Compartir

Enfermedades más comunes en el dóberman

Por Eduarda Piamore, Técnica en psicología, educación y adiestramiento canino y felino. 31 mayo 2018
Enfermedades más comunes en el dóberman

Ver fichas de Perros

El dóberman pinscher es un perro de gran porte y notable elegancia que demuestra una privilegiada inteligencia y gran sensibilidad. Destaca por situarse entre una de las 5 razas caninas más inteligentes, según la lista elaborada por Stanley Cohen, siendo capaz de aprender, memorizar y reproducir con excelencia y rapidez una enorme variedad de tareas, órdenes, trucos y deportes caninos.

No obstante, para desarrollar plenamente sus capacidades físicas, emocionales y cognitivas, la educación del perro dóberman debe estar orientada, prestando especial atención al adiestramiento y la socialización, pero también será fundamental que pueda recibir una adecuada medicina preventiva.

En este artículo de ExpertoAnimal, te mostraremos cuáles son las enfermedades más comunes en el dóberman, así como sus principales síntomas, para ayudarte a preservar la buena salud de tu mejor amigo. Desde luego, recordamos la importancia de acudir rápidamente al veterinario al observar cualquier alteración en la conducta o en el aspecto de tu peludo.

También te puede interesar: Enfermedades más comunes de los teckel

Cardiomiopatía dilatada en el dóberman

La cardiomiopatía dilatada (CMD) es más común en los perros de gran tamaño, principalmente en las siguientes razas: dóberman, gran danés, bóxer y perro lobo irlandés. En dicha patología, la estructura muscular del corazón (especialmente de los ventrículos) se ve debilitada por un estiramiento progresivo que conlleva a la incapacidad de contraerse adecuadamente. Como consecuencia, el corazón no puede bombear la cantidad suficiente de sangre necesaria para oxigenar correctamente todos los tejidos del cuerpo.

La oxigenación deficiente impide que los demás órganos ejerzan óptimamente sus funciones (generando distintos cuadros de insuficiencia), y también puede provocar lesiones irreversibles cuando no es tratada rápidamente. También es común observar la acumulación de líquidos en el abdomen y alrededor de los pulmones, entre otras complicaciones.

Por lo general, se trata de una enfermedad silenciosa, que puede avanzar rápidamente en los perros dóberman. Entre sus principales síntomas, encontramos:

  • Dificultad para respirar
  • Tos
  • Pérdida de peso
  • Debilidad
  • Intolerancia al ejercicio
  • Hinchazón abdominal
  • Desmayos
  • Episodios de síncope

Es esencial acudir rápidamente al veterinario al observar cualquier cambio en la rutina o en la apariencia de tu perro. El diagnostico temprano es vital para permitir un pronóstico favorable y ofrecer una buena calidad de vida al paciente, así como una pronta y más efectiva recuperación.

Enfermedades más comunes en el dóberman - Cardiomiopatía dilatada en el dóberman

Síndrome de Wobbler en el dóberman

El síndrome de Wobbler (inestabilidad vertebral cervical), comúnmente conocido como "el síndrome del tambaleo", comprende diferentes trastornos degenerativos crónicos y severos que afectan a las vertebras y a los discos intervertebrales de la columna cervical. Estos trastornos conllevan a una compresión excesiva de la médula espinal y de los nervios localizados en el cuello.

Dicha patología es más frecuente en los perros grandes o gigantes, puesto que alrededor del 50% de los casos fueron diagnosticados en perros dóberman, gran danés y mastín. Por ello, la predisposición genética aparece como el principal factor de riesgo para el Síndrome de Wobbler. Pero en casos más poco frecuentes, algunos canes también pueden sufrir un desplazamiento de los discos intervertebrales como consecuencia de un fuerte impacto en la región cervical.

El Síndrome de Wobbler avanza silenciosamente y sus primeros síntomas son poco específicos y difíciles de diagnosticar en los perros, como dolor de cabeza y rigidez en la nuca. No obstante, con el avance de la enfermedad aparecen síntomas más específicos, como el caminar tambaleante, con pasos cortos y precavidos, la frecuente perdida de equilibrio, y la dificultad para moverse.

Al observar dichos síntomas en tu mejor amigo, no dudes en acudir rápidamente al veterinario. Por lo general, la intervención quirúrgica suele ser el único tratamiento verdaderamente eficaz para este síndrome. No obstante, su viabilidad dependerá fundamentalmente del estado de salud del animal. Por ello, un diagnostico temprano es casi siempre sinónimo de un mejor pronóstico.

Enfermedad de von Willebrand en el dóberman

Esta patología se caracteriza por la ausencia del factor Von Willebrand (FVW), una glicoproteína responsable de transportar el factor de coagulación VII que resulta indispensable para la coagulación de las lesiones vasculares. El déficit de dicha proteína provoca una unión anómala de las plaquetas y dificulta el proceso de coagulación. Como consecuencia, el animal puede presentar un sangrado excesivo al sufrir cualquier lesión superficial o herida liviana. Además, ya se ha comprobado que los perros con EVW son más propensos a desarrollar desequilibrios metabólicos, como el hipotiroidismo canino.

Existen 3 tipos de enfermedad de von Willebrand, que se clasifican según la intensidad de sus síntomas. Los dóberman son especialmente propensos a desarrollar la EVW de tipo 1, que comprende síntomas leves o moderados, como cicatrización tardía de heridas, facilidad de desarrollar moretones aún por golpes muy suaves, ocasionales sangrados de encías o por las narinas.

Se trata de una enfermedad crónica que aún no tiene una cura definitiva. Los perros con EVW pueden recibir tratamientos paliativos, pero la prevención de heridas y traumas es la principal forma de evitar las complicaciones y ofrecer una buena calidad de vida a los perros afectados.

Enfermedades más comunes en el dóberman - Enfermedad de von Willebrand en el dóberman

Torsión gástrica en el dóberman

La torsión gástrica o torsión de estómago también está entre las enfermedades más comunes en el dóberman. Se caracteriza por una excesiva dilatación del estómago, haciendo con que el órgano se tuerza sobre su propio eje. Como consecuencia, las conexiones entre el esófago y el intestina se ven obstruidas y la corriente sanguínea es interrumpida, impidiendo la correcta oxigenación de algunos órganos y ocasionando daños irreversibles si no tratada rápidamente, pudiendo causar además la muerte del perro.

Los síntomas más frecuentes de la torsión gástrica en el dóberman son:

  • Nauseas
  • Intentos de vómitos fallidos
  • Ansiedad
  • Salivación excesiva
  • Hinchazón abdominal
  • Dificultad para respirar
  • Letargo
  • Falta de apetito

Desafortunadamente, los diagnósticos de torsión gástrica son bastante comunes en la clínica veterinaria. Si bien todos los perros puedan sufrir una torsión gástrica, este síndrome es más común en los perros grandes, como el dóberman, el San Bernardo, el mastín napolitano, el gran danés, el labrador, el schnauzer gigante, etc.

Displasia de cadera en el dóberman

La displasia de cadera (o displasia coxofemoral) entre las patologías degenerativas más comunes en los perros, principalmente los de porte grande y gigante. Se desarrolla a partir de una malformación hereditaria de la estructura ósea coxofemoral, que une el fémur al hueso de la pelvis. Si bien la predisposición genética sea la principal causa, la obesidad y el sedentarismo también pueden ser mencionados como factores de riesgo.

Este proceso degenerativo suele provocar intenso dolor y cojera. Los perros afectados demuestran dificultad de desarrollar actividades comunes, como caminar, subir las escaleras o sentarse. En casos más avanzados, la displasia puede incapacitar totalmente al perro.

Si bien los dóbermans no están entre las razas más propensas a padecer a dicha enfermedad, los diagnósticos son relativamente comunes. Por ello, es importante estar atento a ciertos síntomas como:

  • Inactividad
  • Pérdida de interés en jugar o ejercitarse
  • Cansancio excesivo
  • Dificultad para realizar movimientos simples
  • Cojera
  • Encorvamiento de la espalda
  • Rigidez muscular en la cadera
  • Rigidez en las patas traseras
Enfermedades más comunes en el dóberman - Displasia de cadera en el dóberman

Otras enfermedades frecuentes en perros dóberman:

Al margen de las patologías que hemos mencionado anteriormente, existen otras enfermedades que tienen una incidencia alta o moderada en la raza de perros dóberman que te mostramos a continuación:

  • Enfermedad del disco intervertebral
  • Dermatitis acral
  • Cataratas
  • Hepatitis crónica
  • Alopecia por dilución del color
  • Sordera
  • Sarna demodécica
  • Diabetes mellitus
  • Enfermedad renal hereditaria
  • Displasia folicular
  • Ictiosis
  • Anemia hemolítica autoinmune
  • Microftalmia congénita
  • Seborrea
  • Vitiligio
  • Dermatosis sensible al zinc
  • Neuropatías periféricas
  • Pénfigo
  • Panosteitis
  • Adenitis sebácea
  • Displasia de retina
  • Artofia progresiva de retina
  • Hemivertebra

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Enfermedades más comunes en el dóberman, te recomendamos que entres en nuestra sección de Otros problemas de salud.

Bibliografía
  • Doberman pinscher - CIDD Database UPEI

Escribir comentario sobre Enfermedades más comunes en el dóberman

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
2 comentarios
Ximena
Mi perrita es una doberman miniatura y desde hoy en la mañana no tiene apetito,está decaída y tiembla mucho, Qué significa?
Eva López (Editor/a de ExpertoAnimal)
Hola Ximena, los síntomas que describes son propios de varios problemas de salud, por lo que deberás acudir al veterinario para que la examine. Un saludo
daniela_cm04
Tiene mucho tiempo que no veo alguno, son muy lindos

Enfermedades más comunes en el dóberman
1 de 4
Enfermedades más comunes en el dóberman

Volver arriba