Curiosidades del mundo animal

¿Por qué mi conejo mastica sin tener nada en la boca?

 
Eduarda Piamore
Por Eduarda Piamore, Técnica en psicología, educación y adiestramiento canino y felino. 2 enero 2024
¿Por qué mi conejo mastica sin tener nada en la boca?
Conejos

Ver fichas de Conejos

Si recientemente has adoptado un conejo pero aún no conoces muy bien el comportamiento de estos hermosos lagomorfos, es muy probable que ciertas conductas te resulten curiosas o incluso alarmantes. Por ejemplo, si un día te encuentras con que tu conejo hace como que mastica, pero en realidad no está comiendo, es muy posible que empieces a preguntarte “¿por qué mi conejo mastica sin tener nada en la boca?”. Si este es tu caso, en este nuevo artículo del ExpertoAnimal podrás conocer las principales causas de este comportamiento y cuándo necesitas tomar medidas para asegurar el bienestar de tu compañerito.

Antes de nada, es importante que sepas que el comportamiento de los conejos puede variar en función tanto del ambiente donde viven y los cuidados que reciben, como de la herencia genética y la personalidad de cada individuo. No obstante, sus conductas reflejan, en gran medida, sus emociones y percepciones respecto de lo que ocurre a su alrededor.

Como hemos dicho, hoy vamos a dedicarnos a entender por qué un conejo mastica sin tener comida en la boca, y en qué situaciones ello puede indicar que algo va mal en su rutina o en su organismo. ¿Empezamos?

También te puede interesar: ¿Por qué los conejos mueven la nariz?
Índice
  1. Aburrimiento
  2. Estrés o ansiedad
  3. Problemas en los dientes
  4. Hábito adquirido o aprendizaje involuntario
  5. ¿Cómo prevenir que mi conejo mastique sin tener comida en la boca?

Aburrimiento

El nivel de energía de un conejo también puede variar en las diferentes razas de conejos que existen en la actualidad. Pero, en términos generales, podemos decir que los conejos son animales bastante activos que, en un estado natural, pasarían gran parte del tiempo en movimiento, ya sea buscando alimentos o parejas sexuales, construyendo madrigueras, escapándose o manteniéndose a salvo de depredadores, etc.

Aunque se hayan adaptado muy bien a una vida hogareña, el sedentarismo es uno de los factores de riesgo para el desarrollo de conductas inusuales o incluso de problemas de comportamiento en los conejos.

Las primeras señales de que un conejo está aburrido tienen que ver, precisamente, con la detección de conductas inusuales, como puede ser masticar sin tener nada en la boca o incluso roer elementos no comestibles (por ejemplo, los barrotes de su jaula), escarbar sin parar en la jaula, emitir sonidos que no solía realizar, etc.

Mi conejo está aburrido, ¿qué hago?

Por ello, una de las mejores maneras de evitar que tu conejo se aburra es:

  • Proporcionarle un entorno positivo y seguro: donde pueda saltar, correr, escarbar y expresar libremente su naturaleza. Esto tiene que ver, por un lado, con la libertad de expresión, que es un derecho fundamental de cualquier animal, pero también resulta fundamental para garantirles un buen nivel de actividad física y estimulación mental. Tener momentos fuera de jaula, y principalmente en un ambiente lo más natural posible, es fundamental para estimular los sentidos y la inteligencia de tu conejo. Además, le permite ejercitarse y colabora con la gestión de un peso saludable, que resulta clave para prevenir la obesidad en los conejos.
  • Inviertas en el enriquecimiento ambiental dentro de la jaula: y en los espacios internos del hogar, ya que no siempre tu conejo podrá salir a disfrutar al aire libre. Una idea fácil y económica es fabricar juguetes caseros para tu conejo, como los túneles o las cajas para escarbar, que van a ayudar a incrementar su estimulación física y mental, incluso en espacios reducidos. Otra buena práctica es educar a tu conejo, pues un buen proceso educativo implica fomentar sus capacidades cognitivas e incentivar el aprendizaje continuo y progresivo.

Estrés o ansiedad

Otra explicación de por qué los conejos hacen que mastican sin tener comida en la boca, tiene que ver con el estrés y la ansiedad. Una de las causas más comunes está relacionada con un conejo que se muestra aburrido, pero que, con el tiempo, empieza a acumular mucha tensión y, tarde o temprano, termina manifestando síntomas de ansiedad o estrés.

También tenemos que considerar el llamado “estrés ambiental” que suele derivar tanto de cambios repentinos en el entorno o la rutina de los conejos, como de la exposición a estímulos extraños o muy intensos, como pueden ser los ruidos fuertes o los olores desconocidos. Además, la llegada de un posible depredador (por ejemplo, un gato) al hogar o incluso a una casa o piso vecino, puede ser interpretada por tu conejo como una amenaza.

Tampoco podemos olvidar que hay varios problemas de salud y enfermedades comunes en los conejos que pueden causar dolor, síntomas neurológicos o un estado de particular vulnerabilidad que terminan incrementando los niveles de estrés y provocando alteraciones de conducta.

¿Qué hacer si mi conejo está estresado?

Respecto de lo que puedes hacer para ayudarlo, lo primero debería ser acudir a un veterinario para evaluar su estado de salud y la necesidad de iniciar un tratamiento. De todas formas, algunas recomendaciones son:

  • Planifica los cambios e impleméntalos gradualmente: será importantísimo que sepas planificarlo con suficiente antelación como para presentarlo de forma gradual a tu compañero, dándole la oportunidad de asimilar esa nueva realidad a su propio tiempo. También es importante que recompenses a tu conejo por las buenas conductas. Por ello, no dejes de echar un vistazo a cuáles son "Los mejores premios para conejos".
  • Cuidado con la introducción de un nuevo animal en el hogar: la llegada de un nuevo integrante a la familia significará un gran cambio en el entorno de tu conejo, en especial si hablamos de un animal que, en su entorno natural, sería un depredador de los conejos, como los pequeños felinos. Será clave que te asegures de que tu conejo siga teniendo sus propios espacios y que sepas presentarlo correcta y gradualmente a su nuevo compañero de hogar. Para ayudarte, en ExpertoAnimal preparamos una "Guía sobre la convivencia entre gatos y conejos".
  • Respeta a tu conejo: si queremos convivir armoniosamente con un conejo, es nuestra responsabilidad aprender a respetar sus preferencias, sus limitaciones, su voluntad y su espacio. Para asegurarnos que ello suceda, es fundamental que todos los integrantes del hogar, incluso los niños, aprendan cómo manipular y "¿Cómo jugar con un conejo correctamente?".
  • No descuides de la medicina preventiva: ofrecer a tu conejo una alimentación completa y equilibrada es esencial para prevenir deficiencias nutricionales que contribuyen para el desarrollo de numerosas enfermedades que pueden afectar su comportamiento. Además, será clave que le brindes todos los cuidados esenciales de un conejo, que conozcas las vacunas obligatorias y las recomendadas para fortalecer su sistema inmune, y que trates de llevarlo al veterinario al menos una o dos veces al año para constatar su estado de salud.

Para ayudarte a reconocer cuándo tu conejo está estresado, así como identificar la probable fuente de este estrés, hemos preparado un artículo muy completo sobre “Estrés en los conejos: causas y síntomas”.

¿Por qué mi conejo mastica sin tener nada en la boca? - Estrés o ansiedad

Problemas en los dientes

¿Sabías que los dientes de los conejos nunca dejan de crecer? Así es, y es por eso que necesitan roer o mordisquear madera sin tratar para aparar sus dientes y asegurarse de que tengan un tamaño adecuado. Eso es lo “normal y esperado” según el metabolismo y la anotomía del conejo, pero algunos individuos sufren de un crecimiento dental anómalo que suele estar relacionado con la falta de heno o forraje en su dieta. De ahí que nos preguntemos por qué mi conejo mastica sin nada en la boca.

Otras causas que explican esta conducta y están relacionadas con problemas en los dientes son:

  • Malformaciones de origen genético: que hacen que los conejos tengan una mala oclusión en la boca, es decir, que sus dientes no “encajan” como deberían, lo que genera una mordida “desviada” o incompleta.
  • Traumatismos o golpes en la boca: en algún momento de su vida, puede tener la mordedura alterado en consecuencia del cambio forzoso de orientación del crecimiento de sus dientes.
  • Enfermedades bucales y abscesos: que frecuentemente se asocian a infecciones bacterianas en los dientes o en el interior de la boca.

¿Qué hacer?

Todos estos problemas bucodentales pueden causar dolor en los conejos, así como dificultades para roer y alimentarse, lo que mitigará significativamente su nutrición y calidad de vida. Lo primero que puedes hacer para ayudarlo es acudir al veterinario inmediatamente de la detección de los primeros síntomas.

Ahora, si hablamos de cómo prevenir que tu conejo tenga problemas dentales, aquí tienes algunas pautas esenciales:

  • Ofrécele suficiente heno o forraje: este le permite al conejo limar naturalmente sus dientes y debe representar el 80% de una dieta equilibrada, la cual puede complementarse con 10% de frutas y verduras frescas, y otros 10% de pellets. Si no sabes cómo elegir el forraje ideal para tu conejo, aquí tienes nuestra selección de los "Mejores tipos y marcas de heno para conejos".
  • Controla el ímpetu roedor con elementos seguros: en la vida hogareña, lo más recomendable es ofrecer a tu conejo trozos de madera sin tratar, preferiblemente de origen orgánico, para evitar que entre en contacto con pesticidas y otras sustancias toxicas para su organismo. En las tiendas especializadas, también encontrarás desde palitos hasta juguetes para conejos hechos de madera o mimbre libre de tintes y toxinas con diferentes formatos.
  • Revisa regularmente la boca de tu conejo: es una buena práctica básica que te permitirá reconocer rápidamente si los dientes de tu conejo están muy largos, torcidos o rotos, así como identificar cualquier alteración en su boca como el mal olor, la presencia de pus, los sangrados, etc. Y recuerda acudir inmediatamente al veterinario en caso de reconocer cualquiera de estos síntomas.

Hábito adquirido o aprendizaje involuntario

Por último, si has descartado todas las anteriores explicaciones de por qué tu conejo mastica sin tener nada en la boca, es posible que esta conducta no sea un indicativo de problemas, y sí un mero hábito adquirido.

Si queremos hacer un poco de conjeturas, podríamos pensar que, al igual que perros y gatos, los conejos son muy inteligentes y pueden asimilar varias conductas mediante el refuerzo positivo. Entonces, es muy probable que también ocurran casos de aprendizaje involuntario en los conejos, en especial si sus tutores suelen ofrecer alguna golosina u otro tipo de premio luego de la realización de ciertas acciones.

Por ejemplo, digamos que percibes que tu conejo hace que mastica, pero no tiene nada en la boca. Vas y le ofreces un trozo de una fruta o unos chips de verduras que le gustan mucho, ya sea porque crees que tiene hambre o piensas que puede acabar lastimándose los dientes o las encías.

Ahora imagínate que haces lo mismo por unos cuantos días y te das cuenta de que tu conejo mastica sin tener nada en la boca con cada vez más frecuencia. No es ningún desvarío pensar que tu conejo lo hace intencionalmente para lograr hacerse de los premios de los que tanto disfruta, porque tú le has enseñado – aunque sin quererlo - que, mediante la ejecución de esta conducta (la de hacer como que mastica), puede obtener golosinas, caricias, paseos u otras recompensas. Es decir, que has reforzado inconscientemente esta conducta y has colaborado para que se convirtiera en un hábito adquirido por tu conejo.

¿Por qué mi conejo mastica sin tener nada en la boca? - Hábito adquirido o aprendizaje involuntario

¿Cómo prevenir que mi conejo mastique sin tener comida en la boca?

Muchos tutores se preguntan si es posible eliminar esta u otras conductas que les resultan incomodas o inadecuadas en el comportamiento de sus conejos. La verdad es que, tratándose de comportamientos instintivos, no es recomendable tratar de inhibirlos, y la aplicación de prácticas como el regaño y el castigo con este propósito puede resultar muy peligrosa.

Como hemos visto, nuestra primera preocupación al observar que un conejo mastica sin tener nada en la boca debería ser asegurarnos de que está sano, libre de enfermedades, y de que vive en un entorno positivo donde no se siente aburrido, ansioso o estresado. No obstante, si hemos descartado todas las causas patológicas y los problemas de conducta que de ellas derivan, podemos trabajar en la educación del conejo para prevenir o amenizar la ejecución de ciertos comportamientos.

Para empezar, es fundamental que no reforcemos en un gazapo conductas que no queremos ver reflejadas en el comportamiento de un conejo adulto. O sea, si no queremos que nuestro conejo asimile que puede obtener comida u otros premios cuando hace que mastica, evitemos desde una temprana edad que asocie estas recompensas al acto de masticar sin tener nada en la boca. Recuerda que el refuerzo positivo es un aliado muy poderoso en la educación del conejo, pero debe ser bien aplicado para evitar casos de aprendizaje involuntario.

Por hablar de educación, también es importante que, antes de pensar en regañar a tu conejo por portarse mal, sepas que depende de ti transmitirle qué significa portarse bien. Es decir, si quieres que tu conejo tenga un comportamiento estable y equilibrado, además de proporcionarle los cuidados esenciales que vimos anteriormente, es tu responsabilidad enseñarle cuáles conductas son consideradas buenas o adecuadas en tu hogar y cuáles no. Si necesitas ayuda, en ExpertoAnimal encuentras varios consejos prácticos para educar a un conejo. ¡No te los pierdas!

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Por qué mi conejo mastica sin tener nada en la boca?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Curiosidades del mundo animal.

Escribir comentario
Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 de 3
¿Por qué mi conejo mastica sin tener nada en la boca?