menu
Compartir

Pioderma en gatos - Causas, síntomas y tratamiento

 
Por Laura García Ortiz, Veterinaria especializada en medicina felina. 12 abril 2021
Pioderma en gatos - Causas, síntomas y tratamiento

Ver fichas de Gatos

La pioderma en los gatos consiste en una enfermedad infecciosa de la piel causada por un aumento de la multiplicación de ciertas bacterias, especialmente de Staphyloccocus intermedius, un coco que se encuentra en la piel de nuestros pequeños felinos. Esta multiplicación se puede deber a diversas causas y provocará lesiones en la piel del gato como pápulas eritematosas, costras, collaretes epidérmicos o manchas hiperpigmentadas por el proceso inflamatorio, entre otros signos clínicos.

El diagnóstico se basa en el aislamiento del microorganismo o en el estudio de biopsias y el tratamiento consiste en terapia antibiótica y antiséptica junto con el tratamiento de la causa que lo está originando, a fin de reducir la posibilidad de futuras recidivas. Sigue leyendo este artículo de ExpertoAnimal para conocer más sobre la pioderma en gatos, sus causas, síntomas y tratamiento.

¿Qué es la pioderma en gatos?

La pioderma es una infección de origen bacteriano que se localiza en la piel de nuestros gatos. Puede ocurrir a cualquier edad y no tiene predisposición racial. Además, la pioderma también favorece las infecciones por levaduras y otros tipos de hongos.

    Dicha infección ocurre ante alguna o algunas circunstancias que causan inflamación o picor y, por tanto, alteran las defensas naturales de la piel del gato.

    Pioderma en gatos - Causas, síntomas y tratamiento - ¿Qué es la pioderma en gatos?
    Imagen: cvcruzverde

    Causas de la pioderma en gatos

    La bacteria que origina la pioderma en gatos mayormente es un coco que se llama Staphylococcus intermedius, aunque también puede ser causada por otras bacterias, como los bacilos E.coli, Pseudomonas o proteus spp.

    Staphylococcus es una bacteria que normalmente se encuentra en la piel de los gatos, por lo que tan solo se produce la pioderma cuando esta bacteria prolifera más allá de lo normal debido a alteraciones en la piel como las siguientes:

    • Traumatismos.
    • Problemas hormonales.
    • Alergias.
    • Maceración cutánea tras la exposición al agua.
    • Problemas inmunitarios.
    • Parásitos.
    • Tiña.
    • Quemadura.
    • Tumores cutáneos.
    • Inmunosupresión (medicamentos, retrovirus, tumores...).

    Síntomas de pioderma en los gatos

    La pioderma puede producir variedad de sintomatología, presentándose como una dermatitis papulocostrosa y eritematosa. Los signos clínicos de la pioderma en los gatos son los siguientes:

    • Prurito (picor).
    • Pústulas interfoliculares o foliculares.
    • Pápulas eritematosas.
    • Pápulas costrosas.
    • Collaretes epidérmicos.
    • Escamas.
    • Costras.
    • Erupciones.
    • Zonas hiperpigmentadas post-inflamatorias.
    • Alopecia.
    • Zonas húmedas.
    • Dermatitis miliar.
    • Lesiones del complejo del granuloma eosinofílico felino.
    • Pústulas que pueden sangrar y secretar líquido purulento.
    Pioderma en gatos - Causas, síntomas y tratamiento - Síntomas de pioderma en los gatos

    Diagnóstico de pioderma en gatos

    El diagnóstico de pioderma en los gatos se realiza, además de por la visualización directa de las lesiones, haciendo un diagnóstico diferencial de otros problemas cutáneos que pueden sufrir nuestros gatos, así como con la obtención de muestras de las lesiones para sus estudio microbiológicos e histopatológicos. De este modo, el diagnóstico diferencial de la pioderma felina debe incluir las siguientes enfermedades que pueden producir lesiones comunes en la piel de los felinos:

    • Dermatofitosis (tiña).
    • Demodicosis (Demodex cati).
    • Dermatitis por Malassezia pachydermatis.
    • Dermatosis sensible al zinc.
    • Pénfígo foliáceo.

    La presencia de lesiones secundarias, como los collaretes epidérmicos, la hiperpigmentación por la inflamación y las escamas inclinan mucho el diagnóstico a la pioderma, pero siempre hay que comprobar con la toma de muestras. Para ello, lo más sencillo es realizar una aspiración del contenido con una aguja y hacer una citología, donde se identificarán neutrófilos degenerados y no degenerados, así como bacterias de tipo coco (Staphyloccocus). Esto hará el diagnóstico de pioderma aún más fiable. Sin embargo, también pueden verse bacilos, indicativos de una pioderma por E.coli, Pseudomonas o proteus spp.

    El cultivo bacteriano y la galería de pruebas bioquímicas determinarán el microorganismo causante, mayormente Staphylococcus intermedius, que es coagulasa positivo.

    El diagnóstico definitivo lo dará la biopsia, tras la obtención de muestra de lesiones y el envío al laboratorio, donde la histopatología revelará que se trata de una pioderma felina.

    Tratamiento de la pioderma felina

    El tratamiento de la pioderma debe basarse, además de la terapia antibiótica, en tratar la causa que la origina, como alergias, enfermedades endocrinas o parásitos.

    El tratamiento antibiótico variará según el microorganismo que haya sido aislado. Para ello, tras el cultivo se debe realizar un antibiograma para saber a qué antibiótico es sensible.

    También puede ayudar añadir al tratamiento antibiótico sistémico terapia tópica con antisépticos, como la clorhexidina o el peróxido de benzoilo.

    Antibióticos para la piodermia en gatos

    En general, los cocos como Staphylococcus intermedius son sensibles a antibióticos como:

    • Clindamicina (5,5 mg/kg cada12 horas por vía oral).
    • Cefalexina (15 mg/kg cada 12 horas por vía oral).
    • Amoxicilina/clavulánico (12,2 mg/kg cada 12 horas por vía oral).

    Estos antibióticos deben usarse durante al menos 3 semanas, prolongándose hasta 7 días tras la resolución de las lesiones en la piel.

    Para los bacilos como E.coli, Pseudomonas o proteus spp., son bacterias gran negativas y deben usarse los antibióticos sensibles según el antibiograma, un ejemplo que puede ser eficaz es el enrofloxacino, por su actividad frente a las gran negativas. En este caso también se usará 3 semanas y se deberá esperar 7 días tras la desaparición de los signos clínicos para cesar el tratamiento antibiótico.

    Pronóstico de la pioderma felina

    La pioderma en los gatos suele tener buen pronóstico si el tratamiento se sigue a la perfección y siempre y cuando se trate y controle la causa originaria. Si esta causa no se controla, la pioderma va a volver a aparecer, pudiéndose complicarse cada vez más si siguen los desequilibrios en nuestro gato.

    Pioderma en gatos - Causas, síntomas y tratamiento - Tratamiento de la pioderma felina

    Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

    Si deseas leer más artículos parecidos a Pioderma en gatos - Causas, síntomas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra sección de Enfermedades bacterianas.

    Bibliografía
    • J. Guerrero. (2013). Pioderma. Vetstreet. Disponible en: http://www.vetstreet.com/care/pioderma#:~:text=La%20pioderma%20es%20una%20infecci%C3%B3n,%2C%20alergias%2C%20y%20desequilibrios%20hormonales.
    • R. G. Harvey, P. J. Mckeever. (2001). Manual ilustrado de enfermedades de la piel en perro y gato. Grass edicions.
    • Harvey, A., Tasker, S. (Eds). (2014). Manual de Medicina Felina. Ed. Sastre Molina, S.L. L ́Hospitalet de Llobregat, Barcelona, España

    Escribir comentario

    Añade una imagen
    Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
    ¿Qué te ha parecido el artículo?

    Pioderma en gatos - Causas, síntomas y tratamiento
    Imagen: cvcruzverde
    1 de 4
    Pioderma en gatos - Causas, síntomas y tratamiento

    Volver arriba