menu
Compartir

Diferencias entre reptiles y anfibios

 
Por Nick A. Romero H., Biólogo y educador ambiental. 26 octubre 2021
Diferencias entre reptiles y anfibios

Los vertebrados comprenden, entre otros, a los reptiles y a los anfibios, que, a su vez, forman parte de los tetrápodos, término que hace referencia a la presencia de cuatro extremidades usadas para desplazarse o manipular. Los reptiles fueron los primeros vertebrados realmente terrestres, mientras que los anfibios son un grupo con rasgos transitorios entre los peces y los reptiles. Si bien algunos han logrado conquistar el medio terrestre, la mayoría dependen del agua, por lo que deben permanecer cerca de esta.

En este artículo de ExpertoAnimal queremos presentarte las diferencias entre reptiles y anfibios. Te invitamos a seguir leyendo para que puedas conocer los principales rasgos que caracterizan a cada uno de estos grupos.

También te puede interesar: Reproducción de los anfibios

Clasificación de reptiles y anfibios

En general, la clasificación de los animales no es un hecho absoluto e invariable, sino que, gracias a los avances científicos, se van haciendo hallazgos que permiten establecer cambios en la ubicación taxonómica de los grupos y de las especies. A continuación exponemos, de manera general, la clasificación tradicional linneana y la cladística o más actual de los grupos vivos.

Reptiles

Así se clasifican los reptiles según la clasificación linneana:

  • Orden Testudines (tortugas).
  • Orden Escamosos (serpientes, culebrillas ciegas y lagartos).
  • Orden Esfenodontos (tuátaras).
  • Orden Crocodilios (cocodrilos).

Ahora la clasificación cladística establece una organización en función de las relaciones evolutivas y no utiliza el término reptiles para referirse a los animales antes mencionados. Una de las formas en las que esta ciencia los agrupa es de la siguiente manera:

  • Lepidosaurios: Sphenodon (tuátaras) y Squamata (lagartos, culebrillas ciegas y serpientes).
  • Arcosaurios: cocodrilos y aves.
  • Testudines: tortugas.

Anfibios

En cuanto a la clasificación de los anfibios, no existen tantas divergencias, por lo que hay acuerdos generales sobre su taxonomía y, dependiendo de si se sigue la clasificación linneana o cladística, se utilizarían los términos orden o clado, respectivamente. Así, tenemos que los anfibios se clasifican en:

  • Gimnofiones: cecilias.
  • Caudata (urodelos): salamandras y tritones.
  • Anura (salientia): ranas y sapos.
Diferencias entre reptiles y anfibios - Clasificación de reptiles y anfibios

Características físicas de los reptiles y anfibios

A continuación, conozcamos las principales características de ambos grupos.

Rasgos físicos de los reptiles

Estos son los aspectos físicos más destacables de este grupo de animales:

  • El cuerpo es variable, en algunos de forma compacta y en otros alargada.
  • Están cubiertos de escamas córneas, en ciertos grupos hay presencia de placas óseas epidérmicas y muy pocas glándulas.
  • Las extremidades generalmente tienen cinco dedos y están adaptadas para correr, trepar o nadar. Pero en algunos no hay extremidades.
  • Formación ósea bien definida y desarrollada. Tienen esternón, con excepciones, y caja torácica.
  • Presentan cromatóforos que les permiten exhibir una variedad de colores.
  • La mandíbula está bien desarrollada y cuenta con dientes capaces de generar una gran fuerza de presión.

Rasgos físicos de los anfibios

Así son, básicamente, las características físicas de los anfibios:

  • Esqueleto principalmente óseo, vértebras variables y en algunos hay costillas.
  • La forma del cuerpo es variable. Algunos tienen bien diferenciados cabeza, cuello, tronco y extremidades. Otros son más bien compactos, con la cabeza y el tronco fusionado y sin definición del cuello.
  • Unos pocos carecen de extremidades, son ápodos. Otros tienen cuatro extremidades bien diferenciadas, aunque en ciertos casos las anteriores son más pequeñas que las posteriores. También los hay con dos pares de extremidades pequeñas y sin funcionalidad.
  • Por lo general, los pies son palmeados y sin verdaderas uñas. Dependiendo del grupo pueden tener cinco, cuatro o menos dedos.
  • Poseen cromatóforos que les ofrecen variedad de colores, así como diversas glándulas que en algunos casos son venenosas.
  • La piel es lisa, húmeda y prácticamente carente de escamas, con excepción de algunos casos que las presentan inmersas en la piel.
  • Tienen boca, usualmente grande y con dientes en ambas mandíbulas o, a veces, solo en la superior.
Diferencias entre reptiles y anfibios - Características físicas de los reptiles y anfibios

Reproducción de los reptiles y anfibios

Dentro de las diferencias entre anfibios y reptiles encontramos las referentes al proceso reproductivo:

Reproducción de los reptiles

Los reptiles que tienen sexos separados poseen algún órgano para realizar la fecundación interna. Los machos poseen testículos pares que producen el esperma, que es llevado por vasos deferentes hasta la evaginación presente en la pared de la cloaca, que constituye al órgano copulador.

Por su parte, las hembras tienen un par de ovarios, con oviductos que están encargados de producir sustancias nutritivas para el embrión y la cáscara de protección. Estos animales evolucionaron para colocar los huevos en la tierra, ya que están constituidos por una cáscara y membranas internas, que, en conjunto, brindan protección y nutrición, lo que permite que la puesta pueda ser en espacios secos.

Los recién nacidos nacen como pulmonados y no como larvas que requieran agua. Existen algunos casos de reptiles vivíparos en los que han ocurrido ciertas transformaciones para generar una especie de placenta.

Reproducción de los anfibios

Los anfibios tienen sexos separados y fecundación interna o externa. En el grupo de las salamandras y cecilias la fecundación es generalmente interna, mientras que en sapos y ranas suele ser externa. En estos animales predomina la forma ovípara de reproducción, sin embargo, hay casos ovovivíparos y vivíparos.

Además, un rasgo bastante generalizado en casi todos los grupos es el desarrollo de la metamorfosis, de modo que hay una transformación, bien marcada, entre las formas larvarias y las adultas. Aunque existen ciertas excepciones a este respecto, tal y como ocurre en el caso de ciertas especies de ajolotes en los que se mantienen los rasgos larvarios en la forma adulta, lo que se conoce como neotenia. También en ciertas especies terrestres de salamandras existe el desarrollo directo, es decir, al nacer tienen un aspecto muy similar al de un adulto.

En su mayoría, los anfibios, si no requieren de un cuerpo de agua para colocar sus huevos, necesitan de lugares húmedos para realizar la puesta, por lo que utilizan hojas con agua acumulada, cavan en la tierra donde se mantengan temperaturas apropiadas y se resguarde la humedad e incluso ciertas ranas ponen a sus huevos en tierra y les llevan agua para mantenerlos hidratados.

Alimentación de los reptiles y anfibios

En principio, es importante mencionar que tanto reptiles como anfibios tienen una marcada diferencia para llevar a cabo su alimentación. Los primeros han desarrollado una fuerza muy superior en la mordida con respecto a los segundos. Además, los reptiles tienen dientes más fuertes que los anfibios. Por otro lado, aunque con ciertas diferencias, existen especies de ambos grupos que poseen lenguas carnosas y extensibles que les permiten atrapar a sus presas.

En cuanto al tipo de alimentación, hay especies de reptiles herbívoras y carnívoras. Las iguanas pertenecen al primer grupo, mientras que los cocodrilos son carnívoros. Por su parte, los anfibios son mayoritariamente carnívoros, aunque, generalmente, las formas larvarias consumen materia vegetal.

Hábitat de los reptiles y anfibios

Los reptiles son animales con una amplia distribución global. Muchos se desarrollan en hábitats terrestres, pero hay casos con costumbres arborícolas e incluso algunos que, aunque respiran en la superficie, se mantienen frecuentemente dentro del agua.

Los anfibios son un grupo muy bien extendido por el planeta y, en cuanto al hábitat, hay que destacar que, al ser un grupo intermedio entre peces y reptiles, requieren, en la mayoría de los casos, de hábitats acuáticos o, al menos, con buena presencia de humedad. Algunos anfibios pasan toda su vida en el agua y también están los que transitan entre ambos ambientes. Otros, aun cerca del agua, se mantienen enterrados bajo tierra.

¿Cómo diferenciar entre anfibios y reptiles?

Estos son los detalles en los que nos podemos fijar para diferenciar fácilmente a los anfibios de los reptiles:

  • Por su piel. En los anfibios no hay presencia de escamas y se observa una piel suave y húmeda. En los reptiles se evidencian fácilmente las escamas, lo que ofrece un aspecto seco y de cubierta más dura y gruesa.
  • Por sus huevos. Los anfibios los colocan en masas gelatinosas, ya que no forman una protección dura para ellos. Los reptiles, cuando son ovíparos, ponen huevos con cáscaras.
  • Por su metamorfosis. La mayoría de los anfibios realizan metamorfosis, mientras que los reptiles no la hacen.

Ejemplos de reptiles y anfibios

Tanto los reptiles como los anfibios son dos grupos muy diversos que, entre ambos, suman miles de especies. A continuación presentamos algunos ejemplos de reptiles y de anfibios.

Reptiles

Destacamos las siguientes especies:

  • Tortuga verde (Chelonia mydas)
  • Tortuga mediterránea (Testudo hermanni)
  • Cobra india (Naja naja)
  • Anaconda común (Eunectes murinus)
  • Tuátara (Sphenodon punctatus)
  • Iguana verde (Iguana iguana)
  • Lagartija ciega mexicana (Anelytropsis papillosus)
  • Dragón volador (Draco spilonotus)
  • Dragón de Komodo (Varanus komodoensis)
  • Caimán del Orinoco (Crocodylus intermedius)

Anfibios

Estas son algunas de las especies más conocidas de anfibios:

  • Salamandra común (Salamandra salamandra)
  • Tritón alpino (Ichthyosaura alpestris)
  • Ajolote mexicano (Ambystoma mexicanum)
  • Sirena mayor (Siren lacertina)
  • Cecilia o culebrita tapiera (Siphonops annulatus)
  • Sapo común (Bufo bufo)
  • Rana dorada (Phyllobates terribilis)
  • Rana tomate (Dyscophus antongilii)
Diferencias entre reptiles y anfibios - Ejemplos de reptiles y anfibios

Si deseas leer más artículos parecidos a Diferencias entre reptiles y anfibios, te recomendamos que entres en nuestra sección de Curiosidades del mundo animal.

Bibliografía
  • Hickman, C., Roberts, L. y Parson, A. (2000). Principios integrales de zoología. McGraw Hill Interamericana.
  • Secretaría de Fauna Europea. Fauna Europaea. Disponible en: https://fauna-eu.org/cdm_dataportal/taxon/a8e97b2e-2734-49da-bebc-1fc0481b557c.

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?

Diferencias entre reptiles y anfibios
1 de 4
Diferencias entre reptiles y anfibios

Volver arriba