menu
Compartir

¿Por qué mi gato arrastra el ano?

 
Por Laura García Ortiz, Veterinaria especializada en medicina felina. 2 noviembre 2021
¿Por qué mi gato arrastra el ano?

Ver fichas de Gatos

Nuestros pequeños felinos son especialistas en ocultarnos lo que les pasa, por eso muchas veces las enfermedades crónicas que están padeciendo se hacen evidentes cuando están demasiado avanzadas. Sin embargo, esto no ocurre en todos los casos, ya que hay cosas que no pueden disimular, y entre estas cosas está el dolor, el malestar o el picor anal. En estos casos los gatos tienden a arrastrar el ano por el suelo como consecuencia de la sintomatología irritativa del proceso. El comportamiento de arrastrar el ano y la cola por el suelo se denomina "scooting" y suele estar provocado por cinco causas principales: parásitos, comezón y picor, alergia, tumores y problemas de las glándulas anales, por lo que estos gatos necesitarán atención veterinaria.

Continúa leyendo este artículo de ExpertoAnimal donde explicamos por qué tu gato arrastra el ano y cuál es la solución en función de la causa.

Parásitos intestinales

Los parásitos internos intestinales, especialmente frecuentes en gatitos, pueden ser la causa que provoque que tu gato arrastre el ano por el suelo. Estos organismos pueden ser del grupo de los gusanos redondos (Ancilostomas, ascáridos), de los gusanos planos (tenias) o de los protozoos (toxoplasma, giardia, coccidios). De todos ellos, el que se relaciona con el picor anal en los gatos es el parásito plano o tenia Dipylidium caninum debido a su ciclo de vida.

Las pulgas del gato (Ctenocephalides felis felis) son las que vehiculan el parásitoDipylidium caninum, de manera que se transmite al gato mediante la ingestión de las pulgas durante el acicalamiento. Estas pulgas, cuando llegan a los ácidos del estómago, liberan las larvas del parásito, las cuales pasarán al intestino y se asentarán. Allí, se desarrollarán a estado adulto y se reproducirán. Como resultado de la reproducción las hembras producen huevos parasitarios en los últimos anillos de su cuerpo, que serán eliminados por las heces. Son precisamente estos anillos grávidos los que producen el picor al moverse en las inmediaciones del ano cuando van a ser expulsados.

Tratamiento

La única manera de prevenir y de tratar esta doble parasitación es mediante el uso de desparasitantes internos (antihelmínticos) y externos (para las pulgas) diseñados especialmente para gatos, los cuales puedes encontrar en tu centro veterinario más cercano. Gracias a este producto evitarás que estos parásitos sigan haciendo daño en el intestino del felino, así como la irritación, el nerviosismo y el picor que produce cuando van a ser expulsados.

Prurito

Si tu gato siente quemazón o picor (prurito) en la zona alrededor del ano, tenderá a arrastrarlo para aliviarse. También es frecuente que se intente morder o lamer en exceso la zona. En el caso de las gatas, esto puede corresponder con una infección o inflamación vulvar o vaginal, por lo que debemos observar si la zona está enrojecida o tiene algún tipo de secreción indicativa de un proceso de este tipo. Las gatas con infecciones en estas zonas también pueden tener fiebre, especialmente si se ha infectado el útero (piómetra), junto con signos como poliuria-polidipsia, depresión y pérdida de apetito.

Tratamiento

Para tratar estas infecciones se debe acudir a un centro veterinario para proceder al tratamiento antibiótico necesario. En algunos casos será necesaria hospitalización, cirugía o esterilización.

Dermatitis alérgica

La alergia en los gatos también puede producir problemas dermatológicos que conducen a que los gatos se rasquen, se sientan irritados y arrastren el ano, además de presentar otros signos clínicos. La alergia que puede hacer que tu gato arrastre el ano por el suelo puede deberse a los siguientes tipos de alérgenos:

  • Alérgenos ambientales: hierbas, esporas de hongos, polvo o el polen pueden causar irritación en la piel y picor en la zona.
  • Alérgenos alimentarios: especialmente frecuente en gatos jóvenes, surge como resultado de una hipersensibilidad a algún tipo o tipos de proteína, como puede ser el pollo o el pavo. Además de signos digestivos como diarrea o vómitos, puede producir signos dermatológicos como picor y rojez en la zona perianal.
  • Alérgenos parasitarios: los gatos son sensibles a la picadura de las pulgas debido a que su saliva puede producir una reacción de hipersensibilidad. Entre los síntomas habituales se encuentra el picor perianal, haciendo que los gatos arrastren el tercio posterior.

Tratamiento

La solución de estos procesos pasa por la desparasitación, la limpieza y desinfección frecuentes del hogar, así como la instauración de una dieta de eliminación con proteína novel o hidrolizada para evitar la fuente de proteína que ocasiona la alergia.

Taponamiento de las glándulas anales

Las glándulas anales felinas se encuentran a ambos lados del ano y tienen como función la de ayudar en la deposición de las heces por almacenar una sustancia lubricante de color amarillento-marronáceo. Generalmente, esta secreción se vacía durante la defecación, pero en ocasiones se puede quedar retenida, lo que causa mucho dolor e incomodidad en los gatos afectados, haciendo que arrastren el ano por el suelo.

Tratamiento

Las glándulas se deben vaciar en cuanto se detecte el taponamiento, ya que predisponen a que se infecten, se produzcan inflamaciones, molestias, quistes, mal olor y hasta tumores. Llegados a este punto, lo más recomendable es acudir a la clínica veterinaria para que vacíen las glándulas y te expliquen cómo vaciarlas correctamente y cada cuánto. Así mismo, en este otro artículo explicamos el proceso: "¿Cómo vaciar las glándulas anales en gatos?".

¿Por qué mi gato arrastra el ano? - Taponamiento de las glándulas anales

Tumor perianal

Por último, los gatos, aunque con mucha menor frecuencia que los perros, pueden presentar tumores en las inmediaciones del ano. Estos tumores pueden ser el adenoma perianal (benigno) y el adenocarcinoma de los sacos anales (maligno). En este último se puede detectar un aumento del calcio sanguíneo en los gatos afectados. Los gatos con este tipo de tumores, además de arrastrar el ano por la molestia y el dolor que ocasiona el bulto, pueden presentar signos clínicos como lamido de la zona, ulceración, sangrado, anorexia, infecciones, fiebre, inapetencia, estreñimiento y dificultad o dolor en la defecación.

Tratamiento

La solución en estos casos es acudir al centro veterinario para que reciban un tratamiento quirúrgico del tumor. En algunos casos será necesaria también la quimioterapia y la radioterapia. En los adenomas perianales la esterilización puede reducir el riesgo de futuras recidivas del tumor.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Por qué mi gato arrastra el ano?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Otros problemas de salud.

Bibliografía
  • Harvey, A., Tasker, S. (Eds). (2014). Manual de Medicina Felina. Ed. Sastre Molina, S.L. L ́Hospitalet de Llobregat, Barcelona, España.

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?

¿Por qué mi gato arrastra el ano?
1 de 2
¿Por qué mi gato arrastra el ano?

Volver arriba