Compartir

Consejos para perros con miedo a los coches

Olga Gallego
Redactora y editora de ExpertoAnimal
Consejos para perros con miedo a los coches

Ver fichas de Perros

Viajar en coche supone para los humanos una actividad muy arraigada en nuestra rutina, por eso es imprescindible acostumbrar a nuestro perro a hacerlo adecuadamente para poder seguir con normalidad nuestro día a día y que no nos suponga ningún impedimento a la hora de viajar con animales. Pero ¿y si tu perro llora en el coche o le tiene miedo y no quiere subir?

En este artículo de ExpertoAnimal te vamos a dar algunos consejos para perros con miedo a los coches que te ayudarán cuando tengas que prepararte para viajar con tu mascota y evitarán que tanto para ti como para él, los trayectos en coche supongan una experiencia negativa. Así cuando tengas que llevarlo al veterinario o quieras pasar un día por la montaña, sepas cómo tranquilizar al perro antes de subirlo al coche y puedas viajar con total normalidad.

También te puede interesar: Consejos para perros con miedo a los truenos

¿Por qué un perro tiene miedo a los coches?

El miedo aparece cuando el perro percibe un peligro. Se trata de una emoción adaptativa que le permite sobrevivir en el entorno en el que vive. Durante la etapa de socialización del cachorro debemos presentar a nuestro perro todo aquello que vaya a encontrarse en su etapa adulta, de no ser así, cuando finalice la socialización y aparezca el miedo, el perro puede reaccionar de forma negativa ante aquello que desconoce, en este caso a los coches.

Al margen de estar relacionado con la socialización, si hemos adoptado a un perro adulto o hemos reaccionado de forma inapropiada a las primeras expresiones de miedo, debemos conocer otros motivos que pueden causar este problema:

  • Falta de exposición regular al vehículo.
  • Se marea en el coche (incluyendo náuseas, vómitos, ansiedad...).
  • El perro ha sufrido una experiencia traumática relacionada con los coches incluyendo un atropello, accidente de tráfico, etc.
  • Incomodidad en el vehículo.
  • Se ha castigado al perro o forzado a entrar en un vehículo.
  • Miedo al sonido del coche (ruidos, vibraciones, velocidad...).
  • Asociación con el veterinario, una perrera o refugio, etc.
  • Padecimiento de alguna enfermedad física que no esté relacionada.
  • Envejecimiento (síndrome de disfunción cognitiva).
Consejos para perros con miedo a los coches - ¿Por qué un perro tiene miedo a los coches?

Diferenciar el miedo de la fobia

Es muy importante tener clara la diferencia entre miedo y fobia, ya que será muy complicado tratar a un perro que padezca la segunda condición. El perro actúa de cuatro formas cuando se le expone al estímulo que le da miedo: intenta huir, intenta desplazarse, se queda quieto o lucha. En el caso de la fobia, el perro reacciona de forma totalmente desproporcionada e irracional y puede entrar en pánico.

Para evitar que nuestro perro se ponga nervioso en el coche y tenga ansiedad cada vez que tenga que subir, es necesario que viva ese momento como una experiencia positiva. A parte de premiarlo con golosinas cada vez que suba solo sin ayuda al vehículo o dejarle jugar con su peluche preferido, es importante no llevar al perro en el coche solo para ir al veterinario o a cualquier otro sitio que le pueda producir miedo, ya que esto hará que el perro asocie el vehículo como el momento previo a una experiencia negativa y será aún más fácil que le tenga fobia al coche.

Por eso es aconsejable llevar en coche al animal al parque, al campo o a cualquier otro lugar que sea agradable para el can, para que así lo asocie con un momento agradable y tranquilo, y sepa que el hecho de subir al coche no significa que después le vaya a pasar nada malo o le vayan a hacer daño. Una buena manera de hacerle la experiencia aún más positiva y tranquilizar al perro en los viajes es pasearlo antes y después del trayecto que vayamos a hacer. Así, además de haberle hecho gastar energías antes del viaje para que esté más tranquilo, el can sabrá que después le toca un buen paseo, algo que le encanta y que le predispone mucho más a no tener miedo al coche.

Viajar con el perro desde cachorro

Como ya hemos mencionado anteriormente, para que un perro no le tenga miedo al coche coche es necesario acostumbrarlo desde pequeño para que se familiarice con el entorno y lo vea como algo más de su día a día y no como algo antinatural, porque un perro adulto que no ha viajado nunca será más propenso a tenerle fobia al coche que otro que ya está acostumbrado a hacerlo.

Como parte de la socialización del cachorro con el entorno, es aconsejable hacer viajes con él de diversa duración y de diferente índole, bien sea a casa de un familiar, al parque, a la montaña, etc... Empezaremos por hacer viajes cortos y luego iremos aumentado la duración del viaje en coche para el can (al principio los viajes no pueden superar los 10 minutos de duración) a medida que veamos que el perro se encuentra cómodo y está tranquilo. Con los perros adultos utilizaremos la misma técnica, aumentando progresivamente la duración del viaje en coche. Obviamente nos resultará más fácil enseñar a un cachorro a no tener miedo a ir en coche que a perro adulto, al igual que ocurre con las órdenes básicas de adiestramiento, pero aún así no debemos perder la paciencia y ser perseverantes con nuestro objetivo, siempre desde el cariño y refuerzo positivo.

Consejos para perros con miedo a los coches - Viajar con el perro desde cachorro

Actitud de los acompañantes

El comportamiento que tengamos nosotros a la hora de hacer un viaje determinará completamente la actitud de nuestra mascota, así que es vital estar de buen humor, tranquilos y actuar con normalidad para que el perro note nuestro estado de ánimo y se contagie de este. Si nos mostramos nerviosos, impacientes, enfadados o alterados porque el perro no quiere subir en el coche, este se contagiará de nuestra actitud porque creerá que hay algún peligro y que debe estar en tensión, y entonces será imposible que no se estrese y nos haga caso.

Para evitar que el perro sufra ansiedad en el coche tenemos que preparar todo lo necesario para llevarlo con nosotros de manera tranquila y relajada, a pesar de que un viaje en sí ya nos pueda resultar estresante. Para ello, antes del viaje premiaremos al can con alguna golosina o una buena dosis de cariño cuando suba al coche, sobre todo si ha subido él solito. Durante el viaje, mantendremos una actitud tranquila y serena, igual que si estuviéramos en casa, incluso podemos sentarnos a su lado y acariciarle mientras dura el trayecto para transmitirle esa tranquilidad. Y al acabar el viaje, es recomendable volverlo a premiar con una buena dosis de caricias, juegos o alguna golosina, para que el perro sepa lo bien que se ha comportado en el coche.

Si por lo que sea el perro se altera y empieza a estar nervioso en el coche, lo que no tenemos que hacer nunca es empezar a consolarlo y acariciarlo, porque entonces lo que estaremos haciendo es reforzar esa actitud y en vez de entender que no es lo correcto, el perro pensará que ese comportamiento es el adecuado para viajar y está bien para nosotros.

¿Y si el problema es el mareo?

Puede que el principal motivo de que el perro le tenga miedo al coche es que se maree. Los ruidos desconocidos, el movimiento del vehículo y el sacarle de su zona de comfort pueden provocar ansiedad y angustia en nuestro animal y hacer que le tenga pánico al coche, no porque no le guste en sí el vehículo o el destino, sino porque para él supone una experiencia muy negativa y desagradable que obviamente, querrá evitar a toda costa.

Para evitar que el perro se maree en el coche, sobre todo si el viaje es largo y aparte de seguir los consejos de los apartados anteriores, es necesario no darle de comer (pero sí puede beber) unas dos o tres horas aproximadamente antes de realizar el trayecto y parar como mínimo cada una o dos horas para que el perro estire las patas, haga sus necesidades y se hidrate con agua (al igual que nos recomiendan a nosotros). Asimismo, el hecho de ir en transportín hace que el perro no se maree tanto. Debe estar enfocado hacia delante o bien sin que el perro vea nada.

Si esto no funciona y el perro se continua mareando porque es propenso, lo ideal es que acudas a tu veterinario de confianza para que le receta una pastillas para el mareo. Estas pastillas ayudarán a tranquilizar al perro durante el viaje y así evitarás que él lo pase mal y tú también. Existen dos tipos de pastillas que se utiliza:

  • Cerinia comprimidos (evita el vómito pero no el mareo, es como un primperan).
  • Calmivet (desaconsejado porque es un relajante muscular, y lo que ocurre es que el perro no puede moverse pero si es consciente de que lo que pasa y sus niveles de ansiedad pueden dispararse).
Consejos para perros con miedo a los coches - ¿Y si el problema es el mareo?

Acondicionar adecuadamente el vehículo

Una de las medidas imprescindibles para que el perro con miedo al coche pueda viajar tranquilamente con nosotros es acondicionar adecuadamente el vehículo para cada ocasión. Según la normativa para llevar a un perro en el coche, es obligatorio que el animal esté separado físicamente por un barrera que lo separe del conductor para que no pueda distraerlo ni provocar ningún accidente.

Por eso si el perro es grande, tendremos que instalar una malla separadora que divida la parte delantera y trasera del coche y llevar atado al animal con un arnés especial para vehículos (como si fuera nuestro cinturón) para que no se bambolee demasiado durante el trayecto, siempre colocando una manta o tela en los asientos para que el animal esté cómodo, pueda estirarse y dormir cuando quiera, y de paso, no nos ensucie el coche. En cambio si el perro es más pequeño, podemos llevarlo en un transportín homologado que evitará que se mueva demasiado durante el viaje y se maree con menos facilidad.

Consejos para perros con miedo a los coches - Acondicionar adecuadamente el vehículo

Si deseas leer más artículos parecidos a Consejos para perros con miedo a los coches, te recomendamos que entres en nuestra sección de Educación básica.

Escribir comentario sobre Consejos para perros con miedo a los coches

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
2 comentarios
Su valoración:
AURORA
No me sirven estos consejos, mi perro tiembla desde que monta hasta que sale del coche, tiene tanto extres que a veces pensamos que va a darle un infarto., en viajes cortos no es mucho problema pero con viajes de 6 horas realmente es preocupante, tantas horas con extres podría ser muy perjudicial para su salud , podeis ayudarme con esto?
Jessica
Hola Aurora, me encuentro en el mismo caso que tú, mi perra tiembla incluso cuando estamos en el ascensor para bajar al parking, y dentro del coche obviamente la cosa empeora, el babeo excesivo y los temblores hacen del viaje una pesadilla...
Haz encontrado solución al problema?
rosa
como puedo hacer que mi perro no lo pase mal en el coche???????????
Mercè Garcia (Editor/a de ExpertoAnimal)
Hola Rosa, creemos que el artículo de Olga es bastante completo, ya que menciona los distintos problemas que pueden ocurrir... ¿Qué le ocurre a tu perro?

Consejos para perros con miedo a los coches
1 de 5
Consejos para perros con miedo a los coches

Volver arriba