menu
Compartir

¿Los perros pueden comer aceitunas?

 
Por Cristina Pascual, Veterinaria. 3 noviembre 2021
¿Los perros pueden comer aceitunas?

Ver fichas de Perros

Las aceitunas u olivas son alimentos de gran valor nutricional, ricas en ácidos grasos monoinsaturados, fibra, vitaminas y minerales que, además, no contienen ningún componente que resulte tóxico para los perros. Es por ello que puedes ofrecérselas a tu perro como premio, de forma esporádica. Sin embargo, es importante que tengas en cuenta algunas consideraciones para evitar que un consumo inadecuado ocasione problemas en tu perro.

Si te estás preguntando si los perros pueden comer aceitunas, te recomendamos que leas el siguiente artículo de ExpertoAnimal en el que te explicamos cómo puedes aportárselas a tu mascota de forma segura.

También te puede interesar: ¿Los perros pueden comer boniato?

¿Es malo que los perros coman aceitunas?

Las aceitunas u olivas son el fruto del olivo (Olea europaea), un árbol típico de los países con clima mediterráneo. Son frutos carnosos, de tamaño variable, que contienen una semilla o hueso en su interior. Atendiendo a su color, se clasifican en aceitunas verdes (aquellas que se recolectan antes de madurar) y aceitunas negras (aquellas que se recogen en plena madurez o poco antes).

Las aceitunas son un alimento de gran valor nutricional, en especial las aceitunas negras por su mayor tiempo de permanencia en el árbol. A continuación, enumeramos los aspectos más importantes de su composición nutricional:

  • Son frutos grasos: con un elevado contenido en ácidos grasos monoinsaturados (fundamentalmente ácido oleico). El ácido oleico es un ácido graso monoinsaturado de la familia omega 9 que proporciona numerosos beneficios para la salud. Ejemplo de ello es que ayuda a disminuir los niveles de colesterol y triglicéridos en sangre, reduciendo así el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares. Además tiene propiedades antiinflamatorias y antitumorales. Si quieres saber más información sobre Antiinflamatorios naturales para perros, no dudes en leer este artículo.
  • Son una buena fuente de fibra: la cual es necesaria para regular el tránsito intestinal, la consistencia de las heces y mantener una microbiota intestinal beneficiosa. Te recomendamos este otro post sobre Fibra para perros perros - Importancia, alimentos y suplementos.
  • Son una fuente importante de vitamina E: la cual contribuye a proteger las células frente al estrés oxidativo. Puedes encontrar más información en ExpertoAnimal sobre la Vitamina E para perros - Dosis y usos.
  • Son ricas en calcio: un nutriente esencial que contribuye a la formación de una buena estructura ósea y al correcto funcionamiento del sistema nervioso, muscular y hormonal.

Si llegados a este punto te estás preguntando si los perros pueden comer aceitunas negras o si los perros pueden comer aceitunas verdes, la respuesta es que sí. Como acabamos de explicar, las aceitunas son alimentos con un gran valor nutricional que, además, no presentan ningún componente que resulte tóxico para los perros.

Por tanto, los perros sí que pueden comer olivas: tanto aceitunas negras como aceitunas verdes. No obstante, es importante matizar la respuesta, dado que un consumo inadecuado puede ocasionar problemas en tu perro. En caso de que decidas darle aceitunas a tu perro, debes asegurarte de que no tienen hueso y que no van rellenas con ningún ingrediente (como ajo, cebolla, anchoas o pimientos). Además, debes administrarlas con moderación dado que aportan cantidades muy elevadas de sodio. Podrás darle una o dos olivas como premio de forma ocasional, pero no como rutina.

¿Los perros pueden comer aceitunas sin hueso?

Como hemos comentado, las aceitunas son frutos que contienen una semilla o hueso en su interior. En caso de que decidas darle aceitunas a tu perro a modo de premio de forma esporádica, debes asegurarte de que son aceitunas sin hueso.

Los huesos son un gran peligro de asfixia para los perros ya que, al ser animales muy voraces, es probable que se traguen las aceitunas sin masticar y el hueso acabe obstruyendo las vías respiratorias. Por otro lado, si deciden masticarlas, es posible que aparezcan problemas dentales o lesiones en la mucosa oral, debido a la dureza de los huesos. Además, durante la digestión, los bordes afilados de los huesos de las aceitunas podrían lesionar la mucosa gastrointestinal, originando úlceras y procesos inflamatorios en el aparato digestivo.

Por tanto, aunque los perros pueden comer aceitunas negras y verdes, es importante que antes de ofrecerlas nos aseguremos de que no tienen hueso.

¿Qué pasa si mi perro come aceitunas?

Si tu perro come alguna aceituna como premio de forma esporádica, no tiene por qué tener ninguna consecuencia negativa. De hecho, es un alimento rico en ácidos grasos monoinsaturados, fibra, vitaminas y minerales, los cuales aportan numerosos beneficios para la salud.

Sin embargo, en perros con un aparato digestivo especialmente sensible a los cambios de alimento o que padecen patologías digestivas crónicas (como enfermedad inflamatoria intestinal, alergias o intolerancias), la ingesta de aceitunas podría ocasionar procesos digestivos con vómitos, diarrea o dolor abdominal. En estos casos, debemos evitar ofrecerles aceitunas o cualquier otro alimento que no forme parte de su dieta habitual.

Si quieres saber más información sobre Problemas digestivos en perros, consulta este artículo que te recomendamos.

Por otra parte, debemos recordar que las aceitunas suelen conservarse en salmuera, por lo que tienen un elevado contenido de sodio. Normalmente, el requerimiento de sodio en la dieta de los perros adultos es bajo, entre un 0,12-0,61 % expresado en materia seca. Si tu perro comiera más aceitunas de la cuenta por accidente, se elevarían sus niveles de sodio en sangre y se produciría una mayor excreción urinaria de agua y sodio para intentar compensarlo. En caso de que esto ocurriera, es importante que aportes a tu perro agua a libre disposición, para evitar que se produzcan desequilibrios en el balance hidro-electrolítico. Además, debes comunicárselo a tu veterinario/a de confianza, ya que podrá tener repercusiones en la presión sanguínea, especialmente en perros con patologías cardiacas o renales.

Por último, recuerda que si decides ofrecerle aceitunas a tu perro, estas no deben tener hueso ni estar rellenas con ningún ingrediente. Ya hemos comentado los riesgos que supone el hueso de las aceitunas en los perros (asfixia, lesiones dentales, úlceras gastrointestinales, etc.), de la misma manera que debemos recordar que muchos de los ingredientes con los que se suelen rellenar las aceitunas pueden resultar muy tóxicos para los perros. Por ejemplo, la cebolla y el ajo ocasionan lesiones oxidativas en los glóbulos rojos, dando lugar a anemias hemolíticas.

¿Cómo dar aceitunas a un perro?

En resumen, si vas a ofrecerle olivas a tu perro, recuerda estos tres puntos claves:

  • Hazlo solo de forma ocasional: como premio.
  • Asegúrate de que no contengan hueso.
  • Asegúrate de que no vayan rellenas con ningún ingrediente.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Los perros pueden comer aceitunas?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Dietas caseras.

Bibliografía
  • Carrillo, C. (2011). Efecto del ácido oleico, un ácido graso monoinsaturado. Universidad de Burgos.
  • Federación Española de Nutrición. Aceituna. Disponible en: https://www.fen.org.es/MercadoAlimentosFEN/pdfs/aceituna.pdf
  • Federación Europea de Fabricantes de Alimentos para Animales de Compañía. (2017). Guías nutricionales para alimentos completos y complementarios para perros.

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?

¿Los perros pueden comer aceitunas?
¿Los perros pueden comer aceitunas?

Volver arriba