Compartir
Compartir en:

Consejos para educar a un yorkshire

Valoración: 4,9 (383 votos)
3 comentarios
246 veces compartido
 
Consejos para educar a un yorkshire

Ficha del animal: Yorkshire terrier

Sabemos que los perros de raza pequeña son verdaderamente genuinos y que su diminuta estructura alberga en numerosas ocasiones una gran personalidad que se mezcla de forma perfecta y justa con dulzura, afectividad e inteligencia.

Este es el caso del yorkshire terrier, una raza originaria de Gran Bretaña, que lejos de ser concebida como una raza de cazadores para controlar determinadas plagas, fue concebida para ser mimada y consentida, lo que ha acarreado múltiples prejuicios hacia los perros de esta raza, que muchas veces carecen de la educación adecuada.

¿Tienes un yorkie o estás pensando en acoger a uno de ellos? Entonces debes saber que el adiestramiento es de gran importancia para este perro. En este artículo de ExpertoAnimal te brindamos varios consejos para educar a un yorkshire.

También te puede interesar: Educar un yorkshire agresivo

El temperamento del yorkshire terrier

Algunas variedades de yorkshire no llegan a pesar ni siquiera 1 kilo en su edad adulta, pero a pesar de ello siempre se caracterizan por poseer un marcado y genuino temperamento, del cual podemos destacar los siguientes rasgos:

  • Es un perro lleno de energía que manifiesta saltando, ladrando, agitándose continuamente..., etc. El propietario debe ayudar a canalizar esta energía de forma productiva para evitar tener un perro histérico y ansioso.
  • Su naturaleza no es sumisa ni obediente, ya que posee un fuerte instinto territorial.
  • Se trata de un perro verdaderamente inteligente y que posee una excelente memoria, por lo que puede aprender rápidamente.
  • Es dulce y afectuoso, incluso se considera como prototipo de perro faldero, no obstante, también es muy demandante con su dueño, necesitando su contacto y su presencia de forma muy continua.
  • Su extraordinario sistema auditivo hace de él uno de los mejores perros vigilantes, así como sucede con numerosas razas pequeñas.
  • Es un perro hogareño y familiar, tanto es así que percibe claramente cualquier cambio de rutina, a pesar de ello se debe reconocer que no es un perro paciente con los niños.
  • El yorkshire necesita juguetes, ya que le encanta jugar y su naturaleza es muy alegre.
  • Se lleva bien con otras mascotas, siempre que se establezcan pautas para la convivencia.
  • Su carácter se puede equilibrar fácilmente, no obstante, para ello necesita paseos diarios.

Como vemos su temperamento es muy marcado, a la vez que adorable, pero esto requiere que sepamos cómo educar a un yorkshire correctamente.

El yorkshire es un perro, no un niño pequeño

Uno de los principales problemas que encontramos al hablar del adiestramiento del yorkshire terrier es precisamente su dulzura, afectividad y su expresión verdaderamente adorable, que unidos a su diminuto tamaño, hacen de este perro una mascota idónea para mimar y consentir.

Muchos de los problemas conductuales de esta raza vienen dados por la actitud de los propietarios, que tratan a sus mascotas como si fueran niños pequeños, cuando son perros a los que dañamos en numerosas ocasiones al querer humanizarlos.

Para poder disciplinar a un yorkshire terrier y mantenernos firmes ante su adorable expresión, debemos tener claro lo siguiente:

  • Es un perro caprichoso, así que para educarlo es necesario no consentirlo.
  • No debemos mimarlo en exceso, él necesita afecto, pero no tanto como lo puede necesitar un bebé.
  • No debemos ceder ante él cuando simplemente nos pide cariño, sino que debemos entregárselo cuando se lo merezca.

Debido a las características del yorkshire, cumplir estas premisas puede resultar difícil, pero es absolutamente necesario.

El refuerzo positivo

Todos los perros necesitan aprender mediante el refuerzo positivo, lo que podríamos resumir de la siguiente forma: no regañar por los errores y premiar por los aciertos.

El refuerzo positivo consiste en premiar a nuestro perro mediante caricias, palabras afectuosas o golosinas caninas (o todos estos estímulos paralelamente) cuando ha ejecutado una orden de manera adecuada.

Por el contrario, para educar a un yorkshire, no debes pegarle (obviamente) y no debes gritarle, ya que esto lo situará en un estado de estrés y ansiedad que no le posibilitará un buen aprendizaje.

Lo que sí resulta de gran importancia es que te muestres como un propietario que no está dispuesto a ceder, que es capaz de dominar la situación y que va a mantener su posición. Por ejemplo, si quieres que tu mascota no suba al sofá, no dejes que realice esta acción bajo ningún concepto, si un día le permites sobrepasar ese límite, es muy probable que vuelva a hacerlo aunque tú no lo consientas.

Recuerda, con un yorkshire es de gran importancia marcar claramente los límites y no ceder una vez éstos se han establecido.

Paseando al yorkshire

Para iniciar a tu mascota en sus paseos diarios es importante que lo acostumbres de forma progresiva, de esta manera podrás disfrutar de los paseos plenamente, ya que lograrás educar al yorkshire.

Primero debes habituarlo al uso del collar, colocándoselo desde las primeras etapas para que así pueda sentirse cómodo con él, y solo cuando se ha acostumbrado a notar el collar, procederemos a colocar la correa y a sacarlo a pasear.

Deja que el perro se mueva libremente con la correa para que así experimente la sensación, después deberás enseñarle la orden básica "ven".

Para evitar tirones indeseados durante el paseo, es importante que le enseñes a caminar a tu lado, por lo que deberás mantener su cabeza cerca de tu pierna.

Evitar ingestiones peligrosas

Es muy importante adiestrar a tu yorkshire para evitar cualquier ingestión accidental que pudiera resultar dañina para él, ya que se trata de perros muy activos y enérgicos, que en su afán por descubrir su entorno pueden dañar muchos objetos, o lo que es peor, dañarse a ellos mismos.

Para ello debes trabajar con premios comestibles, que dejarás en el suelo para enseñarle la orden "déjalo", de este modo el perro aprenderá a guardar distancia con los posibles objetos que se pudiera encontrar.

Nunca dejes de trabajar con tu yorkshire

Creemos que la educación del yorkshire es un proceso que tiene lugar únicamente durante la etapa de cachorro, pero debes estar reforzando su conducta también durante la etapa adulta, para así poder mantener el equilibrio de su temperamento.

El yorkshire es un perro muy familiar, por lo que si estás dispuesto a acoger a uno de ellos te recomendamos que te informes todo lo posible acerca de la ansiedad por separación, y finalmente complementamos toda la información que te hemos brindado con varios trucos de adiestramiento canino.

Si deseas leer más artículos parecidos a Consejos para educar a un yorkshire, te recomendamos que entres en nuestra sección de Educación básica.

Comentarios (3)

Escribir comentario sobre Consejos para educar a un yorkshire

Muy útil
3 comentarios
Su valoración:
humberto garcia
tengo una cachorrita Yorky y gracias a tus recomendaciones espero darle lo necesario para que sea feliz y disfrute su vida, gracias
Patricia foreri
Muy bueno todo lo que enseñas, gracias por ayudarnos con el cuidado de muestras mascotas.
Laya zoed
Gracias

Descubre vídeos interesantes
Razas de perros
Razas de gatos
Manualidades para mascotas
Consejos y cuidados de los gatos
Consejos para educar a un yorkshire
1 de 7
Consejos para educar a un yorkshire