y facilitan la digestión, previniendo los problemas gastrointestinales.

Tu conejo necesitará tener heno fresco y de buena calidad siempre a su disposición en su jaula, pero necesitarás controlarlo regularmente para evitar que se mojen con agua o al entrar en contacto con la orina. La humedad favorece la proliferación de bacterias, hongos y otros agentes patógenos que pueden comprometer la salud de tu conejo. Además, podrás ofrecerle verduras, frutas y hortalizas, siempre en cantidades apropiadas según su tamaño, peso edad y estilo de vida. También será fundamental proporcionar una óptima hidratación a tu conejo, dejando siempre agua fresca y limpia en su jaula.

Por último, non debes olvidar que los conejos necesitan desgastar sus dientes, ya que crecen constantemente a lo largo de todo su vida. En las tiendas especializadas, puedes encontrar madera orgánica y ramos frutales que son apropiados para ofrecer a tu conejo. Pero asegúrate que sean de fuentes sustentables, para evitar que contengan sustancias químicas que puedan causar daños al organismo de tu compañero lagomorfo.

Salud del conejo californiano

El conejo californiano, al igual que todos los conejos, se adapta mejor a climas templados, soliendo sufrir bastante con las altas temperaturas. Por ello, es fundamental acondicionar apropiadamente el ambiente de tu conejo durante los días más cálidos para evitar que el calor excesivo y los rayos solares conlleven a un golpe de calor, quemaduras u otros riesgos a su bienestar. Además de dejar agua fresca y limpia siempre a su disposición, no olvides ubicar su jaula en una habitación o un entorno que sea fresca, tenga sombra y cuente con una buena ventilación.

No obstante, los conejos también son sensible al frío y a los cambios bruscos de temperatura. Si bien cuente con un manto denso que le ayuda a conservar calor, tu conejo necesitará tu ayuda para protegerse de las bajas temperaturas, previniendo quemaduras, resfriados y hasta cuadros de hipotermia. Por ello, recuerda proporcionar un refugio debidamente acondicionado a tu conejo durante el invierno y jamás lo dejes a la intemperie.

Además de sufrir con las adversidades climáticas, el conejo californiano también puede desarrollar algunas enfermedades comunes en los conejos, como pueden ser la rabia, la turalemia, las infecciones de origen vírico, bacteriano o fúngico, los problemas de piel como la sarna o la tiña, entre otros. Para conservar su buena salud y disfrutar de su día a día en su hogar, tu conejo necesitará contar con una adecuada medicina preventiva. Por ello, no olvides llevarlo cada 6 meses al veterinario especializado para realizar una consulta preventiva y mantener siempre al día sus vacunas y desparasitaciones.

Fotos de Conejo californiano

Artículos relacionados

Sube la foto de tu Conejo californiano

Sube la foto de tu mascota

Escribir comentario sobre Conejo californiano

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Cómo valorarías esta raza?

Conejo californiano
1 de 4
Conejo californiano

Volver arriba