Perros

Perdiguero frisón

 
Perdiguero frisón

El perdiguero frisón, conocido como Stabyhoun o Stabij en holandés, es una raza de perro originaria de los Países Bajos, y en especial de la región de Frisia, donde fueron históricamente entrenados para desempeñarse en actividades de cacería, principalmente como perros de muestra (o pointer en inglés). Su nombre derivaría de la combinación de la expresión "sta me bij" en holandés, que puede traducirse al español como “quédate conmigo”, con la palabra Frisia “houn” que significa “perro”.

Durante muchas décadas, esta raza canina era desconocida fuera de su país natal, y hasta los días de hoy cuenta con una reducida población mundial y su crianza sigue estando muy entrelazada a la práctica de la “caza deportiva”. No obstante, por su notable belleza y temperamento muy leal, los perdigueros frisones pueden convertirse también en grandes compañeros de personas y familias con un estilo de vida activo, siempre y cuando tengan acceso a un adecuado proceso de educación y socialización.

Si estás buscando el mejor amigo “perfecto” para compartir tu hogar y tu día a día, sigue leyendo esta ficha de ExpertoAnimal para conocer mucho más sobre la apariencia, el comportamiento del perdiguero frisón y enfermedades, así como de los cuidados esenciales para brindarle una óptima calidad de vida. ¿Empezamos?

Origen
  • Europa
  • Países Bajos, Holanda
Clasificación FCI
  • Grupo VII
Altura
  • 15-35
  • 35-45
  • 45-55
  • 55-70
  • 70-80
  • Más de 80
Peso adulto
  • 1-3
  • 3-10
  • 10-25
  • 25-45
  • 45-100
Ideal para
Clima recomendado
Tipo de pelo
Nivel de adiestramiento
Índice
  1. Origen del perdiguero frisón o Stabyhoun
  2. Características del perdiguero frisón
  3. Carácter del perdiguero frisón
  4. Cuidados del perdiguero frisón
  5. Educación del perdiguero frisón
  6. Salud del perdiguero frisón
  7. Dónde adoptar un perdiguero frisón

Origen del perdiguero frisón o Stabyhoun

Esta raza de perros se ha originado en el territorio que hoy conforma el Reino de los Países Bajos. Es muy emblemático de la histórica provincia de Frisia, donde solía desempeñarse como perro de muestra en las extensas regiones boscosas, indicando la ubicación de las “piezas” cazadas por sus propietarios, que eran sobre todo aves silvestres.

Si bien es difícil determinar con exactitud cuándo han surgido los primeros ejemplares de esta raza, hay abundantes registros de perros con una apariencia general muy similar a la del perdiguero frisón en pinturas realizadas al menos desde el siglo XVII.

Lo que sí se sabe es que sus orígenes están íntimamente relacionados con el perdiguero de Drente y el pequeño Münsterländer, y que los perdigueros frisones se han desarrollado junto a otra raza de perros neerlandeses típicos de la región de Frisia conocidos como Wetterhoun. De hecho, durante muchas décadas, ha sido una práctica muy común cruzarlos entre sí, y sería solo a partir del siglo XX que un grupo de entusiastas se interesaría por desarrollar individuos más “puros” de cada raza, ya que los intensos cruces estaban poniendo en riesgo la perduración de los rasgos físicos y comportamentales típicos de cada una de ellas.

Luego de años de trabajo, ambas razas han logrado ser reconocidas oficialmente en 1942 y el primer estándar del perdiguero frisón se publicaría en 1944, tres años antes de la fundación de la Asociación Holandesa de Staby y Wetterhounen (NVSW). En la actualidad, el perdiguero alemán es reconocido por la gran mayoría de las federaciones caninas internacionales, incluso por la FCI, que la incluye en la sección 1.2 del Grupo 7, donde están reunidos los perros de muestra continental de tipo spaniel con prueba de trabajo.

No obstante, y a pesar de que esta raza haya ganado cierta popularidad dentro de Europa e incluso haya llegado al continente americano antes de los años 2000, sigue siendo una raza de perros poco común de la cual se registran alrededor de 7.000 individuos en todo el mundo.

Características del perdiguero frisón

Hablamos de un perro de talla mediana, de complexión poderosa, pero no muy robusto, y un cuerpo ligeramente más largo que alto con la grupa ligeramente inclinada. Según el estándar de la FCI, el dimorfismo sexual debe ser inconfundible, siendo que los individuos machos alcanzan una altura a la cruz de 50 cm a 53 cm, mientras que las hembras tienen de 48 cm a 50 cm de altura, permitiéndose una variación de 2 cm por encima o por debajo del tamaño ‘ideal’ en ambos sexos.

La cabeza del perdiguero frisón es seca, sin labios colgantes ni papada, con un tamaño proporcional al cuerpo del perro. Su longitud supera ligeramente el ancho, mientras que la longitud del hocico es casi igual a la longitud desde el stop hasta el occipucio. Hablando del stop o depresión naso-frontal, es importante resaltar que el cráneo del perdiguero frisón se inclina hacia la parte delantera gradualmente, de forma que el stop parece más marcado gracias al desarrollo de las cejas.

La trufa está bien desarrollada con fosas nasales bien abiertas y tiene color negro en los perros de pelaje negro y blanco, y color marrón en los individuos con manto marrón y blanco. También en la región facial, nos encontramos con unos ojos redondeados de tamaño mediano y situados horizontalmente, cuyo color es marrón oscuro en los perros con manto negro y blanco, y de color marrón más claro en los peludos con pelaje marrón y blanco. A su vez, las orejas del perdiguero frisón son moderadamente largas, llegando hasta la comisura de la boca, y tienen la forma de una paleta no redonda, sin terminar en punta. Se insertan en una línea imaginaria dibujada desde la punta de la trufa a través de la esquina interna de los ojos.

Colores del perdiguero frisón

El manto del perdiguero frisón es liso y de mediana longitud, siendo más tupido en el pecho, cuello, calzones y cola. Hay presencia de lanilla interna y algunos individuos pueden tener pelos ligeramente ondulados en la grupa. Respecto a los colores del perdiguero frisón, el estándar de la FCI define que se trata de un “perro bicolor negro o marrón con marcas blancas, pero también se admiten salpicaduras negras o marrones”. Ambos colores se presentan con o sin manchas y la cabeza del perro puede ser marrón o negra, con o sin listas. No obstante, es importante resaltar que la presencia de otros colores o patrones en el pelaje de un perro no determinan su belleza ni su personalidad y comportamiento.

Cómo es el cachorro de perdiguero alemán

La apariencia de un cachorro de perdiguero frisón es relativamente similar a la de un border collie cachorro, incluso por el patrón bicolor negro y marrón de su pelaje. No obstante, a medida que el pequeño se desarrolla las diferencias entre estas razas se vuelven evidentes. También es interesante mencionar que el pelaje que recubre todo el cuerpo de los perdigueros frisón cachorro es mucho menos voluminoso, sobre todo en las regiones donde encontramos un pelaje más tupido en los individuos adultos. No obstante, lo más importante es tener en mente que la infancia es un periodo crítico para el óptimo desarrollo físico, cognitivo y social de todos los perros, ya sea mestizos o de raza.

En este sentido, para evitar que tu cachorro de perdiguero frisón tenga dificultades de aprendizaje o problemas de comportamiento a lo largo de su vida, el primer paso es no separarlo prematuramente de su madre y sus hermanos, ya que hasta completar el periodo de destete, la “perra madre” será la responsable de enseñar a sus crías los principios básicos de la conducta social y la comunicación de los perros, así como los límites del juego. Luego de llegar a su nuevo hogar, tu pequeño perdiguero frisón poco a poco desarrollará una serie de comportamientos exploratorios para comenzar a explorar e interactuar con este nuevo entorno y los individuos y recursos que allí se encuentran. Aquí son comunes prácticas como llevarse casi todo lo que encuentra a la boca, morder diferentes objetos del hogar o prendas de ropa, o incluso proferir leves mordiscos.

Carácter del perdiguero frisón

Es un perro muy independiente, pero extremadamente cariñoso y leal a los miembros de su núcleo familiar. Además, destaca una enorme versatilidad (que, según cuentan, habría inspirado su nombre en el antiguo idioma frisón) y también cierta obstinación, aunque puedan responder bien al adiestramiento, siempre y cuando sean bien estimulados mediante el correcto uso del refuerzo positivo. No obstante, su tenencia no es muy recomendable para tutores principiantes, pues su educación demanda paciencia y conocimiento, ni para quienes buscan un típico “perro faldero”.

Por lo general, los perdigueros frisones disfrutan más vivir en el campo o en hogares más amplios con un buen espacio al aire libre. Y aunque no son hiperactivos en el día a día, sí necesitan hacer bastante ejercicio para mantener un comportamiento equilibrado y se adaptarán mejor a personas y familias que también disfrutan de llevar una vida activa.

Además, el perdiguero alemán es un perro muy seguro de sí, por lo que los problemas de conducta relacionados con el miedo excesivo y la agresividad suelen ser el claro resultado de una mala socialización y/o una exposición sistemática a regaños, castigos físicos u otros tipos de maltrato animal.

Cuidados del perdiguero frisón

En el día a día, los perdigueros frisones deberán recibir los cuidados fundamentales para todo y cualquier perro, que se basan en las siguientes pautas:

  • Alimentación: el perdiguero frisón necesitará una alimentación completa y equilibrada, independientemente del tipo de dieta que elijas ofrecer a tu peludo, es indispensable que esta sea compatible con los requerimientos nutricionales de cada etapa de su vida.
  • Ejercicio: un perro sedentario que vive en un ambiente empobrecido es más propenso a padecer síntomas de estrés, ansiedad por separación y problemas de comportamiento asociados a la destructividad. Para prevenir todo esto, aconsejamos fuertemente que inviertas en el enriquecimiento ambiental y, considerando el acentuado instinto cazador del Stabij, puede ser buena idea iniciarlo en el searching o sembrado para perros, que le permitirá desplegar sus habilidades olfativas y su inteligencia sin la necesidad de involucrarlo en actividades de cacería.
  • Higiene: como hemos visto, los ejercicios físicos regulares serán clave para que un perdiguero frisón se mantenga saludable a nivel físico y mental, previniendo problemas de conducta y facilitando la gestión de un peso saludable. Por ello, recomendamos que, más allá de hacer al menos tres paseos diarios con tu mejor amigo, evalúes los beneficios de iniciarlo en un deporte canino. El bello manto bicolor del perdiguero frisón necesitará cepillados regulares (al menos una o dos veces a la semana) para mantenerse brilloso y saludable, previniendo la acumulación de pelos muertos e impurezas (ten en mente que la frecuencia de los cepillados puede aumentar durante las épocas de muda). A su vez, los baños pueden reservarse para las ocasiones en las que tu peludo realmente esté sucio y necesite una higienización más profunda para eliminar suciedades y/o mal olores de su piel y sus pelos. Ten en mente que bañar excesivamente a tu perro contribuye para eliminar la capa natural de grasa que recubre y protege todo su cuerpo, dejándolo más vulnerable a numerosos problemas de salud. Y siempre que decidas bañar a tu perro en casa, recuerda usar productos naturales o aptos para uso canino.
  • Medicina preventiva: que se basa en la aplicación de las vacunas esenciales previstas en el calendario para perros, la realización de desparasitaciones periódicas contra parásitos internos y externos, y al menos una o dos visitas anuales al veterinario para verificar su estado de salud.

Hay que tener en cuenta la libertad de expresión del perro, ya que es una de las libertades básicas del bienestar animal y consiste en permitir que tu perro sea lo que es: un perro. Es decir, dejarlo expresarse y actuar como hacen los perros, sin someterlo a cualquier práctica de humanización ni a una sistemática reprensión de sus comportamientos instintivos o necesidades fisiológicas. En este sentido, es fundamental que estés consciente de que es tu responsabilidad, como tutor, enseñar a tu mejor amigo qué significa “portarse bien” antes de reprenderlo por “portarse mal”, así como elegir los métodos más beneficiosos con este propósito.

Educación del perdiguero frisón

Es fundamental que tomes muy en serio la educación de tu perro desde su llegada al hogar, y preferiblemente desde sus primeros meses de vida. Para ayudarte, en ExpertoAnimal te explicamos cómo empezar a educar a un cachorro y compartimos algunos consejos para educar perros adultos adoptados.

También durante la infancia, y preferiblemente antes de su tercer o cuarto mes de vida, es muy recomendable que empieces a socializar a tu cachorro de perdiguero frisón, para fomentar la asimilación de un mayor número de recursos para la gestión de sus propias emociones y optimizar el reconocimiento de una mayor diversidad de especies amigas. Por seguridad, no se recomienda sacar a la calle a los cachorros sin vacunas, pero puedes empezar a socializar a tu pequeño perdiguero presentándole a otros perros y animales que sepas que están sanos, vacunados y desparasitados, ya sea en tu casa o en un ambiente neutral con condiciones salubres. Una vez hayas completado su primer ciclo de vacunas obligatorias y las primeras desparasitaciones, podrás comenzar a pasear a tu cachorro en la calle y otros sitios al aire libre para darle la oportunidad de seguir interactuando con una mayor variedad de individuos, entornos y estímulos.

Esta también será la ocasión perfecta para enseñar a tu cachorro a hacer sus deposiciones en la calle y comenzar a presentarle algunas ordenes básicas de obediencia para estimular su inteligencia y fomentar un comportamiento más estable dentro y fuera del hogar. Aquí ingresamos más propiamente en el terreno del adiestramiento canino, que no es lo mismo que la educación, pero resulta igualmente necesario para el óptimo desarrollo físico y cognitivo del perdiguero frisón. Y si te gustaría adiestrar a tu perro en casa (y recomendamos que lo hagas), recuerda seguir una lógica progresiva a la hora de enseñarle, empezando con las órdenes más sencillas y trabajándolas siempre una a una hasta que tu peludo sea capaz de reproducirlas de una manera fluida.

Además, es importante hacer sesiones de adiestramiento cortas (de no más de 15 minutos) para no sobrecargar a tu mejor amigo, y elegir cuidadosamente el entorno donde llevas a cabo dichas sesiones, ya que un exceso de estímulos visuales, sonoros y olfativos desviarán fácilmente su foco de atención. Para más consejos, te invitamos a conocer los 5 trucos de adiestramiento canino que todo tutor debe conocer.

Salud del perdiguero frisón

Cuando recibe todos los cuidados fundamentales para garantizar su bienestar físico y mental, los perdigueros frisones se convierten en perros muy fuertes y versátiles, cuya esperanza de vida promedio se sitúa alrededor de los 13 años, pudiendo alcanzar hasta 15 años en condiciones óptimas.

Aunque el perro Stabyhoun no muestre una expresiva predisposición genética a la mayoría de las enfermedades hereditarias que afectan comúnmente a las razas caninas más, se informa una moderada incidencia de las displasias de cadera y de codo, principalmente en individuos de edad avanzada o que han sido expuestos a actividades físicas muy intensas a lo lardo de sus vidas.

Además, tienen una pequeña, pero no subestimable, propensión a la epilepsia, a la meningitis-arteritis que responde a esteroides (SRMA), que es una de las enfermedades inflamatorias del sistema nervioso central más comunes en los perros, y a una afección cardiaca congénita conocida como “conducto arterioso persistente” que se caracteriza por una abertura constante situada entre los dos principales vasos sanguíneos que salen del corazón.

Dónde adoptar un perdiguero frisón

En ExpertoAnimal, no fomentamos la crianza de perros y otros animales con fines comerciales, pues entendemos que el abandono es una triste realidad que condena a miles de animales a sobrevivir en condiciones de extrema precariedad y que tiene serias repercusiones en términos de salud pública.

Por ello, si te gustaría tener un compañero con características físicas y comportamentales similares a las de un perdiguero frisón, nuestro mejor consejo es que entres en contacto con un refugio o una protectora de animales que estén ubicados cerca de dónde vives para agendar una visita y conocer los perros disponibles para adopción. Allí tendrás grandes probabilidades de encontrar a un peludo compatible con tus expectativas, tu personalidad y tu estilo de vida y que, además, será el compañero mucho más agradecido y devoto de lo que te imaginas. Y si tienes dudas sobre el paso a paso del proceso adoptivo, no dejes de echar un vistazo al siguiente artículo: “¿Cómo adoptar un perro?”.

Bibliografía
  • AKC – American Kennel Club: Stabyhoun. Disponible para consulta en: https://www.akc.org/dog-breeds/stabyhoun/
  • FCI – Federation Cynologique Internationale: Estándar Nº. 222 - Stabyhoun. Versión digital en español (pdf): http://www.fci.be/Nomenclature/Standards/222g07-en.pdf
  • The UK Stabyhoun Association. Sitio web official: https://stabyhounuk.com/

Fotos de Perdiguero frisón

Artículos relacionados

Sube la foto de tu Perdiguero frisón

Sube la foto de tu mascota
Escribir comentario
Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Cómo valorarías esta raza?
1 de 8
Perdiguero frisón