menu
Compartir

Mi perro saca mucho la lengua - Causas y qué hacer

 
Por Cristina Pascual, Veterinaria. 28 septiembre 2021
Mi perro saca mucho la lengua - Causas y qué hacer

Ver fichas de Perros

La lengua de los perros es un órgano muscular que cumple diversas funciones. Una de las más importantes es la termorregulación. Los perros, al carecer de glándulas sudoríparas, emplean el mecanismo del jadeo para reducir su temperatura corporal. Por tanto, que tu perro saque la lengua o jadee es un comportamiento completamente normal. No obstante, si te preguntas por qué mi perro saca mucho la lengua como una serpiente o por qué mi perro saca mucho la lengua como si tuviera sed, puede que exista alguna causa patológica que esté desencadenando ese jadeo excesivo.

En este artículo de ExpertoAnimal te resolvemos la duda de por qué mi perro saca mucho la lengua o por qué mi perro saca mucho la lengua y se lame, las causas y qué hacer en cada caso. ¡Sigue leyendo!

También te puede interesar: Lengua morada en perros - Síntomas y causas

¿Por qué los perros sacan la lengua?

En primer lugar, debemos definir el concepto de espacio muerto anatómico de las vías aéreas. El espacio muerto corresponde al tramo de vías respiratorias en el que no se produce intercambio gaseoso, es decir, el espacio que queda ocupado por un volumen de aire que no llega a los alveolos. Este espacio muerto tiene especial importancia en la especie canina. Los perros carecen de glándulas sudoríparas en su dermis, salvo a nivel de las almohadillas plantares. Al tener unas glándulas sudoríparas tan poco desarrolladas, apenas pierden calor por la evaporación del sudor. Por ello, necesitan mecanismos alternativos a la sudoración para poder reducir su temperatura corporal cuando sea necesario.

Causa fisiológica: termorregulación

El mecanismo alternativo por excelencia es el jadeo, que consiste es una respiración acelerada y poco profunda, con la boca abierta y la lengua fuera, que favorece la evaporación a nivel del tracto respiratorio superior. Durante el jadeo se produce la ventilación (entrada y salida de aire) del espacio muerto, lo que permite un incremento de la evaporación a este nivel y, en consecuencia, la eliminación de calor. Para favorecer la eliminación de calor mediante evaporación se produce una vasodilatación a nivel de la mucosa oral y respiratoria, y un incremento de la salivación. A pesar de que durante el jadeo puede parecer que la frecuencia respiratoria de tu perro está muy incrementada, debes saber que en realidad el jadeo no origina una hiperventilación, dado que el aire que se moviliza con este mecanismo solo circula por el espacio muerto, sin llegar a los alveolos.

En definitiva, el jadeo es una respuesta fisiológica que puede desencadenarse por el incremento de la temperatura ambiental, ejercicio físico o emociones intensas.

Causas patológicas

Cuando el jadeo no tiene una causa fisiológica evidente como las que hemos comentado anteriormente, puede que exista una enfermedad subyacente que lo esté ocasionando.

  • Golpe de calor: se produce el aumento de la temperatura corporal de forma grave debido a una temperatura ambiental excesiva o una humedad muy alta. Con una humedad del 80% el mecanismo de jadeo pierde eficacia, ya que se dificulta la evaporación a nivel de las vías respiratorias. En estos casos, observaremos un jadeo excesivo y persistente (saca mucho la lengua, como si tuviera sed), más ruidoso de lo normal y que supone un mayor esfuerzo para el perro.
  • Fiebre: cuando la fiebre entra en la fase de declinación (bajada), se ponen en marcha mecanismos encaminados a disminuir la temperatura corporal, entre ellos, el jadeo.
  • Dolor: cualquier proceso que esté ocasionando dolor o molestia en tu perro podrá ocasionar jadeo.
  • Obesidad: el sobrepeso podrá ocasionar un jadeo anormal en tu perro por varios motivos. Por un lado, el peso excesivo implica un mayor esfuerzo físico y puede ocasionar dolor articular. Por otro lado, el exceso de tejido adiposo favorece el incremento de temperatura corporal.
  • Parálisis laríngea (congénita o adquirida): es una alteración neurógena del músculo cricoaritenoideo dorsal que impide que los cartílagos de la laringe se abran adecuadamente durante la inspiración para permitir el paso de aire. Uno de los primeros signos que aparecerán en esta patología será el jadeo excesivo.
  • Predisposición racial: razas braquicéfalas como el Bulldog inglés y francés, Carlino, Pequinés, Boston Terrier o Shih-Tzu, que están predispuestas a padecer el Síndrome braquicefálico. La conformación de las vías respiratorias de las razas con un hocico excesivamente corto impide la correcta ventilación a través de las fosas nasales, obligando a estos animales a respirar a través de la boca. El labrador y golden Retriever tienen una predisposición racial a padecer parálisis laríngea adquirida.
  • Síndrome de Cushing o hiperadrenocorticismo: es característico observar jadeo incluso en situaciones de reposo. Aunque la causa específica se desconoce, parece que puede estar relacionado con el incremento de peso, la debilidad muscular, la presión diafragmática ocasionada por la hepatomegalia y el efecto directo de los glucocorticoides.
  • Anemia: los glóbulos rojos son los encargados de transportar el oxígeno en la sangre. En los animales anémicos se produce una falta de oxígeno en los tejidos (hipoxia tisular), lo que estimula el jadeo y el incremento de la frecuencia respiratoria para intentar compensar el déficit de oxígeno.
Mi perro saca mucho la lengua - Causas y qué hacer - ¿Por qué los perros sacan la lengua?

¿Por qué mi cachorro saca mucho la lengua?

Si tu cachorro saca mucho la lengua y no sabes el por qué, en este apartado te mostramos posibles causas:

  • Ansiedad, estrés, miedo y fobias: los cachorros suelen tener un carácter especialmente nervioso e impulsivo. Es frecuente que cuando se encuentran ante situaciones nuevas que les provocan miedo o estrés (como las primeras visitas al veterinario) aparezcan signos como el jadeo.
  • Parálisis laríngea congénita: fundamentalmente en razas como Bouvier de Flandes, Siberian Husky, Bull Terrier o Dálmata.

Además, cualquiera de las causas citadas en el apartado anterior, podrán ocasionar jadeo en un cachorro. Será especialmente importante prevenir los golpes de calor en los cachorros, ya que su sistema de termorregulación es menos eficiente que en los perros adultos.

¿Qué hacer si mi perro saca mucho la lengua?

En primer lugar, debemos discernir si existe alguna causa fisiológica por la que nuestro perro jadee o saque mucho la lengua (calor ambiental, ejercicio físico o emociones intensas). De ser así, no debemos preocuparnos, ya que como hemos comentado, el jadeo es un mecanismo fisiológico de termorregulación. Por el contrario, si no encontramos ninguna causa normal por la que nuestro perro esté jadeando o si consideramos que el jadeo es excesivo o muy prolongado, debemos pensar que existe alguna de las causas patológicas anteriormente descritas. Para corregir el jadeo excesivo o anormal en nuestro perro tendremos que actuar sobre la causa que lo esté provocando:

  • Golpe de calor: lo más importante es prevenir que ocurra evitando la exposición directa al sol en las horas de más calor, proporcionando agua fresca y zonas con sombra. Bajo ningún concepto debes dejar a tu mascota en el interior de un coche en verano, pues es una de las principales causas de golpes de calor en perros. En caso de que ocurra, debes saber que se trata de un cuadro urgente que requiere atención veterinaria inmediata para evitar el desarrollo de coagulación intravascular diseminada, shock circulatorio, fallo multiorgánico y muerte del paciente.
  • Fiebre o dolor: en ambos casos será necesario determinar la causa que los está produciendo para poder corregirlos.
  • Obesidad: proporcionar una dieta adecuada a la edad, raza y estado fisiológico de nuestro perro, así como asegurar una pauta de ejercicio regular, serán las claves para evitar su sobrepeso.
  • Parálisis laríngea: tanto si la patología es congénita como si es adquirida, el tratamiento es quirúrgico.
  • Predisposición racial: el mantenimiento de unos estándares raciales que respeten el bienestar animal por encima de cualquier canon de belleza debe ser la base de una cría responsable de animales. Por ello, no se deben seleccionar como reproductores aquellos animales con defectos anatómicos que tengan una repercusión directa sobre la salud y el bienestar del animal.
  • Síndrome de Cushing: se tratará con trilostano (si es un Cushing hipofisario) o mediante adrenalectomía (si es un Cushing adrenal).
  • Anemia: el tratamiento variará en función del tipo de anemia que presente el animal.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Mi perro saca mucho la lengua - Causas y qué hacer, te recomendamos que entres en nuestra sección de Otros problemas de salud.

Bibliografía
  • Cunningham, J.G., Klein, B.G. (1999). Termorregulación. En Fisiología Veterinaria (pp. 639-650). Elsevier Saunders.
  • García, A. (2018). Control y regulación de la temperatura corporal. En Fisiología Veterinaria (pp. 1015-1027). Editorial Tebar Flores
  • Nelson, R.W., Couto, C.G. (2010). Medicina interna de pequeños animales. Elsevier

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?

Mi perro saca mucho la lengua - Causas y qué hacer
1 de 2
Mi perro saca mucho la lengua - Causas y qué hacer

Volver arriba