Compartir

Furosemida en perros - Dosis, efectos secundarios y contraindicaciones

 
Por María Besteiros, Auxiliar técnico veterinario y peluquera canina y felina. 12 septiembre 2019
Furosemida en perros - Dosis, efectos secundarios y contraindicaciones

Ver fichas de Perros

En este artículo de ExpertoAnimal vamos a hablar de la furosemida para perros. Este fármaco es uno de los diuréticos que nos puede recetar un veterinario para favorecer la eliminación de líquidos. Conviene insistir en que solo podremos administrar furosemida a nuestro perro siguiendo un estricto control veterinario. Si nunca es aconsejable la automedicación, dar este principio activo por nuestra cuenta puede tener consecuencias muy graves para el perro, como explicaremos a continuación.

Sigue leyendo para descubrir la dosis de furosemida para perros, las distintas presentaciones del fármaco, los posibles efectos secundarios y en qué casos es mejor no administrarlo.

¿Para qué sirve la furosemida en perros?

La furosemida es un principio activo que tiene un efecto diurético, lo que quiere decir que sirve para eliminar los líquidos cuando estos se han acumulado en exceso en el organismo. Es un medicamento que también se utiliza en medicina humana. Conviene saber que, en la actualidad, disponemos de otros diuréticos, como la torasemida, que en ocasiones son más efectivos y que también nos puede recetar el veterinario.

Hay varias causas que propician la acumulación de líquidos de la que hablamos. Por ello, destaca el uso de furosemida en perros cardiópatas. En las enfermedades del corazón se producen una serie de alteraciones en el organismo que favorecen la acumulación de líquido en distintas partes del cuerpo. Un ejemplo de ello es la administración de furosemida en perros con ascitis, que acumulan líquido en la cavidad abdominal, o en perros con edema pulmonar, cuando el exceso de líquido se encuentra en los pulmones. Así mismo, la insuficiencia cardíaca es otro de los problemas que puede requerir el uso de furosemida.

Probablemente los anteriores sean los usos más habituales de la furosemida para perros, junto con los casos de enfermos renales, ya que estos perros también pueden sufrir edemas. Este fármaco puede administrarse de manera puntual o a largo plazo.

¿Cómo funciona la furosemida para perros?

El efecto de los diuréticos suele ser rápido, aunque este tiempo de actuación y su mantenimiento varía en función del principio activo que seleccione el veterinario. Lo notaremos perfectamente porque, al eliminar los líquidos sobrantes, el perro sentirá ganas de orinar y lo hará en abundancia. Este mecanismo suele mejorar de manera rápida el estado del perro. Por ejemplo, un perro con edema pulmonar es habitual que presente tos y dificultades respiratorias de menor o de mayor gravedad, ya que la presencia de líquido en sus pulmones interfiere en su capacidad para conseguir oxígeno suficiente. Con el consumo de diuréticos se busca que la respiración se haga más fluida y, por ende, se reduce la tos.

Presentación de furosemida para perros

Este fármaco puede presentarse en dos formatos:

  • Inyectable
  • En tabletas

Tanto la furosemida inyectable como la furosemida en tabletas debe ser recetada por un veterinario. Así mismo, ambos formatos ofrecen los mismos resultados, aunque cabe destacar que la furosemida inyectable suele ser más eficaz y rápida que la furosemida para perros en dosis oral.

Furosemida en perros - Dosis, efectos secundarios y contraindicaciones - ¿Cómo funciona la furosemida para perros?

Dosis de furosemida para perros

No podemos dar una dosis exacta de furosemida que sirva para todos los perros. No hay una cantidad de fármaco fija ni una pauta de administración única. Esto es debido a que cada perro va a presentar un cuadro propio. Los perros acumularán más o menos líquido, manifestarán sintomatología leve o grave o variarán su estado de hidratación. Por ello, se ha establecido una dosis de furosemida máxima y otra mínima y el veterinario escogerá la más adecuada, teniendo en cuenta los aspectos que hemos mencionados.

Además, en función de la evolución del perro, esta dosis de furosemida puede sufrir modificaciones, al igual que el número de veces que debe administrarse al día. Por todo ello, aunque nuestro perro haya recibido ya furosemida, no debemos darle por nuestra cuenta esa dosis antigua, pues podría ser insuficiente, con lo que no habría mejoría, o contraproducente para su estado actual, llegando incluso producir una intoxicación en el perro.

Furosemida en perros: efectos adversos

Debemos tener en cuenta que, como la furosemida va a eliminar líquidos, es crucial que controlemos la hidratación. Una administración inadecuada de los diuréticos puede llevar al perro a deshidratarse. Por eso, en los casos más graves o agudos, el diurético tendrá que ser administrado directamente por el veterinario. Para ello, se ingresa al perro y, por vía intravenosa, se le administran tanto diuréticos como fluidos. De esta forma se controla el equilibrio entre los líquidos que se reponen y los que se pierden.

Aunque los medicamentos tienen un elevado margen de seguridad, pueden provocar efectos secundarios, como una diarrea transitoria, y, si sobrepasamos la dosis de furosemida para perros adecuada, intoxicación. La intoxicación por furosemida llega a ser grave, aunque va a depender del estado del perro y de la cantidad administrada. Produce síntomas como los siguientes:

  • Importante deshidratación.
  • Sed.
  • Eliminación de grandes cantidades de orina.
  • Apatía.
  • Insuficiencia renal aguda, situación potencialmente mortal para el perro. Es una urgencia veterinaria.
  • Sintomatología neurológica como convulsiones.
  • Alteración del ritmo cardíaco.

Contraindicaciones de la furosemida en perros

En cuanto a las contraindicaciones, hay que extremar las precauciones en perros con la tensión baja, deshidratados, cuando padezcan enfermedad renal sin producción de orina, con problemas hepáticos o diabetes. También hay que tener cuidado si se trata de una perra gestante o lactante. Así mismo, se debe vigilar estrechamente su administración en perros ancianos o ejemplares debilitados.

Furosemida en perros - Dosis, efectos secundarios y contraindicaciones - Furosemida en perros: efectos adversos

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Furosemida en perros - Dosis, efectos secundarios y contraindicaciones, te recomendamos que entres en nuestra sección de Medicamentos.

Bibliografía
  • Carlson y Giffin. (2002). Manual práctico de veterinaria canina. Madrid. Editorial el Drac.

Escribir comentario sobre Furosemida en perros - Dosis, efectos secundarios y contraindicaciones

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?

Furosemida en perros - Dosis, efectos secundarios y contraindicaciones
1 de 3
Furosemida en perros - Dosis, efectos secundarios y contraindicaciones

Volver arriba