Perros

Chin japonés o spaniel japonés

Chin japonés o spaniel japonés

Como el nombre indica, el chin japonés o spaniel japonés es una antigua raza de perros originada en Japón, que está reconocida por la FCI (Federación Cinológica Internacional). Por mucho tiempo, su tenencia ha estado reservada casi exclusivamente a las personas de clases altas. No obstante, después de su llegada al Occidente, a mediados de los años 1600, esta raza de perros japoneses poco a poco ha empezado a popularizarse en los diferentes extractos socioeconómicos de las sociedades. Hoy en día, sigue siendo un perro de compañía muy valorado tanto por sus rasgos elegantes y muy característicos de los perros de tipo spaniel, como por su carácter dulce y amistoso.

Si crees que el chin japonés podría ser el compañero perfecto para ti, o si sencillamente te gustaría saber más sobre él, ¡sigue leyendo esta ficha del ExpertoAnimal! Aquí conocerás mucho más sobre el origen, las características y los cuidados del spaniel japonés. ¿Empezamos?

Origen
  • Asia
  • Japón
Clasificación FCI
  • Grupo IX
Características físicas
Altura
  • 15-35
  • 35-45
  • 45-55
  • 55-70
  • 70-80
  • Más de 80
Peso adulto
  • 1-3
  • 3-10
  • 10-25
  • 25-45
  • 45-100
Esperanza de vida
  • 8-10
  • 10-12
  • 12-14
  • 15-20
Actividad física recomendada
  • Baja
  • Media
  • Alta
Ideal para
Clima recomendado
Tipo de pelo
Nivel de adiestramiento
Índice
  1. Origen del chin japonés o spaniel japonés
  2. Características del chin japonés o spaniel japonés
  3. Colores del chin japonés o spaniel japonés
  4. Carácter del chin japonés o spaniel japonés
  5. Cuidados del chin japonés o spaniel japonés
  6. Educación del chin japonés o spaniel japonés
  7. Salud del chin japonés o spaniel japonés
  8. Dónde adoptar a un chin japonés o spaniel japonés

Origen del chin japonés o spaniel japonés

Los orígenes del chin japonés o spaniel japonés aún despiertan controversias entre los expertos. Por un lado, existe cierto consenso respecto de que sus ancestros provenían de China y, muy probablemente, también fueron involucrados en la creación del perro pekinés y otras razas originadas en el Tibet.

Pero, por otro lado, sigue habiendo intensos debates sobre cómo los ancestros del chin japonés han llegado al país nipón. La hipótesis más aceptada, incluso por la FCI, cuenta que los ancestros del chin japonés habrían sido introducidos por primera vez en Japón como un regalo de los soberanos coreanos a la corte japonesa. Ello habría sucedido alrededor del año 730 d.C. cuando la Dinastía Silla ya había expandido su reino a casi toda la península de Corea.

A partir de ahí, habrían tenido tanto éxito como compañeros de la realeza que, a lo largo de casi un siglo, se ha registrado una constante llegada de estos perros al Japón. De hecho, hay documentos históricos que confirman que varios mensajeros japoneses, quienes eran enviados a China durante la Dinastía Tanga (618-910 d.C), y a Corea del Norte durante la Dinastía Po H’ai (9698-926 d.C), regresaban a Japón con ejemplares de estos perros. Además, hay evidencias de que, durante el shogunato Tokugawa (1680 – 1709), los perros chin japoneses eran presencia obligatoria en el Castillo de Edo.

Pese a su inmenso éxito en las sociedades asiáticas, esta raza de perros japoneses solo se introducirían en el Occidente a mediados del siglo XVII. Se cuenta que un capitán británico de nombre Searles, habría llevado uno de estos peludos de China a Inglaterra. Casi 250 años después, en 1853, los chin japoneses llegarían al continente americano, y más precisamente a los Estados Unidos, de la mano del Comodoro Perry.

Desde entonces y durante muchas décadas, el chin japonés o spaniel japonés ha sido considerado un perro faldero de las damas de alta sociedad. Pero, con el pasar del tiempo, su tenencia empezaría a popularizarse hasta convertirse en el perro de compañía ampliamente extendido que es a los días de hoy.

Características del chin japonés o spaniel japonés

Se trata de un perro de talla pequeña y cuerpo bien proporcionado, de aspecto elegante y abundante pelaje. La altura a la cruz es de aproximadamente 25 cm y, cuando el perro es visto de perfil, su estatura debe ser casi igual a la longitud del cuerpo. No existen grandes diferencias de tamaño entre machos y hembras de esta raza de perros japoneses. Pero, se observa que las hembras tienden a ser ligeramente menores que los machos y su cuerpo es apenas alargado.

En el cuerpo del spaniel japonés, se aprecia un lomo amplio y ligeramente arqueado, un pecho profundo y moderadamente amplio, así como el vientre bien recogido. El cuello es bastante corto y el perro siempre lo mantiene erguido. Por otro lado, la cola está recubierta por abundante pelo largo y es llevada sobre el dorso.

Los chin japoneses también se caracterizan por la cabeza ancha y redondeada, pero nunca pesada ni demasiado grande en relación al cuerpo. El stop o depresión naso-frontal es profundo y dentellado. En la región facial del spaniel japonés, destacan los siguientes rasgos:

  • La nariz debe estar en línea recta con los ojos y la caña nasal es muy corta y ancha: el color de la trufa del chin japonés puede ser negro o encarnado intenso, siempre en armonía con el color de su pelaje.
  • Ojos grandes: pero no exageradamente, redondos y están bien separados entre si. El color es siempre negro brillante.
  • Orejas largas y colgantes: típicas de los perros spaniel, con formato triangular y colocadas bien separadas. Las orejas del chin japonés están cubiertas de pelo largo y abundante.
  • Los dientes deben ser blancos, fuertes y bien alineados: sin signos de sarro o maloclusión.
  • La mordida es preferiblemente nivelada: pero se acepta la mordida en tijera y un suave prognatismo.

Colores del chin japonés o spaniel japonés

Todo el cuerpo del chin japonés está cubierto de abundante pelo liso, largo y sedoso, excepto en la región facial. Las orejas, el cuello, los muslos y la cola deben exhibir abundantes flecos.

Respecto de los colores del chin japonés o spaniel japonés, la FCI sólo define como aceptable el blanco con manchas negras o rojas. Además, según su estándar racial, es preferible que las manchas estén simétricamente distribuidas desde alrededor de los ojos sobre todas las orejas, así como en el cuerpo. También es deseable que el perro exhiba una lista amplia y de color blanco desde el hocico hasta la corona.

Carácter del chin japonés o spaniel japonés

Como toda raza de perro originalmente criada como perro de compañía, el chin japonés tiene un temperamento dulce y cariñoso que realmente cautiva a todos a su alrededor. Es un peludo muy devoto a su tutor y al que le encanta compartir tiempo con su familia humana, especialmente si recibe caricias o invitaciones para jugar.

También es un perro muy curioso y predispuesto a agradar a sus humanos favoritos. Ambas características son muy favorables a la hora de educar al chin japonés, que suele responder muy bien al refuerzo positivo. De hecho, la raza figura en el ranking de los perros más inteligentes elaborado por Stanley Coren, mostrando una mediana facilidad a la hora de asimilar una amplia gama de órdenes de obediencia, trucos y tareas mediante una adecuada motivación.

Pero, no todo es de color rosa cuando se adopta a un spaniel japonés. Estos peludos también demandan atención constante y pueden sufrir mucho con la soledad. Además, cuando el chin japonés no es correctamente socializado y educado desde una temprana edad, son altas las probabilidades de que se convierta en un perro “posesivo”, ladrador empedernido o destructor.

Cuidados del chin japonés o spaniel japonés

El chin japonés es un perro bastante enérgico e incluso algo inquieto, por lo que necesita mantener activos su cuerpo y su mente para poder conservar un comportamiento equilibrado en el día a día. Felizmente, al tratarse de un perro pequeño, resulta relativamente sencillo proveerle una adecuada rutina de ejercicios. Tres o cuatro paseos diarios de entre 20 y 30 minutos cada, deberían ser suficientes para que el spaniel japonés gaste energía y se ejercite.

Pero, esta rutina de paseos debe combinarse con un buen enriquecimiento ambiental para brindar al chin japonés también una óptima estimulación mental. Ello será clave para prevenir síntomas de estrés y aburrimiento, así como problemas de conducta asociados a la destructividad o la ansiedad por separación.

Pasando a los cuidados relacionados con la salud y la higiene del chin japonés, es fundamental poner atención a los siguientes puntos:

  • Alimentación: todo perro, ya sea de raza “pura” o mestizo, necesita tener acceso a una alimentación completa y compatible con los requerimientos nutricionales de su edad. Además, es clave asegurarse de que el perro mantenga una buena hidratación, principalmente durante las épocas más cálidas. Para más información, consulta este artículo: “La alimentación del perro según su edad
  • Mantenimiento del pelaje: estos, quizás, sean los cuidados del spaniel japonés que más tiempo y dedicación demandan de sus tutores. Ello porque su hermoso manto largo requiere de cepillados regulares para mantenerse sano, libre de impurezas y de nudos o grumos. En épocas de muda, la frecuencia de los cepillados puede llegar a ser diaria. Aquí puedes consultar nuestras recomendaciones para cepillar el pelo de tu perro.
  • Baños: por otro lado, los baños pueden ser dados únicamente cuando el perro esté realmente sucio, ya que bañar al chin japonés excesivamente puede perjudicar su salud, eliminando la capa natural de grasa que recubre y protege su piel y pelaje.
  • Higiene facial: será fundamental limpiar los dientes del chin japonés regularmente para prevenir la formación del sarro y las enfermedades dentales asociadas. También es muy recomendable limpiar los ojos y, principalmente, las orejas colgantes del spaniel japonés, para prevenir la acumulación de suciedades y humedad, que pueden ocasionar otitis y otros problemas. Descubre aquí "Cómo limpiar las orejas de un perro correctamente".

Por último, pero no menos importante, no olvides la importancia de la medicina preventiva para preservar la buena salud de tu mejor amigo. Aplicarle las vacunas esenciales previstas en el calendario para perros, realizar las desparasitaciones periódicas contra parásitos internos y externos, y llevarlo al veterinario al menos una o dos veces al año, son las pautas preventivas más básicas.

Educación del chin japonés o spaniel japonés

Cuanto antes empieces a educar al chin japonés, más fácil y rápido será la asimilación de las conductas y órdenes que quieres enseñarle. De hecho, lo ideal es que la educación de cualquier perro se inicie desde su llegada al hogar, y preferiblemente durante sus primeros meses de vida. Para ayudarte en este proceso, en ExpertoAnimal preparamos la siguiente guía: “Cómo empezar a educar a un cachorro”.

Otro pilar de la educación del spaniel japonés será la socialización temprana, que debería empezar antes de su tercer o cuarto mes de vida. Por seguridad, no se recomienda sacar a la calle a los cachorros sin vacunas, pero puedes empezar a socializar a tu pequeño compañero presentándolo a otros perros y animales que sepas que están sanos, vacunados y desparasitados, ya sea en tu casa o en un entorno seguro, así como a personas ajenas a su núcleo familiar. Luego, cuando tu compañero haya completado su primer ciclo de vacunas, podrás comenzar a pasearlo en las calles para que siga interactuando con una mayor variedad de individuos, estímulos y entornos.

Este también será el momento ideal para enseñar a tu cachorro a hacer sus deposiciones en la calle y empezar a presentarle algunas ordenes básicas de obediencia para fomentar un comportamiento más confiable dentro y fuera del hogar. Si te gustaría adiestrar a tu perro en casa (y es muy recomendable que lo hagas), deberás hacer sesiones de adiestramiento cortas (de 10 a 15 minutos), y empezar por las órdenes más sencillas, trabajándolas siempre una a una hasta que tu peludo pueda reproducirlas de una manera fluida.

Salud del chin japonés o spaniel japonés

Pese a que es un perro bastante sano y resistente, el chin japonés tiene cierta predisposición genética a desarrollar las siguientes afecciones:

  • Luxación de rótula.
  • Cataratas.
  • Epilepsia.
  • Soplos cardíacos: que pueden manifestarse incluso en perros jóvenes.
  • Enfermedad de Tay-Sachs: también llamada gangliosidosis GM2, esta es una afección neurológica degenerativa bastante rara y con altísima tasa de mortalidad. Por ello, se recomienda que los cachorros sean testeados tempranamente para esta enfermedad, y se desaconseja fuertemente la reproducción de individuos diagnosticados.

La esperanza de vida del spaniel japonés se calcula entre 12 y 14 años, pero algunos individuos pueden llegar a vivir más en condiciones óptimas.

Dónde adoptar a un chin japonés o spaniel japonés

Desde ExpertoAnimal, no fomentamos la compraventa de animales de compañía, tanto porque esto supone tratarlos como una mercancía, como porque hay suficientes evidencias de que esta práctica contribuye al aumento de los casos de abandono y al incremento de la población callejera.

Por ello, si te gustaría tener un mejor amigo con características físicas y comportamentales similares a las del chin japonés o de un perro de tipo spaniel, nuestro consejo es que entres en contacto con una protectora o refugio de animales de tu región, y agendes una visita para conocer los perros disponibles para adopción. Allí tendrás grandes probabilidades de encontrar un peludo compatible con tu personalidad, tu estilo de vida e incluso con tus preferencias estéticas. Además, este perro será el más agradecido y devoto compañero que podrías soñar en tener en tu vida.

Y si tienes dudas sobre el proceso adoptivo, no dejes de leer el siguiente artículo: “¿Cómo adoptar un perro?”. Por otro lado, si ya tienes un perrito en tu hogar o está por llegar uno, te recomendamos que te hagas con una placa personalizable con su nombre y datos más importantes, como la dirección donde vive o un teléfono de contacto. Así, si se pierde, podrán ayudarlo.

Bibliografía

Fotos de Chin japonés o spaniel japonés

Artículos relacionados

Sube la foto de tu Chin japonés o spaniel japonés

Sube la foto de tu mascota
Escribir comentario
Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Cómo valorarías esta raza?
1 de 5
Chin japonés o spaniel japonés